Beauty Dish

Beauty Dish

Como amante del retrato que seguro que en algún momento eres o serás 😉 lo normal es que empieces tus andares con poco o con nada, que empieces a aficionarte a la fotografía con una cámara compacta, una cámara de teléfono móvil o una cámara que cayó en tus manos de casualidad, aquella que usaba tu abuelo allá en los tiempos de los revelados químicos y los haluros de plata. O quizá no, quizá siempre supiste que estabas destinado a ser un “recolector de almas” y pediste tu primera cámara justo después de decir mamá o papá. 😉 Sea como sea, empezaste con nada, o con muy poco. A medida que la afición se convirtió en pasión, todo lo que ganabas lo ahorrabas para adquirir ese filtro que te faltaba para paisajes, ese objetivo tan luminoso que soñabas, ese trípode, esa cámara.

Después de lo “esencial” te hartaste de que la luz te dominara a ti, y decidiste aprender a dominarla tú, a la esencia fotográfica, al alma. Así que te encerraste en casa y estrujándote el cerebro te aprendiste algunos esquemas de iluminación, machacaste a tus familiares haciéndolos posar misteriosos o alegres, ojerosos o fantasmagóricos hasta que conseguiste entender qué era luz dura, cómo influencia el ángulo de disparo, el flash rebotado, las ventanas de luz y otros muchos vocablos que el primer día te hacen pensar que no pasarás del flash de relleno 😉

Si ese día ya llegó, aquí llega el mañana, el día del Beauty Dish, motivo de este artículo y que si te gusta el retrato te va a encantar 😉

¿Qué es un Beauty Dish?

Es un reflector o modificador de la luz de flash (de estudio) que se usa casi exclusivamente para retratos, y sobretodo en retratos de “belleza”, donde lo que solemos querer resaltar es la belleza de los rasgos del modelo, de aquí su nombre.

Debido a su tamaño y su estructura poco “portable”, suele ser un elemento exclusivo de los estudios fotográficos, aunque puede verse en algunas tomas de retrato en exteriores.

Sus principales características

Aquello que hace a este modificador de la luz tan interesante, es el tipo de luz que crea gracias a su estructura, que se caracteriza por su forma circular, y por tener poco fondo y mucho diámetro. Es decir, parecido a un plato algo hondo, de aquí también su nombre, suponemos 😉

La luz que llega al modelo, y que caracteriza al Beauty Dish, es dura en el centro y más suave a medida que se aleja de éste hacia los bordes. Así mismo, produce un reflejo redondeado en los ojos mucho más estético que los reflejos cuadrados habituales en estudio, y un contraste muy agradable y valorado en este tipo de fotografía.

14607342632_71aa318bfc_k

Retrato tomado con un Beauty Dish

Otra de sus características es la forma de realzar la textura de la piel, por lo que siempre se recomienda utilizarlo en modelos con muy buena piel o muy bien maquillados/as. En estos casos se acentúa la belleza de la misma, pero en personas con “defectos” en la piel, estos se acentuarán aún más. Como siempre, depende de lo que quieras conseguir.

La dureza de la luz se sitúa en un lugar intermedio entre la suavidad de los Softbox y la dureza de los paraguas de luz.

Tipos de Beauty Dish

Se diferencian unos de otros, principalmente por el tamaño de los mismos; es decir, por el diámetro del “plato”. Dependiendo del diámetro, la luz se comportará de forma distinta. Los más habituales suelen ser los de 40, 42, 56 o 70cm.

Cuanto más pequeño sea el diámetro, más pequeña será la zona iluminada y más contraste tendrás entre luces y sombras. Cuanto más grande sea, en cambio, más amplia será la zona iluminada con luz dura y menos evidente el efecto gradual hacia las zonas en sombra. Los más estándares son los de un diámetro intermedio, que son los que consiguen un efecto más “compensado”.

Así mismo, puedes encontrarlos en acabado blanco o plateado. El blanco es algo más uniforme y menos contrastado que el plateado, que produce más contraste y luz algo más dura.

¿Cómo se utiliza?

Como cualquier tipo de iluminación que puedas utilizar, el resultado final dependerá de varios factores. En este caso, principalmente dependerá del diámetro del Beauty Dish, tal y como acabo de comentar, de la posición o ángulo de colocación y de la distancia entre el modelo y la luz.

15702002298_5c9408c8ff_k

Retrato con Beauty Dish

Cómo calcular la distancia ideal

Para calcular la distancia “ideal” entre la fuente de luz y el modelo, debes calcular aproximadamente el diámetro de tu Beauty Dish multiplicado por 1,5. Esto te dará los centímetros aproximados que deberán separar luz y modelo. Por ejemplo, si has decidido trabajar con el Beauty Dish de 70 cm, deberás hacer esta sencilla multiplicación: 70*1,5= 105 cm. Eso sí, si el resultado no te convence, haz varias pruebas, recordando que cuanto más te alejes, más difusa será la luz (menos dura) y cuanto más te acerques, más dura.

¿Hacia dónde oriento el Beauty Dish?

¿Recuerdas cuando hablábamos del centro de interés de una imagen? De aquello que queremos destacar en una imagen, del sentido de la misma y de cómo guiar la atención del espectador hacia ese punto, ¿Verdad? Bien, hay muchas formas de hacerlo (composición, líneas, etcétera), pero en este caso lo harás a través de la luz. Orienta el Beauty Dish, a aquella zona del rostro de tu modelo que quieras destacar. Esa será la zona que asumirá la luz dura y a partir de allí la imagen se irá suavizando paulatinamente perdiendo algo de protagonismo al perder la luz.

Haz varias pruebas, no siempre es fácil acertar a la primera 😉

Beauty Dish DIY o lo que es lo mismo, hecho en casa

¿Eres de los que disfrutan haciendo las cosas por sí mismos, de los que se han montado un estudio completo por menos de 10 euros? Pues enhorabuena, porque fabricarte un Beauty Dish es aparentemente sencillo incluso para alguien no tan manitas como tú 😉

Te dejo este vídeo que te muestra paso por paso cómo hacer un Beauty Dish de forma sencilla y económica:

Y si no te animas, puedes encontrarlos en Amazon 😉

¿Qué te parece? ¿Te animas a probar un Beauty Dish?, ¿Te animas a montar uno con una palangana? 🙂 El efecto dramático que puedes conseguir gracias a su luz, las texturas, el contraste… creo que hacen que valga la pena que por lo menos hagas una intentona 😉

Y ya sabes, si te ha resultado útil, interesante y crees que alguien más podría estar interesado o interesada en probar las bondades de un Beauty Dish, compártelo en facebook, Google+ o Twitter. Y como siempre, ¡Gracias! 🙂

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

13 Respuestas

  1. luis

    ¡Excelente Blog!. Gracias por la información. En realidad soy un simple aficionado a la fotografía, pero nunca está de más aprender un poquito de los expertos en el tema. Reitero, felicidades por el Blog.

    Responder
  2. Maria

    Muy interesante pero hay un matiz: “la luz es más suave cuanto más cerca el foco de luz y sujeto y más dura cuanto más alejados estén”. Saludos cordiales.

    Responder
    • Iaio Atamian

      María, no logro identificar en el texto el “matiz” que mencionas. ¿Podrías copiarme el texto tal cual?. Lo que si aclara es que “cuanto más te alejes, más difusa será la luz (menos dura) y cuanto más te acerques, más dura” y eso es así, de hecho, la dureza o suavidad dependerá del tamaño de la fuente lumínica por ello, cuanto más pequeño sea el “Beatuy dish” más se concentrará la luz y más dura será. Saludos.

      Responder
  3. Felipe Rivera

    ¡Hola!. Tengo una duda que no es particularmente del Beauty Dish pero tiene relación con la iluminación de estudio. Ando en busca de un artefacto de iluminación que vi hace un par de días en un sitio (pensé que acá pero aparentemente no), estoy muy interesado pero no he podido dar con él. Era como un aro de luz para resaltar los ojos, se iluminaban y se creaba una circunferencia de luz muy bonita en la pupila. ¿Saben de que hablo? ¡Espero puedan ayudarme, muchas gracias!

    Responder
  4. Braulio Suarez

    Hola soy Braulio Suarez y soy uno de los autores del vídeo de diy sobre como fabricar un beauty dish junto con mi amigo y colega Juano Forner.
    Gracias Alexa De Blois por compartirlo esperamos pueda ser de utilidad para todos aquellos que con poco dinero un poco de ingenio y mucha pasión por la fotografía puedan sumar a su arsenal un arma de creación masiva como el beauty dish y mejorar sus tomas de retrato. Los invitamos a que vean los demás vídeos del canal donde explicamos brevemente su uso y luego el posterior retoque digital de una de las fotografías realizadas con el mismo. Saludos desde Argentina.

    Responder
      • Braulio Suarez

        ¡Hola Joaquin! En el mismo canal del vídeo puedes encontrar los otros capítulos sobre uso y edición de retrato. Sino búscalo como two photo guys. Saludos, Braulio

  5. Jose Moya

    Gracias por el artículo me acaba de abrir un nuevo camino en este mundillo. De los que hay en el enlaces de Amazon, ¿cuáles recomendáis? ¡Gracias!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.