Hoy voy a presentarte esta nueva recomendación literaria que creo que tiene un interés especial por una simple razón: existe un mercado al alza de retratos masculinos porque, cada vez más, los hombres prestan una mayor atención a su aspecto, consumen más artículos (ropa, perfume, relojes, gafas, cremas y un largo etcétera) para verse mejor. Sin embargo, hay muy poca información sobre cómo fotografiar hombres, más allá de consejos y esquemas de iluminación básicos.

Las marcas ya se han dado cuenta de ello y se han puesto manos a la obra con sus campañas de márquetin destinadas al sexo masculino, pero parece que aún hay poca especialización fotográfica en el retrato de hombres.

Por ello, considero que este libro es especialmente interesante, porque aporta algo difícil de encontrar hasta hoy y lo aborda de forma muy completa.

Ideal para…

Quien tenga conocimientos fotográficos y busque especializarse profesionalmente en el retrato masculino. Puesto que se requieren y se dan por supuesto ciertos conocimientos de iluminación, composición, manejo de la técnica y del equipo fotográfico y de estudio.

Si te parece interesante este nicho de mercado fotográfico, se trata de una buenísima guía con la que dar tus primeros pasos en el tema, o con el que especializarte, ya que cuenta con todo lo necesario para que así sea.

Y si el tema te atrae y te interesa, pero no tienes estos conocimientos fotográficos básicos que se dan por supuestos, te recomendamos que empieces por nuestra Guía para dominar la fotografía de retrato.

Composición y diseño

Veamos qué contiene y cómo 😉 .

Introducción

El libro se inicia con una breve introducción donde el autor, Jeff Rojas, justifica el origen del libro y su necesidad de dar luz a ciertos aspectos de la fotografía masculina hasta ahora poco trabajados, a partir de su trabajo y de experiencias personales, nos hablará de la importancia de pensar con antelación, de tomar el control de la situación, de la importancia del estilismo, etc.

Parte I: Atributos característicos

Cada persona tiene sus atributos diferenciados del resto y el deber del fotógrafo/a es hacer que luzcan lo mejor posible para que el retratado se sienta satisfecho sin necesidad de engañar la realidad.

Con una buena iluminación, una depurada técnica de edición y un equipo fotográfico acorde a cada situación, podemos realzar lo mejor de cada modelo y suavizar aquello menos favorecedor.

Capítulo 1: Forma del rostro

Saber identificar la forma del rostro de una persona (cuadrado, ovalado, redondo, triangular, rectangular, diamante y corazón) nos llevará a tomar decisiones sobre iluminación, objetivos y edición de imagen que serán definitivas para el resultado final de la fotografía.

En este capítulo y a través de ejemplos concretos y clarificadores, aprenderás a identificar todos los tipos de rostro y conocerás los mejores trucos para sacarles el mejor partido.

Capítulo 2: Tipos de cuerpo

Igual que hay diferentes tipos de rostro, también los hay de forma del cuerpo. Aquí se identifican 3 tipos: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo. A cada uno, el autor le otorga el mejor ángulo, la mejor lente o la mejor postura para obtener los mejores resultados.

Por ejemplo, con los delgados hay que procurar que aparenten más hombros. Otro ejemplo es intentar que la gente más grande no aparente mayor peso del que tiene colocándolos, preferentemente, en un ángulo de 45 grados, dejar espacio entre los brazos y la cintura, etcétera.

Capítulo 3: Defectos percibidos

Aunque el autor defiende que todos somos bellos por fuera (y eso me encanta) 🙂 , es consciente de que todos o la mayoría de nosotros/as tenemos ciertos complejos.

Nuestro trabajo como fotógrafos/as, es que el cliente se sienta a gusto al observar su imagen. Por ello, nos da diferentes pautas de iluminación, pose y edición, con los que disimular los defectos más típicos como calvicie, acné, cicatrices, arrugas, papada, canas, etcétera.

Parte II: Posado y estilismo

Para ayudar a que el retratado tenga el mejor aspecto posible, es esencial que éste luzca lo mejor posible, por ello, Jeff Rojas nos prepara en este capítulo, para aconsejar a los clientes sobre cómo mejorar su presencia.

Capítulo 4: Comprender el lenguaje corporal

Todos los gestos no verbales de una persona transmiten información de la misma, no hay que limitarse al rostro: las manos, las piernas, los brazos, también hablan mucho de la persona que retratamos.

En este capítulo, aprenderás a captar lo que inspiran cada una de las poses para poder comprender mejor a las personas que retratas y, sobre todo, para utilizarlo dependiendo de lo que quieras transmitir: confianza, seriedad, fuerza, estrés, intensidad, etc.

Capítulo 5: Poses de pie

Partiendo de la base de que, generalmente, los hombres quieren parecer más altos, delgados y jóvenes, el autor nos recomienda una serie de poses y actitudes con las que dirigir al cliente o modelo basadas en el espacio negativo. Cada una de estas poses viene con trucos y fotografías que la acompañan.

No obstante, también puntualiza que no existe la pose perfecta, sino que cada persona puede verse mejor con una u otra o incluso con una adaptación de la misma. Lo importante es que la persona retratada se sienta cómoda y segura.

Capítulo 6: Poses sentadas

En esta capítulo, nos adentramos en las poses sentadas, cómo colocar las piernas, los brazos, el mejor ángulo respecto a la cámara, cómo conseguir sujetos más estilizados, así como numerosas ideas con trucos y ejemplos para conseguir los mejores resultados con cada persona, dependiendo de sus atributos físicos.

Cada capítulo sobre poses cuenta, además, con dos o tres páginas extra de imágenes con diferentes poses para facilitarnos la inspiración.

Capítulo 7: Poses tumbadas

Si bien no son las poses más habituales, las poses estiradas permiten estilizar la figura y jugar con el espacio negativo de los brazos.

Lo cuenta a través de numerosas poses con sus trucos y ejemplos (mejor composición, ángulo, etc.), así como lugares donde encontrar inspiración para estas poses, por ejemplo, pinturas y esculturas.

Capítulo 8: Estilismo

La importancia del estilismo es crucial para obtener los mejores resultados. Si no contamos con un estilista entre el equipo, necesitaremos aprender a aconsejar a nuestros clientes nosotros mismos.

Según el autor, la clave es transmitirle al cliente: Vístase como desee ser percibido.

Más que el estilo de cada persona, lo más importante es que, la ropa escogida (generalmente trajes) se ajuste perfectamente al sujeto. Por ello nos enseña a reconocer cuándo un traje es demasiado largo, corto, ancho, etcétera.

También nos recomienda una serie de herramientas muy útiles para tener en nuestro estudio y poder así hacer los retoques necesarios en el estilismo del retratado: pinzas, crema hidratante, cepillo de vapor, papel secante o compresas axilares.

Capítulo 9: Estilizar características complicadas

No siempre retrataremos figuras esbeltas y musculosas, también, y probablemente la mayoría del tiempo, retrataremos otros tipos de figura, desde personas muy delgadas a personas más anchas.

El autor nos recuerda que nuestro trabajo no es hacer magia, sino que cada persona se vea bien dentro de sus rasgos, sin eliminarlos pero sin enfatizar sus posibles complejos.

En este capítulo, el autor nos enseña a estilizar todo tipo de cuerpos a través de, por ejemplo, el espacio negativo entre cuerpo y brazos, del color de la elección de un fondo similar al del sujeto para sujetos gruesos o bien cómo disimular cuerpos “demasiado” delgados o largos.

Parte III: Iluminar hombres

Por mucho presupuesto que parece que escondan los grandes retratos, lo cierto es que, replicar los esquemas de iluminación es relativamente sencillo. Lo difícil es recrear el nivel de producción o el tema de una sesión de fotos profesional. Según el autor, eso llega con paciencia, tiempo, práctica y mayores presupuestos 🙂 .

Capítulo 10: Introducción a la iluminación de hombres

En la introducción a este capítulo, el autor nos explica las diferencias entre los retratos (la atención se centra en el sujeto), la fotografía comercial (la atención se centra en el objeto) y la de moda (la atención se centra en la ropa y los accesorios). No obstante, todas pueden relacionarse y beber las unas de las otras.

Una vez decidido cuál es la dirección fotográfica que vas a tomar (retratos, comercial o moda) habrá que escoger unos esquemas de iluminación u otros pero, para ello, hay que tener conocimientos sobre cómo controlar y modificar la luz para recrear las distintas configuraciones de iluminación.

¿Es mejor la luz artificial o la natural?, ¿la luz dura o la suave?, ¿qué equipo de iluminación necesito? Todo ello queda respondido en este capítulo.

Capítulo 11: Retratos

Cuando la atención se centra en el rostro de una persona, estamos haciendo un retrato, por lo tanto el estilismo, el fondo o el entorno pueden ayudar a crear impacto en el sujeto, pero la atención debe centrarse en el rostro.

A través de diferentes esquemas de iluminación perfectamente representados, trucos e imágenes de ejemplo, Jeff Rojas nos propone diferentes tipos de iluminación para retrato masculino.

Capítulo 12: Fotografía comercial

Es la fotografía que vende productos, lugares o servicios a un público, y el objetivo máximo de ello es consiguiendo que el que observe nuestras fotografías sienta que no puede vivir sin aquello que estamos fotografiando.

A través de diferentes esquemas de iluminación, el material necesario, las poses y multitud de imágenes como ejemplo, el autor nos pasea por diferentes campañas de publicidad (perfumes, ropa de deporte, culturismo, etcétera.)

Capítulo 13: Fotografía de moda

Se considera un subconjunto de la fotografía publicitaria cuya intención es vender ropa a los consumidores. Es por ello, que los esquemas de iluminación se centran en vender el atuendo y no necesariamente tienen por qué ser los más favorecedores para el modelo.

Como en los anteriores apartados, el autor nos propone diferentes campañas, con sus esquemas de iluminación, imágenes de ejemplo y trucos.

Lo mejor

No existe, a día de hoy, demasiada información respecto a la fotografía de hombres, por lo que este libro es una guía perfecta para adentrarte en este sector poco explorado y lleno de posibilidades.

El libro es sencillo, está bien explicado, tiene multitud de ejemplos y trucos, el lenguaje es ameno, muy visual… En definitiva, un libro fácil de leer, de entender y muy completo, con trucos muy sencillos y de gran utilidad.

Detalles

  • Número de páginas: 263
  • Tapa blanda
  • Editorial: Anaya Multimedia Photo Club
  • Precio: EUR 28,45

Sobre el autor

Jeff Rojas es un fotógrafo de moda y retrato estadounidense afincado en New York. Trabaja para revistas como Elle o Esquire lo que combina con su labor como profesor de fotografía en plataformas como CreativeLive, WPPI, the Photo Plus Expo, Imaging USA o APA.

Otras publicaciones

  • Fotografiar a la mujer: libro al que le dedicamos en su momento otra recomendación literaria. Puedes leerla íntegra aquí.
  • Quickstart Fashion Photography (Ebook): Pues encontrarlo aquí.

Conclusiones

Si tienes conocimientos fotográficos y te interesa adentrarte en el poco explorado mundo de la fotografía masculina esta es, sin duda, una obra de referencia sobre el tema. Fácil de entender, con numerosos ejemplos, fotografías y trucos, te dará muchísimas pautas e ideas para fotografiar hombres con éxito.

Si crees que conoces a alguien a quien pudiera interesarle el tema, ¡no olvides compartirlo!

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.