¿Cuántas veces te has ido de concierto o al teatro y ni siquiera has pensado en coger la cámara? Muchas veces por desconocimiento y muchas otras porque pensamos que son situaciones complicadas para nosotros o para el equipo con el que contamos, pero lo cierto es que muchos de nosotros olvidamos la cámara en un rincón cuando de eventos se trata, perdiéndonos la posibilidad de disfrutar haciendo fotos espectaculares.

Espectáculos los hay de muchos tipos y todo el año, pero es en verano cuando más abundan (y quizá cuando más apetecen 😉 ). Desde conciertos al aire libre, espectáculos callejeros, teatro, nocturnos, diurnos, etcétera… Hay muchísimas posibilidades para ejercitar nuestra pasión fotográfica. Si necesitas algo de orientación, y para no desaprovechar esta oportunidad, te dejo algunos trucos y consejos para saber por dónde empezar 🙂 .

Conciertos

Puede haber millones de diferencias entre un concierto u otro, teniendo en cuenta si se trata de uno al aire libre, en interior, de día, de noche, multitudinario o íntimo, así que vamos a intentar pasar brevemente por todos ellos para que sepas a qué atenerte.

De noche

Son quizá los más complicados de fotografiar. Hay poca luz y suele ser muy variable, a lo que se suma el movimiento intrínseco de los músicos en el escenario y el nuestro propio (primera pista, nada de trípode, aquí no te serviría de mucho 😉 ). Vamos a ello.

De noche

Ajustes

Cada maestrillo tiene su librillo y siempre depende de la cantidad de luz que tengamos, de lo que queramos conseguir e incluso de nuestro estilo fotográfico, pero podemos decir que:

  • Necesitarás una ISO elevada para poder trabajar con suficiente luz. Intenta quedarte al límite donde tu cámara empieza a perder nitidez por culpa del ruido fotográfico.
  • El flash desactivado, sólo te jugará malas pasadas.
  • Escoge el modo manual o en su defecto un modo de prioridad. En este caso el más interesante es, seguramente el de prioridad a la velocidad de obturación pare evitar que te salgan las fotos movidas.
  • Llévate el objetivo más luminoso que tengas. Necesitarás toda la luz que puedas conseguir 😉
  • Fotografía, si es posible, en RAW. Así tendrás muchas posibilidades de edición y de mejorar ligeramente luces y sombras en el procesado de la imagen.
  • El mejor modo de medición es el puntual o el ponderado al centro. Ambos te darán una exposición más precisa, teniendo en cuenta que la luz variará muchísimo de una zona a otra de la imagen.
  • Abre el diafragma si necesitas más luz, pero no olvides que cuanto más lo abras menos zona enfocada tendrás en la imagen. Tendrás que ir jugando con los valores del triángulo de exposición hasta dar con los ajustes que te satisfagan.
  • Dale una oportunidad al blanco y negro.

De día

De día tendrás más luz y, por lo tanto, no tendrás que pelear contra la falta de la misma 🙂 .

Ajustes

  • Baja la ISO, a más ISO más ruido, y aquí no necesitas tenerla alta porque tendrás luz suficiente.
  • Trabaja en manual o en su defecto en el modo de prioridad a la apertura. Así podrás experimentar con diferentes profundidades de campo para aislar o no a los sujetos.
  • El modo de medición matricial te será útil ya que la luz en principio será homogénea. Si no es así, vuelve al ponderado central o al puntual como en los conciertos nocturnos.

Juega con la profundidad de campo

Composición

Tanto de día como de noche como en espacios abiertos o cerrados, la composición es básica y nos vale para todos estos tipos de situaciones.

  • Intenta situarte lo más cercano posible al escenario.
  • Busca detalles fotogénicos: las cuerdas de una guitarra, la expresión del cantante, etcétera.
  • No olvides incluir planos generales donde se respire el ambiente del concierto.
  • Busca entre el público: no te limites sólo a la banda de música, el ambiente y la gente que rodea al espectáculo suelen ser muy fotogénicos también.
  • Las luces de los focos (en fotografía nocturna) te proporcionarán una iluminación muy interesante si sabes sacarle provecho. Haz de ellas tus mejores amigas y tendrás fotos espectaculares 🙂 .

Obras de teatro

Dependerá del espectáculo en cuestión, pero en muchos aspectos, los ajustes serán los mismos que cuando trabajamos de noche en un concierto, sólo que la iluminación suele ser más homogénea y menos cambiante.

  • Necesitarás una ISO elevada, a menos que en la sala haya muchísima luz y/o estés muy cerca del escenario.
  • El mejor modo de medición será el ponderado al centro o el puntual, aunque si la iluminación es homogénea y llena todo el encuadre, puedes probar con el matricial.
  • El mejor modo de trabajo es el manual, pero si prefieres un modo semiautomático, decídete por una prioridad a la velocidad con una velocidad mínima como para que los protagonistas no salgan movidos.
  • Dispara en RAW para poder trabajar el balance de blancos en el procesado tranquilamente, así como luces y sombras que hayan podido quedarte algo desajustadas.
  • Backstage o entre bambalinas. Si puedes acceder a cómo se preparan, cómo se maquillan o ensayan antes de la obra, puedes hacer acceder a un material único y a un montón de posibilidades artísticas. Si conoces a alguien que pueda acercarte a este mundo, no dudes en aprovechar la oportunidad.

Obras de teatro

Espectáculos callejeros

Aquí tendrás oportunidad de practicar ciertos aspectos que en otro tipo de espectáculos te sería más difícil, como por ejemplo la posibilidad de moverte alrededor del artista, cambiar el punto de vista de forma más efectiva, acercarte más, etcétera.

  • Varía la apertura de diafragma para jugar con la profundidad de campo. Si quieres aislar al artista, juega con aperturas amplias de diafragma, si por el contrario quieres incluirlo en el ambiente que lo rodea, juega con aperturas de diafragma pequeñas.
  • Si haces un retrato no olvides la importancia de enfocar a los ojos.
  • Busca detalles fotogénicos.
  • Muévete, no te conformes con el primer lugar donde has ido a parar. Dale la vuelta, agáchate, observa al público…
  • Juega con la velocidad de obturación. Si el espectáculo es muy dinámico, puedes añadir un toque de originalidad a tus imágenes con algún barrido o imagen en movimiento o bien congelando la escena a velocidades altas.

Espectáculos callejeros

Otros espectáculos

Hay muchísimos espectáculos que puedes fotografiar. Desde carreras de caballos, saltos, carreras de coches, etcétera, hasta fuegos artificiales, correfocs, feriantes, títeres, etcétera. Para todos ellos, previamente plantéate:

  • De cuánta luz voy a disponer y de qué tipo.
  • A qué velocidad se mueve aquello que quiero fotografiar.
  • A qué distancia voy a poder estar colocado.
  • De qué material dispongo.
  • Qué efectos quiero conseguir: Un bokeh, un barrido, un fondo desenfocado, captar el movimiento, congelarlo, etcétera. Una vez tengas predefinidos tus objetivos, realiza los ajustes necesarios según todos los parámetros.

Fuegos artificiales

Pero sobre todo, sobre todo, disfruta 🙂 de la fotografía, pero también del evento.

Espero que te anime a no dejar la cámara en casa cuando te vayas a ver algún espectáculo. Podrás conseguir imágenes muy interesantes, así que haz el esfuerzo que seguro, seguro, que no te arrepentirás 😉 . Pero antes de hacerlo, no olvides compartir este artículo en tu red social favorita para que llegue al mayor número de personas interesadas. Muchas gracias y hasta la próxima.

eBook Fotógrafo Viajero

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.