Una imagen que no transmita, que no emocione, que no conmueva, por mucho que sea aparentemente una imagen perfecta, será una fotografía vacía, sin vida, insignificante en el mundo visual. Podrá servir para marketing, para entornos profesionales, pero no tocará tu corazón, no se grabará en tu retina, pasará de largo como una hoja seca que se lleva el viento, como una más entre millones.

Si has elegido la fotografía como modo de vida porque te apasiona, o si has decidido que sea tu compañera para pasar tu tiempo libre, debes saber que has de poner mucho amor en cada disparo para que ese amor se vea reflejado de alguna manera en tu imagen. De este modo conseguirás transmitir sentimientos, emocionar y lograr que la mirada del espectador se clave en tu fotografía los segundos suficientes para que un ejército de hormigas recorran sus venas.

Además de ponerle tu pasión, existen algunos trucos que te pueden ayudar a emocionar al público. Hoy te voy a indicar algunos que te ayudarán en la preciosa tarea de transmitir ternura. ¿Te quedas?

1. Luz natural

Voy a comenzar por la luz, uno de los factores más importantes (por no decir el más importante) a la hora de realizar fotografías. Y no me refiero sólo a la necesidad de la luz como elemento imprescindible en cuanto a la técnica o parte física de una foto, sino al alma, a la parte creativa que le puede aportar a una imagen un tipo de luz u otra. La luz natural es una de las herramientas que puedes utilizar a la hora de lograr inspirar ternura, pues es mucho más cálida, cercana y acogedora que una luz de estudio. Esta última es muy fría, necesitas otros recursos para matizar esa “distancia” que crea. Siempre que puedas tirar de luz natural para este propósito, no te lo pienses. Aquí tienes algunos consejos para fotografiar con luz natural.

2. Luz difusa

Puede que a estas alturas ya sepas (si no es así, es un buen momento para que conozcas esta información) que existen dos tipos de luz en cuanto a la calidad de la misma: dura y difusa (o suave). Esta última se llama así porque la transición entre luces y sombras es mucho más suave. La luz dura, por el contrario, provoca sombras muy definidas. Para transmitir ternura ayúdate de una luz suave, pues contagia sentimientos más delicados y dulces. Puedes seguir estos consejos para capturar increíbles fotografías con luz difusa.

Utiliza luz difusa

Utiliza luz difusa

3. Clave alta

Si tu medio es el estudio, no te preocupes, no sólo con luz natural puedes lograr imágenes tiernas. Existe el recurso de fotografiar en clave alta para transmitir sentimientos como este. Todas las “claves” las tienes aquí. Con un ejemplo lo verás más claro 😉

Fotografiar en clave alta

Fotografiar en clave alta

4. Colores cálidos o suaves

Los colores en una fotografía pueden ser como las rimas de una poesía. Pueden crear una gran composición por sí solos o despertar un sentimiento. Para este propósito lo mejor es utilizar colores cálidos y suaves. Los cálidos por lo evidente, por el calor que transmiten. Los colores suaves porque aportan dulzura y ternura, por eso son los más utilizados en fotografía de bebés. Huye de los colores muy brillantes o chillones, estos pueden estar muy bien pero para otros propósitos.

La importancia de los colores

La importancia de los colores

5. Bajo contraste

Ayúdate de un bajo contraste para inspirar un sentimiento de ternura. El contraste alto se usa más para trasnmitir fuerza o dureza mientras el bajo suele ser mucho más agradable a la vista y potencia las emociones dulces.

Bajo contraste

Bajo contraste

6. Las partes de un todo

Otra buena idea es capturar sólo una pequeña parte del todo, un detalle, una muestra muy significativa en la que centrar todo el interés y que focalice la mirada en la parte que te parezca más dulce. Los bigotes de un gato, un bonito tatuaje, unas dulces pestañas, una sonrisa o unos diminutos pies… pueden ser algunos ejemplos.

Detalles llenos de ternura

Detalles llenos de ternura

7. Incluir un bebé o un niño

Que los seres más pequeños de la casa inspiran ternura no es ningún secreto. Inclúyelos en tus fotografías siempre que puedas y tendrás un éxito asegurado.

Incluir un niño en la escena

Incluir un niño en la escena

8. Desenfoque

Jugar con la profundidad de campo para lograr un buen desenfoque en la escena te ayudará a lograr mucha suavidad en la fotografía aun con otros elementos adversos. Un fondo difuminado y la falta de detalles crean una atmósfera etérea, mucho más tierna que si muestras todos y cada uno de los detalles de una escena, sobre todo si son muchos los elementos.

Desenfoque

Desenfoque

9. Debilidad

La debilidad de un ser es uno de los motivos que más nos pueden llegar a inspirar ternura. Puedes mostrar esta debilidad o delicadeza utilizando algunos recursos como la perspectiva con un plano cenital que hará que se vea al protagonista más pequeño; colocarlo en un lugar que parezca algo inhóspito; comparar su tamaño o fuerza con alguien o algo mucho mayor… Observa esta imagen, aun sin color, la debilidad que estos pequeños pies aparentan entre unas manos de adulto inspiran una gran dosis de ternura, ¿no crees?

Mostrar debilidad

Mostrar debilidad

10. Relaciones que conquistan

No me dirás que escenas como la de un gato y un perro que se llevan de mil amores, el hermanito mayor besando al pequeño, un adulto cuidando de un anciano, un oso polar jugando con un pingüino, una pareja enamorada, el niño con su mascota… o cualquier otra similar no transmite kilos de ternura. Si no te lo parece es que hablamos distintos idiomas, ejem, ejem.

Relaciones que enamoran

Relaciones que enamoran

11. Contar una tierna historia…

La mayoría de las veces lo que más cuenta en una fotografía es el “instante”, la historia, lo que le da el nombre de instantánea y el motivo para ser retratado. Si te encuentras una imagen tierna de por sí, no te preocupes por la nitidez ni cosas por el estilo, sé fiel a la historia y procura que no se escape ese momento con detalles que carecen de importancia. Encuadra y dispara. La emoción está asegurada.

Historias para el recuerdo visual y emocional

Historias para el recuerdo visual y emocional

12. …0 sugerirla

Una historia no tiene por qué ser contada. Sugerirla puede ser incluso mejor, dejar una parte a la imaginación, a los sentimientos de cada espectador para que completen el puzle según sus deseos, anhelos o experiencias. Emociona sugiriendo una historia llena de ternura como la del siguiente ejemplo.

Sugerir

Sugerir

Ya tienes recursos de sobra para ser más tierno que copito de nieve o que el corderito de Norit. Ahora bien, si no los llevas a la práctica se van a quedar en el olvido, enterrado entre millones, billones o trillones de datos virtuales, igual que las imáges vacías y tú no quieres eso, ¿verdad?

Entonces coge tu cámara para capturar los momentos más tiernos que puedas imaginar y compártelos con nosotros, ¡estamos deseando verlos! Y puestos a compartir, también puedes hacerlo con este artículo para contagiar ternura por todo el mundo, que falta le hace 😉 Gracias y ¡hasta la próxima!

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

18 Respuestas

  1. Pere Solsona

    ¡Gracias por tu artículo!. Yo añadiría otra forma para desarrollar esa ternura y es la sensibilidad del fotógrafo, pero eso viene de fabrica y uno es o no sensible.

    Responder
  2. sarah

    Sigo este Blog desde hace muchísimo tiempo, me encanta tu estilo, los retos semanales, la sección de consejos. ¡Eres un auténtico crack! ¡Enhorabuena!

    Responder
  3. Smells

    ¡Excelentes consejos Caro, como siempre!. Se me ha ocurrido una idea que espero les agrade: deberían hacer un artículo en el que cada uno de los colaboradores de este Blog publicara 1 o 2 fotos propias de las que se sientan más orgullosos, al igual que una breve descripción explicando el por qué. ¡Saludos!

    Responder
    • Iaio Atamian

      ¡Smells, ya veremos si tiene acogida tu idea! Yo soy extremadamente celoso de mis fotografías, las que más me gustan no las comparto jaja “has lo que yo digo pero no lo que yo hago”.

      Responder
  4. maria

    Me estoy iniciando en este mundo de la fotografía porque me gusta mucho y quisiera comprarme un libro que me explicara de forma sencilla como debo programar mi nikon 5200 para hacer buenas fotografías de retrato. ¿Qué me interesa mas el libro de 100 ejercicios de fotografía o el de retrato? Gracias por crear este Blog tan buenísimo.

    Responder
  5. Marga Andrade

    Buenas noches. Siguiendo vuestros consejos voy a comprar una batería adicional para la Nikon D7000 que he adquirido recientemente. Voy a la página de la sonrisa (Amazón) y hay unas cuantas entradas cuando en el buscador pongo “batería Nikon D7000”. Empiezan las dudas: ¿original? ¿compatible? pero es que compatibles también hay un montón distintas y de distintos precios. Os pido un favor: claro y directo ¿si fuera para vosotros cuál compraríais? Y por el mismo precio (jejeje) ¿qué disparador remoto me recomendarías?
    Me tenéis totalmente enganchada. No leo otra cosa que no sea el Blog e información para preparar mis vacaciones. Muchas gracias por vuestra atención. Saludos, Marga.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Marga, en baterías (si tu bolsillo te lo permite) ve por las originales. No quiero decir que tengan una real diferencia que justifique su precio pero, a la hora de re venderlas, mantienen mucho más su valor y que sean de la marca del fabricante de la cámara, siempre es una garantía. Respecto al disparador, te recomendaría alguno que tenga muchas opciones de disparo: bloqueo para largas exposiciones, disparo por intervalos para time lapse, etc. Saludos.

      Responder
  6. Matías

    ¡Muchas gracias por toda la información! Este Blog me ha sido muy útil la verdad, estoy empezando en la fotografía y aprendí muchísimas cosas gracias a ustedes. Recientemente mi abuelo me heredó una Canon AE-1 Program, y tengo una gran duda respecto a si es posible “cambiar” o quitar el sensor, ya que hay algunos puntos negros en el mismo, y al ser mi primera cámara quiero saber si eso tiene arreglo. (escribo esto aquí por que es una de las notas mas recientes).
    De vuelta, muchas gracias, y gran Blog, los leo siempre.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Matías, la cámara que has heredado no es digital por lo que no tiene sensor, es una cámara analógica. El sensor es la película fotosensible que puedes comprar en las tiendas especializadas. Solo tendrás que ir a la tienda, hacerte con un rollo y probar su funcionamiento. Saludos.

      Responder
  7. María

    Acabo de encontrar este Blog gracias a mis eternas búsquedas para conseguir mejores fotografías ya que soy nueva en esto. Recién adquirí mi cámara (Sony a37) y realmente los felicito, me han llenado de consejos buenísimos que he puesto en práctica inmediatamente, que desconocía y me he enamorado.
    Muchísimas gracias por tanta información, por formar un grupo de los tantos apasionados por esta forma de vida que es la fotografía.
    Seguiré leyendo todos los artículos.

    Responder
    • Iaio Atamian

      ¡Bienvenida María! Que gusto poder sumarte a nuestra familia de colegas 🙂 Muchas gracias por tus palabras, son el alimento de nuestras ganas de seguir mejorando y creciendo día a día. Espero verte muy seguido por aquí comentando y participando de los retos con tus fotos. Saludos.

      Responder
  8. Kiara Pineda

    ¡Hola hola de nuevo! Aquí estoy revisando algunas entradas. Ésta me capturó por completo. ¡Muy buenos consejos! A ponerlos en práctica.
    ¡A por ello!
    Gracias por el aporte.
    😀

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.