Puede que como aficionado nunca te intereses por la fotografía arquitectónica o por la fotografía macro, o incluso por la fotografía documental. Pero estoy segura de que en algún momento vas a “caer” en el retrato. El por qué es muy sencillo; a priori es la rama más “sencilla” puesto que en general, como seres sociables que somos, siempre disponemos de algún incauto que se ofrece a posar para nosotros 😉 . ¿Y por qué “sencilla” así, entre comillas? Por varios motivos:

  1. A mi modo de ver, cuanto más recurrente y explotado está un tema, más difícil es conseguir resultados que nos convenzan.
  2. Cuanto más “fácil” o al alcance de la mano lo tengamos, menos nos exprimiremos el cerebro para conseguir buenos resultados.
  3. …Y porque más allá de toda la técnica que rodea un retrato, lo más importante es que éste nos diga algo. Y a menudo esto se nos olvida, por lo que conseguimos retratos bonitos, pero sin más.
8207353574_ab57579ae8_k

Retratos que encierran historias

¿Cómo podemos contar historias a través del retrato?

Primero convéncete de que todos y todas tenemos algo que contar. Siempre. Y recuerda que una historia no habla de guapos modelos ni de una luz perfecta de atardecer, ni siquiera del encuadre perfecto siguiendo todas las normas de composición. Una historia tiene que conmovernos, que llegarnos, que convencernos. Por suerte, hay muchas formas de contar historias en un retrato. Veamos algunas.

Antes de empezar, lo imprescindible

Saber qué quieres contar, qué quieres decir sobre esa persona. ¿La conoces?, ¿Cómo es?, ¿Qué quieres decir sobre ella?, ¿No la conoces?, ¿Qué impresión te ha dado?, ¿Has hablado con ella?, ¿Puedes intentar conocerla de algún modo antes de disparar la foto?, ¿Quieres hablar sobre su profesión?, ¿Sobre su inocencia?, ¿Sobre su fuerte carácter? …

Todas estas preguntas condicionarán cualquier decisión que tomes después. Desde el encuadre, hasta la luz, pasando por el nivel de acercamiento o la postura, así que es muy aconsejable que antes de disparar sepas qué quieres transmitir con tu imagen.

  • Invierte tiempo en conocer a esa persona que quieres retratar.
  • Conversa con ella, no sólo te ayudará a conocerla si no la conoces, si no que te ayudará a romper el hielo y a que ambos os sintáis más cómodos.
  • Si es la imagen de un desconocido no te limites a fotografiarlo, todo lo que acompaña a tu imagen habla de él, tenlo presente. La luz, el punto de vista, la posición dentro del encuadre…

Espontaneidad versus preparación

Que sepas qué quieres obtener no significa que no puedas mezclar la espontaneidad con la preparación, incluso en medio de una sesión preparada puede surgir la magia de una maravillosa risa espontánea gracias a uno de tus buenos chistes, o un ceño fruncido debido a uno de los malos 😉

No hay una receta única para obtener buenos retratos, eres tú el que debe sentirse cómodo con tu propia forma de trabajar, si prefieres dejarte llevar en medio de un ambiente libre donde tu “modelo” se desenvuelva completamente a su aire, es válido. Si por el contrario prefieres controlar todos los aspectos del retrato, desde lo técnico hasta la pose o expresiones de tu protagonista, también es perfectamente válido.

Sea como fuere, no tengas miedo de dirigir tu escena y de moverte libremente y sin prisa siempre que la situación te lo permita.

9241323149_b7c667835f_k

¿Espontaneidad o preparación?

A través de la actitud y el lenguaje no verbal 

Relacionado siempre con qué historia queremos expresar sobre esa persona, la actitud que muestre es esencial para la idea que quieres transmitir.

La actitud se transmite a través de muchas variables como la posición de los brazos, los gestos con con las manos, la mirada, una sonrisa, un ceño fruncido, una mirada directa a cámara o una mirada perdida…Todo nos habla de algo, todo nos transmite diferentes cosas.

  • La mirada: Puedes dirigirla directamente a cámara o hacia otro lado. Puedes hacer que ésta se dirija hacia algo dentro del encuadre o hacia algo que no podemos ver puesto que se sitúa fuera del mismo. Una mirada directa a cámara, es una mirada directa al espectador, una mirada no directa y fuera del encuadre nos anima a imaginar parte de la historia, y una mirada no directa dentro del encuadre puede generar una narrativa añadida. (Mira algo, objeto o persona que nosotros también vemos y crea una relación, una historia).
  • La postura: No es lo mismo una postura relajada que unos brazos en jarras, alguien sentado cómodamente, que alguien en tensión, no es lo mismo alguien de brazos cruzados que alguien que nos muestra por ejemplo las palmas de la mano.
  • La expresión del rostro: Seriedad, risa, carcajada, concentración, tristeza, llanto desesperado, concentración, furia.

Controlar el lenguaje no verbal en el retrato es tan esencial como el abecedario para aprender a leer o escribir. Por eso, si te has quedado con ganas de más, te recomiendo este artículo sobre el lenguaje no verbal en la fotografía de retrato.

Composición

O dónde colocar a nuestro sujeto dentro del encuadre, cómo y por qué condiciona nuestra forma de percibir y entender el retrato. Puedes transmitir agobio, libertad, soledad o inocencia sólo por la forma en la que colocas a tu protagonista dentro de la imagen. Veamos algunas formas de conseguirlo:

  • Ley de la mirada. O dejar respirar la imagen en la dirección a la que se dirige la mirada.
  • Regla de los tercios. No es obligatorio aplicarla (ni mucho menos) pero sí es “obligatorio” conocerla 😉 Es aquella que dice que la atención del espectador se dirige más fácilmente a las intersecciones imaginarias resultantes de dividir el encuadre en tres líneas horizontales y tres líneas verticales. Los puntos en que estas líneas se cruzan, son los puntos fuertes de la imagen y es allí donde tu centro de interés resalta más para el ojo humano del espectador.
  • El espacio negativo. Que es aquello que rodea a nuestro “modelo” pero sin aportar información Podemos decir que es un fondo que lo acompaña, pero no le resta protagonismo. El lugar en el que colocas este espacio negativo, te ayudará a transmitir diferentes sensaciones, desde soledad, hasta agobio. Puedes leer más sobre espacio negativo aquí.
Regla de los Tercios

La regla de los Tercios

El entorno y el fondo

Todo aquello que rodea a nuestro protagonista, aunque a menudo cometamos el error de olvidarlo, tiene y aporta información. Para bien o para mal, así que la primera decisión importante con respecto al fondo es, ¿Quiero incluirlo en mi imagen?, Si es así, ¿Por qué?, y si no es así, ¿Qué puedo hacer para evitarlo?

Cuándo incluir el fondo y cómo hacerlo

  • Cuando éste tenga información relevante que te ayude a explicar la historia de tu protagonista. Por ejemplo, Pedro o Laura son carpinteros, quieres mostrar cómo se ganan la vida ya que es parte de su personalidad, bien puedes, por ejemplo, mostrarlos en su lugar de trabajo.
  • Aumenta la profundidad de campo. Recuerda que a aperturas más cerradas, mayor profundidad de campo o lo que es lo mismo, mayor zona nítida en la imagen.
  • Distancias focales bajas: Cuanto más angular sea tu óptica, mayor porción de fondo o entorno podrás incluir en la imagen.

 Cuándo NO incluir el fondo y cómo hacerlo

  • Cuando este no contiene información relevante para tu protagonista o le resta protagonismo.
  • Reduce la profundidad de campo con aperturas de diafragma abiertas (F/1:4, F/2:8, etcétera).
  • Aumenta la distancia focal.
  • Mueve a tu protagonista hacia un fondo liso, neutro, o que no le reste protagonismo.
  • Puedes utilizar telas tales como cortinas o pañuelos para ocultarlo.

Tanto si lo haces parte de tu imagen como si no, presta atención al color y a la textura del mismo, no todos los fondos son adecuados ni transmiten lo mismo. No es lo mismo unas piedras grises que una pared pintada en rojo chillón.

224926417_5e33d366e9_o

Si el fondo le resta protagonismo a tu protagonista o no aporta nada, minimízalo

¿Una sola imagen o una serie fotográfica?

Puedes contar una historia de principio a fin en una sola imagen. O puedes hacerlo en varias, es cuestión de gustos o incluso una decisión que irás viendo sobre “la marcha” durante tu carrera fotográfica.

Las imágenes únicas dan “más libertad” tanto en temática como en tratamiento o en composición, mientras que las series parten evidentemente de la misma libertad, pero luego se recomienda que tengan una línea visual parecida para que como espectadores las percibamos como parte de una serie, y no como fotografías solitarias colocadas una al lado de las otras.

Acciones y objetos cotidianos

No sólo te ayudarán a romper el hielo y a obtener imágenes espontáneas, siempre que sea lo que quieres, también puede ayudarte a la narración de tu historia.

Y no hace falta que tengas un estudio ni un modelo profesional. Te basta a tu abuelo cocinando su especialidad en su cocina, o a tu primo manejando un tractor, o a tu madre pintando al óleo con las manos llenas de pintura y perdida entre sus lienzos. Lo más cotidiano, lo creas o no, es muchas veces lo que te depara las mejores imágenes, las que mejor conoces y las que mejor sabes transmitir.

9551503778_1666ddbca9_k

Objetos cotidianos para ayudarle a relatar tu historia

Así que ya sabes, no tienes excusa para no ponerte a practicar de inmediato tus retratos cargados de grandes historias personales. Y si te ha gustado no olvides compartirlo en alguna o todas las redes sociales que te proponemos: Facebook, Twitter o Google+ 😉 ¡Muchas gracias por leernos! 🙂

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

26 Respuestas

  1. Jorge

    Hola Mario. Excelentes una vez mas los consejos que nos das a tus fans. Me gustaría que me resolvieras una duda que tengo sobre la compra de mi cámara réflex nueva. Estoy entre la nikon 3300 con un objetivo 18-55 y la nikon 5100 con dos objetivos (18-55/55-200). La diferencia son 155€ entre una y otra. Mil gracias y un saludo

    Responder
    • Iaio Atamian

      Jorge, ¿Cuanto cuesta el objetivo 55-200 si lo compras por separado? Seguramente no mucho más! Yo Iría por la D3300 salvo que tu prioridad sea grabar vídeos en donde la pantalla rebatible de la D5100 realmente te hará la diferencia.

      Responder
    • Elisa

      Yo me decantaría por la 5100, las diferencias son más que evidentes y además te viene con el tele por solo 155 Euros más, yo creo que en cuanto la pruebes notarás la diferencia.

      Responder
      • Iaio Atamian

        Elisa, la d3300 es mejor en todos los aspectos en lo que a la fotografía hace: menor ruido en ISOs altos, mayor resolución y calidad de imagen (que no siempre van de la mano), mayor sensibilidad ISO, disparo en ráfaga más rápido, mayor profundidad de color, mayor duración de la batería, visor más grande, etc. Y además de todo, si buscas en Amazon, encontraras el 55-200 VR por casi el mismo precio de lo que te ahorras adquiriendo la D3300 y con un equipo “más moderno” (http://goo.gl/Q9d5Yt). De todos modos, ambas cámaras son excelentes =) Saludos

  2. Perdido

    Muy bueno este artículo. Tal y como se enseña en las escuelas superiores de fotografía, no basta con hacer fotos “bonitas”, sino que hay que contar historias. Dar el paso y dejar de ser simples “fotógrafos” (o mejor dicho, apretadores del disparador) a “narradores de historias” con nuestras imágenes.
    Las fotos “bonitas” las puede hacer cualquiera, y pueden ser muy llamativas entre nuestros amigos y familiares, pero contar historias es otro nivel de fotografía que puede llegar a más gente.
    Un saludo.

    Responder
  3. Elias

    Como siempre, entrar a este sitio es para aprender, muchas gracias por todos los consejos. Tengo una duda con una d5200 ya que no consigo disparar en horquillado más que con variaciones de balance de blancos, con las otras dos opciones que presenta el menu ¿No es posible?

    Responder
    • Iaio Atamian

      Elias, desconozco el menú de la D5100 respecto del “Braketing” pero no debe de ser muy diferente del resto de las Nikon. Te hago una consulta: ¿Estás disparando en Raw no es cierto?

      Responder
  4. Natalie

    Hola chicos les cuento que soy de Argentina, me fascina la fotografía y estoy recién incursionando en ella, estoy por comprarme mi primera réflex y estoy entre la Nikon D 3300 Y LA Nikon 5200, ¿Cuál es mejor? ¿Cuál se comprarían ustedes?

    Responder
    • Iaio Atamian

      Natalie, si yo tuviera Naque tomar la decisión iría sin dudas por la D5200. De todas formas, la que usará la cámara eres tu por lo que te recomiendo que, de modo de que puedas hacer una gran elección, leas el siguiente artículo: http://goo.gl/998Yqz. Saludos desde Argentina también 🙂

      Responder
  5. Alexx

    Muchas gracias por sus aportes, son increíbles. He aprendido prácticamente todo lo que se de fotografía leyéndolos a todos.
    Una pregunta/sugerencia ¿Han pensado en poner todos sus libros en venta por Amazon? Sucede que yo no puedo hacer compras en el extranjero (no en otras monedas diferentes a la mía) con mis tarjetas de débito por eso amazon me resultaría comodísimo. Muero por el libro de retratos. Mi familia y amigos lo agradecerán.

    Responder
      • Alexx

        Hola! Súper espero que diga que si. Soy de México.

      • Iaio Atamian

        Alex, te aseguro que si de Mario depende hará todo lo posible, aunque muchas veces depende más de los comercios que de el. Saludos!

  6. Laurent

    Durante mis viajes, me gustaba hacer retratos de gente para documentar sus vidas, costumbres y el día a día. Pero con el paso del tiempo me he dado cuenta de que, aunque los retratos en sí son interesantes y algunas personas tienen una mirada que transmite, si no pongo a la persona en contexto, el retrato se queda un poco vacío. Ahora trato de tomar más distancia e intento que el fondo y el resto de la escena acompañen al sujeto para contar una historia. Esas fotos tienen más fuerza y transmiten mucho más que un simple retrato.

    ¡Gracias por el artículo!

    Responder
  7. Natalie

    Muchas gracias por la excelente recomendación, y por toda la información que nos brindan día a día transmitida de una manera tan simplificada, llena de un entusiasmo que traspasa la pantalla y llega a cada uno de nosotros.

    Responder
  8. Fernando Fuentes

    Hola, saludos desde Costa Rica. Me está picando el “gusanillo” de la fotografía y me gustaría tener mi primera cámara réflex. Estoy interesado en la Nikon d7100 (pero no baja de precio en Amazon) o la Nikon 7000 (ésta si bajo de precio), pero tengo una duda: ¿Qué tan determinante en la calidad de la fotografía es la eliminación del filtro de paso bajo en la D7100 en comparación con la D7000?. Veo que recomiendan mucho la D5300 o la D3200, ¿Qué tan complicado es empezar con una réflex más básica en comparación a una semi profesional?. ¿Será que la réflex básica controla algunos parámetros de forma automática y en la semi profesional todos lo parámetros son manuales?
    Me llama más la atención de la D7000 o D7100 por cuerpo de magnesio, por ser sellada y calidad de los materiales con que la construyen.
    Espero ansioso sus respuesta, de antemano muchas gracias tomarse el tiempo en responderla. Pura vida!!!! (saludo de los tico)

    Responder
    • Iaio Atamian

      Fernando, la principal diferencia entre la serie D7X00 con las D5X00/3X00 no radica en la automatización o no de sus funciones sino en la calidad de los materiales utilizados en su construcción y en la cantidad de funciones y prestaciones que los fabricantes incluyen en unas y otras para “segmentarlas” de acuerdo a las distintas necesidades del mercado. Justo ahora tengo una D5300 y una D7100 y haciendo pruebas la diferencia entre una y otra respecto de la calidad de imagen es muy poca, pero eso si, la D7100 ofrece ciertas prestaciones que la hacen “mucho más completa” (velocidad de obturación, velocidad de disparo, visor pentaprisma, motor de enfoque, etc). Si crees que le vas a dar un uso que amortice su costo, ve por la d7X00 :). Saludos!

      Responder
  9. Jorge Vera Osorio

    Interesante artículo, sin embargo más interesante aún es la idea de realizar una serie a partir de una historia enlazada con el retrato fotográfico, sin duda le daría más peso visual y por lo tanto la fuerza que pueda adquirir, sería fundamental. Está de más decir que la coherencia gráfica también es de vital importancia.

    Visita La Galería de Imágenes

    Responder
    • Iaio Atamian

      ¡Tienes razón Jorge! SI hay algo más lindo que una fotografía que cuenta una buena historia es una serie de ellas que cuenten una mayor. Saludos y hermosas tus fotografías.

      Responder
  10. Aketzalli Jamel Galan Basurto

    Me parece muy interesante que este blog se dedique a mostrarnos como se toman fotografías, ya que de esta forma podemos tomar un buen pasatiempo al igual que nos podríamos adentrar a algo mucho más profesional ya que nos lleva hasta el punto de disfrutar aún más el hecho de inmortalizar un lugar, una situación, o a una persona.
    Es sorprendente todo lo que una imagen puede decirnos o también llevarnos a sitios de reflexión.
    Me fascino la forma en la que se da un giro a la manera de ver las cosas o alas personas pues cada uno tiene un enfoque diferente hacia la fotografía.

    Responder
  11. CAMPO ELIAS BELALCAZAR

    Hola grupo especial de la fotografía en su profundidad. Ustedes que saben de la técnica compositiva llamada “Rabatment”.
    Leyendo al fotógrafo Edwin Westhoff lo menciona y se refiere al encuadre con diagonales, sin más comentarios. Agradecería realicen algún comentario al tema.
    Gracias por el Libro “La Mejor Estudio para la Fotografía en Blanco y Negro”, lo estaré estudiando, tus escritos son como el vaso de agua, sin regarse y sin estar poco. Lo que es !.
    Estamos escribiendo y armando una revista de fotografía en mi ciudad – Popayán -, permitan solicitar la autorización para publicar el nombre de su blog en la sección de “Correos Electrónicos-Elegidos”. Una felicitación con gran abrazo de agradecimiento.
    Campo.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Se llama “Rabatment” a una técnica de composición que consiste en dividir el encuadre rectangular utilizando un cuadrado dentro de éste que termine dividiendo al encuadre total en dos partes: un cuadrado + un rectángulo vertical = rectángulo original. Utilizar dicha técnica es muy sencillo y te aseguro que la estás utilizando sin darte cuenta ya que es muy intuitivo colocar los centros de interés de los encuadres en dichas proporciones. Saludos y muchas gracias por todo 🙂

      Responder
      • RobertL

        Saludos desde Londres, y muchas gracias por el sitio, y en especial la sección de Consejos. Sigo tomando fotos con película con una SLR antigua que compré en una tienda de objetos de segunda mano – y con un objetivo de 50mm. Uso Ilford HP5 y es fácil enviar los carretes para revelar.

        No se olviden de los fotógrafos jurásicos que usan película.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.