Es habitual que cuando nos adentramos en el mundo de la fotografía andemos algo perdidos y sólo nos atrevamos a trabajar con aquello que es “oficial”, con aquellas marcas que conocemos, con accesorios puramente fotográficos, y con aquellas composiciones o temas que nos han llamado la atención.

Es decir, pocas veces nos salimos de lo estándar, aceptable o correcto. Bastante tenemos ya con navegar por el tormentoso océano fotográfico como para encima hacernos los ingeniosos… 😉 Pero lo cierto es que, con imaginación y unos cuantos objetos cotidianos, puedes hacer auténticas virguerías. Así que si no te apetece salir de casa, o no puedes, apúntate a por lo menos uno y ponlo en práctica, verás cómo es divertido a la par que asombroso.

Bokeh con papel de aluminio

Aunque no lo parezca, sirve para algo más que para envolver bocadillos o sobras :-), sí, como lo oyes, sirve para hacer unos bokeh estupendísimos. Sólo tienes que arrugar el papel, ponerlo de fondo, iluminarlo con algún sistema (lámpara casera por ejemplo), y poner aquello que quieras retratar delante del papel de plata, con el diafragma más abierto que tengas. Luego lo enfocas y listo. Lo ideal es que empieces probando con algún muñeco, vaso, o cualquier elemento pequeño y estático, así te será más fácil enfocar, acercarlo al fondo, alejarlo, etcétera.

Macro con lupa

No te prometo los resultados que podrías tener con un objetivo macro o con un anillo de inversión o tubo de extensión, pero sí te aseguro que pondrá tu creatividad a trabajar, y que puedes conseguir resultados geniales. Sólo depende de tu creatividad e imaginación.

Una lupa para jugar con los aumentos

Juegos de luz y reflejos con un espejo

¿Quién no tiene un espejo como objeto cotidiano? Puedes utilizar cualquier espejo que tengas para ayudarte a dirigir la luz. Seguro que has jugado más de dos veces a hacerlo con superfícies que reflejan la luz. Esta vez puedes utilizarlo para enmarcar tus sujetos u objetos con esta luz reflejada, creando muchas posibilidades de jugar con luces y sombras.

Además podrás jugar con el espejo y sus reflejos para crear imágenes o retratos más originales, con más profundidad o más historia que contar.

Los sirven para mucho más que para mirarse ;)

Los sirven para mucho más que para mirarse 😉

Unas medias delante del objetivo

Sí, no me he vuelto loca, lo vi por la red y me pareció de lo más sencillo y resultón 😉 Eso sí, si te gusta la nitidez máxima, olvídate, pero si quieres adentrarte en tu modo creativo, puedes probar a poner una media bien ajustada y tersa atada con una goma al objetivo. Verás cómo suaviza y difumina la imagen y crea un efecto muy original.

Marcos para encuadrar las fotos

Otro objeto cotidiano y otra forma sencilla de componer tus imágenes de un modo más original, es crear tus propios marcos en papel tipo Polaroid o del tipo que tú quieras, y encuadrar a través de ellos cuando vayas a hacer la foto.

Marcos originales

Fondos con cartulinas, telas o fotos

Siempre hablamos de la importancia del fondo en cualquier fotografía y cómo un buen fondo es capaz de encuadrar o destrozar una imagen. Si te gusta fotografiar objetos, comida, hacer retratos, etcétera, con unas simples telas, cartulinas o incluso pósters o fotos de fondo, puedes trabajar como si estuvieras en un estudio.

Fondos con cartulinas, telas, fotos…

Un colador para crear patrones de luz y sombras

Los pequeños agujeros por los que deja pasar el agua, también te servirán para dejar pasar la luz y proyectar interesantes patrones y juegos de luces y sombras allá donde tú quieras. También puedes jugar con las láminas de una persiana entreabierta por donde se cuele la luz.

Un colador para crear patrones de luces y sombras

Un vaso con agua para jugar con la perspectiva

¿Te has fijado alguna vez en cómo se forma la imagen dentro de un vaso con agua? ¿No?, entonces este es el momento de hacerlo. Verás cómo la imagen queda completamente al revés. Esto te permitirá hacer fotos de lo más originales. Puedes girar la foto para que la perspectiva del vaso sea la “correcta” y el fondo te quede al revés, o dejar la imagen que contiene el vaso bocabajo, por ejemplo :-).

Un vaso para jugar con las perspectivas

Una bola de cristal

Exactamente con el mismo sentido del vaso. Si tienes una o puedes hacerte con una, no dejes de utilizarla en alguna de tus composiciones.

Una bola de cristal

Cortina clara como difusor de luz

La luz dura puede ser un gran reto y no siempre es lo que buscamos en una fotografía. La luz suave o difusa, suele ser más aconsejable para retratos y fotografía en general, por lo que, si dispones de una cortina clara, ya tienes un buen difusor de luz en casa que reducirá las sombras en tus retratos y te proporcionará una iluminación más homogénea.

Vaporizador de agua

Es un clásico de la fotografía macro y de la culinaria, ya que te permite jugar con las gotas de agua y transmitir la idea de rocío y frescura, así como jugar con la perspectiva y la composición de tus imágenes.

Vaporizador para jugar con las gotas de agua

Bolsa de plástico blanca

¿Que para qué? ¿Odias tu flash porque es como una explosión de luz en la cara de la gente sin ningún tipo de gracia? Eso es porque no usas un softbox o en el idioma del objeto cotidiano, una bolsa de plástico blanca encima del flash :-). Haz la prueba, verás como mejoran tus fotos.

Luces del árbol de Navidad para hacer bokeh

Las del árbol de Navidad o similar, pero que sean de pequeño tamaño y varias, así podrás practicar en casa un poco de fotografía bokeh. Ya verás como te encanta :-).

Filtros creativos con…

  • Celofán: cambia el color dominante de tus imágenes sólo con un simple papel de celofán delante de tu objetivo.
  • Papel film (de plástico transparente) y vaselina: siempre delante del objetivo, te permitirá jugar creativamente con zonas menos nítidas, creando incluso un fantástico efecto niebla en tus fotos.
  • Gafas de sol polarizadas: a falta de un filtro auténtico, puedes tener un polarizador estupendo ;-).

¿Qué te parece? No me digas que no tienes un montón de estos objetos cotidianos en casa para ponerte a practicar ahora mismo con ellos ;-). Ya sabes que la práctica hace al maestro y no hay mejor forma de mejorar que haciendo fotos sin parar :-). Ah, y por favor, no olvides difundir este artículo para llegar al máximo número de lectores posible. Muchas gracias y hasta la próxima :-).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.