silueta humana con estrellas al fondo
Fotografías cortesía de Javier Esteban, Arto Marttinen, Lukas Schlagenhauf, Lukas Schlagenhauf, Felix Mittermeiner, Bryan Hanson bajo licencia Creative Commons.

Guía completa para fotografiar con éxito tu próxima lluvia de estrellas

Uno de los recuerdos más bonitos que tengo y que se repite de mi infancia y mi adolescencia es estar tumbada en la playa disfrutando de la lluvia de estrellas. El silencio roto solamente por las olas al chocar con la orilla o las rocas, la emoción de pedir un deseo a las lágrimas de San Lorenzo, la magia de las noches estivales. Cada año se repetía, y si no podía ser en la playa, buscaba un lugar para verlas. ¿Te ocurría igual? Si también es especial para ti, seguro que te gustaría fotografiar la lluvia de estrellas con tu cámara, ¿verdad? Hoy te cuento cómo fotografiar las lágrimas de San Lorenzo o cualquier otra lluvia de estrellas.

  1. Equipo para fotografiar la lluvia de estrellas
  2. Cómo planificar tu próxima fotografía de estrellas
  3. Cómo fotografiar una lluvia de estrellas

Equipo para fotografiar la lluvia de estrellas

Empecemos por lo básico. Para lograr los mejores resultados, necesitas un equipo adecuado. Vamos a ver qué es recomendable o qué imprescindible:

  • Trípode. Indispensable. Si no cuentas con un trípode capaz de estabilizar correctamente tu equipo, va a ser mejor que guardes la cámara y te dediques a disfrutar con tus ojos de la lluvia de estrellas. Bien merece la pena pasar un buen rato de contemplación que uno de frustración.
  • Disparador remoto y/o temporizador. En este caso, si no tienes uno, existen alternativas. El objetivo es que puedas disparar sin tener que estar apretando el botón de disparo de la cámara para evitar las consecuentes trepidaciones y que se haga de forma automática cada x tiempo que le marques. Algunas cámaras ofrecen esta posibilidad, también puedes usar la aplicación que te permita hacerlo desde el móvil, si tu cámara dispone de esta opción de conexión. Si no dispones de nada de esto, utiliza el modo de retardo de disparo, de 2s. es suficiente, pero te va a tocar disparar tú continuamente, sí que necesitas paciencia y concentración, pero si realmente te motiva el tema, no te importará.
  • Cámara con modos manuales. Para hacer buenas fotos basta con cualquier cámara, pero no podemos decir esto en el caso de la lluvia de estrellas. Este tipo de fotografía requiere de una técnica que precisa ajustar de forma manual los parámetros. Las cámaras que solo funcionan en automático aquí tienen poco que hacer.
  • Objetivo luminoso. Cuanto más luminoso sea tu objetivo, mejores resultados obtendrás. Claro que lo puedes intentar con un diafragma de f/5.6, por ejemplo, pero no lograrás estrellas tan espectaculares.
  • Objetivo angular. No es algo imprescindible pero sí recomendado. Cuanto mayor ángulo de cielo puedas abarcar con el objetivo, más posibilidades tendrás de captar estrellas fugaces y de realizar una composición atractiva que acompañe a tu cielo estrellado.
  • Baterías y tarjetas. La fotografía de larga exposición consume mucha batería, por lo que si tienes de repuesto, te recomiendo que la lleves bien cargada. Por otro lado, asegúrate que la tarjeta de memoria sea de gran capacidad de almacenamiento y alta velocidad de escritura.
  • Linterna o frontal. Lo más cómodo es una frontal que te deja las manos libres para manipular la cámara o el trípode viendo en la más absoluta oscuridad. Aunque cualquiera de las dos te sirven y si llevas las dos mucho mejor, pues, como te recordaré casi al final del articulo, una linterna potente es muy útil para iluminar los primeros planos que incluyas en la imagen, salvo que lo que busques sea una silueta.
  • Otros accesorios de iluminación. Esto es opcional y en función del tipo de fotografía que te guste, pero también puedes usar paneles LED que son luces continuas para iluminar una gran zona en primer plano, flash externo o geles de colores. El límite lo pones tú (con tu imaginación y presupuesto).
  • Paciencia. Sí, esto ni se compra, ni se presta, aunque sí se cultiva. Ten claro que paciencia vas a necesitar, esto no es llegar, apuntar, disparar y para casa. Cuenta con unas cuantas horas por delante, por lo que si vas con buena compañía mucho mejor, y si eres de las personas que disfrutan de la soledad y el silencio, pues fenomenal, te sentará de miedo.
  • Práctica. Además, este tipo de fotografía requiere de mayor técnica y esto se consigue con práctica. Por lo que te aconsejo, si puedes, que antes de la lluvia de estrellas, hagas algunas pruebas, aunque sea para captar las estrellas una noche normal. Esto te ayudará con los tiempos de exposición, el enfoque a las estrellas, la planificación. Uno o varios ensayos antes de la noche de la lluvia te ayudará a asegurar los resultados si nunca antes has fotografiado estrellas.
  • Silla. Y como vas a estar un buen rato, lo ideal es que te lleves una silla o algo donde sentarte cómodamente a esperar (unas pipas para acompañar también valen 😉 ).
  • Teléfono móvil. Bien cargado, por si tienes que avisar dónde estás, pedir ayuda, etc. La seguridad también es importante, si vas de noche a lugares aislados, asegúrate de que sepan dónde vas a estar y si vas con compañía mejor que mejor.
Fotógrafo con trípode en la costa fotografiando estrellas
Fotógrafo de estrellas

Cómo planificar tu próxima fotografía de estrellas

Lo primero y más importante es la planificación. Una buena planificación te ayudará a encontrar el mejor momento y saber dónde tienes que apuntar con tu cámara para lograr los mejores resultados.

Cuándo fotografiar la lluvia de estrellas

Para saber cuál es el mejor momento para fotografiar las estrellas puedes recurrir a páginas de astronomía que te chiven cuándo son los picos o que te den el trabajo hecho y ahorrarte tiempo con la aplicación Photopills (iOS/Android). Aunque es de pago, su precio bien merece la pena si de verdad te gusta la fotografía, y en especial fotografiar el cielo, estrellas, luna, sol, etc. Aunque ofrece mucho más (si quieres que hablemos más en profundidad de esta aplicación y te contemos todo lo que es capaz de hacer, por favor, deja un comentario abajo ⬇️ ⬇️ ⬇️).

Captura de pantalla con información de Perseidas en Photopills

Volviendo a la planificación de nuestra lluvia de estrellas, en Photopills encontrarás un apartado llamado «Lluvia de meteoros» que localiza tu ubicación y te muestra la actividad de meteoros, pero si entras dentro del Calendario te muestra todas las lluvias de estrellas y en qué intensidad tendrán lugar, con información de su pico máximo. Sí, puedes mirar los próximos años, por si necesitas planificar con muuuucha antelación.

Nosotros ahora nos vamos a centrar en las Perseidas, porque son las que están actualmente activas y cuyo pico tendrá lugar en los próximos días. Te aviso con tiempo para que te puedas planificar 😉 . Aunque este artículo te servirá para aprender a fotografiar cualquier otra lluvia (de meteoros, claro).

Una vez dentro del Calendario de Photopills, te indica el día y la hora del pico máximo de tu localización. Donde estoy ahora tendrá lugar el 13 de agosto a las 1:53 de la madrugada con, aproximadamente, 49 meteoros por hora.

Es importante tener en cuenta el día y la hora en la que la lluvia está en su máximo apogeo para tener más probabilidades. Además, debes también tener en cuenta la presencia de la luna, pues esta impide la visibilidad de muchos meteoros. A mayor luz de luna, menos posibilidades de capturar meteoros. Una vez más se pone de manifiesto la importancia de planificar bien, no solo el lugar, sino el momento.

Si entras dentro del Pico en tu localización en Photopills y deslizas hacia abajo, aparece un gráfico que te indica la intensidad de meteoros hora a lo largo de toda la noche. En este gráfico también se puede observar la trayectoria de la luna, y saber en todo momento si estará por encima o por debajo del horizonte. En el mismo gráfico aparece también la trayectoria del radiante, en un momento veremos qué es y por qué es tan importante.

Dónde fotografiar la lluvia de estrellas

El aspecto más importante es huir de la contaminación lumínica. Esta no deja ver las estrellas en condiciones, y mucho menos fotografiarlas. Si puedes huir a un lugar alejado de ciudades o poblaciones, no lo dudes. Para saber cuáles son las zonas más adecuadas, puedes recurrir a un mapa de contaminación lumínica.

Elige un lugar sin contaminación lumínica que te permita enfocar la zona del cielo que más te interese, ahora hablaremos de ello, a la vez que te permita incluir un primer plano atractivo para contextualizar tu cielo y añadir interés a la imagen.

Cómo componer tu fotografía de las Perseidas

Más allá de una composición atractiva en la que incluya algún elemento como árboles, montañas, una casa o cualquier otro que contextualice tu fotografía y acompañe a las estrellas, como te acabamos de mencionar, existe un aspecto muy importante.

Se trata de localizar el radiante. Este es el punto del que parecen llover todas las estrellas y el que da nombre a cada lluvia. En este caso, como tiene lugar en la constelación de Perseo, la lluvia se llama Perseidas. Si lo incluyes en el encuadre logras un dibujo similar al de esta imagen del astrónomo Fred Bruenjes. Una fotografía así se consigue uniendo varias imágenes de larga exposición, además no está realizada con un objetivo de aficionado, pero esto es otro tema, ahora te interesa ver el tipo de fotografías que puedes lograr en función de cómo encuadres y, si incluyes el radiante, las estrellas convergen en un punto como ocurre en dicha imagen.

Esto no significa que tengas que componer sí o sí con el radiante dentro del encuadre, sino que este te ayudará a planificar o elegir tu composición en función del resultado que quieras. Cuanto más cerca del radiante, más cortas serán las trazas, cuanto más lejos del radiante, más largas. Conocer esto te ayudará a afinar con el resultado que busques.

¿Cómo encontrar el radiante en una lluvia de estrellas?

Captura de pantalla de la Realidad Aumentada de Photopills

El radiante se encuentra en la constelación del nombre de la lluvia, si son las Leónidas, pues tendrás que buscar la constelación de Leo. Yo he utilizado la RA (Realidad Aumentada) de Photopills.

La RA te permite localizar el radiante en la localización en la que estás y si deslizas el dedo, va cambiando su posición en función de la hora.

Esto te ayuda a la hora de decidir tu encuadre en el mismo lugar, aunque no sea el mismo día de la lluvia.

Además, puedes ver dónde estará la Vía Láctea.

Ideas para componer tu fotografía de la lluvia de estrellas

Como hemos hablado, en función de qué tipo de imagen desees conseguir, tendrás que planificar tu fotografía. ¿Qué opciones tienes?

  • Puedes fotografiar la Vía Láctea con una estrella fugaz cruzando el cielo. Para ello encuadras la Vía Láctea y evitas el radiante en la medida de lo posible. Podrás lograrlo en una sola foto, pero igualmente, no en un solo disparo. Lograrlo a la primera es casi más difícil que que te toque el Euromillón, por lo que tendrás que tirar de intervalómetro igualmente para en algún momento cazar alguna.
  • O, simplemente, un primer plano muy atractivo sin Vía Láctea pero con la estrella de cola larga. El proceso sería el mismo pero sin los cuidados para capturar la Vía Láctea.
  • Un apilado con muchas estrellas fugaces en el cielo. Apilas en Photoshop las imágenes en las que se haya captado una estrella fugaz, estas pueden ser colas largas por el cielo si no incluyes el cuadrante o, por el contrario, incluyéndolo para que converjan en el mismo punto. En ambos casos tendrás que hacer un apilado.
  • Una circumpolar, en el pico de la lluvia de estrellas, la circumpolar estará bañada de estrellas, como en esta imagen. Las circumpolares se pueden hacer con una imagen con una exposición mucho más larga o con varias imágenes, ambas con sus pros y sus contras. En este vídeo puedes ver cómo se puede hacer. Pero si quieres que te lo expliquemos en uno de nuestros artículos, ya sabes, nos gusta conceder deseos, así que pídelo en los comentarios, por ahora adelante vídeo:

Galería de imágenes de lluvias de estrellas

Aquí tienes algunos de los ejemplos que te he mencionado en imágenes.

Cómo planificar tu fotografía de lluvia de estrellas desde otra localización con Photopills

¿Y qué pasa si la fotografía de estrellas la vas a realizar en otro lugar distinto al que te encuentras a la hora de planificar? Porque lo más normal será que planifiques desde tu casa, ¿verdad? Y puede que la foto la quieras tomar a 500km de casa, lo de hacer una prueba in situ se complica un poco 😉

Veamos cómo hacerlo desde el Planificador de Photopills.

Una vez que tienes el pin rojo (chincheta) en la localización que has elegido para tus fotografías de lluvia de estrellas (esto lo haces pulsando con el dedo unos instantes justo en el sitio en el que quieres colocar el pin), seleccionas las Perseidas o la lluvia de estrellas que elijas. Para ello haces clic en los ajustes de mapa que te señalo con la flecha morada.

Una vez dentro seleccionas Lluvia de meteoros y se abre el calendario donde puedes seleccionar las Perseidas o la que más te interese. Pulsas OK arriba para volver al mapa y te aparece toda la información de las Perseidas. Puedes verlo en la tercera foto recuadrado en morado, el pico será a las 1:54h del 13 de agosto.

Yo he elegido un lugar en la costa con unos arcos de piedra para que me sirvan de primer plano.

Si deslizas el panel de arriba de la tercera foto, donde pone Sol, Luna y las coordenadas, puedes ver toda la información relacionada con la lluvia de estrellas. Ahora bien, si te vas al gráfico de abajo, al deslizar con el dedo te muestra en qué lugar estará el radiante en todo momento con respecto a tu localización y el sujeto o motivo que has elegido para incluir en tu encuadre. ¿Una pasada verdad? Todo esto sin moverte de la silla.

Puedes cambiar el pin de lugar si no quieres incluir el radiante en el encuadre. El planificador te permite contemplar distintas posibilidades.

Una vez que estés en el lugar donde has puesto el pin el día de la lluvia, puedes utilizar la RA para encontrar exactamente el punto del cielo en el que estará el radiante.

Antes de terminar, no olvides guardar tu planificación con la siguiente ruta desde Guardar del menú de abajo.

Guardar- Planificación- Nueva planificación-Poner nombre-Guardar

Si eres más de vídeos, Rafa de Photopills te cuenta muy detalladamente cómo planificar una fotografía de las Perseidas:

Cómo planificar cuánta memoria necesitas en la tarjeta

Captura de pantalla de calculadora de Time lapse para saber almacenamiento necesario para fotografiar lluvia de estrellas

En el equipo hemos comentado que necesitas una gran capacidad de almacenamiento, ¿pero cuánto? Dependerá del número de fotografías que quieras hacer, del intervalo de tiempo y del peso de tus archivos RAW.

Para calcularlo, puedes usar una calculadora Time Lapse, como la que ofrece Photopills. Lo primero que necesitas saber es cuántos MB tienen los archivos RAW que genera tu cámara. Pongamos que son, por ejemplo, 20 MB, que vas a usar una velocidad de disparo de 25s, con un intervalo de 2s (25s+2s=27s) a lo largo de 3 horas y media, según la calculadora, son 9,10GB de almacenamiento los que necesitas.

Cómo fotografiar una lluvia de estrellas

Una vez realizada la planificación y con el equipo adecuado, veamos cuáles son los ajustes y los pasos para lograr tu mejor fotografía de lluvia de estrellas.

  1. Coloca el trípode. Coloca tu trípode en el lugar que hayas elegido para fotografiar con el encuadre que más te convenza. Asegúrate de que esté bien estabilizado, si puedes añadir algo de peso mejor. Si piensas hacer un apilado, es decir, juntar varias fotos para lograr una circumpolar o para tener varias estrellas en la misma imagen, no lo muevas. ¡Nada de nada!
  2. Distancia focal. Como hemos hablado en el apartado de equipo, cuanto más corta sea la distancia focal (número mm más bajo), más ángulo de escena puedes capturar, entre otras ventajas. Esto permite también capturar un mayor número de estrellas e incluir un sujeto interesante en un primer plano.
  3. Encuadre. Asegúrate de que durante todo el tiempo en el que quieres hacer fotos dentro del encuadre estará lo que quieres. Es decir, si quieres que el radiante esté dentro del encuadre, tienes que tener en cuenta que se va moviendo, por lo que te puedes ayudar de la Realidad Aumentada para ver dónde estará este durante todo ese periodo para poder realizar tu composición en consecuencia. Al igual que si quieres incluir la Vía Láctea, o si lo que te interesa es capturar las estrellas con un rastro largo. Encuadra siempre teniendo en cuenta todo esto.
  4. Modo Manual. Configura tu cámara en Modo Manual para modificar todos los ajustes que te voy a contar a continuación.
  5. ISO. Dependerá de tu cámara, pero ajusta el ISO al valor más alto que presente un ruido aceptable. Algunas cámaras con valores ISO muy altos no presentan ruido, pero otras sí, es importante que conozcas dónde está el límite de la tuya. Si, por ejemplo, es a 3200 el valor más alto en el que no presenta ruido, pues ajusta a 3200.
  6. Apertura. Para capturar el mayor número de estrellas posible, utiliza la mayor apertura de la que disponga tu objetivo. A menor apertura, menos estrellas serán visibles en tu imagen, por ejemplo, a f/16 solo aparecerán las más brillantes, a f/2.8 se pueden capturar estrellas que el ojo no ve.
  7. Velocidad de obturación. El tiempo de exposición depende de varios factores. Lo primero es si buscas realizar una fotografía con las estrellas como puntos, sin traza (salvo los meteoros, claro), o si quieres realizar una circumpolar. Si no sabes lo que es una circumpolar, qué mejor verlo que con un ejemplo más abajo.
    • Ahora bien, no es este tipo de fotografía el que perseguimos en esta ocasión, por lo que nos vamos a centrar en cómo calcular el tiempo de exposición para la lluvia de estrellas. Existe una fórmula muy sencilla aunque aproximada para obtener un tiempo de exposición que no deje las estrellas como trazas por el movimiento de la tierra:
      • 600/distancia focal=tiempo de exposición máximo. Es decir, que si utilizas una focal de 18mm, el tiempo máximo al que puedes fotografiar es de 25s. Esto es un valor aproximado, por lo que te recomiendo que hagas una prueba al principio y reajustes.
Circumpolar
Circumpolar
  1. Balance de blancos. Si disparas en RAW, que es lo que te recomendamos, siempre puedes ajustarlo en el procesado, pero si puedes ajustarlo en manual, un valor adecuado es entre 3.400 y 4.000K en función de la oscuridad del cielo o de la contaminación lúminica.
  2. Intervalo de disparo. Programa el intervalo de disparo cada 2s o 3s para asegurarte de capturar el mayor número de estrellas posible.
  3. Enfoque. De noche es realmente complicado enfocar en automático, por no decir imposible, por lo que no te queda más remedio que enfocar en manual. Tendrás que dedicarle un rato para asegurarte que tus estrellas están bien enfocadas. Una opción es ayudarte del Live View de tu cámara si dispone de este.
    • Tienes dos opciones, enfocar a las estrellas en manual o enfocar a la hiperfocal (siguiente punto) para tener tanto el primer plano como las estrellas en foco.
    • Un truco para enfocar a la hiperfocal es, si esta es por poner un ejemplo de 10m, iluminar con tu linterna cualquier objeto o elemento que se encuentre a esa distancia en cualquier dirección y enfocarla en automático. Una vez en foco, bloqueas el enfoque cambiando a enfoque manual y no tocas nada. Mejor siempre enfocar un poco más de la hiperfocal para asegurarte, si enfocas a 11m en este caso no pasa nada, pero si la hiperfocal es 10m y enfocas a 9,8m fallarás en el enfoque y tus estrellas quedarán borrosas (drama total). Por cierto, si te acompaña alguien también te puede servir como sujeto iluminado-enfocado 😉 .
  4. Hiperfocal. Para ampliar la profundidad de campo o zona nítida de la imagen, lo ideal es utilizar la hiperfocal, que es la distancia que te permite que desde la mitad de ese punto hasta el infinito esté enfocado. Hay muchas calculadoras que te permiten saber la hiperfocal según la distancia focal que uses y la apertura. Si vas a utilizar Photopills también cuenta con esta opción. Es más, con la Realidad Aumentada puedes ver dónde está esa distancia para enfocar en ella. De momento, aquí te dejo la tabla de hiperfocal de Photopills.
 

  1. Reducción de ruido. Desactiva la reducción de ruido, además de tardar el doble en hacer cada fotografía, no te lo recomendamos en este caso porque puedes perder la mitad de las estrellas.
  2. Estabilización. Desactiva el sistema de estabilización de tu cámara o del objetivo, según tu caso, pues al estar estabilizado el equipo en el trípode esto es contraproducente.
  3. Realiza una prueba. Antes de establecer el intervalo y que tu cámara empiece a trabajar, realiza una prueba (o las que necesites) y comprueba que la exposición es correcta, que la composición es la que más te interesa y que las estrellas están bien enfocadas (haz zoom en la pantalla para asegurarte).
  4. Intervalómetro. En Modo Bulb, establece el intervalo de disparo en el intervalómetro entre 2 y 5s, para aumentar las posibilidades de capturar estrellas.
  5. Ilumina el primer plano. Salvo que quieras una silueta de las montañas u otro elemento con el cielo estrellado de fondo, si incluyes un primer plano que quieras que se vea tendrás que iluminarlo en la primera y última foto (para esto sirve la linterna 😉 ).
  6. RAW. Si fotografías en RAW podrás después procesar tu imagen a tu gusto y sin pérdida de calidad de imagen. El JPG es un archivo al que tu cámara ya le ha hecho los ajustes que ella ha considerado y ha dejado la información sobrante por el camino. En el RAW la llevas en bruto y al completo. Lista para cocinar al gusto, y poder resaltar más estrellas.
  7. Revela tu archivo o archivos RAW, y expórtalos a JPG para abrirlos en Photoshop (si quieres hacer un apilado).

¿Quieres que preparemos un artículo sobre cómo realizar un apilado o revelar tu fotografía de estrellas? Solo tienes que pedirlo abajo ⬇️⬇️⬇️

¿Te ha gustado este artículo? Si te ha parecido útil, por favor, compártelo para que tus amigos aficionados a la fotografía disfruten de su próxima lluvia de estrellas como se merecen. Gracias por llegar al final y hasta la próxima.