Todo aquél que tiene un hermano o hermana sabe que hay una relación especial entre ellos, un amor, una competitividad, un entendimiento, un código de juego e incluso un lenguaje propio y personal. Los hermanos son algo más que niños colocados juntos en un momento específico de sus vidas. Tienen una relación única que muchas veces ni sus propios padres son capaces de entender. Ellos se adoran, a veces se odian, a veces se besan y otras quizá se muerden, se atraen y repelen y se lo perdonan todo. Y toda esa complicada relación se puede intentar expresar en imágenes, podemos intentar explicar su historia, la historia de sus momentos íntimos, de sus juegos, de sus enfados… Porque la memoria se borra, pero las imágenes quedan para recordarnos la magia de los instantes que vivimos. ¿Quieres ver unos cuantos consejos para capturar esa magia? Sigue leyendo entonces 😉

Posadas o espontáneas

Ante todo, haré la diferencia entre imágenes posadas o espontáneas, las primeras las recomiendo para sesiones de fotos en las que los niños no son tuyos y, consecuentemente, tienes un acceso limitado y un tiempo establecido para intentar obtener una buena imagen de ellos. Las segundas son las más recomendables cuando tienes acceso ilimitado a su día a día, es allí donde tendrás las mejores oportunidades de captar la esencia de sus personalidades y su relación.

Posadas

Busca un buen fondo

Suelo decir que el fondo puede encumbrar o destrozar una imagen. Si vas a hacer posar a tus peques, antes debes escoger el lugar adecuado para hacerlo. El fondo debe acompañar a tus protagonistas y embellecer la imagen, hacerlos destacar y nunca entorpecer el mensaje que buscas. Puedes buscar paredes lisas o con texturas, un paisaje, un color vivo complementario que contraste con la ropa o el tono de piel de los niños, etcétera.

Presta atención al vestuario

Ya que vas a preparar la sesión de fotos, puedes intentar que los peques vistan de forma combinada. Tejanos y camisas claras, vestidos de colores parecidos o contrastados… Como a ti te guste, pero con intención artística 😉

Mejor luz natural

Procura trabajar en las últimas o primeras horas del día para evitar una luz demasiado dura y sombras indeseadas bajo los ojos. Si no es posible, busca alguna zona en sombra o uno de estos lugares.

La luz natural te permitirá trabajar con velocidades más elevadas, requisito imprescindible para todo aquél o aquella que quiera fotografiar niños, y además es más fotogénica y da mejores resultados que otro tipo de luces.

Aprovecha la luz natural

Olvídate del modo automático

No te asustes, puedes hacerlo 😉 Si no te atreves con el modo manual, utiliza algún modo semimanual. Puedes decidir trabajar con el de prioridad a la apertura si lo que más valoras es la profundidad de campo de la imagen o la cantidad de entrada de luz. O bien puedes decidir trabajar con prioridad a la velocidad si necesitas una velocidad mínima con la que trabajar porque tus peques son muy movidos. Dependerá de la luz ambiente y de tus necesidades del momento.

Aprovecha el tiempo

Los niños suelen tener poca paciencia, así que sólo cuando lo tengas todo preparado llámalos a tu sesión. Tenerlos esperando mientras decides parámetros, encuadre, fondo, etcétera hará que pierdan la paciencia antes de empezar, y te aseguro que eso no te conviene en absoluto 😉

Dales unos parámetros iniciales y luego déjales improvisar

Puedes empezar por pedirles (siempre respetando si lo quieren hacer o no, claro) que:

  • Se abracen
  • Se sienten uno al lado del otro y miren a cámara
  • Se miren entre ellos
  • Se besen (si quieren)
  • El mayor sostenga al menor en su falda
  • Se coloquen espalda contra espalda mirando a cámara
  • Se ordenen de más altura a menos (si hay más de dos hermanos)
  • Si hay un bebé, busca un lugar cómodo y seguro para los niños (por ejemplo tu cama), estíralos y estate atento a miradas, gestos, etcétera.
  • Pongan caras divertidas (acabarán partidos de risa y pocas cosas mejores hay que una buena risa natural 😉 )
  • Jueguen con algo (fotogénico) con lo que distraerse e improvisar

Deja que sean ellos mismos

A menudo pienso en esas imágenes de “expectativa vs realidad” que me hacen partirme de risa, porque nos ha pasado tantas y tantas y tantas veces que creo que he renunciado al posado de por vida 😉 Porque nunca nos sale nada de lo que habíamos previsto, ni por asomo, pero cuando dejamos que ellos empiecen a ser ellos mismos, resulta que es cuando empezamos a tener mejores imágenes, las que mejor muestran el carácter, la complicidad y la personalidad de cada uno de los que aparecen en la imagen.

Espontáneas

Este tipo de imagen es el que más me gusta y el que pienso que acaba dando mejores resultados (por lo menos a mí 😉 ) Eso sí, suele funcionar mejor cuando los niños son tuyos, porque tienes acceso a infinitas situaciones.

Esta técnica consiste en hacer el espía y perseguirlos constantemente cámara en mano, intentando anticiparte a la acción 😉 Es broma, bueno, no, no lo es, pero puedes hacer más cosas para conseguir buenas imágenes de tus retoños 🙂

Apréndete la iluminación de tu casa

Sí, no te asustes con el título. Me refiero a que sepas cuáles son los mejores lugares y las mejores horas de luz dentro de tu propio hogar. Qué luz tiene la habitación de tus hijos, la de juegos, la cocina… Y a qué hora es mejor, más cálida, lateral, etcétera. La luz lo es todo en fotografía y si dominas la de tu entorno, ya tienes medio trabajo hecho. Ah, y no olvides lo útiles que son las ventanas en la fotografía de retratos 😉

Los juegos

Cuando los niños juegan abstraídos, cuando juegan al escondite persiguiéndose por toda la casa, cuando aparecen debajo de una manta con una radiante sonrisa de oreja a oreja, cuando imaginan juntos lugares lejanos cargados de aventuras, cuando conversan, cuando se enfadan… Esos momentos en los que el mundo es sólo suyo, de ellos dos o tres o los hermanos que sean, es magia pura. Así que siempre atento a sus juegos porque es allí donde se crean las grandes imágenes.

Sé discreto

La clave para conseguir esas imágenes espontáneas de su mundo particular es que seas lo más discreto posible. No les pidas que te miren ni que te sonrían, o por lo menos no todo el rato. Siéntate a observar sus dinámicas e intenta anticiparte a situaciones que pienses que te darán buenos resultados. Una risa, una  mirada, o una cara de desaprobación. Todo es susceptible de una buena imagen.

Exteriores

Por muy complicada que sea tu logística familiar, no te olvides tu cámara en casa. Las excursiones familiares son ocasiones únicas. Puedes inspirarte con un entorno nuevo, buscar fondos sugerentes o luces que en tus cuatro paredes serías incapaz de conseguir.

Fotografía en exteriores

Haz muchas fotos

Sí, no te cortes, si quieres captar instantes únicos, la única clave es la perseverancia y la constancia, así que más vale que te sobren unas cuantas fotos que no que te falten 🙂

Llénate de inspiración online

Hay quien hace auténticas virguerías con situaciones aparentemente simples como una merienda familiar, el baño antes de acostarse o un paseo en patinete. No olvides darte una vuelta por Instagram, Flickr, o la red social de la que suelas nutrirte en busca de inspiración.

¿Qué te ha parecido? Espero que te animes a intentarlo con todas tus ganas, pasarás un rato genial y tendrás unas increíbles imágenes para la posteridad, para la pared, para la abuela, para todo 😉 Ah, y si te ha parecido útil, no olvides compartirlo en tu red social favorita. Gracias y hasta la próxima.

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

5 Respuestas

  1. Cristina

    La fotografía de niños es uno de los temas que más me gustan, pero cuando son tan pequeños a veces es más difícil pillar posados, por eso me gustan más dejarles a su aire, riéndose, jugando o lo que sea.
    Me viene genial este artículo porque me han pedido que saque fotos tipo DNI (aprovechando que tengo una réflex, jejeje), ya que la peque no se está quieta en los fotomatones estos que hay por las calles y el precio ya es algo elevado para luego obtener una foto movida (y de mala calidad, todo sea dicho).

    Yo he aceptado hacer las fotos (así puedo disparar muchas fotos hasta dar con la que les guste a los padres para el dni). Tengo flash externo y foco… pero lo que no tengo es un fondo blanco!! He hecho pruebas con una cartulina blanca de fondo y no me queda bien, sale como gris, y la pared es de gotelé, salen sombras.

    ¿Algún consejo para poder sacar ese blanco que piden para las fotos de DNI?

    ¡¡Muchas gracias de antemano!! ¡¡Un abrazo!!

    Responder
    • Iaio Atamian

      Cristina, lo que puedes hacer para lograr esos fondos completamente blancos es disparar un flash al fondo de modo de sobre exponerlo y que termine quedando completamente blanco. Para maximizar el efecto, te recomiendo que lo hagas sobre alguna superficie clara. Saludos.

      Responder
      • Cristina

        Muchas gracias por el consejo, Iaio pero no termino de hacerme a la idea. A ver, cojo el flash externo y apunto directamente detrás de la niña, ¿no? Y con la cámara disparo normal, ¿correcto?
        La verdad es que con flash externo he trabajado muy poco (quizá un par de veces) y hace ya mucho tiempo. A ver si me aclaro, que soy tan patosa, jajaja.
        Un abrazo, Iaio.

      • Iaio Atamian

        Cristina, es tal cual lo mencionas. Deberás de ver como hacer para sincronizar el flash con la cámara (sin con un cable o con un radio) para poder dispararlo sin tenerlo montado en le cámara pero has entendido muy bien el esquema de luz. Saludos.

  2. Bernardo Meléndez Libreros

    Hola buenos días y esperando que se encuentren muy bien, muchas gracias por los consejos en verdad nos sirven de mucho, y a seguir aprendiendo del maravilloso arte de la fotografía . Saludos y que Dios los bendiga.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.