Paisaje otoñal
Paisaje otoñal

Cómo Configurar Tu Cámara Para Fotografiar El Otoño

La semana pasada te comentaba cosas que había que tener en cuenta a la hora de salir a capturar fotografías otoñales. Hoy te desvelo la configuración y los ajustes manuales que recomiendo (y que utilizo personalmente) para conseguir una correcta fotografía otoñal. De nuevo, el artículo de hoy vuelve a demostrar lo fácil que es el modo manual, por mucho que parezca difícil, en cuanto utilices estos ajustes y empieces a experimentar con ellos, no querrás volver a saber nada del modo automático.

Ajustes de la cámara para fotografiar el otoño

No te puedo dar los ajustes exactos porque éstos variarán en función de la escena, el momento del día, la cantidad de luz, el hecho de que haya sol o nubes. Hay que ir probando (y aprendiendo). Sí te puedo proponer los ajustes que yo usaría como punto de partida para disparar esa primera o segunda foto de prueba, a partir de las cuales iría modificando estos ajustes en una dirección u otra.

Modo manual
Modo manual

El otoño es una estación de poca luz, o por lo menos, ésta es de menor intensidad que la del verano por ejemplo. Si a esto sumamos el momento ideal en el que hacemos una foto otoñal, que sería por la mañana temprano o ya a última hora de la tarde, se nos presenta una situación que nos pide unos ajustes similares a los siguientes.

En este ejemplo, así como en la vida real, utilizo el modo manual del dial de modos de la cámara, el que lleva la letra «M». Esto me permite una flexibilidad total a la hora de decidir cómo quiero configurar cada uno de los tres principales ajustes que afectan la luz.

1. Ajustes para fotografiar un paisaje otoñal general

¿Fotografío un paisaje/escena general? ¿Quiero que todos los elementos dentro del encuadre salgan bien enfocados? Si la respuesta es que sí, he aquí los ajustes de los que yo personalmente partiría:

Apertura: f/11

Esto me permite conseguir una profundidad de campo grande, o en otras palabras, un nivel de nitidez y de enfoque homogéneo para todos los elementos del encuadre: fondo, árboles, hojas en el suelo, río, montañas, todo aparecerá correctamente enfocado.

Cuidado, una apertura como la f/11 me oscurecerá la foto. Cuanto más alto es el valor f/, más subexpuesta (oscura) es la foto. Esto lo compensaré con los siguientes ajustes de velocidad de obturación e ISO que veremos a continuación.

Velocidad de obturación: 1/20

Parto de esta velocidad de disparo para compensar la poca luz que la cámara capta como consecuencia del punto anterior. Recuerda que cuanto más lenta sea la velocidad de obturación, más luz conseguiremos obtener. Así que empiezo disparando a 1/20. ¿Que la foto me sale demasiado subexpuesta? Bajo esa velocidad un pelín, tipo 1/10 por ejemplo, y así voy.

Ojo, cuanto más baje la velocidad de obturación, más «borrosa» acabará siendo la foto, debido a que la cámara captará los movimientos de mi mano sujetándola y disparando la foto. Esto, la únicamente manera de mitigarlo es utilizando un buen trípode (uno bueno de vedad, con la estabilidad suficiente para aguantar el viento característico del otoño. Aquí tienes algunas recomendaciones).

Un disparador remoto tampoco vendría mal.

Si no dispongo de trípode, quiero evitar que la foto salga trepidada (movida), y estoy teniendo una foto subexpuesta, tengo una solución: subiré la velocidad de obturación, incluso más allá de 1/20. Podría probar con 1/30; 1/60; o 1/200 si hiciera falta. ¿Que con velocidades tan altas la foto saldría muy oscura? No pasa nada, vamos a por la sensibilidad ISO.

ISO: 100

Mi cámara réflex está configurada por defecto en ISO 100. Es el valor con el que suelo trabajar por defecto, y es también el ajuste que menos suelo tocar. No lo toco a menos que me resulte totalmente imprescindible, como en este caso.

Supongamos que hago la primera foto con ISO 100, apertura y velocidad de obturación como comentaba atrás. Ahora, imaginemos que la foto sale subexpuesta. Supongamos que no soy capaz de bajar la velocidad de obturación porque en ese caso la foto saldría movida.

¿Qué hago?

Subir la sensibilidad ISO más allá de 100. Iré probando con ISO 200, ISO 400, y así hasta conseguir el punto en el que la foto salga lo suficientemente expuesta. Recuerda que a mayor valor ISO, más cantidad de luz capta la cámara pero también mayor ruido (granos) aparece en la foto, así que se trata de buscar el equilibrio. A una mala, yo siempre prefiero tener una foto bien expuesta aunque con ruido, antes que una foto limpia de ruido pero totalmente subexpuesta.

Paisaje otoñal
Paisaje otoñal

2. Ajustes para retratar un elemento otoñal aislado

Si lo que busco es retratar el otoño a través de alguno de sus elementos característicos: un higo o fruta de temporada, una castaña, un hoja caída de un árbol, o si quiero fotografiar el retrato de una persona ambientado en un entorno otoñal, aquí tienes los ajustes que yo utilizaría:

Apertura: f/1.4

Me refiero a que utilizaría la apertura más amplia (valor f/ más reducido) posible que el objetivo me permitiera. En mi caso dispongo de un objetivo 50mm f/1.4 (al que llamo el Rey de los Objetivos) y éste sí que me permite alcanzar esa apertura. Otros objetivos menos generosos en luz te ofrecerán una apertura f/4 ó f/3.5 como valor mínimo posible. No pasa nada, utilízala. El tema es utilizar un valor f/ lo más reducido posible. ¿Por qué? Con esto la cámara es capaz de captar ingentes cantidades de luz, por lo que de paso ya nos libramos de tener que compensar la falta de luz con el resto de ajustes.

Es más, con una apertura f/1.4 ó similar incluso podríamos tener que reducir la luz jugando con la velocidad de obturación o empleando algún otro factor.

Una apertura grande (valor f/ pequeño) también permite aislar al sujeto u objeto, otorgarle un enfoque muy preciso y nítido, y dejar todo el fondo completamente desenfocado, lo cual le da al sujeto un protagonismo total.

Velocidad de obturación: 1/500

Como decía en el apartado de la apertura, el hecho de utilizar un valor f/ tan bajo hace que la cámara de repente capte inmensas cantidades de luz. Necesito por lo tanto una velocidad de obturación relativamente «rápida» que compense ese exceso de luz y aporte algo de equilibrio. Dependerá de si es un día con mucho sol, o de si es por la tarde, y de un montón de factores que interfieren en los ajustes, pero así de entrada 1/500 parece un buen punto de partida.

Por cierto, ¿has visto el vídeo en el que explico de forma muy clara cómo funciona la velocidad de obturación en fotografía?

ISO: 100

En esta situación, casi seguro que no tendré que hacer uso de la sensibilidad ISO. Lo único para lo que la querría sería para captar más luz, lo cual ya tengo gracias a haber utilizado una apertura grande (f/1.4), por lo tengo ISO se queda en 100.

Retrato otoñal
Retrato otoñal

Como puedes ver, el modo manual te abre todo un mundo de posibilidades creativas que puedes captar con tu cámara de fotos. La única manera de aprovechar todo el potencial creativo del otoño es utilizando el modo manual. Te he mostrado dos ejemplos, pero son sólo un punto de partida. Practícalos si puedes, pero sobre todo experimenta y explora ajustes diferentes. Te puedes quedar gratamente sorprendido de tus propios resultados.

Gracias por leer hasta aquí. Espero que el artículo te haya resultado útil. Si es así, no dejes de difundirlo en Facebook, Twitter y Google+. Me hará feliz 😉

eBook Modo Manual

  1. Coincido.

    Añadir que, si la máquina lo permite, yo suelo llevar una configuracion un poco más flexible en los modos de usuario para las situaciones que requieren rapidez:

    – U1. Iso 400. Prioridad de apertura. F11
    – U2. Iso 200. Prioridad de apertura. F2.8

    Con esto se consigue que con un movimiento de rueda podamos pasar a una configuración que es muy flexible para la mayor parte de las necesidades de street photography incluso en situaciones de luz complicada permitiendonos captar el momento sin tener que ajustar nada manualmente, y tan solo teniendo que decidir en el momento si queremos mucha o poca profundidad de campo.

  2. La explicación de la configuración en modo manual se me hace muy clara, pero me queda la duda con respecto a la riqueza de colores. ¿Es necesario utilizar filtros para conseguir más colores, una configuración en especial en la cámara o la no muy recomendada edición en ordenador?

    1. Mauri, los tres métodos que comentas son válidos para lograr riqueza en los colores. Puedes utilizar un filtro para afectar como la luz es capturada por tu cámara, puedes afectar el modo en que ésta traduce los colores en cada fotografía o bien puedes editarlas en el ordenador posteriormente al a toma para lograr los colores que deseas. ¡Todas las técnicas son válidas siempre que te permitan expresarte!

  3. Buenas, llevo casi un año con la Canon 1200D y creo que es hora de comprarme un objetivo. Después de buscar estoy hecho un lío y me gustaría uno que mejorara la calidad de mis fotos y que tuviera un zoom para detalles. ¡Gracias de antemano!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *