Pocos fotógrafos escapan a la magia de los retratos. Pocos de nosotros no tenemos unos cuantos de ellos en Facebook, Instagram, Flickr o en el teléfono móvil. Hacemos retratos desde que tenemos memoria, desde que dibujábamos a mamá o papá con un círculo y cuatro palos, desde que nos dejaron coger la primera cámara y apretamos el obturador. Retratamos a nuestros amigos una noche de juerga, nos hacemos selfies vacacionales para dar envidia a los que se quedaron trabajando 😉 , retratamos a nuestros hijos e hijas y a nuestras mascotas y a todo el que se nos ponga por delante. Pero es sólo cuándo nos adentramos en el mundo de la fotografía cuando entendemos y empezamos a disfrutar la magia del retrato en todo su esplendor. Es cuando nos detenemos ante un retrato bien hecho, ante uno que nos quita el aliento, cuando vemos todo su poder, su capacidad de emocionarnos y de transmitir un sinfín de mensajes, historias y sentimientos.

Y como nuestro principal objetivo como fotógrafos es intentar huir de la indiferencia, conmover, destacar, y que nuestra imagen quede grabada en la retina del que la mira, vamos a ver unos cuantos trucos para conseguir retratos más expresivos, con más fuerza, energía e impacto.

El modelo

No sólo conseguirás retratos expresivos con modelos impactantes, pero es evidente que un modelo con un físico impactante te acercará de forma más fácil a un retrato expresivo que un rostro más anodino o que llame menos la atención. Un rostro arrugado por el paso del tiempo, alguien con un peinado o vestimenta extremos, alguien inusualmente hermoso o atractivo (o todo lo contrario), o con algún rasgo característico (una nariz imponente, unos grandes ojos…) pueden acercarte de forma más sencilla a un retrato más expresivo.

No obstante, sólo con el físico del modelo no conseguirás un gran retrato; cualquiera es candidato a un gran retrato hiperexpresivo, sólo debes añadirle algún ingrediente más a la receta.

8506397510_532ed3b8d4_k

Un modelo adecuado ayuda, aunque no lo es todo

Actitud y expresividad del rostro

Busca emociones en el rostro de la persona que fotografíes: ira, tristeza, alegría, sorpresa o misterio son sólo algunas de ellas. Que la emoción sea fácil de identificar para el espectador hará que este reciba mejor y con más intensidad la expresividad del rostro.

Lenguaje corporal

No sólo habla el rostro de nuestros modelos. De una persona habla todo, hablan sus brazos en jarras, sus brazos cruzados, sus palmas hacia arriba o hacia abajo… El lenguaje corporal en un retrato es una forma de expresión tan válida y destacada como una sonrisa.

La mirada

Es el espejo del alma y uno de los elementos más importantes en cualquier tipo de retrato. Como seres humanos, es habitual que nuestra mirada se dirija de forma natural hacia los ojos del retratado, por lo que es un elemento que destaca naturalmente. Para potenciar la mirada, es importante que ésta se ubique en algún lugar del encuadre que potencie este centro de interés. Una buena opción es situar los ojos en uno de los puntos fuertes de la regla de los tercios. Y aún más importante que el lugar donde situamos la mirada dentro del encuadre, es que los ojos estén bien enfocados. No nos cansaremos de repetirlo 😉 Oye, y si además tienen un toque de brillo ya tienes media foto hecha 🙂

Romper el hielo

Si quieres una expresión especial, no te precipites, deja que tu modelo se sienta cómodo, pídele que hable de alguna experiencia importante en su vida, por ejemplo, y estate atento a sus expresiones, sus miradas, a la esencia de su expresión y de su ánimo.

Para lograr un buen resultado en este tipo de retratos, es esencial que planifiques algo la sesión. No hace falta que dispongas de estudio ni que estés una semana antes dándole vueltas a la cabeza, pero por lo menos en el momento debes pararte a pensar qué quieres y por qué, cómo puedes mejorar la imagen, qué le falta o qué le sobra, y sobre todo que no dejes al azar ni la actitud ni la pose de tu modelo. No tengas miedo a dirigirlo, a hacerle saber qué quieres y cómo lo quieres. Haz pruebas y más pruebas, y si se hartan de ti o no encuentras voluntarios, siempre puedes recurrir a ti mismo. Échale un vistazo a este artículo que explica a la perfección cómo conseguir un buen autorretrato.

15616190359_21655e67bd_h

La mirada es esencial a la hora de expresar en un retrato

Escenificación

Para lograr un retrato hiperexpresivo, debes asegurarte de que este tenga fuerza e impacto. Para ello, es esencial que te ayudes de todo lo que rodea a tu sujeto para potenciar tu mensaje.

  • Atrezzo: piensa si a tu idea le va bien algún tipo de complemento para acentuar la expresividad de tu retrato.
  • Vestuario: es habitual que nos centremos en el rostro del retrato y olvidemos algo tan importante como el vestuario que lo acompaña. El vestuario puede potenciar nuestro mensaje o destrozarlo, préstale la merecida atención.
  • Maquillaje: Si sabes de maquillaje o tienes la suerte de que tu modelo sí, puedes jugar con él para lograr que te ayude a potenciar el mensaje que buscas.
  • Fondo: Para lograr un retrato hiper expresivo, es conveniente que utilices fondos que realcen y potencien a tu protagonista. Los colores y las texturas pueden ayudarte a potenciar tus retratos. Prueba con colores vivos que contrasten con el vestuario, de tu modelo, o que se confundan para resaltar el rostro…
313624757_39f1e44e68_o

No dejes elementos al azar

La luz

La luz y la direccionalidad de ésta serán tus grandes aliadas a la hora de buscar expresividad en tus retratos. Luces duras (sombras marcadas y mucho contraste) o difusas (sombras suaves y menos contraste), luz natural o artificial.

Juega con la direccionalidad de la luz para crear diferentes sensaciones:

  • Luz lateral: Genera volumen y realza las texturas del retratado.
  • Luz frontal: Si no estás interesado en texturas del rostro ni en el volumen, la luz frontal las reduce, así como el contraste.
  • Luz cenital: Situada justo por encima del protagonista, nos ofrece imágenes de mucho contraste con sombras acentuadas bajo los ojos, nariz o mentón, siendo este tipo de iluminación poco aconsejable para retratos más estándares. No obstante, si tu objetivo es una iluminación algo más extrema o fuera de lo común, esta puede ser una opción a considerar.
  • Luz trasera: Tampoco es un tipo de iluminación habitual, pero bien utilizada puede darte grandes resultados. No todos los contraluces se reducen a siluetas, la iluminación trasera realza las texturas y permite obtener retratos frescos, llenos de matices y texturas.

Si buscas retratos extremos, prueba con iluminaciones más extremas, con luz dura y no difusa, con contrastes marcados, etcétera.

6244086829_f27bb21265_o

Juega con la intensidad y la direccionalidad de la luz

Clave alta y baja

Ambas técnicas tienen un elevado impacto visual y pueden ser grandes aliados cuando busques expresividad en tus retratos. Los retratos en clave alta son retratos de fondo blanco con mucha luz y contraste que nos transportan a un escenario de inocencia, pureza, alegría y positivismo. Por el contrario, los retratos en clave baja son oscuros, misteriosos, a veces negativos. Dependiendo de lo que quieras transmitir, estas dos técnicas te ayudarán a expresarlo.

Portrait of an old Ngada Woman

Practica con el contraste y las técnicas de clave alta y baja

Composición

Cómo sitúas a tu retratado y por qué, dice mucho de lo que quieres expresar, así que no dejes la composición al azar. Piensa bien cómo colocas a tu modelo, a qué distancia lo quieres del fondo, de tu objetivo, y en qué ángulo con respecto a tu cámara. No olvides echarle un vistazo a las reglas de composición aplicadas al retrato. Aquí te dejo un artículo con trucos de composición específicos para retratos, puedes acatar las normas o romperlas 🙂 A gustos. Las más utilizadas en retrato son:

¿Qué te parece? ¿Te animas a crear un retrato lleno de expresividad? Piensa que cada vez que aprietes el obturador estás una foto más cerca de conseguirlo, la perseverancia y la práctica serán tus mejores aliados para conseguir cualquier tipo de imagen 😉

Espero que te haya resultado útil este artículo. Si es así no olvides compartirlo en tu red social habitual. Gracias y hasta la próxima 🙂

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

14 Respuestas

  1. Karla Ximena

    Gracias por los consejos, he descubierto que me gustan mucho más los retratos, que la naturaleza a la que estaba más habituada y me gustaría desarrollarlo más a pesar que soy algo tímida, por lo que he empezado a practicar con conocidos.
    Saludos.

    Responder
    • Iaio Atamian

      ¡Así se empieza! Te recomiendo que busques en facebook ya que hay muchos grupos de intercambio de modelos y fotógrafos de donde podrás conseguir modelos profesionales por el solo precio de intercambiar el material. Son una gran forma de aprender. Saludos.

      Responder
  2. Paloma

    Mario, aunque no todavía no he puesto en práctica estos consejos, quiero darte las gracias por las directrices que nos facilitas y aunque no soy muy experta en el manejo de las fotos tengo mucho interés en saber desenvolverme en este campo.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Paloma, como todo en la vida, la fotografía es práctica por lo que el mejor modo de desenvolverse cada vez mejor en esta pasión es justamente, sacando fotos. Saludos.

      Responder
  3. José Jaime Dorantes

    Hola, quisiera saber que flash me podrían recomendar para mi nikon d3200. Estoy interesado en fotografía de retrato principalmente de aficionado, y también quisiera que me ayudaran para saber cuál sería la manera optima de un retrato en plano General, me refiero a que apertura, iso, etc. De antemano muchas gracias! me encanta su Blog. Los leo desde México.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.