Se acerca el final del año y con él el inicio del siguiente, cargado de buenos propósitos, de ganas de perfeccionarnos y, seguramente, de un largo listado de cosas a mejorar, a retomar, a empezar de cero. Adelgazar, apuntarte al gimnasio, dejar de fumar, leer más, acostarte más temprano, salir más a la montaña y unos cuantos millones más, dependiendo de cada reto, persona, necesidad, y gusto.

No sé si entre tu listado de cosas habrá algo relacionado con tu hobby favorito, o si simplemente ya renunciaste a hacer listados (como es mi caso 😉 ), pero lo tengas o no, las ganas de mejorar y de aprender deberían ser un propósito de todo el año y, si lo tuyo es la fotografía, esta es una buena ocasión para retarte a ti mismo/a a aprender y mejorar 🙂

1. Estrena proyecto fotográfico

Este es uno de mis favoritos por diversos motivos, primero porque nos obliga a practicar, segundo porque nos obliga a ser responsables, tercero porque nos motiva a mejorar, cuarto, porque nos permite ver nuestra propia evolución y aprender de nuestros errores. Casi nada, ¿no? 😉 . Un proyecto puede ser una foto al día o una a la semana, lo importante es que tengas cierto compromiso y que no lo vayas dejando.

  • Una foto al día
  • Una foto a la semana

Más ideas aquí.

2. Apúntate a retos fotográficos

Ya sabes que aquí en el blog tenemos un Reto Semanal, cada semana con una temática diferente, y siete días para preparar y salir a buscar tu mejor fotografía. Es una ocasión perfecta para practicar y aprender cosas nuevas, y para obligarte a cumplir tu proyecto fotográfico de una foto a la semana (ver punto anterior 😉 ).

No obstante, si te gustan los retos, por suerte no eres el único, y las redes sociales están llenos de ellos. Algunos tipo concursos, otros por el simple placer de participar y/o de ver tu imagen destacada por encima del resto.

sunrise-1634125_1280

Apúntate a retos fotográficos

3. Realiza un curso de fotografía

Personalmente admiro a los autodidactas, aquellos que se esfuerzan en aprender y mejorar por ellos mismos. Los amantes de la fotografía siempre tenemos que serlo un poco en algún momento, porque requiere mucha prueba-error y mucha práctica. No obstante, también pienso que ser autodidacta requiere invertir muchísimo tiempo y es muy solitario. Por todo ello, siempre recomiendo hacer un buen curso de fotografía que te dé las bases técnicas o compositivas necesarias para arrancar de forma ágil y motivadora. Y no sólo hay cursos para principiantes, los hay de todos los niveles y temas y en todos los formatos: Online, presencial, etcétera.

Ah, si te interesa un curso online con todos los secretos de la fotografía Réflex, no dudes en echarle un vistazo al curso de Blog del Fotógrafo 🙂

dog-734689_1920

Realiza algún curso de fotografía

4. Prueba algo nuevo

Seguro que te suena eso que ahora está tan de moda de salir de la zona de confort, ¿verdad?, bien, en fotografía cuanto más sepas mejor, no hay duda, cuanto más estimules tu aprendizaje, más recursos, más imaginación, más motivación y, en definitiva, mejores fotos 🙂

Así que ya sabes, dale una oportunidad a otros estilos, a otras técnicas. ¿Has probado con Street Photography?, ¿con macrofotografía?, ¿con fotografía de paisajes?, ¿con el retrato?, con el Lightpainting?, ¿con la fotografía de estrellas?, ¿con la luna y el sol?, y millones de temas más (muchos de ellos los tenemos en este blog 😉 ) que pueden ayudarte a mejorar y progresar como fotógrafo/a.

5. Imprime tus imágenes favoritas

No me cansaré de decir que las fotografías están hechas para ser vistas. Y soy la primera que pospone el tema copias en papel por mil y una excusas, por mil y una faltas de tiempo, por pereza y un largo etcétera, pero lo cierto es que meter todo el trabajo, toda la ilusión, toda la historia y el recuerdo que hay detrás de cada una de las imágenes en el disco duro de turno, es lo peor que les puedes hacer.

Hay millones de soportes a tu alcance para darles luz: lienzos, fotolibros, posters, o un simple marco. Lo importante es que las disfrutes, que para eso las hacemos, ¿no? 🙂

6. Aprende a usar el modo manual

Este es un buen momento para proponértelo. Te aseguro que si supieras las bondades que puede aportarte el uso del modo manual no estarías esperando aún… 😉 El modo manual, lo creas o no, tiene todas las respuestas a esas preguntas que te has venido haciendo desde que te dejaste seducir por la fotografía. Cómo se puede congelar una gota, o dejar un rastro de movimiento, cómo podemos desenfocar el fondo, y casi todo lo que se te ocurra, puedes hacerlo en manual. Así que, si sólo tienes que escoger un propósito de la lista, te recomiendo que sea este.

7. Aprende a utilizar el flash externo de la cámara

Muchas veces acabamos aborreciendo el flash integrado de nuestra cámara (en general no por falta de razón), aborrecemos los ojos rojos, las zonas quemadas de la imagen, el fondo oscuro, las expresiones de quienes retratamos, y desechamos definitivamente el flash de nuestra vida. Pero lo cierto es que el flash externo no tiene nada, nada que ver con el que viene incorporado a tu cámara. El flash externo es todo aquello que soñabas del flash antes de quedar profundamente decepcionado. El flash externo te devuelve la fe, ya verás, ¿te atreves con él? 😉

apple-1769553_1920

Aprende a utilizar el flash externo

8. Blanco y negro

No es obligatorio ni mucho menos, puede que te chifle o que no te diga nada, pero al margen de la estética y de lo que pueda llegar a transmitir a cada uno, lo cierto es que el blanco y negro no sólo es ausencia de color, es también un gran ayudante a la hora de aprender composición. Puesto que al despojar las imágenes de la fuerza del color, éstas deben respaldarse muchísimo más en el resto de elementos, principalmente en cómo estos se reparten en el encuadre, o lo que también conocemos como composición.

microphone-1209816_1920

Dale una oportunidad al blanco y negro

9. Preséntate a un concurso

Sí, ¿por qué no?, ¿crees que no vas a ganar? pues si no lo intentas nunca lo sabrás. Piensa que nunca se es lo suficientemente bueno, que siempre hay alguien mejor que tú y mejor que aquél que crees que es mejor que tú. Pero esa es la magia de la fotografía. Siempre, siempre hay margen de mejora, eso no implica que por una vez y por una foto, no puedas ser tú el mejor o el segundo mejor o el tercero mejor o el accésit mejor 😉 .

10. Comparte tus imágenes

La fotografía está hecha para ser vista, así que comparte tus imágenes, puedes hacerlo en alguna red social o crear tu propia galería de fotos online. La moraleja es que no te guardes tus bonitas imágenes sólo para ti 🙂 , los fotógrafos somos una comunidad entusiasta a la que nos encanta compartir y aprender de los demás. Si las redes sociales no te entusiasman y quieres empezar a labrarte un futuro profesional o simplemente quieres exponer tus fotos pero sin tener que ceder tus derechos de imagen, prueba a montar tu propia galería de fotos online. Mario te lo explicó muy bien en este artículo.

11. Ordena todas tus fotos

Qué pereza, ¿eh? 😉 pero créeme, cuanto más lo dejes más pereza te va a dar, así que cuanto antes te pongas a ello, mejor.Tener ordenadas las imágenes reduce el riesgo de perder alguna por un despiste y a la larga te ahorra muchísimo tiempo. Y ,además, si te da pereza, ¿qué mejor que hacerlo en plena ebullición de propósitos navideños?

12. La cámara contigo siempre que puedas

Si en la vida nadie te regala nada, ¡en fotografía aún menos! Así que nada de espachurarse en el sofá a lamentarse por no ser lo suficientemente bueno o buena. De eso nada, las fotografías hay que hacerlas, fabricarlas, no se cazan ni aparecen por arte de magia. Una buena fotografía se hace, y te aseguro que no se hace desde el sofá. Salir abre nuestra mente, nos pone a prueba, nos regala instantes si estamos listos para verlos, nos hace improvisar, nos saca de nuestra zona de confort, nos enseña. Porque la única forma de aprender fotografía, lo siento, es practicándola.

¿Qué te parecen?, ¿te quedas con alguno?, ¿con más de uno? Espero que te hayan sido de utilidad. Si es así, por favor, compártelos para que consigamos llegar al mayor número de fotógrafos y fotógrafas posible. Muchas gracias y hasta la próxima 🙂 .

7 Respuestas

  1. fotografia infantil

    Muy buenos los retos, me quedo con:
    1- Estrenar un proyecto fotográfico.
    11- ¡Ordenar las fotos! Eso es muy difícil.
    12 – La cámara siempre conmigo, para ello he de comprarme una cámara mas pequeña ¡pero es un gran reto!

    Responder
  2. Daniel Trujillo

    Excelentes recomendaciones, creo que se complementan y sólo dejaría por el momento el blanco y negro. Gracias.

    Responder
  3. Diego

    Yo me quedo con estos retos para el próximo año:
    1. Estrena proyecto fotográfico
    3. Realiza un curso de fotografía
    4. Prueba algo nuevo

    Responder
  4. Fernando Portillo

    Me gustaron los propósitos fotográficos, el único que creo verdaderamente como un reto es el 11 y todo se resume en una palabra : organización.

    Responder
  5. Marcos

    Me quedo sobretodo con estas:

    12 – Llevar la cámara siempre contigo: Muchas veces por “pereza” o por no llevar la mochila con el peso me pierdo el poder hacer fotos cuando salgo a la calle, y da coraje jaja.
    1 – Estrenar proyecto: Esto creo que motiva a cualquiera.
    5 – Imprimir las fotos: Parece una tontería pero cuando veo las mías pienso que no son buenas y al final acabo sin imprimir ninguna…Algo a cambiar ya

    También la de ordenar fotos pero esta estoy ya en ello así que ya cuenta como cumplida jejeje.
    ¡Saludos!

    Responder
  6. jorge

    Hola Alexa, como siempre gran artículo, yo me quedo con dos retos: imprimir las fotos por que creo que con eso se comparte con más gente tus fotos y compartir fotos y así tus amigos, familiares, etc. te preguntaran “donde la as sacado”, “¿como la hiciste?” y creo que así se crea un vinculo fotográfico y además creamos “afición” un saludo desde Asturias.

    Responder
  7. Martin Snowblind

    Me quedo con:

    4 – probar algo nuevo, voy a probar retrato, nunca me había atrevido pero ahora lo haré.
    12 – llevar la cámara a todas partes conmigo porque aunque me encanta la fotografía urbana no salia siempre con la cámara y me perdía muchas pero muchas tomas increíbles por solo fotografiar algunos días a la semana.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.