Que las cámaras EVIL o mirrorless hace tiempo que dejaron ser una curiosidad, es evidente. La cantidad de marcas que se han sumado a este tipo de cámaras sin espejo así como la cantidad de fotógrafos que han hecho mucho más que darles una oportunidad, las han convertido, sin duda, en cámaras de uso habitual. Porque cada vez son mejores, más competitivas, mejores en enfoque, tienen más complementos y de mejor calidad, etcétera. Las EVIL han venido a quedarse, no lo dudes. Y como Canon lo sabe, ha decidido, por fin, apostar fuerte en este campo. Tras algunas críticas en sus modelos sin espejo anteriores, parece que, ahora sí, ha acertado de pleno ;-).

Dirigida a…

Todos aquellos que quieran prestaciones y estilo Réflex pero en menor tamaño y peso. La Canon EOS M5 es una apuesta de la marca para todos aquellos fotógrafos que sueñen con un buen nivel de control y grandes imágenes pero cargando poco peso, sin perder ninguna de las ventajas de la Réflex. Tiene diales personalizables, es robusta (aunque muy ligera), con pantalla táctil, abatible, rápida en enfoque, con control de la exposición en los diales superiores, en definitiva, el diseño es un guiño claro a las Réflex pero en tamaño reducido.

Así que, si eres un iniciado en fotografía y lo que buscas es una cámara que te permita poner en práctica todo lo aprendido y exprimir todo su potencial sin tener que cargar con una cámara pesada, adelante, esta puede ser tu cámara. Y sobre todo, muy importante, si vienes de Canon, esta cámara es compatible con todos los objetivos con montura EF-S. ¿No está mal, eh? 😉

Características generales

  • Sensor: tipo CMOS de 22,3 x 14,9 mm con 24,2 MP efectivos
  • Procesador de imagen: DIGIC 7
  • Sensibilidad ISO: 100 – 25.600
  • Montura del objetivo: EF-M (los objetivos EF y EF-S son compatibles mediante el adaptador de montura EF-EOS M)
  • Distancia focal: Equivalente a 1,6x la longitud focal del objetivo
  • Estabilizador de imagen: Estabilizador Óptico de la Imagen en objetivos compatibles
  • Enfoque: Sistema AF Dual Pixel CMOS. Píxeles de detección de fase incorporados en el sensor de imagen con 49 puntos de AF
  • Velocidad de obturación: 30-1/4.000 s y Bulb
  • Visor electrónico: OLED (tipo 0,39) de aprox. 2.360.000 píxeles y cobertura del 100%
  • Pantalla LCD táctil
  • Flash incorporado: Número de guía 5 (a 100 ISO)
  • Modo de disparo: Escena inteligente automática, híbrido automático, Creative Assist, SCN (Selfie, Retrato, Paisaje, Primer plano, Deportes, Comida, Barrido, Escena nocturna sin trípode, Control contraluz HDR), filtros creativos (Efecto Blanco y Negro Granulado, Enfoque Suave, Efecto Ojo de Pez, Efecto Óleo, Efecto Acuarela, Efecto Cámara de Juguete, Efecto Miniatura [fotos y vídeo], Alto Rango Dinámico), AE programada, AE con prioridad de obturador, AE con prioridad de abertura, Exposición manual, Personalizado (x2), Vídeo (Vídeo con exposición automática, Vídeo con exposición manual, Vídeo time-lapse)
  • Disparo continuo: 9fps hasta 26 fotogramas en JPEG
  • Tipo de vídeo: MP4
  • Funciones personalizadas: 12 botones/ diales personalizables
  • Conectividad: WIFI, NFC y Bluetooth
  • Peso: 427gr
  • Dimensiones:  (An x Al x Prof.) 115,6 x 89,2 x 60,6 mm

Precio

Con el objetivo del kit: EF-M 15-45 S la puedes encontrar por -- en Amazon.

 

 

Lo mejor

El diseño de esta cámara, una réflex en miniatura pensada para que todos aquellos que disfrutan y aprovechan las características de la réflex a nivel de prestaciones y diseño (colocación y tipo de diales, robustez…), expriman todo su potencial, permitiendo incluso personalizar muchos de ellos (en concreto 12 diales).

También destacan un enfoque mucho más rápido y mejorado con respecto a otros modelos de la misma marca, un buen rango dinámico, un visor incorporado de buena calidad, así como su pantalla táctil y abatible, un buen nivel de nitidez y calidad de imagen y todo ello en una cámara que se puede manejar con una mano.

Y, para mí, un factor decisivo: la posibilidad de adaptar objetivos EF-S de Canon, lo que abre las posibilidades hasta el infinito (o casi), ya que suele ser un pero (cada vez menos, pero en algunas marcas lo es) la falta de variedad en los objetivos compatibles con estas cámaras sin espejo, o el tener que comprar adaptadores u objetivos que, en muchas ocasiones se disparan de precio.

Inconvenientes

No graba vídeo en 4K  y no es el punto fuerte de esta cámara. Si la quieres para vídeo, no es tu modelo ideal, aunque te será más que suficiente para grabar vídeos sin más pretensiones.

Al ser una cámara pequeña, funciona bien con objetivos de menor tamaño, los objetivos más voluminosos, lógicamente, la descompensan. Siempre puedes echarle un vistazo a un pancake o a focales fijas como el rey de los objetivos, el príncipe, un 35mm, etcétera.

Galería

Conclusiones

Sin duda, esta cámara es una buena apuesta para todo aquél enamorado de las cámaras Réflex pero cansado de su peso. Tener las mismas prestaciones, un diseño inspirado en ellas y además tener todas las ventajas de una EVIL en cuanto a tamaño, peso y flexibilidad no es algo que encontremos cada día ;-).

¿Qué te ha parecido? ¿No está mal, eh? 🙂 Espero que te haya gustado este análisis de la Canon EOS M5. Si es así, por favor, compártelo para que nuestro trabajo llegue y ayude a más gente. Muchas gracias y hasta la próxima.

Canon EOS M5 - Cámara EVIL de 24.2 MP (pantalla táctil de 3.2'', DIGIC, NFC, CMOS, Bluetooth, ISO, EF lenses, Remote Shooting, Full HD, WiFi) negro - kit cuerpo con objetivo EF-M 15-45 S
Precio: --

Una Respuesta

  1. Javier Muñoz Tubet

    Una maravilla. Me la compite hace más o menos un año y desde entonces no he utilizado mi Canon 6D nada más que día veces para trabajos completos y lo más curioso es que no la hecho en falta en mis viajes. Saludos.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.