Fotografía cortesía de jeffbalke, Stephen Mitchell, f-l-e-x y aouniat, Charles, Pineapple Supply Co., Andreas Fidler bajo licencia Creative Commons.

12 Consejos Para Fotografiar a tu Mascota [Como se Merece…]

Fotografiar una mascota puede ser un ejercicio gratificante. No existen mascotas feas: perros, gatos,.. todos son guapísimos y fotogénicos. ¿Has intentado fotografiar alguna vez a tu peludo y no has obtenido grandes resultados? No te preocupes, no es que tu animal de compañía sea feo ni mucho menos, eres tú quien no controla de fotografía 😉 No pasa nada, por eso estamos aquí, para aprender juntos.

En el artículo de hoy te facilitaré una serie de trucos y consejos con los que podrás conseguir excelentes fotografías de tu mascota. Vas comprobar lo sorprendentemente fácil que es. Vamos a ellos, pero antes y para que vayas teniendo ganas, te dejo disfrutar de esta pequeña galería..

Consejos Para Fotografiar a tu Mascota

1. Flash nunca, jamás

Los perros, gatos o cualquier otro animal no entienden la fotografía, no saben que están siendo fotografiados, y menos aquello del flash. Usando flash lo único que vas a conseguir es asustar a la criatura y que huya o reaccione de manera indeseada. En vez de flash procura disponer de luz natural procedente del exterior. Eso sí, que haya mucha luz por favor.

2. Enfoca a los ojos

Siempre. Como con los humanos. Gran parte de la expresión facial de los animales procede de sus ojos, así que tenlos bien enfocados.

Mirada de perro

3. Baja a su nivel

No le dispares a tu gato o perro desde arriba, mejor bájate a su nivel, ponte de rodillas, o túmbate totalmente boca abajo. Adoptando esta perspectiva conseguirás una foto «de tú a tú».

Gato lamiéndose pata

4. Céntrate en su carácter y su personalidad

Nadie conoce tu mascota y sus hábitos mejor que tú. La foto tendrá mucha más gracia y chispa si representa una situación típica propia de tu mascota: por ejemplo, si es un gato normalmente perezoso, fotografíalo en algún momento de esos, así en plan relax mientras se hace el remolón. Si, por el contrario, es un perro que no deja de corretear retrátalo así, corriendo, o mientras está entretenido con su juguete favorito.

5. Busca un buen fondo

El fondo es un elemento principal en la composición. Condiciona toda la foto. No es lo mismo un fondo de color uniforme que de varios colores, un fondo simple que compuesto, un fondo enfocado que uno desenfocado.

6. Utiliza el Rey de los Objetivos

Recurre a un objetivo lo más luminoso posible. Podría ser un 50mm f/1.4 por ejemplo, ó un f/1.8 incluso. Descubre otras ópticas ideales para fauna.

7. Utiliza objetivos atrevidos

Aunque el lente anterior es el más adecuado para retratos, puede ser buena idea también usar objetivos que distorsionan un poco la realidad ofreciendo resultados graciosos. Por ejemplo, el típico objetivo ojo de pez sería un buen candidato.

8. Planifica el disparo

Hay que reconocer que estas pequeñas criaturas a veces no colaboran, así que necesitas planificar la foto tranquilamente. Escoge un buen momento, prepara la cámara y deja que el animal te vea con ella un rato hasta que deje de resultarle extraña. Mientras tanto, ve pensando en el tipo de foto que buscas, la composición, etc. Recuerda que una vez te pongas a capturar la foto tendrás probablemente muy poco tiempo antes de que tu amigo huya, así que planifícalo todo discretamente y con antelación.

9. Utiliza velocidades de disparo medianas o elevadas

Seguramente tu mascota no podrá estar quieta, y lo más probable es que tengas que prescindir del trípode, así que te conviene usar una velocidad de disparo más bien elevada y así congelar el movimiento.

10. Juega con la profundidad de campo

Desenfocando el segundo plano y enfocando al sujeto en primer plano suele dar muy buenos resultados en humanos pero también en animales. (Si quieres más detalles sobre cómo aplicar este método lee esto).

11. Busca inspiración

Antes de planificar la sesión date una vuelta por Flickr y busca con las palabras «mascota», «animal», «pet», «cat», «dog».. Utiliza las fotos de otros fotógrafos para encontrar inspiración y nuevas ideas.

12. Y el consejo más importante de todos

Hazlo todo con amor y diviértete durante la sesión. No te frustres, no te empeñes en conseguir alguna pose o foto si ésta se te resiste. Al fin y al cabo, lo importante es pasárselo bien e inmortalizar el recuerdo de un ser querido. Si consigues ese fin ¿qué más da que la foto no sea artísticamente estética? Al traste con la estética. ¡En serio!

Dos conejillos de indias con una piña.

Dos cosas importantes: Si te ha gustado el artículo de hoy aplícalo ya y, por favor, difúndelo. Otras mascotas de lo agradecerán 😉 .

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato