Retrato en estudio con luz continua
Fotografías cortesía de: Elizaveta Dushechkina, Edmond Dantès, Ross Sneddon y KAL VISUALS bajo Licencia de Creative Commons.

Descubre qué es la luz continua en fotografía (y cómo utilizarla)

La luz continua es, seguramente, la que más utilizamos cuando nos iniciamos en el mundo de la fotografía. Ahora bien, ¿sabes utilizarla correctamente?, ¿sabes qué características tiene o cuál es el mejor momento del día para aprovechar su potencial? Lo veremos en este artículo 😉 Y si lo que quieres es profundizar en iluminación en fotografía, tenemos para ti esta mega guía con consejos, trucos, inspiración.

¿Qué es la luz continua en fotografía?

La luz continua es la luz del sol o de una bombilla. Es decir, aquella luz que, como dice su nombre, se proyecta de forma continua. Ésta puede ser artificial (la que proviene de los diferentes tipos de bombillas) o natural (la luz del sol o la luna).

Es la luz que seguramente más utilizamos en nuestro día a día y la que primero aprendemos a utilizar. Veamos algunos trucos para exprimir la luz continua tanto natural como artificial, aunque nos centraremos en esta última que es el objetivo de este artículo.

Luz continua natural

La luz continua natural es aquella que proviene de una fuente natural como el sol, las estrellas o la luna. Aprender a fotografiar con ella, supone saber dominar gran parte de las imágenes que puedes conseguir a lo largo de tu carrera fotográfica.

La luz continua natural tiene muchas ventajas, su riqueza de tonalidades, está disponible de forma gratuita y no ocupa lugar, por ejemplo. Su único inconveniente es que no puedes controlarla. Solo puedes modificarla con reflectores o difusores, por lo demás, tienes que adaptarte a ella.

Consejos para fotografiar con luz continua natural

A continuación, te dejo algunos consejos para fotografiar con este tipo de iluminación:

retrato luz natural

Luz continua artificial

La luz continua artificial, es aquella que proviene de una bombilla del tipo que sea. Cada tipo de bombilla puede tener unas características diferentes tanto en lo que se refiere a potencia como a tonalidad. Es la más sencilla de utilizar ya que nos permite ver en directo el resultado final de la iluminación (no como el flash).

retrato de mujer iluminado con luz continua artificial

Características de la luz continua artificial

La luz continua artificial depende de la propia bombilla que ilumina la escena. A diferencia del flash, que es estándar y proporciona una luz blanca o neutra, las bombillas pueden ser cálidas, frías o neutras.

Debes tener especialmente en cuenta la temperatura de color de la luz que estés utilizando. Si utilizas las luces que tienes por casa, es muy posible que tus fotografías adopten un tono anaranjado. Las luces tipo fluorescentes, proporcionan una luz verdosa.

balance de blancos

Para controlar la temperatura de color es importante fotografiar en formato RAW. Hacerlo te permitirá corregir la tonalidad dominante de forma sencilla en un editor.

Tipos de luz continua artificial

  • Bombilla de tungsteno. Son las que tenemos en casa. A nivel fotográfico no son muy potentes y, como ya te he comentado, proyectan una luz cálida o anaranjada en la escena.
  • Bombilla halógena. Son la evolución de las bombillas de tungsteno con algo más de potencia. También aportan un tono anaranjado a la imagen y desprenden bastante calor.
  • Bombilla de bajo consumo. Resultan más eficientes y concentran menos calor, pero necesitan montarse varias en conjunto para tener suficiente potencia lumínica. Las más populares son las de espiral.
  • Luces led. Si vas a invertir en un equipo de luz continua, que sea LED. Este tipo de luces son las más eficientes, no generan apenas calor, son pequeñas y ligeras y se pueden encontrar en diferentes temperaturas de color.

Luces continuas recomendadas para fotografía

Si quieres invertir en una buena fuente de luz, te dejo con varias opciones muy interesantes.

Focos de luz LED

Este tipo de focos LED permiten ajustar el brillo, tienen un sistema de refrigeración para disipar el calor, control remoto y son de bajo consumo.

Aquí tienes un modelo que cumple con estos requisitos por unos 236,99 €.

Otro tipo de foco LED es el panel, montado en la cámara o por separado. Se utiliza habitualmente para vídeo, pero también puedes usarlo como fuente de luz para fotografía.

Puedes encontrarlo por unos 64,49 €.

Softbox

Si quieres montar un pequeño estudio en casa basado en luz continua, este kit de luz tipo Softbox es una opción interesante por su relación calidad-precio. Además los encuentras de muchos tamaños y formas.

Lo tienes en Amazon por unos 69,88 €.

Lume Cube

Esta opción te va a sorprender. Es una luz increíble de pequeño tamaño, tan pequeña que cabe en la palma de tu mano. Se trata de Lume Cube 2.0. Tiene el tamaño aproximado de una cámara de acción y es extremadamente potente. Le dedicamos a Lume Cube 2.0 este artículo donde hablamos en profundidad de sus ventajas e inconvenientes.

Puedes hacerte con este accesorio de iluminación continua por unos 70,69 €.

Consejos para fotografiar con luz continua

Para obtener los mejores resultados, ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Fotografía en RAW.
  • El balance de blancos.
  • Utiliza un fotómetro de mano para una exposición perfecta.
  • La orientación de la luz. En función de la dirección desde la que llegue la luz al motivo obtendrás unos resultados completamente diferentes.
  • La distancia del objeto retratado en base a la fuente de luz también influye en el resultado final. Es lo que se conoce como ley del cuadrado inverso, que afecta a la intensidad de la luz (o cantidad). Es un concepto mucho más fácil de entender de lo que aparenta por su nombre, pincha en el enlace y lo descubrirás.
  • El tamaño con respecto al sujeto, cuanto más pequeña es la fuente de luz respecto a este, más dura será la luz, y al revés, cuanto más grande, más difusa.
Fotógrafo manejando una fuente de luz continua en estudio

¿Luz continua o flash?

¿Debes escoger entre flash y luz continua? Con el tiempo, aprenderás a jugar con ambas, incluso a combinarlas pues son perfectamente complementarias. De momento, te presento las ventajas de cada tipo de luz.

Ventajas de la luz continua

  • Es la que conocemos y, por lo tanto, de entrada es más fácil de utilizar.
  • Tenemos fuentes de luz continua caseras que pueden funcionarnos para empezar (vigilando mucho el balance de blancos y el calor 😉 ).
  • Puedes ver el resultado en directo antes de tomar la foto.
  • Te permite hacer cambios de orientación, hasta encontrar el resultado adecuado.

Ventajas del flash

  • Consume menos.
  • Tiene más potencia (y en menor tamaño).
  • Utiliza una luz neutra.
  • No se calienta en exceso.

¿Te habías planteado las ventajas de la luz artificial continua? Es muy interesante aprender a aprovecharla, tanto en su versión natural como en su versión artificial, ya que es una luz fácil de encontrar en todas sus versiones y dominarla supone saber fotografiar un gran número de instantes posibles 🙂 .

Antes de irte te recomiendo que le eches un vistazo a las diferentes técnicas fotográficas que puedes practicar con ella.

No olvides compartir este artículo si crees que es de interés para tus amigos o conocidos aficionados a la fotografía 🙂 . Muchas gracias y nos leemos en breve.

eBook Lightbook

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *