Aunque soy un fanático de la vida digital, reconozco que el mundo tiene ya demasiadas pantallas. De vez en cuando viene bien echar la mirada fuera de la pantalla y disfrutar de algo “real”, algo tangible y que se pueda tocar, como unas fotos impresas en papel fotográfico. Aprovechando las fechas navideñas en las que nos encontramos, hoy te voy a hablar de lo que puede ser un regalo único y muy original: la cámara Fujifilm Instax Wide 300. Una cámara que me ha fascinado y que es posible que se convierta en regalo de Santa Claus para alguien de mi entorno cercano (¡¡shuuuut…!!).

¿Qué clase de cámara es la Fujifilm Instax Wide 300?

Quiero señalar algunas particularidades de la Fujifilm Instax Wide 300 que la diferencian del 90% de las cámaras que se venden en la actualidad.

fujifulm-instax-wide-300

1) Es una cámara analógica

Carece de pantalla. Carece de visor electrónico (tiene uno óptico). Carece de menú. Carece de Wi-Fi. Carece de Bluetooth. Carece de ranura para tarjetas de memoria. Carece de GPS. Carece de conectividad a tus redes sociales favoritas. Y no, tampoco graba vídeo. La Fujifilm Instax Wide 300 es una cámara ante todo analógica. Te hace vivir la fotografía como antaño: disparo que haces, foto que obtienes. No tienes margen para revisar la foto. Dispone de un cartucho de fotos limitado. En cuanto se acaba éste te quedas sin fotos a menos que lleves encima cartuchos de repuesto.

Alguien dirá: ¿para qué iba a querer una cámara que limite mis posibilidades habiendo hoy en día cámaras que permiten disparar y borrar sin preocuparse por los cartuchos?

Hablaré de esto en un momento. Sigo con las características.

2) Es una cámara instantánea

Esto quiere decir que, a diferencia de las cámaras digitales modernas, con las que tienes que pasar la foto al ordenador primero y a continuación mandarla a imprimir, bien a través de alguna página web online bien en un kiosko de estos donde se imprimen fotos, y también a diferencia de las cámaras analógicas normales que llevan película, la Fujifilm Instax Wide 300 es una cámara que utiliza un sistema de revelado instantáneo. Lleva un cartucho de papel fotográfico y en cuanto disparamos una foto ésta sale por una ranura ya impresa. Al principio la foto no se ve en el papel, pero pasados unos momentos se empieza a vislumbrar la fotografía.

Creo que con estos dos puntos nos situamos. Ahora pasemos a ver lo que distingue esta cámara de otras cámaras analógicas instantáneas… Porque haberlas habrá varias así, ¿verdad?

¿Por qué Fujifilm Instax Wide 300?

Si nos fijamos en las cámaras instantáneas (esto es, las que imprimen la foto al momento) que hay en el mercado ahora mismo encontraremos predominantemente dos marcas: Polaroid y Fujifilm.

Las primeras, Polaroid, son cámaras digitales al fin y al cabo (hablo de las que se producen en la actualidad). Permiten imprimir la foto al instante, lo cual está bien, pero ese punto “digital” no me termina de convencer. Las Fujifilm Instax son la propuesta de Fujifilm en materia de cámaras instantáneas, pero a diferencia de las de Polaroid, las de Fujifilm sí son analógicas completamente.

Además del punto “100% analógica”, el segundo punto a favor de la Fujifilm Instax Wide 300 versus otras marcas y modelos es el hecho de que la mayoría de las cámaras instantáneas actuales (sean digitales o analógicas, tanto de Polaroid como de Fujifilm) revelan fotos en un tamaño extremadamente pequeño. La primera vez que vi una foto de éstas me quedé perplejo: las fotos tienen tamaño de cromos de estos que se intercambian los chavales. Seguro que a mucha gente no le importa que la foto sea tan pequeña, a mí sin embargo me gusta que la foto sea grande o por lo menos de un tamaño medio, que se pueda contemplar incluso sin tener que acercárnosla demasiado.

Fujifilm Instax Wide 300

La Fujifilm Instax Wide 300 es de las poquísimas cámaras instantáneas que imprimen fotos a un tamaño razonablemente grande. En mi caso ésta fue la característica definitiva con la que me decidí por esta cámara como finalista.

Algún inconveniente tendrá este cacharro, ¿no?

Inconvenientes tiene en función de con qué la compares y para qué. Como digo siempre, no existe la cámara de fotos perfecta. Existe la cámara de fotos perfecta para una determinada persona con unos determinados gustos y para unas determinadas circunstancias:

a) Al ser completamente analógica la Fujifilm Instax Wide 300 no tiene pantalla. No permite revisar las fotos, ni aplicarles filtros, ni disparar 100 fotos de exactamente la misma escena con el fin de poder escoger, borrar las 99 y mantener la foto finalista. Esto es una cámara que te hace vivir la fotografía como se vivía el siglo pasado. Tampoco nos tenemos que remontar tanto. Hace sólo 20 años esto era la forma más común de fotografiar: cada foto te gastaba un papel o un espacio en la película, lo cual te hacía valorar la foto antes de dispararla. Te esforzabas en conseguir la fotografía correcta desde el mismo disparo, porque sabías que ni ibas a poder verla en una pantallita, ni ibas a poder seleccionar una foto de entre 100, ni ibas a poder aplicarle filtros ni historias. Disparas. Pum. Fuera.

Me encanta.

b) La Fujifilm Instax Wide 300 es grande. Como dije antes, hay dos tipos de papel fotográfico para las cámaras instantáneas: el pequeño, tipo cromos, y el grande. Ésta, al llevar papel del grande, requiere que el cuerpo de la propia cámara sea a su vez grande. Tampoco es que sea gigante, pero no intentes compararla con una cámara digital de bolsillo.

c) Requiere ser alimentada de papel fotográfico. ¿Querías fotos reveladas al instante en papel grande? Pues papel le tendrás que comprar y meter. Dependiendo de dónde compres el papel y de lo grande o pequeño que sea el paquete que compres, te puede costar entre 0,60 y 1 euro la foto. Como nos hemos acostumbrado a la fotografía digital donde con una tarjeta de memoria tienes para miles de fotos, la idea de tener que adquirir “un consumible” regularmente asusta al principio. Sin embargo:

  • El factor “escasez de papel” hace que seamos muy selectivos con nuestras fotos y que pulsemos el disparador sólo cuando estamos realmente seguros de que la foto y el momento merecen la pena.
  • La satisfacción de poder compartir in-situ la emoción del momento con nuestros seres queridos es más valiosa que 0,60 euros. Pienso.
  • Todos tenemos en la actualidad algún tipo de cámara digital, aunque sea la del smartphone. La Fujifilm Instax Wide 300 no pretende sustituir tu cámara digital. Puedes seguir tirando en digital las fotos que quieras, pero con la Fujifilm Instax Wide 300 podrás inmortalizar ocasiones únicas y momentos especiales y disfrutarlos en el acto. Podrás colgar esos momentos “especiales” en la nevera, sujetarlos con pinzas a un hilito en una parte de la casa, o ir  juntando historias, personas y momentos de tu vida en un corcho que contará tus vivencias.

fujifilm_instax_300

Como puedes apreciar, donde esta cámara tiene inconvenientes yo veo ventajas 🙂 Me muero de ganas porque me la termine de entregar el repartidor y ver la ilusión en la cara de la persona que la recibirá de regalo el día de Reyes 😀

Nota: En mi caso compré la cámara en Amazon (donde por lo general mejor precio y mejor servicio postventa he recibido). La tienen actualmente por unos EUR 108,99. Si, como yo, la piensas regalar, acuérdate de agregarle un pack de papel fotográfico (lo tienes disponible aquí).

Ah, una cosa final: ¿qué te ha parecido este artículo? Si te ha gustado, ¿me podrías regalar un Me Gusta en Facebook o Twitter? – Gracias 😀

7 Respuestas

  1. Mario

    En mi opinión es de las cosas más tontas que se pueden comprar fotográficamente hablando, un capricho para usar unas pocas veces y que luego quedará en el olvido. En fin cada uno que se gaste el dinero en lo que quiera. Mi regalo fotográfico este año va a ser un smartphone con una buena cámara.
    Felices fiestas.

    Responder
  2. Miguel Rojas

    Bueno, los que comenzamos la fotografia desde análoga sabemos el valor de la foto instantánea y si en estas navidades mi regalo para mis hijas será una cámara instantánea, de las pequeñas, pero no todos entienden lo clásico y romántico de la película fotográfica. Aunque reconozco que de las otras cámaras instantáneas tienen un precio que lo encuentro muy alto.

    Responder
  3. Vero

    Acabo de adquirirla en el CI, para regalo de reyes a mi marido. Él que es aficionado a la fotografia, utiliza una réflex canon EOS, y el iphone. Todo digital. Así que volvemos a la magia de lo tangible, de lo perecedero. Me encanta la idea.
    Tu artículo el más útil de todos los que he leído sobre este tipo de cámaras. ¡Gracias y a capturar muchos momentos!

    Responder
  4. Alicia Cámara

    ¡Muy buen artículo! La verdad es que si quieres tomar fotos instantáneas en formato ancho no hay más opción que esta y una Lomo Instant Wide. A mi personalmente me gustan más las Lomography por las capacidades técnicas de la cámara, que te permite algo más de control sobre tus tomas.

    A lo que preguntaba Jose: Sí que hay una película en B/N de Fujifilm, la puedes encontrar en Amazon sin problema.

    Sinceramente, siempre me han gustado las cámaras analógicas y ver están resurgiendo con el hype de las cámaras instantáneas me parece estupendo. Para los nativos digitales será toda una sorpresa comprobar que todavía se fabrican cámaras sin pantalla jejeje.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.