Cámara sobre pila de libros
Fotografía cortesía de DESIGNECOLOGIST, Markus Spiske, Miha Jan Strehovec, Nicole Honeywill, zaphad1, Alfonso Reyes, Alex Iby bajo licencia Creative Commons.

Cómo aprender fotografía y no morir en el intento

Aprender fotografía. Ahí es nada. Dos palabras. Todo un mundo. Felicidades, te has embarcado en un maravilloso y profundo oceáno. Puede parecer fácil, pero solo es un espejismo. Me explico. Ahora las cámaras lo hacen casi todo por ti. Parece que te compras una réflex y ya puedes hacer buenas fotos. O es lo que creen la mayoría de personas. Confieso que incluso yo misma lo creía hace mucho tiempo. Y me llevé el trastazo del siglo. Por eso puedo hablar con propiedad, desde la experiencia de los aciertos y los fracasos. Y eso es lo que te traigo hoy. Para que no te caigas desde la misma altura de la que me caí, o que hagas como yo, que te levantes las veces que haga falta.

Con este artículo pretendo darte una guía para aprender fotografía sin morir en el intento, o lo que es lo mismo, sin tirar la toalla a los dos días de dejarte todos tus ahorros en una flamante cámara. Porque sí. Son muchos los que la dejan abandonada en un cajón por desesperación o acaban disparando en automático que es casi peor. No quiero que este sea tu caso. Así que allá vamos. Acomódate.

Aprender conceptos básicos

El primer paso es tener claro que por tener una mejor cámara no vas a hacer mejores fotos. La cámara es solo una herramienta al servicio del fotógrafo. Primero tienes que aprender fotografía, a partir de ahí, podrás sacar lo mejor de cualquier cámara. Aclarado esto, podemos continuar 😉 .

¿Sabes lo que significa apertura, velocidad de obturación, ISO, balance de blancos, distancia focal o profundidad de campo? Si no conoces estos términos empieza a aprender fotografía por ahí. No podrás avanzar hasta que no te familiarices con ellos. Luego llegarán más, pero estos son básicos. Ya puedes tener la mejor réflex del mundo que si no los dominas no podrás ir más allá del modo automático, y créeme, para eso mejor que dispares con tu smartphone que pesa menos y también puedes lograr fotos interesantes.

Cámara antigua con libros de fotografía

Pero…¿cómo? Tienes dos opciones:

  1. El camino rápido, apuntarte a un curso de fotografía con el que te puedes ahorrar mucho tiempo y dolores de cabeza. Por ejemplo, en Escuela del Fotógrafo tienes uno on line, para empezar desde cero y a tu ritmo.
  2. Ser autodidacta. ¿Se puede? Sí que se puede aprender fotografía de forma autodidacta. Yo lo hice, pero por eso mismo te recomiendo la opción 1. Si sabes por dónde caminar y sigues más o menos esta guía, todavía, pero si no, perderás mucho tiempo, sufrirás más frustraciones de las habituales y luego, al echar la vista atrás, te arrepentirás. Sería de gran ayuda que te hicieras con un material de guía, como nuestro ebook La magia de fotografiar en modo manual o un libro sencillo como el que te recomendábamos de Henry Carroll.

Otra opción es a través de nuestros artículos, si partes de cero, te recomiendo que empieces por aquí. Preferiblemente en este orden y, por favor, no te pegues el atracón en un día. Ponte este artículo en algún lugar a mano y dedica un día a cada uno de los siguientes artículos para poder ir probando con tu cámara y practicando:

  1. Triángulo de exposición
  2. Profundidad de campo
  3. Distancia focal (si te lo has saltado cuando te lo decíamos en el artículo sobre profundidad de campo 😉 )
Camara réflex sujeta por una mano con los ajustes de la pantalla visibles

Por si eres más de vídeo, te dejo con este vídeo sobre velocidad de obturación, en nuestro canal también encontrarás otro vídeo muy claro sobre la profundidad de campo.

Esta será una primera fase, lo más más básico. Cuando tengas esto claro, aunque sea practicando en tu casa, sin moverte del sofá (se puede) podrás pasar a los siguientes conceptos. Un eslabón más. Algunos suenan algo feos, pero no lo son tanto como el nombre y te los explicamos muy fácil:

Y, por supuesto, no dejes de aprender a sujetar correctamente la cámara de fotos.

Una vez que has aprobado la parte técnica, o de forma paralela, si ves que te motiva, que es el aire fresco que necesitas, ve poniéndote al día en composición y en la luz como elemento creativo.

De momento empieza con esto, poco a poco irás descubriendo tus propias necesidades en función de las disciplinas que más te guste practicar.

Leer el manual de instrucciones de tu cámara

Sé que esta es la parte más tediosa de todas. Los manuales de instrucciones son verdaderamente infumables, soy consciente. Pero es la única manera de conocer tu cámara de verdad. Porque siempre puedes tirar del método Tras-Ton, pero cuenta con que te llevará más tiempo y puede que pierdas muchas funciones por el camino y nunca llegues a saber que están ahí. Para mí, lo más efectivo es leer el manual con la cámara en mano. Es la forma de conocer tu cámara al dedillo, de entrar en simbiosis con ella y no perder fotos por ponerte en el momento a buscar los botones.

Manual de instrucciones cámara Pentax antigua

Practicar

Esto es fundamental para aprender fotografía. Que la práctica hace al maestro lo habrás escuchado miles de veces. Y es que es una verdad como un templo. Es así. Puedes leer mucho, artículos de Blog del Fotógrafo, libros, cursos, lo que quieras, pero si no pones en práctica lo que vas aprendiendo, de nada servirá. Solo habrás perdido el tiempo.

Y practicar no es esperar a tener un paisaje de infarto para ir a hacerle fotos. Practicar es aprovechar cualquier momento, estés en tu casa o en la calle. Se trata de practicar, no de lograr la foto de tu vida. Paso a paso, todo llegará, pero si esperas la ocasión ideal para practicar, acabarás aburriéndote y desperdiciando un tiempo precioso.

Ten tu cámara siempre a mano y aprovecha cada momento. Una vez que domines tu cámara y los conceptos básicos, podrás ir subiendo escalones y buscando situaciones más propicias, recuerda que las casas empiezan a construirse por los cimientos, nunca por el tejado. Aquí lo mismo 😉 .

Y si no sabes por dónde empezar a practicar, tenemos algo para ti: 100 ejercicios de fotografía.

Mujer haciendo una foto

Tolerar la frustración

Si te dijera que no te vas a frustrar en ningún momento, te mentiría. La buena noticia es que la frustración no es mala. Todo lo contrario, lo malo es tirar la toalla. El problema no está en la frustración como tal, porque si sabes que es algo normal y aprendes a manejarla, lo único que conllevará es un crecimiento. El problema está en desanimarse ante cualquier frustración o decepción fotográfica.

Hombre frustrado con manos en la cara

Cuando llegue la temida frustración, utiliza esa energía para mejorar, para buscar los resultados que esperas, para practicar y crecer como fotógrafo. En su día, nuestro compañero Iaio escribió una inspiradora guía para lidiar con ella.

Manejo de las críticas

Muy ligadas a la frustración llegan las críticas, como si de la misma productora de dos películas se tratara 😉 . Las críticas están ahí. Te las vas a encontrar. Buenas y malas. Constructivas o despectivas. Cuando expones tu trabajo al mundo, estás dando la oportunidad a los demás de valorarlo y hablar de él. Y eso es bueno.

Lo que pasa es que hay algunas personas que no han aprendido el arte de hacer críticas constructivas y a la mayoría no nos han enseñado a encajarlas y se nos junta el hambre con las ganas de comer. Y nos toca digerirlo solitos.

El truco, que parece fácil decirlo pero hay que llevarlo a cabo 😉 , consiste en ignorar todas aquellas críticas que no te aporten nada. Las que no tengan fundamento, las que no estén justificadas. Tanto las buenas como las malas. Escuchar a alguien que no sabe de fotografía decirte tu foto es buena, punto, no es una ayuda. Al contrario, puede que te lo creas de verdad aunque no lo sea y eso no te ayuda a avanzar, sino a acomodarte en tu zona de confort.

Mi consejo es que filtres y te quedes con todas aquellas críticas, buenas o malas, que lleven detrás un por qué. Estas son las que te ayudarán a potenciar lo bueno y a mejorar lo que sea mejorable. Es decir, a potenciar tus fortalezas y mejorar tus debilidades.

Desarollar el ojo fotográfico

Hay quien nace con un don para ver las fotos y hay quien lo desarrolla, el 90-95% de los normales (dato nada científico) pertenecemos al segundo grupo. Solo unos pocos privilegiados nacen con el don en las venas.

La buena noticia es que se puede aprender y desarrollar. Para ello es necesario ver muchas fotos de grandes fotógrafos (esta, por ejemplo, puede ser una lista guía por la que empezar). Por suerte, en esta era lo tenemos realmente fácil. Tienes la opción de ojear libros de fotografía, pero también de sumergirte en la red. Instagram, Flickr, 500px, etc. son recursos que puedes utilizar para desarrollar tu ojo fotográfico.

Por otro lado, la observación es muy importante. Haz fotos incluso cuando no lleves la cámara. Observar a tu alrededor, estudiar la luz, realizar encuadres mentalmente o utilizando tus manos como marco, te ayudará a prepararte para cuando llegue el momento de una gran foto. Porque en muchas ocasiones las grandes fotos llegan porque el fotógrafo ha sabido preverla unos instantes antes.

Libro de fotografía abierto, con mano pasando hojas y un café al lado

¿Quieres aprender fotografía?

Evidentemente no se consigue aprender fotografía en un día, tampoco se consigue tocar el piano en una semana por mucho que te compres el mejor piano del mundo, salvo que seas un niño prodigio claro (pero Mozart solo hay uno). Sonar sonará, pero sonará ruido, de calidad 😉 , pero ruido a fin de cuentas. Igual que no se consigue aprender un idioma, jugar bien al tenis o navegar un barco en unos días. Todo requiere tiempo y esfuerzo.

Si consideras que esto es demasiado para ti, si la fotografía no te despierta tanto interés ni crees que merece tanto esfuerzo, tú solo quieres capturar algunos recuerdos pero decentes, tal vez deberías replantearte si esta es tu afición ideal. Es posible que aprendiendo composición y con una cámara compacta que ofrezca buenas prestaciones, consigas tu objetivo sin romperte la cabeza y sin gastarte tus ahorros en réflex y objetivos varios. Lo cual sería igual de lícito y respetable.

Pero si te gusta tanto que aprender fotografía no te parece un esfuerzo sino un placer, una inversión de tiempo, el cuerpo te lo pide, la fotografía corre por tus venas y sin hacer clic te falta el aire… entonces estás en tu sitio. Ahora sí que sí, desde la comunidad de amantes de la fotografía te damos la bienvenida con la alfombra roja y todo. Es una tarea larga pero maravillosa y, recuerda, lo importante no es llegar a la meta, sino disfrutar del camino mientras llegas.

Si este artículo te ha parecido útil, te pido un pequeño favor, compártelo en tus redes sociales favoritas. Házselo llegar a aquellos recién llegados que andan perdidos. Ayúdame a arrojarles un poco de luz por el camino. Gracias.

Feliz fotografía.

  1. Hay una diferencia entre disparar la cámara y que te salga un «momentazo», y ver el «momentazo» para luego disparar.
    La primera, seguramente, sera fruto del azar. Pero la segunda, albergará ya algunos conocimientos que has tratado de poner en ese disparo.
    Soy un vicioso del estudio. Lo necesito. Quiero superar la línea que separa al dueño de una cámara del fotógrafo.
    Por eso estoy en este foro y por eso, no tardaré en profundizar en la fotografía a través del estudio.

  2. Excelente artículo, Caro. Muchas gracias. Lo voy a guardar para esas ocasiones de «frustración» que nombras. A veces son más de las que uno esperaría.

  3. Caro, esta es una guía básica, un ABC de fotografía para muchos de nosotros que frecuentamos el blog. ¡¡¡Mil.., perdón, un millón de gracias!!!

    1. Excelente artículo. Estos artículos son esenciales para una buena fotografía y lo explicas en forma tan didáctica. ¡¡Mil gracias!!

    2. Gracias por este artículo tan básico en la fotografía y que cuesta tanto entenderlo tan claramente como está explicado en este artículo. Esto nos acerca más a la fotografía.

  4. Yo soy un necio. Tengo 36 años y parece que tengo 10 menos y anhelo graduarme como fotógrafo. Me encontré este Blog y ahora no paro de leerlo. Gracias infinitas por compartir con nosotros su experiencia, conocimientos y un mar de artículos tan valiosos como este. Saludos desde México.

  5. ¡Hola! Si después de leer el artículo, aun me considero amante de la fotografía, ¿qué tipo de cámara me recomiendas para iniciar?
    ¡Gracias!

    1. Victoria, personalmente te recomendaría una réflex de entrada ya que te permitirá comprender el funcionamiento de una cámara perfectamente al poder controlar todos parámetros de las tomas. Eso si, no se si estás dispuesta a llevar contigo este tipo de cámaras por su tamaño y peso y el monto de inversión que te costará para hacerte con los equipos. Saludos.

      1. Excelente comentario, muchas gracias por este blog, lo leo a diario los articulo y gracias a estos concejos me enfocó mas a la fotografía.

  6. Mi nieto recién comenzó en este mundo y resulta que me ¨desempolvado¨ las ansias de captar imágenes que siempre tuve y le doné 5 cámaras antiguas que pertenecieron a la familia y lo ayudo en buscar las informaciones para que conozca de las historias de la fotografía. Creo que voy a incorporarme porque nunca he dejado de ¨tomar fotos¨aunque sea con el celular, pero documentándome mejoraré
    Gracias por toda la información

  7. Gracias por explicar tan claro este artículo que es tan importante para empezar a usar mi máquina Nikon d3000 y los objetivos que tengo son: 18-55 mm y 55-200. Me gustaría saber si son ideales para mi comienzo, o debo tener alguno fijo.
    Gracias

  8. Hola, llevo una semana leyéndoos mucho quiero, siempre me ha gustado la fotografía, es más, compré una reflex hace años pero terminé devolviéndola antes de usarla por remordimiento de lo que costaba. Hace una semana tuve la ocasión de tener una réflex en mis manos (sony alpha, no recuerdo el modelo), pasaron 4 horas sin darme cuenta haciendo fotos a windsurfistas y no salieron muy mal, pero si me di cuenta de que el objetivo (18-55) se quedaba corto. LLevo una semana leyendo y leyendo sobre cámaras y cada vez estoy más perdida en cual comprar, es un poco desesperante.
    He encontrado una canon eos 1300 económica, con objetivo macro y el 18-55. ¿Es buena opción? Quiero fotografiar sobre todo deportes y animales.
    Un saludo y enhorabuena por el blog.

  9. Estaba buscando como iniciarme en la fotografía y este artículo ha sido un gran hallazgo. Gracias.

    Todavía no tengo cámara, llevo tiempo pensando, leyendo y mirando para ver cuál me conviene. Las réflex me dan un poco de «miedo» son caras y pesan mucho. Estoy mirando cámaras Evil pero no sé si los expertos en fotografía consideran que sea una buena opción.

    Me gusta la fotografía urbana y paisajes. Saludos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *