¿Estás pensando montar un estudio en casa? ¿No sabes por dónde empezar? Hoy te traigo algunas ideas, ¿quieres verlas?

Muchos sois los lectores que comenzáis en la fotografía como hobby y vais dando pasitos hasta hacer de este arte vuestra profesión. O al menos os encargan algunos trabajos. También los hay tan aficionados que se montan un estudio en casa por el simple placer de practicar, aprender o disfrutar de la fotografía de estudio sin salir de casa ;). Ya sabemos que cuando uno se sumerge en este océano de la fotografía y queda atrapado de verdad ya no puede salir, al contrario, cada vez desea bucear a mayor profundidad ;).

Antes de seguir, te aclaro que son ideas, no significa que necesites todos y cada uno de estos accesorios, porque no necesitarás lo mismo para fotografiar macro que retratos; o fotografía de producto que recién nacidos. Así que no te agobies, tu experiencia te dirá qué es lo que vas necesitando.

1. Trípode

Bien, este es el accesorio más básico en un estudio. Si aún no tienes uno, te recomiendo que comiences por aquí porque te servirá para trabajar con velocidades lentas, cuando no haya luz suficiente o cuando no tengas ayudante y/o modelo con quien practicar los retratos, por poner algunos ejemplos. Trípodes los hay de muchos tipos y para según qué necesidades, los hay baratos, por menos de 100 euros, pero si quieres de verdad un trípode bueno, que te dure y para hacer trabajos profesionales, echa un vistazo este artículo donde te dará pistas para comprarte el mejor trípode que se adapte a tus necesidades.

Vanguard Alta+ 263AGH - Trípode completo (aluminio), negro
Precio: --

2. Flash

El flash es otro accesorio que no podrá faltarte en un estudio (salvo que tengas otras fuentes externas de iluminación). Y no, no me refiero al flash integrado, olvídate de él, hablo de un flash externo. Aquí tienes la guía definitiva para comprar tu próximo flash, donde Iaio te explica todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar el tuyo. No obstante, aquí te dejo una recomendación (el del enlace es para Canon, pero también lo tienes para Nikon, Pentax, Sony y Olympus/Panasonic, con sus variaciones de precio).

Y si buscas algo más económico, echa un vistazo aquí, donde tienes otras opciones de menor precio para que puedas decidir qué es lo que mejor se adapta a tus necesidades y presupuesto ;).

3. Ventana de luz

En un estudio necesitas luz. Puedes utilizar una ventana de luz natural, de hecho es recomendable, pero si no tienes más remedio que montar el estudio en un garaje; si vas a hacer fotos cuando sales del trabajo y la única luz que natural que queda es una bola blanca en el cielo llamada luna, o el edificio que hay frente a tu ventana te roba todos y cada uno de los rayos del sol, lo más probable es que acabes necesitando de una fuente de luz continua, como esta ventana de luz. Te recuerdo que, si quieres conseguir luz difusa, cuanto mayor sean los objetos que vas a fotografiar, mayor deberá ser la ventana de luz. Piensa antes si vas a fotografiar objetos pequeños o personas, así podrás decidir el tamaño que mejor se ajuste a tus necesidades.

4. Caja de luz

Bien, este accesorio te servirá si piensas fotografiar objetos pequeños, para fotografía de producto, por ejemplo. Aquí tienes una portátil, aunque también puedes fabricarla tú ;).

5. Reflectores

Un aliado a la hora de controlar la luz es, sin duda, el reflector. Cualquier superficie que refleje la luz te servirá, sin embargo, si estás pensando en profesionalizarte, quizás deberías pensar en algo tipo el 5 en 1:

También tienes otras opciones como el paraguas:

6. Difusores

Habrá situaciones en las que busques luz dura para tus retratos, sin embargo, en muchas ocasiones buscarás difuminar la luz dura que entra por la ventana, o la del flash o incluso de la ventana de luz si se te queda “pequeña” en tamaño con repecto al motivo a fotografiar. Recuerda que el tamaño de la fuente está directamente relacionado con el tipo de luz.

Como difusor puedes utilizar el que viene en el reflector 5 en 1, un papel de seda blanco pegado al cristal de la ventana si es luz natural, una cortina blanca o una tela similar a esta:

También existen difusores específicos para el flash externo:

Y si lo tuyo son los retratos, no te olvides de tener en cuenta el Beauty Dish.

Si quieres saber más sobre reflectores y difusores, entra aquí.

7. Medidor de luz

Aquí tienes otra herramienta que te puede ser muy útil a la hora de controlar la iluminación, los hay de muchos tipos. En este artículo te hablamos del fotómetro por si quieres profundizar en este tipo de accesorios.

8. Cable remoto flash

El flash externo acoplado a la cámara es muchísimo más útil que el integrado de la cámara, pero si quieres sacarle todo el partido tendrás que poder dispararlo a distancia. Para ello necesitarás un cable o un disparador a distancia del flash, elige el tuyo. Aquí tienes uno universal:

9. Disparador remoto

Y ya que hablamos de disparos a distancia, no puede faltar un disparador remoto. Los tienes con o sin temporizador, de cable o sin él. Según tus necesidades, ya sabes… Pero es muy útil y es de los accesorios más económicos.

10. Pie de iluminación

Para colocar tus accesorios de luz existen los pies de iluminación, para el paraguas, el flash externo…

11. Fondos

Si es para fotografiar objetos pequeños te puede servir desde una cartulina hasta un rollo de papel continuo. Pero para motivos grandes, retratos… necesitarás otros accesorios como soportes, telas, etcétera.

También puedes buscar decorados similares a este:

12. Pinzas

Para telas, cartulinas o cualquier otro objeto que necesites sujetar durane tu sesión.

13. Taburete, sillón…

Si tienes intención de especializarte en retratos, no olvides hacerte con un buen taburete, mejor si tiene altura regulable. También puedes hacerte con una silla o un sillón retro, o muy cómodo, donde tus modelos puedan relajarse y te ayude a conectar mejor con ellos.

Dale descanso a tus modelos

14. Geles de colores

Para jugar, lograr efectos diferentes o divertidos, igual te interesan los geles de colores. También se puede usar papel celofán, pero ten en cuenta que el resultado no será el mismo y la variedad de colores disponible tampoco.

15. Para fotografiar bebés

El boom del new born no se ha frenado, todo lo contrario. Si optas por fotografiar recién nacidos y bebés, creo que este artículo te puede interesar.

 

Y si piensas que nos olvidamos de los presupuestos más bajos, te diré que no es así ;), tenemos un super artículo de bricofotografía, donde podrás descubrir cómo montar accesorios fotográficos caseros. No te lo pierdas, te sorprenderá ;).

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que te haya sido de utilidad y te haya ahorrado algo de trabajo. Si ha sido así, puedes ayudarme a ayudar a otras personas. Sólo tienes que compartirlo en tu red social favorita. Gracias y hasta pronto. ¡ Y suerte con tu nuevo estudio 😉 !

eBook Lightbook

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.