🥳 Estrenamos nuevo logo, pero seguimos siendo tu Blog del Fotógrafo de siempre.

Batería Externa: La mejor elección (experiencia personal)

¿Te ocurre que, frecuentemente, te quedas tirado sin batería en el móvil, en el portátil, o en la cámara de fotos? Si es así, no te puedes perder esto.

En este artículo te voy a desvelar la que es, para mí a nivel personal, la mejor batería externa del mercado en este momento. Te voy a contar mi experiencia personal con este tipo de accesorios, e incluso te voy a dar pistas respecto a las características en las que te tienes que fijar a la hora de comprar una.

Este artículo está lleno de información y de datos muy útiles, así que ponte cómodo y ve tomando nota.

Primero de todo, ¿para qué quieres una batería externa?

Antes de dejarte mi recomendación personal, es importante que te preguntes esto, ¿para qué quieres una batería?, ¿qué tipo de uso le vas a dar?, ¿qué tipo de dispositivos necesitas cargar con un aparato de estos?

Esta pregunta es clave para dar con la batería externa adecuada. 

No es lo mismo una persona que necesita una batería externa para cargar el móvil de manera ocasional, que una persona que va a necesitar cargar distintos dispositivos electrónicos que devoran muchos vatios.

¿Cuál es la mejor batería externa? 

Actualmente la Bluetti Poweroak EB55 es posiblemente uno de los mejores productos que podemos encontrar en el mercado.

Viene equipada con un sinfín de funcionalidades que la convierten en una opción ideal para muchos.

Batería externa para fotógrafos

Ten en cuenta que soy un usuario que combina necesidades personales (cargar el móvil, el portátil, la tablet, etc.) con necesidades de fotógrafo (cargas cámara de fotos, luces LED, material, etc.).

Antes de entrar en el análisis de por qué creo que la Bluetti Poweroak EB55 es una opción muy recomendable, primero me gustaría explicarte los aspectos en los que me suelo fijar, normalmente, a la hora de decidir la compra de un accesorio de éstos.

Mejores baterías externas: puntos clave a tener en cuenta

1. Tamaño y peso: hay modelos que pesan lo mismo que un teléfono móvil, y las hay que pesan varios kilos. Las hay muy diminutas, y las hay exageradamente grandes.

Es importante que te fijes en este aspecto porque, por ejemplo, si te mueves habitualmente en coche o moto, quizás no te importe que la batería sea un poco grande o pesada si a cambio vas a obtener ingentes cantidades de energía cada vez.

Si por el contrario piensas llevar la batería encima, en una mochila, bolso, o algo por el estilo, de manera casi diaria, querrás comprar una que sea lo más pequeña posible.

2. Capacidad y duración: en función del tipo de aparato que quieras alimentar, te interesará una batería con mayor o menor capacidad. Si es solamente para el móvil, cualquier cargador portátil prácticamente te puede servir.

Si lo que buscas es una batería externa que te permita cargar el móvil repetidas veces con una sola carga, el ordenador portátil, y quizás algún aparato más que tengas por ahí, entonces lo ideal sería dar con una batería externa más bien grande.

Pregunta: Cuantos mAh tiene que tener una batería externa

Respuesta: Lo ideal es tener una batería externa con capacidad de salida de no menos de 10.000 mAh. Porque así te aseguras tener energía suficiente para un buen rato.

Pregunta: Cuantas cargas son 10.000 mAh

Respuesta: 10.000 mAh equivaldrían a unas 3 a 4 cargas de un móvil como iPhone 12, aproximadamente.  

Pregunta: ¿Qué batería externa dura más?

Respuesta: La Bluetti Poweroak EB55 tiene una capacidad de 537Wh, y es una de las baterías externas de mayor duración que puedes encontrar ahora mismo.

3. Velocidad de carga: aquí nos referimos a la velocidad a la que la es capaz de suministrar energía al aparato. Algunas baterías que ofrecen carga rápida y normal. Son más costosas evidentemente. Las más económicas ofrecen normalmente una velocidad de carga más normalita, más lenta digamos.

4. Conexiones o puertos de salida: este punto es clave. Una batería externa normalita ofrece normalmente una conexión USB. Esto significa que nos vale para cargar teléfonos móviles, ratones inalámbricos, y cualquier aparato que se cargue por USB, pero si queremos sumistrar carga o energía a aparatos que no dispongan de conexión USB, no nos sirve. 

5. Carga inalámbrica: y hablando de conexiones, no todas las baterías externas lo contemplan, pero algunas, normalmente las de rango superior, ofrecen también la posibilidad de cargar el móvil mediante carga inalámbrica. Colocas el móvil encima y te olvidas de cables.

6. Método de recarga (puertos de entrada): a fuerza de cargar nuestros aparatos con la batería externa, ésta a su vez pierde carga con el tiempo y llega un momento en que necesitamos recargarla.

La mayoría de baterías portátiles se cargan a través de USB con un cable de alimentación que va a la pared, pero algunas, las más avanzadas, ofrecen métodos de carga alternativos como te voy a mostrar en unos instantes. 

Mi recomendación como usuario (experiencia personal)

Las personas que tengo en mi círculo social cercano me conocen y saben que tengo un perfil muy “previsor” por lo general. Me gusta conducir con el depósito por encima de la mitad 😅, llevar el móvil con la batería cargada en la medida de lo posible y, siempre que puedo, voy con mi batería externa encima como si fuera el DNI.

A lo largo de muchos años he tenido la posibilidad de probar muchos tipos de cargadores portátiles, de todo tipo, tamaño y rango de precios. Casi todos tenían algún tipo de carencia.

Hace unos meses me hice con la Poweroak EB55, un concepto de batería externa muy avanzado que, al menos en mi caso, satisface todas mis exigencias de fotógrafo y de usuario de gadgets, y lo hace con un sobresaliente.

Batería externa en la naturaleza

¿Qué me gusta de la Poweroak EB55?

Déjame empezar por los inconvenientes. La Poweroak EB55 tiene aspectos que a mí no me importan pero que podrían incordiar a algunos usuarios.

Tamaño y peso: se trata de una de las baterías externas de mayor tamaño y peso que puedes encontrar. Esto lo compensa, con creces, por otros aspectos que te voy a explicar más abajo, pero así de entrada, ya te adelanto que no es la batería ideal para llevar en la mochila de camino al trabajo o a la uni todos los días.

Su cargador hace ruido: hablamos de una batería externa con una capacidad y una potencia tan bestia que, para recargarla, trae un cable propio el cual lleva un ventilador incorporado. Entiendo que es un sistema diseñado así, deliberadamente, para permitirnos una velocidad de recarga superrápida a la par que una seguridad a la hora de recargar la batería, evitando así sobrecalentamientos. 

En cualquier caso, que sepas que el cable de carga dispone de un pequeño ventilador interno que hace un ruido muy tenue, casi imperceptible, pero que está allí. Si eres muy quisquilloso con los ruidos, quizás quieras valorar este aspecto antes de tomar la decisión.

Fuera de estos dos puntos, no le veo a esta batería más que ventajas. De cuento algunas a continuación:

Capacidad y duración: la EB55 es una de las baterías externas que mayor capacidad y duración de carga te va a ofrecer. Esta marca hace distintos modelos pero, éste en concreto, puede almacenar hasta 537 Wh (vatios-hora).

Esto te permite cargar no sólo el teléfono móvil sino casi cualquier aparato que tengas por ahí: ordenador, tablet, cascos para escuchar música y, en definitiva, cualquier aparado que requiera recarga. Y podrás recargarlos una y otra vez con la misma carga.

Velocidad de carga (salida): su velocidad de carga es, también, excelente. Este modelo permite carga normal y carga rápida (dependiendo de las prestaciones de carga del aparato que recibe la carga, claro está).

Conexiones de salida: en este caso encontramos una burrada de conexiones de salida. Tenemos 4 salidas USB normal (llamado USB-A), 1 salida o puerto USB-C de 100W, 1 salida de conexión de mechero de 120W, 2 salidas de conector tipo 5521, y… agárrate, 2 salidas con enchufe de pared normal, de los que usamos todos los días para conectar la tele, el frigorífico o el microondas. 

Esto es bestial porque, además de permitirnos cargar el móvil, la cámara de fotos o el ordenador portátil, esta batería externa nos permite conectar electrodomésticos normales y corrientes tipo televisor, microondas, o lo que queramos, y tenerlos funcionando durante varias horas.

Carga inalámbrica: además de las conexiones de salida mencionadas en el punto anterior, este modelo también ofrece carga inalámbrica de salida. Esto es, colocas el móvil encima y te lo carga, además con carga rápida (a la velocidad que el móvil soporte).

Conexión o puertos de entrada: la mayoría de las baterías externas se cargan conectándolas por USB al ordenador o a un adaptador de red. La EB55 ofrece 2 formas alternativas para cargarla: enchufándola a la corriente, en un enchufe de pared normal y corriente como puerto de entrada, o… ¡con energía solar!

Efectivamente, funciona como un cargador solar. Porque este modelo puede conectarse a unas placas solares portátiles que permiten recargar la batería en cuestión de 3 horas aprox.

Extras: la batería viene también con un botón de encendido y apagado, una linterna incorporada, que ofrece bastante luz, y un asa para coger la batería y transportarla.

También, a nivel de seguridad, la batería viene equipada con varios mecanismos de protección de sobrecalentamiento, sobretensión, etc.

Batería externa en el parque con portátil y cámara

Esta combinación de funciones convierten la Poweroak EB55 en una batería externa ideal para:

  • Usuarios que necesitan cargar aparatos de manera frecuente.
  • Usuarios profesionales que trabajan en exterior y que se encuentran lejos de una conexión de red (fotógrafos a la hora de cargar cámaras de fotos, ordenadores, cámaras de vídeo, drones o suministrar energía a luces led, focos de iluminación, etc.).
  • Personas que viajan con frecuencia.
  • Usuarios habituales de la acampada.

Conclusión

Estos días, aquí en Europa se está hablando de la posibilidad de que se produzca un apagón por cortes de suministro de energía. Por muy remota que sea esta probabilidad, disponer de un cargador portátil con una potencia como ésta haría un pelin más llevadero un apagón de este tipo.

No sólo por la cantidad de conexiones que tiene, para conectar lo que queramos a ella, sino sobre todo por los métodos de recarga que tiene, en especial, las placas solares que se conectan con ella. 

Bromas de apagones aparte, no digo que la EB55 sea una batería ideal para todo el mundo. Si buscas algo minúsculo, deberías buscar otras alternativas (aquí unas cuantas), pero si lo que necesitas son cantidades de energía infinitas para tus dispositivos electrónicos, si no te puedes permitir quedar sin batería en tu cámara de fotos, tu dron, tu ordenador portátil o tu móvil, entonces ésta es sin duda una de las mejores opciones a las que puedes optar.

También, si cuando te quedas sin batería, sueles necesitar una carga rápida, sin duda este cargador portátil es una alternativa nada desdeñable.

Llegados a este punto, déjame en los comentarios, abajo, tu opinión sobre esta batería externa. ¿Te gustaría tenerla en el coche y disponer de energía siempre a mano? ¿O, debido a su tamaño, preferirías una opción más pequeña y con mucha menos capacidad ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.