escena enfocada a través de objetivo
Fotografías cortesía de Brett Jordan, Dean Amir Hussain, Skyler Ewing, Annie Spratt, Ross Sneddon, Alex Perez, United Nations Photo, Austin Neill bajo licencia Creative Commons.

Enfoque en fotografía: La Mega Guía que acabará con todos tus problemas de enfoque

Existen tres aspectos fotográficos que os preocupan y sobre los que más información demandáis, y no es para menos, puesto que son temas esenciales. Y estos son iluminación, composición y enfoque en fotografía. Para los dos primeros ya te he preparado dos mega guías (las puedes encontrar pinchando en los enlaces) en las que te recopilo toda la información que tengo en mi mano y te dejo todos mis consejos y trucos.

Hoy le toca el turno al enfoque. Un tema con mucha miga que espero, con la mega guía de hoy, aclararte todo lo que pueda. Al menos lo que esté a mi alcance. Y como ya sabes, de la forma más sencilla posible, como me hubiera gustado que me lo contaran a mí, sin palabrejas raras ni complejas explicaciones 😜

Acomódate y, sobre todo, guárdatelo en favoritos o en algún lugar donde lo tengas a mano para cuando necesites refrescar la memoria.

¿Qué es el enfoque en fotografía?

En fotografía, el enfoque está relacionado con la nitidez. La zona enfocada de una imagen es aquella zona nítida y contrastada, la que sus bordes están perfectamente delimitados y claros, aunque el resto esté borroso. En el siguiente ejemplo tenemos el foco en la F, es decir, se ha enfocado sobre la letra F.

Según la RAE (Real Academia Española), enfocar es:

“Hacer que la imagen de un objeto producida en el foco de una lente se recoja con claridad sobre un plano u objeto determinado”. 

Real Academia Española ©

Mira la siguiente imagen:

Gráfico de funcionamiento de enfoque en fotografía con sensor

Estoy enfocado cuando la imagen que proyecto pasa por la lente y se une de forma precisa sobre el plano del sensor; igual que en la primera imagen. Por el contrario, decimos que una imagen está fuera de foco, cuando la imagen se forma fuera del plano del sensor, bien antes o bien después, como puedes ver muy claramente en la segunda imagen. Y con esto es suficiente tostón teórico.

Lo que debes saber es que el foco dirige nuestra mirada, nos indica qué es importante en la imagen, e incluso en qué orden y en qué línea debemos mirarla. Nos indica si esa imagen es transgresora, si cumple las normas, o si simplemente no vale nada más que para la papelera porque es un error garrafal.

Y, aunque parezca mentira, los fallos relacionados con el enfoque en fotografía son los más recurrentes e insalvables en lo que a errores se refiere. Calma que de ellos y sobre cómo evitarlos hablaremos enseguida.

¿Cuáles son los tipos de enfoque en fotografía?

Existen dos tipos de enfoque, enfoque manual y enfoque automático. Cada uno con sus particularidades y sus aplicaciones en situaciones concretas. Originariamente solo existía el enfoque manual, después surgió el modo automático y actualmente conviven en armonía porque no es que uno sea mejor que otro, sino que cada uno de ellos es apropiado para determinados momentos.

Para cambiar de uno a otro, lo debes hacer a través de tu objetivo, moviendo el botón de M o MF (Manual) a A o AF (Automático) o viceversa. Aunque algunos objetivos solo permiten el enfoque manual.

Enfoque en el objetivo manual y automático

Enfoque Manual (M/MF)

El enfoque manual es aquel en el que tú debes enfocar manualmente girando la rueda de enfoque de tu objetivo.

Enfoque automático (A/AF)

El enfoque automático es aquél en el que tu cámara enfoca automáticamente, es ella quien mediante el motor de enfoque gira esa rueda.

Para profundizar más en el enfoque automático y manual, haz clic en el enlace.

Sistemas de enfoque

Como te acabo de mencionar respecto al enfoque automático, existe un motor de enfoque pero también un detector de enfoque. Este analiza una pequeña zona de la imagen (la que tú decides que quieres enfocada) y si sus bordes están definidos y bien contrastados permite el disparo, sin embargo, si evalúa que no lo está, envía la orden para mover la lente a través del motor de enfoque, así hasta que considera que está enfocado.

No todos los sistemas de enfoque funcionan igual. Hay diferentes tipos y ninguno es perfecto, cada uno tiene sus ventajas. Hablar de ellos puede dar para un artículo entero, pero es pura teoría así que te resumo aquí lo importante por si quieres tenerlo en cuenta a la hora de comprarte una cámara o de saber cuáles son las ventajas o limitaciones del de tu cámara:

  • Enfoque por detección de fase. Es el que usan las cámaras réflex excepto con modo vídeo y modo Live View. Es muy rápido y preciso, lo que lo hace ideal para sujetos en movimiento, pero un fallo de calibración puede provocar problemas de back focus o front focus. Además de ser un sistema complejo y caro.
  • Enfoque por detección de contraste. Utilizado las cámaras compactas digitales y las réflex en modo Live View. Se trata de un sistema menos complejo que el anterior pero tiene como ventajas que no presenta problemas de back focus o front focus; no necesita tanta luz ni textura en la zona de enfoque; no requiere de puntos de enfoque específicos, puede enfocar cualquier parte de la imagen; y permite algoritmos más complejos que pueden realizar detección de rostros y seguimiento. Por contra, en vídeo es más lento y el cambio de enfoque de un motivo a otro de distinto plano no es tan suave.
  • Enfoque híbrido. Es el más nuevo y el que más veremos en el futuro (salvo que salga algo nuevo y mejor). Por el momento, por su rapidez y precisión, es el sistema en el que están trabajando los fabricantes de cámaras sin espejo y que se está presentando también en los últimos modelos de réflex o de compactas avanzadas.

Modos de enfoque automático

Vamos a centrarnos ahora en el uso del enfoque automático. El autofocus o enfoque automático se divide a su vez en varios tipos: AF-S, AF-C, AF-A para Nikon o bien One Shot, AI Servo, AI Focus para Canon.

Las diferencias entre ellos radican básicamente en el movimiento o no del sujeto o de aquello que vamos a retratar:

  • AF-S u One Shot: El enfoque simple es el más preciso pero también el más lento, por eso está indicado a la hora de fotografiar sujetos u objetos estáticos y en situaciones donde preveas que aquello que estés fotografiando no se va a mover.
  • AF-C o AI Servo: El enfoque continuo se utiliza para fotografiar sujetos en movimiento. Con él enfocas el motivo y este hará el seguimiento siempre que tengas apretado el botón del obturador hasta la mitad. Una vez decidas tomar la fotografía, solo hay que apretar el obturador hasta el fondo.
  • AF-A o AI Focus: En algunas cámaras existe un tercer tipo que está indicado cuando se prevé que una situación estática puede convertirse en una en movimiento. Este modo es capaz de pasar de un sistema estático a seguir el sujeto en movimiento de forma automática. Por ejemplo, es útil con animales, mascotas o con niños cuando están supuestamente quietos y no sabes cuánto va a durar esa tranquilidad 😉 .

Área de enfoque en fotografía: ¿Qué es y cómo se utiliza?

Cuando enfocas en modo automático, puedes elegir si enfocas seleccionando un punto o varios o si dejas que la cámara tome el control por completo. En algunos modelos lo que le dices a la cámara es que enfoque un ojo, o una cara.

Es decir, utilizamos el área de enfoque, para decirle a la cámara cuál es la zona de la imagen en la que queremos situar el foco. Esto se denomina área de enfoque o selección de puntos de enfoque, aunque su nombre o las distintas opciones dependen de cada marca de cámara.

Además, dentro de cada marca, dos modelos de distinta gama pueden ofrecer áreas de enfoque diferentes. Las cámaras de gama alta suelen ofrecer más opciones.

Por eso es muy importante que revises el manual de tu cámara y descubras qué posibilidades tienes a la hora de seleccionar los puntos de enfoque. Estos son algunos ejemplos de cámaras de distintas marcas.

A pesar de las diferencias, suele haber tres opciones generales independientemente de la marca y modelo:

Selección de punto único

La selección de punto único (o enfoque puntual) es la opción más precisa, ya que le indicas exactamente a la cámara el punto donde debe dirigir su foco, limitando el área de enfoque al mínimo y, por lo tanto, no dejando margen de maniobra a la cámara. Este sistema es el más preciso, aunque no es válido para todas las situaciones. Es recomendable para sujetos estáticos.

Área de selección dinámica

Este tipo de enfoque permite seleccionar, igual que en el de punto único, un punto de enfoque. La diferencia es que, a partir de este, la cámara selecciona una zona alrededor del mismo que podrás ampliar y disminuir en función de la cantidad de área en la que preveas que puede suceder la acción. Este sistema es recomendable para sujetos en movimiento o escenas estáticas en las que se pueda prever movimiento.

Área de selección automática

En este caso, es la cámara la que decide qué debe enfocar en base a ciertos parámetros preestablecidos, como el enfoque de lo que tenga más cerca del objetivo (distancia), lo que sea más grande, o lo que por tono parezca una persona (contraste). No es muy preciso y no siempre tus parámetros y los suyos coincidirán, así que tiene bastante margen de error en situaciones en las que el centro de interés no esté claro o no coincida con los parámetros de tamaño, distancia o contraste. Suele funcionar mejor cuando los motivos principales están en primer plano.

Tipos de puntos de enfoque en fotografía

Aunque cuando miras por el visor o en la pantalla parecen todos iguales, en realidad existen dos tipos de puntos de enfoque cuando se trata de un sistema de enfoque por detección de fase: lineales y en cruz.

  • Lineales. Solo tienen en cuenta la dimensión horizontal o vertical para enfocar.
  • En cruz. Son más precisos porque tienen en cuenta ambas dimensiones para enfocar. Utilízalos cuando quieras mayor precisión o cuando te cueste enfocar en automático (por ejemplo por falta de contraste).

Para saber cuántos puntos en cruz tiene tu cámara y/o cuáles son, no te queda más remedio que mirar el manual de instrucciones. Lo sé, cuesta, pero cada cámara es un mundo y no hay otra forma de saberlo, así que… ¡adelante! Ábrelo que no muerde 😜

Otros conceptos relacionados con el enfoque en fotografía

Existen un montón de conceptos relacionados con el enfoque en fotografía más allá de los que te estoy mencionando y que deberías conocer. Desde la profundidad de campo hasta el enfoque disociado, pasando por la hiperfocal, la distancia mínima de enfoque, etc.

Seguro que alguna vez te has encontrado con alguno de estos términos y puede que te haya surgido alguna duda o hasta te hayas asustado. Para ponerle remedio, tenemos en el blog un artículo que responderá a todas tus preguntas sobre el enfoque. No te lo pierdas.

¿Prioridad de enfoque o de toma?

Aunque seas un fanático del enfoque, habrá situaciones en las que deberás claudicar si quieres obtener la foto. Igual que si eres un fanático de la rapidez, deberás rendirte ante la importancia del foco en algunas imágenes. Esto deberás decidirlo a priori a través de la prioridad de la toma (si tu cámara ofrece esta opción):

Prioridad de enfoque

Como el nombre ya nos indica, la cámara entiende que hasta que el sujeto u objeto no estén perfectamente enfocados, la imagen no debe tomarse. Es decir, hasta que lo que le hayas indicado que debe estar enfoco no lo esté aunque aprietes el obturador, este no funcionará.

Prioridad de disparo

Cuando tengas una escena donde la prioridad sea más la escena en sí misma que la perfección del foco, deberás usar esta opción. Imagínate un partido de fútbol o una escena callejera… Si priorizaras el enfoque no podrías tomar casi ninguna imagen. En cambio, así podrás disparar siempre que quieras independientemente de la “perfección” del enfoque.

Adivino que te estás preguntando algo así como…. ¡¡¿¿dónde está esto en mi cámara?!! En el manual de instrucciones, sí, sí, ¡busca, busca! Si no lo tienes a mano, seguro que lo encuentras buscando por tu modelo en nuestra Enciclopedia de Cámaras. Como ejemplo te dejo una captura del manual de la Nikon D7500.

Captura pantalla manual d7500 Nikon para prioridad de la toma
Selección de prioridad de la toma en Nikon D7500

Cómo configurar tu cámara para enfocar bien

Una vez tenemos una idea general de aquello configurable con respecto al enfoque, veamos cómo y en qué situaciones podemos aplicar todo aquello que hemos visto hasta ahora.

Situaciones en las que usar el modo de enfoque manual

  1. Fotografía macro. En fotografía macro el enfoque es extremadamente preciso, por lo que daremos prioridad absoluta a la búsqueda del enfoque perfecto en el lugar indicado.
    • Modo de enfoque: Manual
    • Área de enfoque: Punto único
    • Prioridad de la toma: Enfoque
Libélula como ejemplo de enfoque en macrofotografía
La importancia de un enfoque correcto en macrofotografía
  1. Fotografía de producto. Siempre que controles la mayoría de variables, como suele ocurrir en las sesiones de estudio, lo mejor es no arriesgar el foco e intentar controlarlo de la forma más exacta posible. Así se reduce la posibilidad de margen de error debido a las decisiones de la cámara. Otros ejemplos para esta categoría podrían ser, por ejemplo, gastronomía, bodegones, flores, etc., es decir, todo elemento estático en un ambiente “controlado”.
    • Modo de enfoque: Manual o el automático más preciso (AF-S o One Shot)
    • Área de enfoque: Punto único
    • Prioridad de la toma: Enfoque
  1. Fotografía de paisajes. Son estáticos y la nitidez y el enfoque son esenciales, por lo que es importante escoger las variables que nos proporcionen el enfoque más preciso. Escogemos manual porque tenemos tiempo para hacerlo, y porque es la forma de asegurarnos que enfocamos exactamente allí donde queremos. Para la cámara es fácil “perderse” en paisajes donde haya pocos elementos que destaquen. Elegimos un área de enfoque de punto único, porque también es la que nos asegura una mayor precisión en objetos estáticos. Y por último, ya que la prioridad es enfoque y nitidez, no podemos dejar que nuestra cámara tome la foto si no tiene perfectamente claro que ésta está en foco.
    • Modo de enfoque: Manual y si es posible a través de “Live View” para mayor precisión
    • Área de enfoque: Punto único
    • Prioridad de la toma: Enfoque
  1. Fotografía de retrato. Dependerá de si estos son estáticos o si prevés que el sujeto puede moverse, pero también prevalece la búsqueda del enfoque. Dependiendo del movimiento del sujeto deberás escoger entre un modo de enfoque manual o uno automático.
    • ESTÁTICOS
      • Modo de enfoque: Manual o Automático (AF-S/ One Shot)
      • Área de enfoque: Punto único
      • Prioridad de la toma: Enfoque
    • MOVIMIENTO (LIGERO)
      • Modo de enfoque: Automático AF-C/AI Servo
      • Área de enfoque: Punto único
      • Prioridad de la toma: Enfoque

En ambos casos priorizamos el enfoque y partimos de la base de que el sujeto no se moverá o que por lo menos lo hará poco. Por ello las dos opciones son prácticamente iguales, aunque uno prevé cierto movimiento (segundo caso) y en el primer caso, el retrato debe ser completamente estático-posado.

Retrato masculino con foco en los ojos
Recuerda la importancia de un buen foco en los ojos en la fotografía de retrato.
  1. Fotografía nocturna. No siempre nocturno significa muy poca luz, pero tampoco es extraño 😉 En estas situaciones es común que la cámara no encuentre el foco en modo automático, por lo que una forma sencilla de enfrentar el problema es pasarnos al enfoque manual.
    • Modo de enfoque: Manual
    • Área de enfoque: Depende del tipo de fotografía
    • Prioridad de la toma: Depende del tipo de fotografía

Situaciones en las que usar el modo de enfoque automático

En general, todo aquello que implique un movimiento, nos empuja a utilizar un modo de enfoque automático. Aunque como siempre, es cuestión de gustos y de práctica, y de averiguar en qué modo nos sentimos más cómodos o a gusto. No obstante, de forma general, podemos encontrarnos con este tipo de situaciones en movimiento.

  1. Fotografía de deportes. Esta situación es completamente contraria a, por ejemplo, la que nos podemos encontrar al fotografiar paisajes o arquitectura. Aquí nuestro o nuestros sujetos están en constante movimiento y conseguir un foco “perfecto” es, como poco, complicado.
    • Modo de enfoque: Automático AF-C/AI Servo
    • Área de enfoque: Dinámica
    • Prioridad de la toma: Disparo
Fotografía de gente haciendo deporte
En las fotografías con movimiento conseguir un buen enfoque es algo más complejo
  1. Street photography o fotografía callejera. No sueles disponer de demasiado tiempo para componer tus imágenes, más bien tratas de improvisar a salto de mata, así que es difícil plantearse un modo de enfoque manual en este caso (salvo que domines la hiperfocal). Aquí suele importarnos más la escena en general que un foco perfecto, por lo que una prioridad al enfoque no tiene sentido, ya que te haría perder la mayoría de imágenes interesantes.
    • Modo de enfoque: Automático AF-C/AI Servo
    • Área de enfoque: Dinámica (Puedes ampliarla en función de la zona que tú mismo quieras cubrir)
    • Prioridad de la toma: Disparo
  1. Fotografía de conciertos. Por supuesto dependerá de qué tipo de concierto sea. Si tienes cercanía o no con el escenario, si los músicos se mueven o no lo hacen, etcétera. El caso más común, no obstante, es que te veas algo alejado y que tus músicos se muevan por el escenario, así que este es el panorama con el que nos quedaremos para este ejemplo.
    • Modo de enfoque: Automático AF-A/AI Focus: El sujeto puede que esté estático, pero es probable que empiece a moverse en cualquier momento.
    • Área de enfoque: Dinámica (Puedes ampliarla en función de la zona que tú mismo quieras cubrir)
    • Prioridad de la toma: Disparo
Concierto, una situación complicada para el buen enfoque fotográfico
En los conciertos priorizaremos el disparo antes que el enfoque

Estos son solo algunos ejemplos para que veas la lógica existente entre escoger unas funciones u otras. Como ves, todo depende del grado de control que tengas sobre la escena. Cuanto más controles el ambiente, más aconsejable es un modo de enfoque manual para asegurarte un enfoque nítido.

Por el contrario, cuanto más escape la situación a tu control (objetos, personas o animales en movimiento), más necesario se hace que te ayudes de alguno de los modos de enfoque automático que te proporcionan la mayoría de cámaras. No hay una receta única para cada situación, porque dependerá de tus preferencias y de la situación concreta que se te presente ante el objetivo. No obstante, recuerda que dispones de múltiples funciones adaptables a cada una de esas situaciones, y que sí hay una mejor que la otra según el momento 😉

Trucos para lograr un buen enfoque en fotografía

Y ahora… la pregunta del millón. ¿Cómo lograr un buen enfoque en fotografía?

Te dejo con unos consejos muy concretos para lograr un buen enfoque y superar todos tus problemas con él:

  1. Ten claro qué es lo que quieres que quede enfocado. Por cierto… ¿sabes qué es lo que debería estar enfocado en una foto? Si tienes cualquier duda, pincha en el enlace.
  2. Ajusta el área de enfoque en función del tipo de foto que vayas a hacer, pero para sujetos estáticos y mayor precisión, recuerda usar el punto único.
  3. Los puntos centrales son más precisos, pero cuidado con enfocar y re-encuadrar cuando uses aperturas muy amplias.
  4. Utiliza el enfoque simple con sujetos estáticos y continuo con sujetos en movimiento.
  5. Disocia el enfoque cuando quieras reaccionar con rapidez. Algunas cámaras tienen un botón AF-ON para ello, otras ofrecen la posibilidad de configurar otro botón para esta función.
  6. Activa la función focus peaking si dispones de ella, es un asistente para el enfoque manual que te indica qué partes están enfocadas.
  7. No abuses de aperturas muy amplias si aún no controlas demasiado. En este artículo te cuento cómo obtener un enfoque preciso con un 50mm f/1.4
  8. Cuando te cueste enfocar, busca zonas más contrastadas, bordes, cambios de color, texturas menos uniformes, etc.
  9. Evita enfocar y reencuadrar porque es fácil perder el enfoque por el error de paralelaje.
  10. Para un enfoque más preciso utiliza, si tienes la opción, el modo Live View, puedes hacer zoom y seleccionar el punto exacto de enfoque (consejo no apto en situaciones rápidas). Es más preciso aunque también más lento 😉 .
  11. Asegúrate de que tienes bien el enfoque ampliando la imagen en la pantalla.
  12. Y para casos imposibles, enfoca en manual. Es más lento, requiere un poco de práctica pero también es más seguro.
  13. Utiliza objetivos muy luminosos en la medida de lo posible (independientemente de la apertura utilizada para tomar la foto, los objetivos enfocan con su máxima apertura y, a mayor apertura, más rápido y mejor resulta el enfoque).
  14. En retratos, enfoca siempre a los ojos, y si va a ser solo uno, que sea el más cercano. Salvo que busques algún otro efecto de forma intencionada, claro.
  15. Para fotografiar niños enfocados, sigue estos consejos.
  16. En retratos de grupo, olvida las aperturas grandes y utiliza aperturas intermedias para que todos salgan enfocados, es más fácil que sacar el metro y asegurarte de que todos están a la misma distancia.
  17. Si estás a contraluz y no puedes enfocar bien, utiliza tu mano para hacerle sombra al objetivo.
  18. Y, si es necesario, y no te importa, teniendo un buen enfoque de base, puedes mejorarlo aún más en un programa de edición, con una máscara de enfoque. Ahora bien, milagros no hacen 😉
  19. Recurre a la luz de asistencia si cuentas con ella (ojo que la posibilidad de usarlo depende del modo de enfoque que estés utilizando).
  20. Otro truco para enfocar con poca luz es iluminar el motivo, enfocar en automático, cambiar a manual y retirar la iluminación.
  21. ¡¡¡¡IMPORTANTE!!!! Evita estos errores de enfoque muy comunes.
  22. Para lograr más zonas enfocadas en una imagen recurre a la hiperfocal o al apilado de enfoque.
  23. Todo esto desde el punto de vista del enfoque, para mejorar la nitidez, tenemos más consejos que puedes sumar a estos en la búsqueda de tu fotografía perfecta.

Problemas relacionados con el enfoque

Aunque a lo largo de esta mega guía nos hemos topado ya con alguno, a la hora de enfocar existen distintos problemas que nos frustran muchísimo. Todo el equipo hemos ido pasando por todos y cada uno de ellos, por eso en su día te recopilamos los problemas de enfoque más comunes con consejos para solucionarlos.

Enfoque en fotografía y narrativa

Hemos estado hablando del enfoque desde el punto de vista más técnico, ahora toca hablar de su parte más creativa o artística, pues también es importante. Y es que, además de un correcto enfoque, podemos usarlo como herramienta compositiva o narrativa.

Toda imagen, para que funcione, ha de tener un centro o punto de interés claro. Si no lo tiene el espectador no sabrá dónde dirigir la mirada, se perderá por la fotografía sin entender de qué va. El centro de interés se puede destacar de muchas formas, una de ellas es a través del enfoque.

Enfoque y punto de interés

Cuando hablamos de poner el foco en algo, significa que estamos poniendo en ello la atención, ¿verdad? Pues en fotografía pasa igual, si enfocas solo una parte de la imagen estás gritando al espectador: «¡Eeeeeehhhh! ¡¡¡Aquí es donde hay que mirar!!!

De esto va el enfoque selectivo, por ejemplo. Consiste en utilizar aperturas grandes (número f/ pequeño) para conseguir que solo una pequeña zona que nos interese quede enfocada y el resto desenfocada.

Mira este ejemplo, su autor quería destacar las botellas vacías por encima del resto de elementos. Podría haber cerrado el encuadre, pero habría desaparecido gran parte del contexto, por lo que ha utilizado un enfoque selectivo, desenfocando el resto de elementos desaparece la incertidumbre de dónde poner la mirada, ya ha puesto él el foco en el punto de interés para que no tengas duda.

Botellas en fiesta nocturna destacadas con enfoque selectivo
Enfoque selectivo para marcar el punto de interés

Desenfoque y abstracción

Experimentar con el enfoque también ofrece otras posibilidades, como la abstracción. La fotografía abstracta se basa en la forma, la textura y los colores. Puede insinuar cuál es el motivo siempre que sea de forma sutil, puesto que la premisa es huir de la realidad.

A través del desenfoque puedes lograr imágenes extraídas de esta realidad, pero que se alejen de ella, como en el siguiente ejemplo.

Fotografía abstracta por desenfoque
Desenfoque como herramienta de abstracción

Y con esto llegamos al final de esta mega guía sobre el enfoque en fotografía, espero que te haya sido muy útil y estas más de 4.000 palabras te ayuden a enfocarte en lo importante 😉 . Te agradeceré que la compartas si entre tus contactos hay otros aficionados a la fotografía. Y si te ha quedado cualquier duda, déjala en los comentarios ⬇️ ⬇️ ⬇️.

  1. Excelente artículo Mario, me agrado muchísimo y como bien dices, el enfoque correcto es hacer una buena foto, para entregar al cliente un trabajo de calidad y quede complacido. Yo trabajo muchos sociales: y mi cámara es una Nikon D300S y la tengo configurada a S; enfoque y punto unico, hasta ahora me a ido bien, ¿crees que debo seguir con estos ajustes?. ¡Gracias!

  2. Gracias Mario por está información tan valiosa,
    ya que por ningún lado consigo ésto y es realmente útil para los que no sabemos nada, gracias.

  3. ¡Buenísimo Mario! Gracias por refrescarnos las técnicas y los conceptos relacionados con el enfoque. Un abrazo desde Venezuela.

  4. Muchas gracias por estas guías, como siempre excelentes y muy amenas, ya puestos a pedir estas guías no estarían accesibles en pdf o agrupadas todas y hacer un pequeño libro te lo dejo como idea ¡Gracias!

  5. Gracias Mario por esta información tan valiosa. Tengo que seguir practicando aunque tengo una cámara básica (canon EOS T6) trato de sacarle el mayor provecho y con tus consejos me ayuda a seguir explorando y mejorando. Saludos desde Colombia.

  6. Bien explicado tu artículo. Ahora entendí que significan algunas “siglas”. Me encanta la fotografía macro y empleo muchos de los consejos que mencionas. Gracias por compartir esta información.

  7. Mil gracias por compartir estos consejos y ayuda para los fanáticos fotógrafos apasionados por el «hobbie» pero «fiacas» en leer, la edad ya no acompaña, pero primero «la fotografía».

  8. Espléndida guía sobre un aspecto que a veces nos trae de cabeza. Muy bien explicado todo, lenguaje claro y sencillo. ¡Felicidades, y muchas gracias, Mario!

  9. Hola Mario y muy buenos días. Muchas gracias por este artículo y sobre todo por el detalle del mismo en los diferentes puntos de enfoque. Me viene muy bien para consulta, ya que el enfoque no es mi mejor «punto fuerte. Saludos.

  10. Excelente documento, mucha información que interesante la cual necesitaba saber. Los que lean la información demos gracias a este documento y a Mario ya que fue el que nos enseña cada cosa para aprender de un arte tan especial.

  11. Gracias por el artículo y todos los enlaces que llevan a muchos otros más.
    Tomado unas cuantas notas y ha practicar con mi pequeño.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *