Si creías que el mundo empezaba y acababa con esa incómoda y muchas veces feúcha correa que te regalan con tu cámara de fotos, nada más lejos de la realidad, por suerte para nosotros, hay infinidad de mejores opciones para transportar nuestra cámara sea del tipo que sea, opciones más cómodas, más resistentes y con un diseño muchísimo más chulo y personalizado de lo que puedas llegar a imaginar.

Es más, no todo empieza y acaba con la cámara colgada al cuello, hay muchas opciones incluso de acarrearla arriba y abajo, casi tantas como fotógrafos y fotógrafas hay en el mundo. Bueno, quizá exagere un poco, pero hay muchas y eso sí, seguro que hay una ideal para ti 😉 .

Correas al cuello

Estas son las clásicas, las que todos tenemos y hemos tenido, esta es la feúcha (¡oh no!) que te regalaron con tu flamante réflex, que te rasca, te molesta y que no te ayuda a tener ganas de salir a pasear con tu cámara.

Por suerte hay versiones mucho mejores, mejores materiales y mejores diseños. Porque este es el formato de correa que creo que todos tenemos (y deberíamos tener) al margen de que también utilicemos otros formatos.

Las tienes de algodón con cuero, sólo de cuero, de neopreno…  y con cientos de diseños y precios.

Ésta, por ejemplo, está en Amazon y sólo cuesta EUR 7,99.

 

 

También las tienes más finas y de resistente cuero tipo ésta que puedes encontrar por EUR 18,99 en Amazon.

 

O si prefieres esta, hecha con neopreno y que añade unos pequeños bolsillos donde puedes guardar pequeños objetos como tarjetas de memoria. La tienes en Amazon por --.

Correas de mano

No las recomiendo demasiado para el que tenga una réflex pesada porque puedes acabar con la muñeca hecha un asco 😉 , pero sí son ideales para pequeñas compactas o cámaras de pequeño tamaño en general. No tanto quizá para llevarla colgando (o sí), pero sí a modo de seguro anticaídas o antirobo.

Llevar la cámara ajustada a la muñeca te ahorrará más de un disgusto, así que si tienes una compacta de esas que te acompañan a todas partes en un bolsillo y pensabas que una correa no era necesaria… Bien, para mí es altamente recomendable que te hagas con una 🙂 .

Tienes ésta, por ejemplo, de cuerda y cuero por EUR 12,99.


O una versión algo más cara EUR 32,95.

 

Si buscas una correa de muñeca para réflex, también las hay, no te preocupes, porque si lo que te gusta es llevar la cámara en la mano, esta opción es muy interesante.

Tienes de este estilo, que sujeta la cámara a la muñeca y a su vez al mano a la cámara para un mejor agarre. Su precio: EUR 15,79 en Amazon.

Otra versión es la que nos ofrece el agarre mano-cámara pero sin la parte de la muñeca. Sobre todo para cámaras grandes y pesadas, nos da seguridad al cogerlas y nos deja descansar un poco la mano. Hay de todo tipo y precio, pero yo tengo una que se parece a esta y con la que ando muy contenta, así que esta es la que te propongo 😉 . La puedes encontrar en Amazon por EUR 55,99.

Correa al hombro

Otra versión para llevar la cámara es llevarla al hombro como esta de aquí. Queda bien sujeta y reparte mejor el peso, te permite tener las manos libres y, lo mejor de todo, tiene muchas y muy buenas opiniones en Amazon. Y todo por EUR 15,90.

 

Arneses

Los arneses están pensados, sobre todo, para aquellas personas que necesiten llevar más de un cuerpo a la vez. Así puedes liberar las manos, repartir el peso homogéneamente y evitar dolores típicos (que seguramente ya conoces) en cuello, hombro o espalda,  y a la vez tener disponibles las dos cámaras de forma rápida y cómoda. Puedes encontrar de muchos tipos y precios, como por ejemplo esta en Amazon por --.

 

Aquí lo tienes en otra versión algo más ligera. Lo puedes encontrar por unos EUR 56,95.

Cada fotógrafo es un mundo, ¿verdad? lo bueno es que para casi cada uno de nosotros (y nosotras) existe el complemente perfecto de viaje. Y si das con la correa o el sistema que mejor se adapte a ti, créeme, la relación con tu cámara mejorará y tu fotografía, consecuentemente, también. Porque todo lo que hagamos, todos los pasos que demos, deben enfocarse en facilitarnos la relación con nuestra cámara. Y cuanto más cómodo sea nuestro sistema para cargar con ella, menos pereza te dará salir a pasear cámara en mano ( o al hombro, o al cuello… 😉 ).

¿Qué te ha parecido?, ¿has visto algo que podría ser interesante para mejorar tu relación con tu réflex?, ¿con tu compacta? Si es así y crees que alguien más podría estar igualmente interesado o interesada en hacerlo, compártelo en tu red social favorita. Muchas gracias y hasta la próxima.

5 Respuestas

  1. Marino

    Yo tengo la de muñeca para reflex, va bien pero cuando llevas un rato acaba cansando sobretodo si llevas un objetivo grande, también tengo la de hombro, esta es genial, y muy cómoda

    Responder
  2. Francisco Romero

    Hola, leyendo el artículo, veo que hay varios tipos de correas, pero quería pedir ayuda, para ver si hay algo que resuelva mi problema.
    A día de hoy, aparte de la de “serie”, tengo una de hombro con la que estoy contento, aunque no siempre. Os cuento.
    Acostumbro a hacer bastante senderismo de largo recorrido, y con la cámara al hombro y además la mochila, resulta un poco incómodo (demasiadas correas sobre el hombro) y colgada sobre el cuello, al cabo de un rato, este se resiente.
    Por eso quería preguntar, si conocéis algún sistema donde se pueda colgar, de forma segura, la cámara en las correas de la mochila, y así llevarla colgada sobre el pecho, pero sin que sufra el cuello.
    Espero haberme explicado, más o menos bien.
    Muchas gracias.
    Un saludo.

    Responder
    • Nico

      Hola ¿cómo estás?
      Yo tengo una mochila que ya de fábrica trae unos sujetadores que quedan a la altura del pecho al ponermela. Deberías hacerte con una mochila que ya tenga aros en las mangas (suelen ser mochilas de viajeros. Con cintas de cuero, cinta de mochila fina (cinta de mochila le llamamos en Argentina) o el material que gustes, puedes hacer dos sujetadores para tu cámara y en los extremos ponerle ganchos de esos que tienen las carteras/bolsos femeninos o sino como los de correas para pasear al perro, bueno, unos ganchos de esos que abrís apretando y se cierran solos, así los enganchas con los aros de la mochila. El lado izquierdo de tu cámara a la manga izquierda de la mochila e igual con la derecha.
      Bueno, espero haberte ayudado un poco. Como te dije, tengo una mochila que me permite colgarle lo que sea.
      Saludos

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.