¿Cuántas veces te has quejado de la falta de inspiración? ¿Cuántas de que no tienes lugares bonitos para fotografiar a tu alrededor? ¿Cuántas has culpado a tu entorno de tenerte lejos de las musas? Es hora de dejar de lamentarse y autocompadecerse y buscar soluciones.

Para hacer bonitas fotografías no necesitas viajar a India ni estar en la orilla del mar para capturar un atardecer. Necesitas tener ganas de disparar, ¿las tienes? Si es así te voy a dar un motivo que seguro tienes cerca y algunos consejos para fotografiarlo. Se trata del árbol.

Ventajas de fotografiar un árbol

¿Por qué un árbol? Pues porque siempre hay alguno cerca, no se mueve, puedes fotografiarlo entero, aislado, acompañado, por detalles, con o sin hojas… ofrecen distintos colores, puedes trabajar el enfoque y la profundidad de campo. Es un elemento perfecto para practicar fotografía y lograr imágenes atractivas e incluso espectaculares. Todo depende de ti, de tus ganas y de estos trucos 😉

1. Silueta

Una buena opción es fotografiar su silueta a contraluz. De esta forma practicas el contraluz y logras imágenes de lo más atractivas. Bien de sus ramas, su copa, el tronco o los animalitos que en él anidan. Los mejores momentos para esta captura son el amanecer y el atardecer, si quieres saber más de cómo lograr una silueta aquí lo tienes explicado paso a paso.

Silueta a contraluz

Silueta a contraluz

2. En las distintas estaciones

Cuatro estaciones

Cuatro estaciones

Esta es una gran idea, aunque ten en cuenta que es a largo plazo, pues vas a necesitar prácticamente un año para llevar a cabo este pequeño proyecto y ver los resultados. Si te estás preguntando por qué merece la pena embarcarse en algo así, te diré que es una buena forma de entender la luz y cómo afecta al paisaje, además de observar cómo un mismo motivo puede ofrecer imágenes tan diferentes una de la otra.

Para ello tendrás que encontrar un árbol con un entorno atractivo, o al menos buscar un encuadre y una composición interesantes. Apunta bien las coordenadas y la distancia focal utilizada, pues la vas a necesitar más veces. Lo bonito es que sea exactamente la misma foto en las distintas estaciones del año.

3. Noche y estrellas

Si eres un ave nocturna o te atrae la noche para fotografiar, no dejes de inmortalizar un árbol abrazado por las estrellas y la oscuridad. Te sorprenderán los resultados.

En este caso te será imprescindible un trípode, además, será mejor que esperes a una noche sin viento ni nubes y en un lugar en el que no haya demasiada contaminación lumínica.

El abrazo de las estrellas

El abrazo de las estrellas

4. Blanco y negro

Además de que nos encanta el blanco y negro y os lo recomendamos con asiduidad, es que resulta que un árbol en escala de grises queda muy favorecido porque, entre otros aspectos, se destacan las texturas del tronco y se resaltan las líneas de las ramas. Mira este ejemplo, ¿no es para enamorarse a primera vista?

Blanco y negro

Blanco y negro

5. Minimalismo

Árbol minimal de @albertgf

Árbol minimal de @albertgf

Menos es más, lo digo y lo repito por enésima vez 😉 A veces nos complicamos demasiado la vida con los elementos dentro de un encuadre cuando lo que más suele impactar es una imagen limpia, ordenada y con pocos motivos.

6. Nadir o el arte de mirar hacia arriba

Pero no hacia arriba como se mira a un edificio, o sea, un contrapicado, sino desde un ángulo nadir, de forma perpendicular al suelo o lo máximo posible.

Cambiar la perspectiva puede ser la solución a problemas de fondo, de encuadre, de contraluz, etcétera, y no sólo eso, cambiar el ángulo también implica lograr un mayor impacto en el espectador, atraer su atención, captar su mirada y dejar que repose sobre tu imagen durante mayor tiempo o, lo que es lo mismo, atraparle con tu obra. De esta forma podrás fotografiar el corazón de un árbol como si el espectador estuviera justo en lo alto del tronco, o un conjunto de árboles que se abrazan en círculo. Cualquiera de estas imágenes puede resultar muy interesante.

7. Ramas y otros detalles

Otra de las bondades de fotografiar un árbol es que ofrece diferentes elementos, las hojas, las ramas, las raíces, la corteza del tronco, e incluso musgo u otra vegetación que crezca en él. Captura sus detalles, obsérvalo bien, por arriba, por abajo y por todos lados. Seguro que tu árbol guarda un montón de secretos, cuéntanoslos.

Captura sus detalles

Captura sus detalles

8. Encuentra vida

Los árboles tienen secretos y anidan vida. Pájaros, orugas, ardillas, lagartijas y un montón de animalitos utilizan los árboles para reposar, vivir, pernoctar, cortejar, alimentarse… Si lo tuyo es el macro busca cualquier indicio de vida y rescátalo con tu cámara.

Encuentra vida

Encuentra vida

9. Retrata sus frutos

De lo más orgulloso que se puede sentir un árbol es de sus frutos, igual que un padre de un hijo, un árbol regala cada temporada lo mejor de sí mismo. Anticípate y entérate bien de cuándo da sus frutos, cuándo está en pleno esplendor y aprovecha la hora del día que mejor te venga en cuanto a iluminación. Si disparas a primera hora de la mañana o a última de la tarde podrás aprovecharte de una luz más difusa y sin sombras muy marcadas.

Regala sus frutos

Regala sus frutos

10. En flor

Si hay algo de lo que un árbol se puede sentir más orgulloso que de sus frutos es de su flor. El árbol se muestra en todo su esplendor cuando florece, es pura poesía. Hay quien viaja miles de kilómetros para fotografiar los cerezos en flor japoneses, por algo será… Y oye… que no hay que irse tan lejos si no puedes 😉 están los cerezos del Valle del Jerte, la floración de los melocotoneros de Cieza o los almendros del sur y el levante, por no hablar de los naranjos de Sevilla. ¿Sigo?

Utiliza una apertura amplia y verás cómo destacan tus flores.

La belleza del árbol en flor

La belleza del árbol en flor

11. Cuida la composición

Por muy bonito que sea un árbol, o sus hojas o sus ramas, no debes descuidar la composición. Eso no significa que cumplas las reglas a rajatabla, en esta imagen, por ejemplo, saltárselas para colocar el árbol en el centro ha funcionado. Se trata de que crees una composición atractiva y equilibrada.

Mima la composición

Mima la composición

12. Con niebla

Un árbol con niebla se vuelve misterioso, intrigante, tenebroso. Una forma de provocar sensaciones a través de tu árbol es aprovechar la niebla para envolverlo. Que el mal tiempo no te frene 😉 Aquí tienes Consejos para una Impresionante Fotografía de Niebla. También puedes usar el blanco y negro para potenciar este efecto como en la siguiente imagen.

Niebla mágica

Niebla mágica

13. Iluminación

No es lo mismo fotografiar un árbol al amanecer, que al mediodía o por la noche. Cada momento del día ofrece una luz muy diferente y con resultados muy distintos. Si la luz cambia a través de las estaciones, este efecto es aún mayor a lo largo de todo un día. Decide qué y cómo quieres mostrarlo y elige el momento adecuado para ello. Si buscas una luz dura para conseguir un alto contraste, mejor a mediodía. Por el contrario, para lograr una luz suave y envolvente, mejor aprovecha días nublados, con lluvia o niebla que difuminan la luz o aprovecha el amanecer y atardecer para este propósito.

Y hablando de luz, te recomiendo que pruebes a incluirla como coprotagonista de tus fotografías de árboles. El resultado puede ser impresionante.

Luz coprotagonista

Luz coprotagonista

14. El reflejo

¿Hay un lago cerca del árbol? ¿Una charca? ¿El árbol está dentro del agua? No desaproveches esta maravillosa oportunidad de capturar su reflejo.

La belleza de los reflejos

La belleza de los reflejos

15. Consejos extra…

Para terminar, te daré algunos consejos exprés que te pueden ayudar:

  • Cuida el fondo, si capturas un detalle, procura que el fondo distraiga lo menos posible, mejor que sea liso y de un color que haga un buen contraste con el motivo o que no desvíe la atención. Si quieres algunos trucos, para cambiar el fondo puedes cambiar de ángulo, cerrar el encuadre o utilizar telas o cartulinas.
  • Si incluyes el cielo, te recomiendo que aproveches cuando haya nubes, un cielo demasiado despejado puede resultar aburrido.
  • Objetivos: usa un gran angular si quieres abarcar gran parte de la escena, un tele para animalitos tipo ardillas, un macro para los seres más pequeños y un objetivo de gran apertura cuando quieras desenfocar mucho el fondo.
  • Si vas a utilizar velocidades de disparo bajas (por el motivo que sea), procura que no haya viento o de lo contrario las hojas saldrán movidas, a no ser que eso sea justo lo que busques 😉
  • Prueba a incluir un árbol (o varios) en tu próxima fotografía infrarroja.
  • Prueba la panorámica vertical.
Cuida el fondo

Cuida el fondo

Inspiración

¿Quieres inspiración? Echa un vistazo a esto:

  • Beth Moon
  • Pinterest
  • Nick Nichols, quien fotografió una secuoya de más de cien metros, aquí un video de cómo lo hizo:

¿Te ha gustado el artículo? ¿Estás pensando ya qué tipo de árboles tienes cerca? Ya no tienes excusa para practicar. Con estos consejos e ideas no te puede vencer la pereza 😉

Si crees que conoces a alguien a quien le pueda interesar el artículo, no dudes en compartirlo, ambos te lo agradeceremos 😉 ¡Gracias y hasta pronto!

Fotografía de Paisajes

11 Respuestas

  1. Ramón

    ¡Excelente artículo! Muy buenos las ideas y los consejos. Perfecto para una persona como yo, que carece de ideas e inspiración. ¡Felicitaciones!
    Saludos.

    Responder
  2. Virgilio

    ¡Buenísimo el artículo! Muy interesante, como siempre.
    Iaio, tengo una D3000 y me gustaría hacer una consulta sobre la compatibilidad de los objetivos, ¿podrías decirme si hay algún sitio donde pueda hacerla?. Gracias, un saludo.

    Responder
      • Virgilio

        Pues resulta que me he llevado un chasco gordo, verás, hay por ahí una tabla de compatibilidades de objetivos y cámaras nikon, donde indican que un objetivo de tipo G es totalmente funcional para mi D3000, como si fuera un AF-S. He comprado por ebay un nikkor AF G 70-300 f/4-5.6 y no funciona el auto enfoque, no tiene motor de enfoque como los AF-S. Supongo que me habré liado y habré entendido mal algo. En la caja pone claramente AF G. Gracias, un saludo.

  3. juan hernandez

    Solía vivir cerca de un parque y mi primera cámara digital fue una de 4 mega pixeles (horrible). Aún así recuerdo que podía encontrar muchos ángulos interesantes y siempre había algo de vida para fotografiar fueran unos largatos (vivo en Puerto Rico) o aves. Las fotos me encantaron. 🙂

    Responder
  4. amanda

    Excelente mensaje. Estaba revisando constantemente este Blog y estoy impresionado! Información muy útil sobre todo el resto me ocupo de tal información tanto. Yo solía ser la búsqueda de esta información en particular durante mucho tiempo. Gracias y mucha suerte.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.