El 95% de las veces que me preguntan «¿qué objetivos debo comprar?» contesto con alguna de las opciones que describo al final de este artículo. Si tú también estás buscando adquirir tu próximo objetivo, lo más probable es que el tuyo esté aquí abajo.

Tener una cámara réflex o una cámara EVIL (sin espejo) supone increíbles oportunidades fotográficas a la hora de jugar con objetivos intercambiables. Cada objetivo nos abre nuevos mundos y posibilidades. Claro, esto plantea una nueva pregunta: «¿qué objetivos me interesa tener?»

Con el artículo de hoy, precisamente, vengo a responder esa pregunta y a otras. No te voy a soltar teorías abstractas, tampoco vamos a entrar en aspectos demasiado técnicos (solo lo justo). Intentaré responder tu pregunta de la forma más precisa posible y resolver todas las dudas que te puedan surgir respecto a la comprar objetivos. Sé que esto de decidirse por uno es una faena, así que mi meta es aclararte el asunto y ayudarte a tener claro ese objetivo que falta hoy en día en tu mochila. Además, mi idea es que te quede claro:

  • Qué tipos de objetivos existen en el mercado.
  • Cuáles son las ventajas e inconvenientes ofrece cada gama de objetivos.
  • Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar un objetivo/lente.

Por todo esto, creo que es importante que guardes esta información en algún lugar que tengas a mano, o en una carpeta de favoritos. Vamos allá.

Antes de empezar a comprar objetivos

Antes de meternos en materia quiero aclarar dos cosas rápidamente:

Chica tomando fotografía al atardecer
La foto la haces tú

¿Qué tipos de objetivos puedes comprar?

A la hora de comprar objetivos, cuentas con distintas posibilidades. Más allá de sus características, que veremos a continuación, tienes opción de comprar nuevos, de segunda mano, de la misma marca o de otras, etc. Mejor lo vemos detenidamente:

Comprar objetivos de la marca o compatibles

Muy fácil, aquí no me voy a explayar mucho. Pues eso, que para comprar un objetivo adicional para tu cámara réflex normalmente siempre tienes una generosa oferta por parte del fabricante de la cámara, sea Canon, Nikon, Pentax, Sony o cualquier otra. Ahora bien, debes saber que también existen marcas que fabrican objetivos para ser utilizados con otras marcas. Aquí me refiero principalmente a dos: Sigma y Tamron, aunque existen otras como Tokina, Samyang o Yongnuo.

Estas dos marcas fabrican objetivos para prácticamente todas las cámaras. Eso sí, a la hora de comprar un objetivo Tamron, supongamos, por ejemplo, para tu cámara Nikon, asegúrate de que sea compatible con Nikon y no con Canon u otra marca.

Estos objetivos suelen ser ligeramente más baratos que si lo compras del mismo fabricante de tu cámara, y la calidad no tiene por qué ser forzosamente menor.

Comprar objetivos nuevos o de segunda mano

Comprar objetivos, aunque hay de todos los precios, no suelen ser precisamente algo económico y, a veces, el que queremos se sale de presupuesto. Por eso, es necesario que sepas que cuentas con la posibilidad de recurrir a ópticas de segunda mano (siguiendo estos consejos).

Comprar objetivos analógicos

Sí, como lo oyes. Hay todo un mundo de objetivos analógicos esperando a ser usados. Puede ser que heredes uno o que encuentres de segunda mano, por un precio irrisorio, un objetivo que te enamore.

Aunque no lo creas puedes usar con tu cámara digital objetivos analógicos siempre que uses el adaptador adecuado.

Eso sí, ten en cuenta que tiene sus limitaciones, pero si quieres saber más, en este artículo Alexa te cuenta lo que necesitas saber a la hora de adaptar un objetivo analógico en una cámara digital.

¿Qué debes tener en cuenta al comprar objetivos?

Antes de recomendarte mi selección favorita de objetivos, primero déjame contarte lo que busco normalmente en un objetivo antes de ficharlo.

Lo primero que miro a la hora de comprar objetivos

Estos son los tres puntos que tengo que tener claro antes de ponerme a mirar.

1. Mi presupuesto

Los siguientes criterios son importantes pero si no tengo el dinero que cuesta un objetivo entonces no vamos a ningún lado. Antes de meterme a comprar un objetivo siempre intento tener claro el dinero con el que cuento para esa compra. Esto me permite descartar aquellos objetivos que se me van de precio sobradamente.

2. El tipo de fotografía que me gusta

Escoger un objetivo se basa principalmente en el tipo de fotografía para la que lo quiero. No tendría mucho sentido comprar un objetivo macro si el 90% de mis fotos son paisajes.

3. Luz, mucha luz

Bajar la cantidad de luz en una fotografía es algo relativamente simple. Aumentarla es mucho más complicado. En el mercado hay objetivos que captan más luz y otros que captan menos. Siempre me fijo en los que pueden coger más luz porque eso posteriormente me da una flexibilidad tremenda a la hora de tomar fotos.

El tema de la cantidad de luz que un objetivo puede absorber tiene que ver con el diafragma o apertura del objetivo, como te contaré más abajo de forma más detallada. Cuanto más grande sea la apertura, como te imaginarás, más luz entrará. Parece una tontería pero los objetivos más asequibles, comunes y corrientes suelen tener una apertura relativamente pequeña. Los buenos tienen aperturas más amplias y son una pasada porque puedes hacer fotos en momentos de relativamente poca luz y no pasa nada, la foto te sale perfectamente iluminada.

Esa misma foto con un objetivo barato o malo te saldría mucho más oscura, te tendrías que comer la cabeza para iluminarla, jugar con los ajustes manuales de la cámara para configurar una velocidad de obturación más lenta, pensando que así captas más luz, pero claro, te acaba saliendo la foto movida. O a lo mejor tienes que tocar el ISO para conseguir esa foto iluminada que buscas, pero claro, con un ISO muy alto, además de captar luz captas ruido, mucho ruido.

A lo que voy, un objetivo luminoso es la mejor herramienta que puedes incorporar a tu equipo fotográfico. Te dará toda la luz que necesites y te ahorrará más de un quebradero de cabeza a la hora de ajustar la cámara para posteriormente disparar la foto. Volveremos a hablar sobre esto más detenidamente.

4. Las valoraciones de otros usuarios a la hora de comprar objetivos

No me gusta ser el conejillo de indias. Cuando una marca saca un nuevo objetivo al mercado nunca soy de los primeros en comprarlo. Prefiero que otros usuarios tengan esa primera toma de contacto. A los pocos meses me meto en Amazon o en cualquier otra tienda online donde haya opiniones y valoraciones de compradores, y me fijo en la cantidad de estrellas que ese determinado objetivo tiene. Por mucho que me atraiga un objetivo, jamás lo compraría con una valoración de 2 estrellas sobre 5. Lo ideal es que tenga 4 ó 4,5 de 5. Si sólo tiene 3 estrellas o menos, ni me lo planteo.

¡OJO! ¡¡¡¡¡Esto es importante!!!!! Para que las valoraciones tengan peso tiene que haber un número importante de usuarios detrás de ellas. Un objetivo con una valoración de 5 sobre 5 pero basada en un total de 3 ó 4 usuarios únicamente, eso no es muy significativo que digamos. Cuando te topas con un objetivo el cual 50 ó 100 usuarios lo han valorado bien, eso sí que es una nota más «sólida».

Dicho esto, vamos a ver algunos detalles a tener en cuenta a la hora de comprar tu objetivo. Y lo de detalles lo destaco porque aunque sean aspectos que a veces no se tienen en cuenta, son importantes.

Objetivos para formato completo o para APS-C

No todos los objetivos valen para todas las cámaras aun siendo de la misma marca. Como sabrás, algunas cámaras son de formato completo o Full Frame y otras, tienen un sensor más pequeño, es lo que se conoce como APS-C.

Diferentes tamaños de sensores

Los objetivos fabricados para las cámaras Full Frame se pueden utilizar en cámaras APS-C, sin embargo, los que están pensados para APS-C no sirven para las cámaras de formato completo, pues se crea un fuerte viñeteado y solo queda iluminada la parte central de la imagen mientras que los bordes se ven oscuros. La ventaja de los objetivos para APS-C es que son más baratos.

Esto se identifica en cada marca con unas siglas, por ejemplo, los objetivos que son para APS-C tienen estas siglas en las siguientes marcas:

A cada tipo de cámara su objetivo

Pentax tiene sus particularidades, te pongo aparte sus diferentes monturas (K, Q y 645).

Lo mismo ocurre con Olympus o con Fujifilm, según el tipo de cámara que tengas tendrás que elegir un tipo de objetivo u otro, aunque existen adaptadores para usarlos en el otro tipo de cámaras:

Olympus

  • Objetivos OM-D y PEN: Micro cuatro tercios
  • Objetivos réflex digitales: Sistema cuatro tercios

Fujifilm

  • Serie X: Montura X
  • Serie GFX: Montura G

Sony

Sony cuenta con dos tipos de Monturas A y E:

  • Monturas Tipo A: para cámaras con espejo o traslúcido. Su nombre empieza por SAL y se pueden usar en monturas tipo E con un adaptador.
  • Monturas Tipo E: para cámaras sin espejo. Se denominan con las letras SEL y no se pueden utilizar en monturas tipo A.

Lo importante es que, a la hora de comprar tu óptica, te asegures de que la montura es la adecuada para tu cámara.

Hablando de compatibilidades, ¿conoces mi herramienta gratuita de compatibilidad de objetivos? Te permite comprobar si el objetivo que quieres comprar es compatible con tu cámara. Aunque sueño con poder hacerlo para otras marcas, por ahora está disponible para cámaras y objetivos de las marcas:

Objetivos de zoom o de focal fija

Seguramente el objetivo que hayas probado sea un zoom. Es decir, has podido acercarte o alejarte de tu motivo sin dar un paso. Los objetivos zoom abarcan distintas distancias focales (ahora después veremos la distancia focal más en profundidad) y, por tanto, son más versátiles.

Sin embargo, también están las ópticas fijas, con las que no se puede hacer zoom, pero que suelen ser de mejor calidad.

Tanto las ópticas con zoom como las fijas tienen sus ventajas y sus inconvenientes, debes tener claro qué es lo que necesitas y en función de ello, elegir tu mejor opción.

Autoenfoque

Si bien ahora es difícil encontrar objetivos nuevos que sean únicamente de enfoque manual, conviene señalar que todos los objetivos tienen un modo de enfoque manual, pero no todos necesariamente tienen el modo de autoenfoque.

Esto sirve cuando quieres hacer fotografías con rapidez dejando que sea la cámara la que enfoque por sí sola. Estas situaciones se dan a menudo, por lo que, a la hora de comprar un objetivo para tu cámara, asegúrate de que éste tenga un modo de autoenfoque.

Aunque también hay cámaras, por ejemplo de Nikon, que tienen el motor de enfoque interno y pueden trabajar con objetivos que no tengan este sistema. Si tu cámara es Nikon y tiene este sistema, puedes recurrir a objetivos AF Nikkor. De lo contrario, tendrás que buscar AF-S Nikkor. Y si lo que más vas a hacer es vídeo, que sea AF-P.

Por otro lado, si tienes una Canon has de saber que:

  • Los objetivos STM tienen un sistema de enfoque más suave y silencioso, lo que los hace más adecuados para grabar vídeo.
  • Los objetivos USM son más rápidos en el enfoque.
  • Si el objetivo no viene con STM ni con USM, probablemente tendrá un motor DC que también ofrece enfoque automático, pero no es tan suave ni tan rápido como los anteriores.

Apertura de diafragma

Como te he dicho un poco más arriba, la apertura de diafragma es uno de los aspectos más importantes a la hora de comprar un objetivo para tener más luz. Verás, los objetivos, todos, permiten al fotógrafo variar la apertura del diafragma en función de la situación. Recuerda que una apertura grande implica una profundidad de campo pequeña (poca zona enfocada) y se expresa mediante un número f/ pequeño.

Por otro lado, un número f/ elevado reflejaría una apertura muy pequeña (sí, es un poco al revés), que es una profundidad de campo grande o más zona enfocada.

Apertura de diafragma
Apertura de diafragma

Si observas el objetivo verás que pone la apertura máxima que éste es capaz de alcanzar. Suele venir expresado de la siguiente manera:

  • 1:1.4 En este caso nos quiere decir que el objetivo alcanza una apertura máxima de f/1.4. Siempre. En todas las situaciones.
  • 1:3.5-5 Aquí lo que indica es que el objetivo puede alcanzar una apertura máxima de f/3.5 en su distancia focal más pequeña, la de 18mm por ejemplo, pero que si lo utilizamos en su distancia focal más larga, unos 200 ó 300mm por ejemplo, su apertura máxima se quedaría en f/5. Más abajo te explico lo de distancia focal 😉 .
    • Veamos el ejemplo de la imagen: 17-70mm es la distancia focal, 1:2.8-4.5 es la apertura máxima. Esto se traduce en que a 17mm su apertura máxima será de f/2.8 mientras que a 70mm será de f/4.5.
detalle de objetivo de apertura máxima
Apertura máxima entre f/2.8 y f/4.5

Aprovecho y te dejo un vídeo muy claro sobre apertura y su relación con la profundidad de campo:

Cuanto mayor sea la apertura máxima, más capacidad tendrá para captar la luz. Por eso se conocen como objetivos luminosos aquellos que tienen una apertura máxima de al menos f/2.8 (o más bajo: f/1.8, f/1.4, etc.). En este artículo tienes unas cuantas razones para hacerte con una óptica luminosa.

¿f/1.4 o f/1.8?

Una pregunta muy habitual en los comentarios es si merece la pena pagar la diferencia de precio entre un f/1.4 y un f/1.8 puesto que por los números parece que la diferencia es muy pequeña. La diferencia, además del precio está en que el f/1.4 es mucho más luminoso y que el desenfoque es diferente, muchos dirían que es mucho más bonito, aunque sobre gustos… 😉 Lo que sí te puedo decir es que quien prueba el f/1.4 se enamora perdidamente de él.

Resumiendo, si puedes costeártelo, no te arrepentirás. Ahora bien, si la cuestión es tener el f/1.8 o no tener ninguno, entonces no, no merece la pena. Mejor hacerte con un f/1.8 que quedarte sin nada.

Distancia focal

Entramos en otro concepto que ya hemos introducido y que al principio pasa un poco desapercibido, pero que es realmente importante.

La distancia focal es la amplitud del campo visual que el objetivo es capaz de captar. Se suele medir en milímetros (mm). Cuanto más pequeño sea el número (18mm, por ejemplo), mayor será el ángulo de visión que puedes captar con ese objetivo.

En cambio, una distancia focal grande (200mm digamos) captará un ángulo de visión más reducido aunque permitirá alcanzar mayor zoom.

Nada como una imagen para entenderlo mejor.

Distancias focales de objetivos
Distancias focales según el ángulo de visión

Recuerda tener en cuenta el famoso factor de recorte o de conversión  de las cámaras con formato APS-C.

Está claro que la distancia focal influye de manera determinante en la composición de tus fotografías. Veamos dos ejemplos, uno con un ángulo de visión muy amplio (angular) y otro con una focal muy larga (teleobjetivo).

Paisaje captado con un angular
Fotografía tomada con una distancia focal de 11mm
Pájaro sobre rama
Fotografía realizada con una distancia focal de 300mm

Los objetivos 50mm son los que captan la imagen más parecida a lo que vemos con nuestros ojos. Por el contrario, las distancias focales más extremas producen determinadas distorsiones o efectos. Veamos un ejemplo, soy yo retratado con distintas distancias focales. ¿Notas la diferencia? También sirve para ver cómo los teleobjetivos desenfocan mucho más el fondo.

comparativa de distorsiones de distintas focales

Fija o variable

Como te he contado antes, en distancias focales hay dos tipos de objetivos, los de distancia focal variable o zoom (la mayoría) y los de distancia focal fija (los más interesantes).

¿Tienes un objetivo de 18-55mm? Ése es de distancia focal variable, pues girando el anillo del objetivo puedes cambiar a la distancia focal que más te interese, pudiendo pasar de los 18mm (ángulo de visión muy amplio, idóneo para paisajes y panorámicas) a los 55mm (con más zoom aunque menos ángulo de visión).

Los de distancia focal fija, como su nombre revela, no te permiten jugar con el zoom e ir cambiando de una distancia focal a otra. Sino que ofrecen una distancia focal única, fija. El más famoso es el 50mm. Eso sí, sus resultados óptimos son superiores.

Un objetivo para cada ocasión

A la ahora de comprarte un objetivo, una de las preguntas decisivas que tendrás que hacerte es el alcance de la distancia focal que quieres.

Esto marcará notablemente el precio del objetivo. Los objetivos cuya distancia focal es larga (llegando a 200 ó 300mm, o más) son ideales para fotografiar retratos, deportes, aves, viandantes, ya que ofrecen un zoom bastante considerable y un desenfoque mayor. Aunque aportan poca profundidad, porque compactan los planos.

En cambio, si quieres enfocarte más a la fotografía de paisaje, con amplios panoramas abarcando la mayor parte posible de la escena, en ese caso no te queda más remedio que buscar un objetivo cuya distancia focal sea menor, lo más pequeña posible (18mm genial, 16mm mejor, 14mm aún mucho mejor, y así…).

Si quieres más pistas, en este artículo Alexa te cuenta qué puedes hacer con estos cuatro tipos de objetivos: Angular, Macro, Teleobjetivo y Estándar.

Una vez que sabes qué tipo de fotografía te gusta, cuál es la que te hace madrugar, pasar largas horas bajo el sol, helarte de frío, trasnochar o patearte las calles; te será más fácil elegir una distancia focal adecuada para tu próximo objetivo.

Una cuestión de calidad

Si buscas bien, te darás cuenta de que existen también objetivos con una muy amplia distancia focal, por ejemplo, que van de 18 a 200mm. A primera vista podría parecer interesante, pues así no necesitas estar cambiando de objetivo cada poco tiempo. Y es verdad, es mucho más cómodo llevar un sólo objetivo puesto que te cubra todo el rango de distancias que quieras. Ahora bien, este tipo de objetivos tienen la pequeña desventaja de ofrecer más aberraciones ópticas.

Digamos que un objetivo está compuesto de lentes y cristales que funcionan mejor en una distancia focal determinada, por eso existen objetivos de distancia focal fija, por ejemplo de 35mm, y se conoce que esos objetivos son los mejores porque están especializados en esa distancia focal.

Cuanto más grande es el rango de distancia focal que el objetivo abarca (por ejemplo no sólo 35mm sino que va desde 18 hasta 55mm) menor calidad tendremos en cuanto a lentes y mayor posibilidad habrá de que la foto tenga algunas aberraciones ópticas. Aun así, un objetivo de 18-55mm ó 70-300mm puede estar bien, pero imagina un sólo objetivo con distancia focal 10-500mm. Evidentemente este objetivo estará mucho MENOS especializado y por lo tanto nos dará una calidad óptica mediocre/normal en todos los casos.

Mi consejo

Si prefieres comodidad cómprate un sólo objetivo con un amplio rango de distancia focal. En cambio, si lo que más te importa es la calidad de la fotografía, su nitidez, etc., entonces mejor que te hagas con dos ó más objetivos, tantos como distancias focales necesites (pero que necesites de verdad porque les des uso frecuente, no para hacer dos fotos al año 😉 ).

Estabilizador de imagen

Algunas cámaras tienen estabilizador de imagen integrado en el propio cuerpo de la cámara, en cuyo caso esta distinción no aplica. Ahora bien, en el caso de algunas marcas las cámaras no llevan el estabilizador de imagen y éste ha de encontrarse en el objetivo.

Si este es tu caso, todavía podrás utilizar el objetivo para capturar fotos espléndidas, pero en muchos casos te darás cuenta de que la foto sale borrosa y movida. Cuando el objetivo lleva estabilizador de imagen la tarea se vuelve mucho más fácil: activas el estabilizador y te lías a echar fotos, generalmente sin trípode y te das cuenta de que no salen movidas.

El estabilizador de imagen en Nikon se llama VR y en Canon se le conoce bajo las siglas IS.

Antes de comprar un objetivo te recomiendo encarecidamente que consideres la posibilidad de comprarlo con estabilizador de imagen, especialmente para objetivos de una larga distancia focal (200 ó 300mm).

Generalmente, la diferencia económica es pequeña mientras que lo que ganas en calidad fotográfica no tiene precio. Conozco gente que intentó ahorrarse unos pocos euros comprándose un objetivo sin estabilizador de imagen y al final terminaron frustrados.

Sellado

Igual que existen cámaras selladas contra el polvo o el agua, también hay objetivos sellados para acompañarlas. Si tienes una cámara sellada y vas a utilizar el objetivo en entornos o condiciones adversas, plantéate que la óptica también lo esté.

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar objetivos fotográficos

Existen otros aspectos que puede que no sean tan importantes pero te conviene conocerlos, porque tal vez, para tus necesidades, gustos o circunstancias sí que lo sean:

Hojas de diafragma

El número de hojas de diafragma que tenga el objetivo influye en el bokeh. Hay quien piensa que a mayor número de hojas, mayor calidad de este, aunque no es del todo cierto, pues sobre gustos, ya sabemos lo que pasa 😉

Láminas de diafragma
6 láminas de diafragma

En realidad, la diferencia está en que la forma de las esferas luminosas del bokeh tendrán una forma más redondeada o más hexagonal, heptagonal, etc… en función del número de palas que tenga o de si son redondeadas o no. Unos diafragmas, al cerrarse las láminas se quedan como un círculo y otros, según el número de hojas, como un pentágono, hexágono, etc. Hay quien piensa que cuanto más redondo más agradable es el bokeh.

Bokeh pentagonal en luces de Navidad
Bokeh con forma de pentágono

Si te has quedado con la boca abierta y quieres hacer una foto de este tipo pero no tienes ni idea de cómo, estás de suerte, te lo explico paso a paso en este artículo.

Diámetro del objetivo

El diámetro del objetivo no influye en ningún ajuste de la cámara ni de la fotografía. Necesitas conocerlo, sobre todo, a la hora de comprar accesorios para tu lente como, por ejemplo, un filtro o un parasol. Estos accesorios circulares que se acoplan al objetivo tienen que coincidir con este en diámetro.

El diámetro del objetivo aparece indicado en milímetros y lleva un símbolo característico parecido a un círculo tachado. En este ejemplo que ves a continuación el objetivo tiene un diámetro de 77mm (lo ves en la foto en los números de la izquierda). Por lo que solo le valdrían filtros y accesorios de ese diámetro.

ejemplo de diámetro de objetivo
Diámetro de objetivo, en este caso el diámetro es de 77mm.

Distancia de enfoque

Algunos objetivos, no todos, te indican la distancia de enfoque en metros (o feets). Este número es muy fácil de identificar puesto que suele aparecer con el símbolo del infinito en un extremo y una distancia en metros en el otro extremo. También puede venir junto a una flor. Dependerá de la marca del objetivo.

Este valor va cambiando a medida que modificamos la distancia focal de la cámara y va indicando en todo momento la distancia en metros que podríamos enfocar según vamos haciendo zoom.

En casos de focal fija, como en la imagen de ejemplo, siempre será la misma. En este caso es de 0,45m (45cm).

Objetivo 50 mm 1.8 Canon
Objetivo 50 mm 1.8 Canon

Para los más artistas

Si tu eres un alma creativa, los números, distancias focales o demás te importan bien poco, buscas efectos diferentes, imágenes originales; si necesitas un objetivo que te acompañe en tus locuras y que dé rienda suelta a tu imaginación, deberías echar un vistazo a estos objetivos Lensbaby.

¿Cuántos objetivos tengo que comprar?

Mira, ya empezamos planteando la pregunta mal (lo he hecho intencionadamente claro ;)) . No «tienes que tener» un número determinado de objetivos. Ten la cantidad de objetivos que realmente necesites. Tendemos a creer que al comprar más objetivos, mejores fotógrafos seremos. Eso es una tontería monumental. Quien necesite 3 objetivos que tenga 3, quien necesite 7 que los tenga, y quien no necesite realmente más que un solo objetivo, pues que no tenga más que ese.

¿Qué es esta manía de acumular cachivaches a lo loco? La abundancia de objetivos no es una señal de que vayamos a tomar mejores fotografías. La mayoría de las veces con uno o, a lo sumo con dos objetivos, suele ser más que suficiente.

Invierte sólo en un objetivo principal
Invierte sólo en un objetivo principal

Si me apuras, cargando con demasiados objetivos lo único que vas a conseguir es cansarte antes, fastidiarte la columna vertebral, terminar agotado, desear que termine la excursión, y no querer volver a saber nada de fotografía. En mi caso, suelo encontrarme muy cómodo llevando un sólo objetivo, generalmente montado ya en la cámara, y a lo sumo llevando otro más, guardado en la mochila.

El otro que llevo guardado, muchas veces ni lo saco. Sé el tipo de fotografía que me gusta disparar, y sé que mi objetivo predilecto va a cubrir mis necesidades la mayoría del tiempo. Prefiero ir ligero y tener ganas de hacer fotos, que no ir cargado de propiedades materiales y terminar agobiado.

Recapitulando: por norma general, no busques comprar muchos objetivos porque sí. Cada objetivo que lleves en la mochila tendrá que justificar su peso mediante unas buenas fotografías. Mi regla personal es que, cuantos menos objetivos, mejores fotografías.

Mis 4 objetivos para comprar más recomendados

Podría haber empezado el artículo por aquí. Contarte los objetivos que más me gustan y listo, pero quería compartir contigo mis criterios personales de selección y que así tú también entiendas por qué un objetivo y no otro. Además, quería que pudieras resolver cualquier duda que te surgiera en el momento de la compra. Dicho esto, te presento mi selección de objetivos réflex más recomendados, con enlaces a la versión adecuada para tu marca de cámara réflex siempre que los consiga encontrar.

El 50mm f/1.4 (el Rey de los Objetivos)

objetivo nikkor 50mm

He aquí el único objetivo que lleva prácticamente años ocupando la montura de mi cámara réflex. Rara vez lo he desmontado. Es el objetivo con el que disparo la mayoría de mis fotos. Esto al final tiene que ver con el tipo de fotografía que a mí me gusta, que es fotografía de retratos, fotografía de objetos con el fondo muy desenfocado, detalles de la naturaleza. Con él se consiguen resultados fascinantes (aquí artículo entero dedicado al 50mm f/1.4).

Fotografías tomadas con el objetivo 50mm f/1.4

Para Canon | Para Nikon | Para Pentax

El Gran Angular de Tokina

objetivo gran angular Tokina

Maravilloso gran angular, perfecto para amantes del paisaje. El Tokina 11-16mm f/2.8 te ofrece la combinación perfecta de distancia focal, apertura, versatilidad, precio, y calidad de construcción. Tiene una distancia focal que va de los 11 a los 16mm, lo cual te permite capturar amplios ángulos de visión. Es una pasada porque, si lo pones en 11mm, casi sacas en el encuadre a tu acompañante que está junto a ti, prácticamente al nivel de la cámara o casi casi detrás de ella. ¿Que te parece que 11mm son demasiada poca distancia focal? Colócalo en los 14 ó 16mm y ya estás en un ángulo de visión mucho más cerrado.

Encontrar objetivos de tipo gran angular nunca fue un problema. Los hay de todas las marcas. El problema es dar con uno que permita captar una bonita cantidad de luz. ¿Te acuerdas de que la fotografía era principalmente luz? El Tokina responde esta necesidad con creces, gracias a su apertura de diafragma de f/2.8. Más abajo te pongo algunos ejemplos de fotografías tomadas con él y son alucinantes.

Para hacerte con un objetivo de estas características tienes alternativas propias de Nikon y de las demás marcas. Tokina es una marca que produce objetivos para la mayoría de las cámaras réflex, y con una calidad más que respetable. Personalmente me inclino por el gran angular de Tokina porque a poco que lo compares con el objetivo de la propia marca, gana con creces. Si quiero cogerme el de Nikon tengo el 10-24mm que me limita a una apertura de sólo f/3.5 (menos luz) y por el que tengo que pagar bastante más (850 euros el de Nikon, 550 euros el Tokina).

Ah, una última cosa, este gran angular de Tokina tiene opiniones muy positivas en Amazon España pero son muy pocas. Comprobándolo en Amazon de Estados Unidos ves que tiene cientos de opiniones con una puntuación muy alta, lo cual lo avala como una gran opción.

tokina-11-16

Fotografías tomadas con el Tokina 11-16mm f/2.8

Para Sony A | Para Nikon | Para Canon

Zoom, Sweet Zoom

tamron-200

Una de las pequeñas obsesiones del fotógrafo recién aterrizado en el mundo réflex es conseguir un objetivo con el mayor nivel de zoom posible. Me parece que es una «costumbre» que arrastramos de nuestra etapa de cámara digital compacta o bridge. Con las compactas digitales las opciones creativas son tremendamente limitadas, no puedes jugar con la velocidad de disparo ni con la apertura, así que te limitas a hacer zoom para adelante y para atrás, te diviertes persiguiendo gente en la calle con tu zoom, acercándote lo más que puedes a aquella ventana o a esa rama de árbol, y disparas la foto. El mundo réflex o evil es distinto, es más rico en posibilidades creativas, el tema zoom se relega a un plano menor, además, la construcción y mecánica de las lentes de las cámaras con objetivo intercambiable es diferente, su funcionamiento es diferente al de las cámaras compactas, la calidad es diferente, la cantidad de luz que entra es diferente, y por ende, no tienes esos niveles de zoom tan profundos a los que puedes estar acostumbrado con tu cámara compacta de siempre.

En el mercado hay un montón de objetivos zoom, la mayoría de ellos cubren un buen rango de distancia focal. Como siempre, aquí mi preferencia va hacia los objetivos que menor rango de distancias focales ofrecen. Por ponerte un ejemplo, entre un 18-105mm y un 18-300mm, me quedaría claramente con el primero, ya que, al cubrir un rango menor, su óptica es mucho más especializada precisamente en ese rango, a diferencia del 18-300mm que lleva una óptica un poco «comodín», debido a que tiene que valer tanto para fotos a 18mm como a 300mm. Nada mejor para describir este concepto que el dicho popular «el que mucho abarca, poco aprieta».

Mi zoom recomendado es el Tamron 70-200mm f/2.8. Tiene un rango de distancia focal relativamente reducido, lo cual lo convierte en un especialista en esa distancia focal si lo que buscas es fotografiar con distancias de 70 a 200mm. Tiene una característica muy destacada y es la apertura de diafragma de unos generosos f/2.8 con los que puedes captar inmensas cantidades de luz. Lo habitual en los objetivos zoom es encontrar aperturas de f/4.5 para arriba (recuerda que cuanto más pequeño sea el número f/, más grande será la apertura y por lo tanto más luz podrás captar).

Fotografías tomadas con el Tamron 70-200mm f/2.8

Para Canon | Para Nikon

Objetivo Macro

sigma-macro

Para mí, un objetivo macro tiene que tener lo siguiente:

  • Luz, cuanta más mejor, como siempre.
  • Una distancia focal relativamente larga. Hay objetivos Macro de 40 y 50mm pero el problema es que, para conseguir una fotografía macro con ellos te tienes que acercar muchísimo al sujeto u objeto. Esto hace que la foto tenga una perspectiva óptica algo rara, aparte de tapar la luz con tu cuerpo al tener que acercarte físicamente demasiado al sujeto. Por lo tanto, macro sí, pero si puede ser con distancia focal larga mejor. A partir de 70 u 80mm estaría bien. 100mm sería ideal.
  • Precio correcto. Los objetivos macros normalmente se disparan de precio y se plantan fácilmente en los 1.000 Euros. Así que, cuanto más asequible sea el precio, mejor.

Aplicando estos criterios, el Nikon de 105mm de f/2.8 por ejemplo hubiera sido ideal si no fuera por su precio de más de 800 Euros, así que no te lo recomiendo a menos que seas un profesional de la fotografía macro y estés ya familiarizado con él. El Sigma 105mm f/2.8 ofrece resultados espectaculares y te permite conseguir un bonito ahorro. Las siguientes fotografías dan testimonio de la calidad del objetivo.

Fotografías tomadas con el Sigma 105mm f/2.8

Para Canon | Para Nikon

Descubre más sobre ópticas macro en esta guía específica con consejos y objetivos recomendados.

Palabras finales

En este artículo te he propuesto mis 4 objetivos favoritos, te he mostrado algunas fotografías tomadas con estos mismos objetivos. No esperes que el objetivo haga magia, tendrás que aprender a tomar buenas fotografías si quieres conseguir resultados similares a los que has visto en este artículo. Dicho esto, las fotos del artículo dan fe de que alguien, en algún lugar y en algún momento, pudo tomar increíbles fotografías con ese objetivo. ¿Por qué no ibas a poder tú? Si has leído hasta aquí, ganas no te faltan, te falta el objetivo probablemente.

Antes de despedirme, me gustaría dejarte algunas recomendaciones de artículos que puede que te interesen:

Gracias por leerme hasta aquí. Suerte con la adquisición de tu nuevo y flamante objetivo. ¿Has encontrado este artículo útil? Si fuera así, como siempre, te agradecería que lo compartieras en tu red social favorita para también pueda ayudar a otras personas en su búsqueda.

Nos leemos.