Fotografías de Sebastião Salgado.

Sebastião Salgado: el Maestro de los Maestros

Conocido como fotógrafo social o fotorreportero, Sebastião Salgado es mucho más. Su legado se extiende más allá de la fotografía removiendo conciencias y revirtiendo la forestación.

Es, sin duda, un grande de la fotografía cuyas imágenes han dado la vuelta al mundo dejándonos sin aliento, tanto por su belleza como por su crudeza.

Hoy vamos a conocer a este fantástico fotógrafo para entender un poco mejor su obra y descubrir todo lo que es capaz de enseñarnos.

Sebastião Salgado: biografía

Sebastião Salgado, nació el 8 de febrero de 1944 en Aimorés, Minas Gerais de Brasil y se crió, junto a sus siete hermanas, entre vastas selvas atlánticas.

Según su padre, era un chico bohemio y viajero, al igual que había sido su abuelo y tenía poco interés por los estudios.

Obligado por su progenitor, quien lo llamaba Tião, comenzó a estudiar Derecho, sin embargo, abandonó estos estudios por los de Economía, carrera que cursó en la Universidad de São Paulo y en la Universidad de Venderbit (EUA) y que, de alguna forma, marcó más tarde su trabajo como fotógrafo.

Había abandonado la granja donde creció con 15 años para estudiar en Vitoria. Allí conoció a Lélia Deluiz Wanick, una estudiante de música de la que se enamoró y con la que se mudó a Sao Paulo debido a que obtuvo una beca de estudios. Allí se casaron.

Matrimonio Salgado de jóvenes
Sebastião Salgado y Lélia Deluiz Wanick

Huyendo de amenaza que ejercía la dictadura de su país sobre su libertad y seguridad por su participación en movimientos de izquierdas, el matrimonio Salgado se mudó a París, donde él obtuvo el doctorado en la Escuela Nacional de Estadística Económica.

Mientras tanto, Lélia estudiaba arquitectura. Para fotografiar sus trabajos adquirió una cámara fotográfica, un gesto que marcaría la vida de ambos para siempre, aunque ellos aún no lo sabían.

Sebastião entró a trabajar en la administración de la OIC (Organización Internacional del Café) por lo que se mudaron a Londres. Con la esperanza de hacer carrera en el Banco Mundial, realizó varios viajes a África para estudiar proyectos de desarrollo. De estos viajes a los que se llevaba la cámara de Lélia regresaba cargado de fotografías que le satisfacían mucho más que los informes económicos que realizaba.

Este hecho provocó que el matrimonio tomara una valiente decisión, Sebastião debía abandonar su carrera como economista y empezar de cero como fotógrafo.

Así, regresaron a París donde invirtieron todo en equipo fotográfico. Durante un tiempo realizó distintos tipos de trabajos, desde bodas hasta retratos, hasta descubrir que su verdadera vocación estaba en otra parte.

Mujer e hijo de Sebastiao Salgado
Lélia con su hijo Juliano en brazos

En 1974, en París, nació su primer hijo, Juliano. Lèlia se dedicó a cuidar de su hijo y a apoyar el trabajo de su marido. Lo difundió entre periódicos, revistas y agencias. Una vez que algunas de estas publicaciones tuvieron una destacada relevancia, concibieron su primer gran proyecto fotográfico: Otras Américas, el cual llevó a Sebastião por toda Sudamérica. A la vuelta de sus viajes, junto a Lélia, realizaba el trabajo de edición.

Lélia y Rodrigo Salgado
Lélia y Rodrigo Salgado

En 1979 nació su segundo hijo, Rodrigo y algún tiempo después, Lélia regresó con sus pequeños a Brasil por primera vez tras su exilio. La dictadura había acabado.

Salgado se unió a ellos poco después y pudo reencontrarse con toda su familia después de tantos años alejado de su país natal.

Siguiendo su espíritu viajero, quiso viajar por el país y se sumergió durante seis meses por el nordeste de Brasil, un lugar que no conocía pero con el que siempre había soñado.

A su regreso, recibió un golpe al comprobar que el lugar donde se había criado en su niñez, nada tenía que ver con lo que había dejado años atrás.

Aún así, todo lo vivido en sus últimos viajes, lo había marcado tanto que sintió la necesidad de volver a marcharse, su trabajo como fotógrafo había adquirido un nuevo sentido y su familia, una vez más, le apoyó.

Después llegó su colaboración con Médicos sin Fronteras en Sahel. Tras la publicación de Otras Américas y Sahel, el final del camino, su carrera como fotógrafo se afianzó y su nombre se se expandió por el resto del mundo, sin vuelta atrás. Había nacido uno de los grandes fotógrafos del siglo.

En su carrera como fotógrafo comenzó trabajando para la agencia Sygma, en 1974, un año más tarde se unió a Gamma, con sede en París para. En 1979 se unió a Magnum Photos y en 1994 dejó la famosa agencia para crear la suya propia junto a su esposa: Amazonas Images en París y representar así su obra.

Tras varios años recorriendo los rincones más inhóspitos del planeta y siendo testigo de los más feroces dramas humanos, recogidos en diversos trabajos (por ejemplo Éxodos), regresó a su granja abatido.

La desolación de la tierra donde había crecido habría terminado de hundir a cualquier otra persona, pero la idea que tuvo Lélia hizo que todo cambiara y recuperara la esperanza.

Matrimonio Salgado en Instituto Terra
Sebastião Salgado y su mujer Lélia en el Instituto Terra

Decidieron traer de vuelta los árboles a la granja, acabar con la deforestación. De esta forma nació el Instituto Terra; el matrimonio Salgado se convirtió en el más firme defensor de la reforestación del planeta Tierra; y surgió Génesis, el proyecto fotográfico que devolvió a Salgado a los orígenes y por el que viajó a unos 32 países fotografiando lugares (aún) vírgenes cuya belleza nos recuerda lo frágil que es nuestro planeta y lo que podemos llegar a perder si no hacemos nada para remediarlo.

Con este último proyecto, Salgado no solo ha removido conciencias y traspasado los límites de la belleza natural de la Tierra, también ha demostrado que no es solo un fotorreportero o documentalista, sino que su trabajo como fotógrafo de paisajes, tan distinto a lo que solía fotografiar, está a la altura del mismísimo Ansel Adams.

«Más que nunca, siento que solo hay una raza humana. Más allá de las diferencias de color, de lenguaje, de cultura y posibilidades, los sentimientos y reacciones de cada individuo son idénticos.”

Sebastião Salgado

Te recomiendo que veas el documental La Sal de la Tierra si quieres conocer un poco más sobre la vida y obra de Salgado.

Premios de Salgado

Foto de Sebastião Salgado
  • 1982: Premio W. Eugene Smith Grant
  • 1985: Premio Leica Oskar Barnack
  • 1989: Premio Internacional de la Fundación Hasselblad
  • 1992: Premio Leica Oskar Barnack
  • 1992: Miembro honorario extranjero de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias
  • 1993: Medalla del centenario de la Real Sociedad Fotográfica (de Reino Unido)
  • 1993: Beca honorífica (HonFRPS) de la Real Sociedad Fotográfica (de Reino Unido)
  • 1994: Gran Premio Nacional de Fotografía (Ministerio de Cultura, Francia)
  • 1998: Premio Príncipe de Asturias de las Artes (España)  
  • 2003: Premio Internacional del a Sociedad Fotográfica de Japón
  • 2007: Premio del Público M2 / elmundo.es M2 en PhotoEspaña
  • 2019: Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán
  • 2021: Premio Crystal del Foro Económico Mundial
  • 2021: Praemium Imperiale de Japón

Obra de Salgado

Las imágenes de Sebastião Salgado no se toman con prisa, ni con improvisación. Él necesita su tiempo para construir tanto la historia de una imagen, como el discurso de una serie, la cual le puede llevar varios años. Su trabajo se cuece a fuego lento, sin prisas, con conocimiento y dedicación.

La obra de este maestro de la fotografía no se puede etiquetar solo con dos o tres palabras, como son fotoperiodista o fotógrafo social. Es tan vasta y con un discurso tan intenso que esas etiquetas se quedan muy cortas.

En su trabajo hay tintes económicos, humanos, sociales, antropológicos, de denuncia, de dolor y sobre todo, e increíblemente, de belleza y de arte donde uno jamás podría imaginar que alguien fuera capaz de plasmarla.

Y ese es uno de sus dones. Y por mucho que haya sido criticado por eso, no creo que el dolor y la belleza estén reñidos y mucho menos en el arte.

Y es que le ha criticado por mostrar la miseria de forma bella, como si de alguna manera así restara importancia o credibilidad. Mi humilde opinión (quién soy yo para cuestionar a alguien como Susan Sontag), es que si hay un fotógrafo que haya conseguido darnos de bruces con la realidad y meternos el dolor en las entrañas, ese ha sido Salgado.

Me pregunto si sus imágenes no fueran de tal belleza, ¿habrían trascendido como lo han hecho? Si la obra de Salgado no fuera tan magistral, ¿crees que habría resistido al paso de los años y conmovido a tantas personas? Me temo que no. Y no hay más que ahondar un poco en su vida para comprender que en su obra hay una motivación que va mucho más allá del beneficio económico.

Dejando de lado la polémica, y centrándonos en la obra de Salgado, debemos decir que consigue que el espectador se sienta dentro de la imagen.

Compone con maestría con los elementos que encuentra en la escena, recrea como nadie la atmósfera y posee un manejo de la luz que te deja sin aliento. Su técnica es indiscutible, su estilo inconfundible y su capacidad para despertar emociones digna de admiración.

Fotografía de niños y luz

Y hablando de emociones, su obra va como en la escala de tonos, del blanco al negro. Es capaz de provocarte desde el dolor más inmenso con una imagen de las barbaries humanas a la felicidad más absoluta con otra escena de las maravillas de nuestra geografía.

Ha captado dentro de nuestro planeta Tierra tanto el cielo como el infierno. Con Salgado no hay medias tintas, ni en el discurso, ni en la imagen. Todo o nada. Como ha hecho con el Instituto Terra, llevarlo de la nada al todo.

Obra de Salgado en color y blanco y negro

La obra de Sebastião Salgado es principalmente en blanco y negro, ha realizado reportajes en color, pero llegó a afirmar que no volvería a fotografiar en color.

Sobre sus fotos en blanco y negro, cuando le preguntaron en una entrevista «¿Cómo se fotografía la naturaleza en blanco y negro cuando no lo es?» contestó que «Nada es blanco y negro. Pero es una forma de salir de la realidad a través de la abstracción. Lo fabuloso del blanco y negro, su poder, es que todos tenemos una tendencia a reponer los colores. En las infinitas gamas de grises hay una representación de todos los colores.»

Trabajos más importantes de Salgado

Algunos de los proyectos fotográficos más importantes de Salgado o más conocidos son:

  • Otras Américas, fruto de 8 años de numerosos viajes entre finales de los 70 y principios de los 80 por América Latina, durante los cuales realizó una serie de fotografías sobre el continente y la perdurabilidad de las culturas campesinas e indígenas. El libro que publicó sobre este proyecto junto a su esposa, obtuvo de inmediato el reconocimiento del público y le reportó varios premios.
  • Las minas de oro, que recoge en su libro Gold. Cuando Salgado fotografió Serra Pelada la fiebre del oro estaba en plena ebullición. A día de hoy, las minas están cerradas, pero lo que allí ocurrió dio la vuelta al mundo gracias a este proyecto.
  • Éxodos, seis años documentando la historia de la migración humana. Sus protagonistas: exiliados, emigrantes y refugiados de 35 países.
  • Workers (Trabajadores), en el que refleja las condiciones del trabajo manual a lo largo de todo el mundo. A continuación te dejo con un documental sobre este proyecto:
  • El incendio de los campos petrolíferos de Kuwait, la terrible catástrofe humana, medioambiental y económica ocurrida en 1991.
  • África, 30 años de trabajo en el lugar que le dio la vida como fotógrafo y que casi se la quita.
  • Génesis, ocho años viajando a los confines del planeta es el homenaje que Sebastião Salgado le rinde a nuestra Tierra, como él mismo dice «mi carta de amor a la naturaleza». Con él busca provocar una reflexión en la humanidad sobre el cuidado del planeta y la necesidad de protegerlo.

Fotos más famosas de Sebastião Salgado

Aunque ya has podido ver varias de sus imágenes, te dejo con una galería que incluye algunas de las fotos más famosas de Sebastião Salgado. Aviso que algunas de ellas pueden herir la sensibilidad de algunas personas:

Libros de Sebastião Salgado

Sebastião Salgado no solo tiene una extensísima obra fotográfica sino también un gran número de libros publicados:

  • Amazonia (2021)
  • Gold (2019)
  • Kuwait (2016)
  • The Scent of a Dream: Travels in the World of Coffee (2015)
  • From my Land to the Planet. (2014)
  • Génesis (2013)
  • África (2007)
  • Sahel: The End of the Road (2004)
  • Éxodos (2000)
  • Niños (2000)
  • La mina de oro de Serra Pelada (1999)
  • Terra (1997)
  • Trabajadores (1996)
  • La Mano del Hombre (1993)
  • Sahel: el fin del camino (1986)
  • Otras Américas (1986)

Actualmente están disponibles los siguientes, su valor son las fotografías, que ya sabemos que son de un lenguaje universal, por lo que si no hay una edición en español de algunos de ellos yo no me preocuparía demasiado, lo esencial lo vas a entender igual.

portada Africa de Salgado

África: Un homenaje al continente africano, a su gente, a su historia y a su maravillosa naturaleza. Dividido en tres partes (Sur, Zona de Grandes Lagos y África Subsahariana) y en edición plurilingue, consta de 336 páginas. Puedes conseguirlo por 49,99 €

Portada Amazonia de Salgado

Amazonia: Durante seis años, Sebastião Salgado visitó a docenas de tribus indígenas que viven en comunidades repartidas por la mayor selva tropical del planeta y fotografió la inigualable belleza de la región. 528 páginas. Una impresionante obra que puedes conseguir por 95,00 €

Children de Salgado

Children: 90 retratos de los exiliados, emigrantes y refugiados más jóvenes. Una serie que complementa el trabajo de Éxodos. 124 páginas de edición plurilingue. Su precio es de 37,98 €

Portada Génesis de Salgado

Génesis: En sus más de 30 viajes, Salgado creó una colección de imágenes que nos muestran la naturaleza, los animales y los pueblos indígenas con una sobrecogedora belleza. Se recogen en esta obra maestra de 520 páginas. Edición italiana. Su precio es de 49,99 €

portada Memorias De mi tierra al a Tierra

De mi tierra a la Tierra: Este no es un fotolibro como el resto, sino un libro de las memorias de Sebastião Salgado. En español, editado por LA FABRICA, cuesta 18,90 €

Portada Otras Américas de Sebastiao Salgado

Other Americas: Esta edición en inglés de «Otras Américas» contiene las imágenes tomadas entre 1977 y 1984 en lugares como Brasil, Ecuador, Bolivia, Perú, Guatemala o México. La primera edición se publicó en 1986 en Francia. Lo encuentras en Amazon por 34,53 €

Para terminar, te dejo con este vídeo en el que Salgado cuenta su propia experiencia con la fotografía:

Espero que te haya resultado interesante y que si no conocías a Sebastião Salgado se haya quedado entre tus referentes para llenarte tanto de inspiración fotográfica como de conciencia medioambiental 😉. Aquí tienes su perfil de Instagram por si quieres seguirlo en las redes sociales.

Te invito a dejar en los comentarios una opinión sobre su trabajo o plantear cualquier duda que te haya surgido. Gracias por compartir y hasta la próxima.

  1. Ya lo conocía, extraordinario fotógrafo y fantástica persona. Los felicito por difundir su obra y trayectoria.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *