Nota de Mario: El 95% de las veces que me preguntan «¿qué objetivo debo comprar?» contesto con alguna de las opciones que describo a continuación. Si tú también estás buscando adquirir tu próximo objetivo, lo más probable es que el tuyo esté aquí abajo.

Tener una cámara réflex supone increíbles oportunidades fotográficas a la hora de jugar con objetivos intercambiables. Cada objetivo nos abre nuevos mundos y posibilidades. Claro, esto plantea una nueva pregunta: «¿qué objetivos me interesa tener?»

Con el artículo de hoy precisamente vengo a responder esa pregunta. No te voy a soltar teorías abstractas, tampoco vamos a entrar en aspectos demasiado técnicos. Intentaré responder tu pregunta de la forma más precisa posible 😉 Sé que esto de decidirse por un objetivo es una faena, así que mi objetivo es aclararte el asunto y ayudarte a tener claro ese objetivo que falta hoy en día en tu mochila.

¿Cuántos objetivos tengo que tener?

Mira, ya empezamos planteando la pregunta mal (lo he hecho intencionadamente claro ;)) . No «tienes que tener» un número determinado de objetivos. Ten la cantidad de objetivos que realmente necesites. Tendemos a creer que cuantos más objetivos poseamos en nuestro haber, mejores fotógrafos seremos. Eso es una tontería monumental. Quien necesite 3 objetivos que tenga 3, quien necesite 7 que los tenga, y quien no necesite realmente más que un solo objetivo, pues que no tenga más que ese. ¿Qué es esta manía de acumular cachivaches a lo loco? La abundancia de objetivos no es una señal de que vayamos a tomar mejores fotografías. La mayoría de las veces con uno o, a lo sumo con dos objetivos, suele ser más que suficiente.

Invierte sólo en un objetivo principal
Invierte sólo en un objetivo principal

Si me apuras, si cargas con demasiados objetivos lo único que vas a conseguir es cansarte antes, fastidiarte la columna vertebral, terminar agotado, desear que termine la excursión, y no querer volver a saber nada de fotografía. En mi caso suelo encontrarme muy cómodo llevando un sólo objetivo, generalmente montado ya en la cámara, y a lo sumo llevando otro más, guardado en la mochila. El otro que llevo guardado, muchas veces ni lo saco. Sé el tipo de fotografía que me gusta disparar, y sé que mi objetivo predilecto va a cubrir mis necesidades la mayoría del tiempo. Prefiero ir ligero y tener ganas de hacer fotos, que no ir cargado de propiedades materiales y terminar agobiado.
Recapitulando: por norma general, no busques tener muchos objetivos porque sí. Cada objetivo que lleves en la mochila tendrá que justificar su peso mediante unas buenas fotografías. Mi regla personal es que, cuantos menos objetivos, mejores fotografías.

Cosas a tener en cuenta a la hora de comprar un objetivo réflex

Antes de recomendarte mi selección favorita de objetivos, primero déjame contarte lo que busco normalmente en un objetivo antes de ficharlo.

1. Mi presupuesto

Los siguientes criterios son importantes pero si no tengo el dinero que cuesta un objetivo entonces no vamos a ningún lado. Antes de meterme en una compra de objetivo siempre intento tener claro el dinero con el que cuento para esa compra. Esto me permite descartar aquellos objetivos que se me van de precio sobradamente.

2. El tipo de fotografía que me gusta

Escoger un objetivo se basa principalmente en el tipo de fotografía para la que lo quiero. No tendría mucho sentido buscar un objetivo macro si el 90% de mis fotos son paisajes.

3. Luz, mucha luz

Bajar la cantidad de luz en una fotografía es algo relativamente simple. Aumentarla es mucho más complicado. En el mercado hay objetivos que captan más luz y otros que la captan menos. Siempre me fijo en los que pueden coger más luz porque eso posteriormente me da una flexibilidad tremenda a la hora de tomar fotos. El tema de la cantidad de luz que un objetivo puede absorber tiene que ver con el diafragma o apertura del objetivo. Cuanto más grande sea la apertura, como te imaginarás, más luz entrará. Parece una tontería pero los objetivos más asequibles, comunes y corrientes suelen tener una apertura relativamente pequeña. Los buenos tienen aperturas más amplias y son una pasada porque puedes hacer fotos en momentos de relativamente poca luz y no pasa nada, la foto te sale perfectamente iluminada. Esa misma foto con un objetivo barato o malo te saldría mucho más oscura, te tendrías que comer la cabeza para iluminarla, jugar con los ajustes manuales de la cámara para configurar una velocidad de obturación más lenta, pensando que así captas más luz, pero claro, te acaba saliendo la foto movida. O a lo mejor tienes que tocar el ISO para conseguir esa foto iluminada que buscas, pero claro, con un ISO muy alto, además de captar luz captas ruido, mucho ruido.
A lo que voy, un objetivo de apertura grande es la mejor herramienta que puedes incorporar a tu equipo fotográfico. Te dará toda la luz que necesites y te ahorrará más de un quebradero de cabeza a la hora de ajustar la cámara para posteriormente disparar la foto.

Luz, mucha luz
Luz, mucha luz

4. Las valoraciones de otros usuarios

No me gusta ser el conejillo de indias. Cuando una marca saca un nuevo objetivo al mercado nunca soy de los primeros en comprarlo. Prefiero que otros usuarios tengan esa primera toma de contacto. A los pocos meses me meto en Amazon o en cualquier otra tienda online donde haya opiniones y valoraciones de compradores, y me fijo en la cantidad de estrellas que ese determinado objetivo tiene. Por mucho que me atraiga un objetivo, jamás compraría un objetivo con una valoración de 2 estrellas sobre 5. Lo ideal es que tenga 4 ó 4,5 de 5. Si sólo tiene 3 estrellas o menos, ni me lo planteo.

Para que las valoraciones tengan peso tiene que haber un número importante de usuarios detrás de ellas. Un objetivo con una valoración de 5 sobre 5 pero basada en un total de 3 ó 4 usuarios únicamente, eso no es muy significante que digamos. Cuando te topas con un objetivo el cual 50 ó 100 usuarios lo han valorado bien, eso sí que es una nota más «sólida».

Te pongo dos ejemplos.

Aquí tienes el objetivo 18-55mm, el estándar, el que suele venir incorporado de serie con las cámaras réflex Nikon generalmente.

Nikon AF-P DX NIKKOR 18-55mm f/3.5-5.6G - Objetivo
Precio: EUR 211,45
(A partir de del: 2019/08/23 6:36 pm - Detalles
×
Los precios de los productos y la disponibilidad son exactos a la fecha y hora indicadas y están sujetos a cambios. Cualquier información de precio y disponibilidad que se muestre en https://www.amazon.es/ al momento de la compra se aplicará a la compra de este producto.
)
(* = Enlace de afiliado / Fuente de la imagen: Programa de afiliados de Amazon)

y aquí, el 50mm f/1.8 (un gran objetivo, con resultados IMPRESIONANTES). Fíjate en la cantidad de estrellas que tiene. Fíjate en el número de compradores que lo han valorado, y por último, fíjate en su precio y compáralo con el objetivo anterior que te acabo de mostrar.

Nikon AF-S 50mm F1.8 G - Objetivo para Nikon (distancia focal fija 50mm, apertura f/1.8) color negro
Precio: EUR 197,42
(A partir de del: 2019/08/23 6:36 pm - Detalles
×
Los precios de los productos y la disponibilidad son exactos a la fecha y hora indicadas y están sujetos a cambios. Cualquier información de precio y disponibilidad que se muestre en https://www.amazon.es/ al momento de la compra se aplicará a la compra de este producto.
)
Ahorras: EUR 41,58 (17 %)
(* = Enlace de afiliado / Fuente de la imagen: Programa de afiliados de Amazon)

Mis 4 objetivos réflex más recomendados

Podría haber empezado el artículo por aquí. Te cuento los objetivos que más me gustan y listo, pero quería compartir contigo mis criterios personales de selección y que así tú también entiendas por qué un objetivo y no otro. Dicho esto, te presento mi selección de objetivos réflex más recomendados, con enlaces a la versión adecuada para tu marca de cámara réflex siempre que los consiga encontrar.

1) El 50mm f/1.4 (el Rey de los Objetivos)

objetivo nikkor 50mm

He aquí el único objetivo que lleva prácticamente años ocupando la montura de mi cámara réflex. Rara vez lo he desmontado. Es el objetivo con el que disparo la mayoría de mis fotos. Esto al final tiene que ver con el tipo de fotografía que a mí me gusta, que es fotografía de retratos, fotografía de objetos con el fondo muy desenfocado, detalles de la naturaleza. Con él se consiguen resultados fascinantes (aquí artículo entero dedicado al tema).

Fotografías tomadas con el 50mm f/1.4

2) El Gran Angular de Tokina

 objetivo gran angular Tokina

Maravilloso gran angular, perfecto para amantes del paisaje. El Tokina 11-16mm f/2.8 te ofrece la combinación perfecta de distancia focal, apertura, versatilidad, precio, y calidad de construcción. Tiene una distancia focal que va de los 11 a los 16mm, lo cual te permite capturar amplios ángulos de visión. Es una pasada porque, si lo pones en 11mm, casi sacas en el encuadre a tu acompañante que está junto a ti, prácticamente al nivel de la cámara o casi casi detrás de ella. ¿Que te parece que 11mm son demasiada poca distancia focal? Colócalo en los 14 ó 16mm y ya estás en un ángulo de visión mucho más cerrado.

Encontrar objetivos de tipo gran angular nunca fue un problema. Los hay de todas las marcas. El problema es dar con uno que permita captar una bonita cantidad de luz. ¿Te acuerdas de que la fotografía era principalmente luz? El Tokina responde esta necesidad con creces, gracias a su apertura de diafragma de f/2.8. Más abajo te pongo algunos ejemplos de fotografías tomadas con él y son alucinantes.

Para hacerte con un objetivo de estas características tienes alternativas propias de Nikon y de las demás marcas. Tokina es una marca que produce objetivos para la mayoría de las cámaras réflex, y con una calidad más que respetable. Personalmente me inclino por el gran angular de Tokina porque a poco que lo compares con el objetivo de la propia marca, gana con creces. Si quiero cogerme el de Nikon tengo el 10-24mm que me limita a una apertura de sólo f/3.5 (menos luz) y por el que tengo que pagar bastante más (850 euros el de Nikon, 550 euros el Tokina).

Ah, una última cosa, este gran angular de Tokina tiene opiniones muy positivas en Amazon España pero son muy pocas. Comprobándolo en Amazon de Estados Unidos ves que tiene cientos de opiniones con una puntuación muy alta, lo cual lo avala como una gran opción.

tokina-11-16

Fotografías tomadas con el Tokina 11-16mm f/2.8

3) Zoom, Sweet Zoom

tamron-200

Una de las pequeñas obsesiones del fotógrafo recién aterrizado en el mundo réflex es conseguir un objetivo con el mayor nivel de zoom posible. Me parece que es una «costumbre» que arrastramos de nuestra etapa de cámara digital compacta o bridge. Con las compactas digitales las opciones creativas son tremendamente limitadas, no puedes jugar con la velocidad de disparo ni con la apertura, así que te limitas a hacer zoom para adelante y para atrás, te diviertes persiguiendo gente en la calle con tu zoom, acercándote lo más que puedes a aquella ventana o a esa rama de árbol, y disparas la foto. El mundo réflex es distinto, es más rico en posibilidades creativas, el tema zoom se relega a un plano menor, además, la construcción y mecánica de las lentes de las cámaras réflex es diferente, su funcionamiento es diferente al de las cámaras compactas, la calidad es diferente, la cantidad de luz que entra es diferente, y por ende, no tienes esos niveles de zoom tan profundos a los que puedes estar acostumbrado con tu cámara compacta de siempre.

En el mercado hay un montón de objetivos zoom, la mayoría de ellos cubren un buen rango de distancia focal. Como siempre, aquí mi preferencia va hacia los objetivos que menor rango de distancias focales ofrecen. Por ponerte un ejemplo, entre un 18-105mm y un 18-300mm, me quedaría claramente con el primero, ya que, al cubrir un rango menor, su óptica es mucho más especializada precisamente en ese rango, a diferencia del 18-300mm que lleva una óptica un poco «comodín», debido a que tiene que valer tanto para fotos a 18mm como a 300mm. Nada mejor para describir este concepto que el dicho popular «el que mucho abarca, poco aprieta».

Mi zoom recomendado es el Tamron 70-200mm f/2.8. Tiene un rango de distancia focal relativamente reducido, lo cual lo convierte en un especialista en esa distancia focal si lo que buscas es fotografiar con distancias de 70 a 200mm. Tiene una característica muy destacada y es la apertura de diafragma de unos generosos f/2.8 con los que puedes captar inmensas cantidades de luz. Lo habitual en los objetivos zoom es encontrar aperturas de f/4.5 para arriba (recuerda que cuanto más pequeño sea el número f/, más grande será la apertura y por lo tanto más luz podrás captar).

Fotografías tomadas con el Tamron 70-200mm f/2.8

4) Objetivo Macro

sigma-macro

Para mí, un objetivo macro tiene que tener lo siguiente:

  • Luz, cuanta más mejor, como siempre.
  • Una distancia focal relativamente larga. Hay objetivos Macro de 40 y 50mm pero el problema es que, para conseguir una fotografía macro con ellos te tienes que acercar muchísimo al sujeto u objeto. Esto hace que la foto tenga una perspectiva óptica algo rara, aparte de tapar la luz con tu cuerpo al tener que acercarte físicamente demasiado al sujeto. Por lo tanto, macro sí, pero si puede ser con distancia focal larga mejor. A partir de 70 u 80mm estaría bien. 100mm sería ideal.
  • Precio correcto. Los objetivos macros normalmente se disparan de precio y se plantan fácilmente en los 1.000 Euros. Así que, cuanto más asequible sea el precio, mejor.

Aplicando estos criterios, el Nikon de 105mm de f/2.8 por ejemplo hubiera sido ideal si no fuera por su precio de más de 800 Euros, así que no te lo recomiendo a menos que seas un profesional de la fotografía macro y estés ya familiarizado con él. El Sigma 105mm f/2.8 ofrece resultados espectaculares y te permite conseguir un bonito ahorro. Las siguientes fotografías dan testimonio de la calidad del objetivo.

Fotografías tomadas con el Sigma 105mm f/2.8

Palabras finales

En este artículo te he propuesto mis 4 objetivos favoritos, te he mostrado algunas fotografías tomadas con estos mismos objetivos. No esperes que el objetivo haga magia, tendrás que aprender a tomar buenas fotografías si quieres conseguir resultados similares a los que has visto en este artículo. Dicho esto, las fotos del artículo dan fe de que alguien, en algún lugar y en algún momento, pudo tomar increíbles fotografías con ese objetivo. ¿Por qué no ibas a poder tú? Si has leído hasta aquí, ganas no te faltan, te falta el objetivo probablemente.

Gracias por leerme. Suerte con la adquisición de tu nuevo y flamante objetivo. ¿Has encontrado este artículo útil? Si fuera así como siempre te agradecería un «Me Gusta» en Facebook, Twitter o Google+