Hay momentos del día que tienen una luz mágica. Mágica para pintores, fotógrafos y cineastas, pero también para la gente de a pie. Momentos en los que las sombras se alargan y el sol envuelve todo lo que le rodea de un tono cálido. Momentos mágicos que se suceden antes de la puesta del sol y un poco después. O momentos mágicos cuando esperamos ver el amanecer. Quizá no sepamos qué nombre tienen esos ocasos, esos instantes, cuál es su temperatura de color, o los maravillosos resultados que podemos obtener en fotografía gracias a ellos, pero lo que es seguro es que no nos dejan indiferentes.

Esos instantes mágicos alrededor de la salida o la puesta del sol son conocidos como hora dorada (o cálida) y hora azul. No son lo mismo pero sí se suceden la una a la otra, y aunque ambas se llamen “hora” quizá lo deberíamos llamar “momento”, porque según la latitud a la que nos encontremos dentro del planeta y de la época del año, esta “hora” puede durar tres horas o 20 minutos…

Hora dorada y hora azul

Ambas son lo que conocemos también como horas mágicas, y como te he comentado, se suceden la una a la otra instantes antes o después de la salida o la puesta de sol. Veámoslo en el siguiente gráfico:

hora_mágica

El gráfico puedes leerlo como un ocaso o como un amanecer; en ambos casos ambas “horas” se suceden de la misma manera. Es decir, en un amanecer, pasaríamos de la noche, a unos instantes de hora azul que se convertirían en dorada a medida que el sol se acerca al horizonte, y que se mantendría instantes después (generalmente unos 30-40’).

Por el contrario, en un anochecer, se sucederían de forma inversa; pasaríamos de la luz del día a la hora dorada, y tras el ocaso, entraríamos en la hora azul hasta el anochecer y la pérdida de luz natural por completo en el cielo.

¿Por qué son diferentes?

Aunque ambas son horas mágicas y a menudo puedes encontrarlas definidas como una misma cosa, la realidad es que ambas tienen temperaturas de color muy diferentes. La hora dorada se caracteriza por una temperatura de color cálida, y por lo tanto, este es el aspecto que dominará en tus imágenes. Por el contrario, en la hora azul, la luz que domina es fría y azulada.

Temperatura de color en la hora azul:

  • Mañanas de -6° a -4°
  • Tardes de -4° a -6°

Temperatura de color de la hora dorada:

  • Mañanas de -4° a 6°
  • Tardes de 6° a -4°

Pero mejor dejémonos de grados positivos y negativos, y veamos cómo podemos aprovechar estos instantes tan mágicos que nos regala la luz 😉

La hora dorada

Cuando el sol está bajo, acercándose al horizonte, la luz que proyecta tiene unos matices cálidos que hacen de estos instantes uno de los más preciados en fotografía, sobretodo es muy utilizado en fotografía de retratos y de paisajes.

Retratos en la hora dorada

Puesto que la luz que se emite en esos últimos instantes antes de la puesta de sol es muy suave y cálida, se hace fácil integrarla de forma artística en las imágenes con sólo algunos trucos.

4742621253_decf37c3cc_b

Retratos en la hora dorada

Selecciona el lugar previamente

Si vas a hacer una sesión de retratos, es importante pensar con anticipación dónde vas a realizarla. Así podrás prever con antelación el mejor lugar donde colocarte, donde colocar a tu modelo, prever por dónde saldrá o se pondrá el sol, etcétera.

Ayúdate de un reflector

La luz que transmite la hora dorada es muy suave, por lo que es más fácil de “controlar” que otras luces más duras. Muchas veces no necesitarás más que esa preciosa luz, para obtener retratos impresionantes, pero no está de más llevarte algo de ayuda para tener más libertad a la hora de encuadrar o situar a tu modelo.

Las sombras

Las sombras del final del día también son características de la hora dorada. Puesto que la posición del sol es muy horizontal, la luz crea alargadas y suaves sombras que puedes integrar en alguna de tus composiciones.

No huyas de los flares

Normalmente te desesperas si te olvidas el parasol en casa. Normal, muchas veces la luz se cuela por los resquicios más inoportunos y convierte nuestra gran imagen en una imagen lista para la papelera. No obstante, en la hora dorada, estos flares pueden proporcionarte un “toque artístico” en tus retratos. No te olvides el parasol en casa, pero prueba a dejarlo en la mochila un rato, a ver qué pasa 😉

Fotografía siluetas

Todo depende de la exposición, y pocas veces hay una exposición correcta o incorrecta para tomar una imagen. La gran mayoría de veces depende del resultado que quieras obtener. Si expones para las zonas claras de tu imagen, puedes obtener magníficos retratos de siluetas rodeadas de colores cálidos.

9247752616_7ee6d17b23_h

Siluetas en la hora dorada

Busca la mejor luz

No te limites a una pose y a un ángulo de luz. Mueve a tu modelo, busca el mejor ángulo, la mejor luz y la mejor composición. No te conformes, sé original, desplázate para buscar la imagen que quieres, porque una pequeña variación en cualquiera de los anteriores aspectos, puede significar dos imágenes completamente diferentes.

No todo son exteriores

Muchas veces hemos hablado de los retratos en interiores y del “truco” de buscar fuentes de luz naturales acercándonos a ventanas o puertas. Para la luz cálida de la hora dorada, no podía ser menos. Siempre decimos que es el mejor momento para fotografiar, y a estas alturas ya sabes que es cierto 😉 

Paisajes en la hora dorada

Otra de las grandes aliadas de la hora dorada es la fotografía de paisaje. La luz lateral y su juego de luces y sombras realzan las texturas, el color cálido tiñe todo el paisaje, y el cielo se satura de miles de naranjas, rosas, azules, amarillos o violetas. Veamos algunos trucos para obtener grandes imágenes de paisaje en la hora dorada.

15634341962_654517a81f_k

La hora dorada en los paisajes

Selecciona el lugar previamente

Esta vez tu modelo es un paisaje, por lo que no vas a poder moverlo a él. Sólo podrás moverte tú. Así que es aún más importante que sepas bien qué imagen quieres antes de llegar allí, por dónde se pondrá o saldrá el sol, qué encuadre te interesa, si vas a buscar siluetas interesantes para añadirlas a tu imagen o moviéndote tan solo unos metros a la izquierda puedes encuadrar el sol entre esas ramas…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Selecciona el lugar con anticipación

Configuración de la cámara

  • Olvídate del modo automático y configúrala en modo manual. Es la única forma de obtener una exposición correcta. Haz varias pruebas de exposición hasta estar convencido de que el resultado es el que quieres.
  • Balance de blancos: Si lo tienes en automático por defecto, asegúrate de desactivarlo, es muy probable que la cámara corrija los tonos cálidos y que de repente no tenga ningún sentido que te encuentres en medio de ninguna parte, a punto de anochecer, pasando frío o cansado o cansada de esperar. “Nublado” o “Sombra” serían las dos opciones que deberías probar en esta situación lumínica (ya que respetan y acentúan los colores cálidos), y quedarte con la que más te convenza.
  • Si disparas en RAW, no será necesario que te preocupes de la temperatura de color ya que podrás corregirla en el post-procesado.

Material necesario

El material necesario es el mismo que necesitarás para cualquier excursión fotográfica de paisajes:

  • Trípode
  • Filtros
  • Flash
  • Un objetivo gran angular (si lo tienes y si no el que tengas 😉 )
  • Batería y/o pilas de repuesto
  • Ropa de abrigo si procede
  • Disparador remoto o, en su defecto, configura la cámara para que dispare sola, así evitarás las vibraciones que puedes provocar al apretar el obturador.

Algo de inspiración

  • Busca texturas.
  • Dale protagonismo al cielo cuando éste lo valga.
  • Busca ángulos y composiciones interesantes.
  • Busca interesantes marcos naturales.
  • No le des siempre la espalda al sol. Prueba a fotografiarlo e introducirlo en tus imágenes.
  • Juega con diferentes planos en la imagen para aumentar la profundidad.
  • Busca la magia de la luz cálida a través de una buena exposición y hazla protagonista de tu imagen.
  • Practica con las reglas de composición.
  • Sáltate alguna de ellas de vez en cuando 😉 .
  • Incluye el efecto sedoso en alguna de tus imágenes.
  • Asegúrate de que tu imagen tiene un centro de interés.
14246952632_7a77eb0b17_k

Prueba a incluir el sol en algunas de tus imágenes

La hora azul

Inmediatamente antes del anochecer (y momentos antes de la luz dorada del amanecer) tenemos la hora azul. Ésta debe su nombre a los tonos azules intensos que protagonizan el cielo. La hora azul es una de las más utilizadas para fotografiar el paisaje urbano, ya que es el contraste del azul intenso del cielo con las primeras luces artificiales de una ciudad, uno de los lugares más fotogénicos para fotografiar la hora azul. En paisajes naturales, también es un momento muy utilizado, sobretodo el instante en el que los tonos cálidos e intensos del horizonte contrastan con el azul intenso del cielo.

Aunque se denomine “la hora azul”, deberás tener en cuenta que la duración de la misma es bastante corta y difiere del momento antes del amanecer al de la puesta de sol. En amaneceres, la hora azul se sitúa en tan sólo unos 30 minutos antes de éste, y en anocheceres unos 15 minutos después de que el sol haya desaparecido tras la línea del horizonte. Siempre dependerá de la situación geográfica en la que nos encontremos y de la época del año.

8614703020_6fca14c4ae_k

La hora azul en los paisajes urbanos

Paisaje urbano

Cuando las luces se encienden o están a punto de apagarse, el cielo está inundado de un color azul intenso que contrasta con las luces cálidas que iluminan la ciudad, y es uno de los momentos más fotogénicos que podrás encontrar en la fotografía de ciudades, ya que el contraste de color entre el amarillo o naranja de las luces de tungsteno y el azul saturado del cielo se complementan a la perfección.

Configuración de la cámara

  • Una mezcla de luz artificial y natural, de diferentes temperaturas de color e intensidades en un modo automático es casi seguro que te proporcionará una lectura errónea por parte de tu cámara. Por suerte para solucionarlo estás tú 😉 Olvídate del modo automático igual que hemos comentado antes para la hora dorada. Realiza la exposición manualmente y realiza varias pruebas hasta quedar convencido.
  • Balance de blancos: Lo ideal es disparar en RAW ya que así podrás corregir de forma precisa el balance de blancos en el post-procesado. Si no lo utilizas, tendrás que hacer varias pruebas con las diferentes opciones disponibles en el balance de blancos de tu cámara, teniendo en cuenta que opciones como “sombra”, “nublado”, o “fluorescente” tienden a añadir calidez a la imagen. Haz varias pruebas hasta que consigas la opción que mejor se ajuste a los resultados que quieres, pero recuerda no configurarlo en automático porque tendería a “corregir” tu imagen eliminando los tonos fríos.

Material necesario

El mismo que para cualquier fotografía de paisaje y el mismo que para fotografiar la hora dorada:

  • Trípode. Si no quieres subir la ISO a niveles muy altos y perder la nitidez de tu imagen, lo mejor es que siempre te acompañe tu trípode en este tipo de fotografía de paisaje urbano.
  • Disparador remoto o como ya comenté anteriormente, activa en su defecto el disparador automático de tu cámara.
  • Una lente gran angular si dispones de ella.
  • Baterías y pilas de recambio
  • Filtros

Algo de inspiración

  • Fotografía de larga exposición: Prueba a combinar un espléndido cielo azul con el camino que realizan objetos en movimiento como coches, motos o trenes.
  • Busca reflejos interesantes. Ríos, charcos, agua en un vaso… lo que se te ocurra, dale rienda suelta a tu inagotable imaginación 😉 .
  • Busca líneas interesantes en tus composiciones.
  • Intenta que las líneas de tus edificios no “se caigan” si no es que lo pretendes por algún motivo artístico personal.
  • Prueba a encuadrar horizontalmente y verticalmente.
  • Retrata el movimiento, el fluir de las ciudades y el ambiente de la noche que despierta.
  • No olvides que tu imagen debe tener siempre un centro de interés claro.
  • Busca colores complementarios que contrasten entre sí.
  • Sé creativo.
13227507635_ace1f69fbd_k

Hora azul y fotografía de larga exposición

14642910661_126eb136d5_b

Hora azul en paisajes naturales

Conclusiones

Desde la calidez de la luz hasta la frialdad absoluta de sus azules, las horas mágicas son algo que, como buen fotógrafo, no puede faltar en tu galería de imágenes. Pero más allá de eso, es un momento que como adorador de la luz no puedes dejar de disfrutar. Por algo se llaman horas mágicas, porque lo son, porque vas a disfrutar como un niño fotografiando en esos instantes, sea en la ciudad o en un bello paisaje, sea a tu mascota o un bodegón 🙂 . Sólo necesitas algo de paciencia (no demasiada), piensa que se suceden la una a la otra, piensa que por suerte no debes decantarte por una o la otra, si no que la una sigue a la otra y la otra a la una… Sólo tienes que estar en el momento adecuado en el lugar adecuado y con el ánimo entusiasta que te caracteriza y ya verás como tus esfuerzos se verán ampliamente compensados.

Y ya sabes, si te ha sido útil, te ha gustado, si te ha animado a salir en busca de magia, si te han dado ganas de trasnochar para ver amanecer o de levantarte bien temprano el fin de semana, y crees que alguien más puede estar interesado en leerlo (y/o en acompañarte en tu búsqueda de la luz), ¡Compártelo!. ¡Muchas gracias! 🙂

Fotografía de Paisajes

17 Respuestas

  1. andres

    Excelente post no veo la hora que me llegue mi camara (acabo de comprar una nikon d3100 para empezar en la fotografia) para empezar a poner en practica todos estos consejos

    Responder
  2. Ricardo Urrea

    Gran artículo Alexa!. Como bien escribes ,estas horas tienen una duración que depende del lugar donde estés. La hora azul ,cerca de la línea ecuatorial y en torno a los 21 de marzo y 21 de septiembre, dura poquísimo. Acostumbrado a la latitud del sur de Chile (40 grados aprox) donde dura bastante, me llevé una gran desilusión al querer “atrapar” esta luz en Quito ,Ecuador. Si habrá durado un par de minutos ,es mucho. Perdí el momento ,pues tuve sólo un amanecer en esa ciudad.

    Responder
  3. Luis Carlos

    Como siempre tus consejos nos ayudan a los que adoramos el arte fotografico , el balance de blancos es algo que siempre pasamos por alto y/o lo manejamos en automatico, en estos dos casos de hora dorada y hora azul tu comentario es muy pertinente para lograr la mejor toma muchas gracias y sigue publicando tus buenos consejos y que en el 2015 se nos siga brindando la oportunidad de aprender de tu experiencia ¡ felices fiestas navideñas !
    atte, Carlos Fernandez .

    Responder
  4. Lorenzo

    Muy bien explicado, y un artículo muy interesante, para mi personalmente los retratos en la hora dorada son los mejores, sobre todo para parejas, dan un gran romanticismo.

    Responder
  5. Laurent

    En mi caso, no siempre disparo en manual. A veces uso el modo Apertura y compenso la exposición con el control de la cámara en cada toma, sobre todo en la hora azul, cuando la luz cambia rápidamente. En cualquier caso, coincido contigo es que es muy importante cambiar el balance de blancos para no perder esos tonos cálidos (durante las golden hours) o fríos (durante la hora azul).

    Responder
    • Iaio Atamian

      Laurent! tal cual como dices pero: cuando compensas la exposición, ¿sobre expones un poco la toma de modo de maximizar la capacidad del sensor para capturar información? Pregunto porque los modos semi automáticos tienen a exponer para un gris neutro en donde se desaprovecha gran parte de la información pasible de ser capturada por éste. (Yo soy enemigo de los modos semi manuales jaja =) )

      Responder
  6. Rafael

    Creo que hay un error en el artículo: donde dice “recuerda no configurarlo en manual porque tendería a “corregir” tu imagen eliminando los tonos fríos” entiendo que quiere decir que no lo dejemos en Automático ya que tendería a corregir la temperatura de color existente.

    Por otra parte, magnífico articulo y Blog. Gracias.

    Responder
  7. Ariel

    Muy bueno éste y todos los artículos! Yo recién empiezo pero la verdad que, con las horas de lecturas en este Blog, siento que no estoy tan indefenso en el mundo de la fotografía! Muchas gracias!

    Responder
    • Iaio Atamian

      Esa es la idea del Blog Ariel, pero no te olvides de llevar a la práctica todo lo que puedes aprender aquí ni tampoco dejes de compartir con todos nosotros tus experiencias! Saludos y espero verte seguido por aquí 🙂

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.