Fotografías cortesía de: Markus Spiske, Marion Michele, Nielsen Ramon, Aaron Mello, Carolina Tarré, Søren Astrup Jørgensen, averie woodard bajo licencia Creative Commons.

11 Ejercicios de Fotografía Que Querrás Hacer en Este Nuevo Año

Cada nuevo año que entra nos hacemos listas interminables de propósitos. Somos muy de listas, de proponernos cosas aunque no siempre las cumplamos. Pasada ya la resaca de Fin de Año, te propongo un reto que puedas cumplir, una lista de ejercicios de fotografía no sólo para mejorar como fotógrafo, sino para disfrutar de tu mayor afición.

Te voy a proponer una lista, de aquí toma las ideas que más te gusten y las que te resulten más realistas. El objetivo de esta lista de ejercicios o propósitos es que la cumplas y que el cumplirla no se convierta en una obligación, sino en un disfrute. Que sea tu rincón de la calma, tu lista de deseos, no de obligaciones. Que estés deseando tener un rato libre para ver qué es lo que puedes hacer de esa lista.

Mi consejo es que te pases a tu libreta favorita o a un folio las ideas que quieras realizar, que la tengas a la vista y, a ser posible, que sea una lista agradable a tus ojos, aunque no te lo creas esto influye 😉 . Y ahora sí, vamos a ello.

1. Descubrir un nuevo autor

Quien dice descubrir un nuevo autor, dice ahondar en él, en su trabajo, en su forma de entender el mundo y en cómo lo plasma. Elige el que quieras, cómo lo encuentres es cosa tuya. La tarea que yo te sugiero es que conozcas parte de su biografía, de cómo comenzó, que estudies o analices su obra. Te sorprenderás de lo que puedes llegar a aprender o de cómo puede inspirarte.

Una idea es ver un documental o una película, si lo de la lectura te da más pereza.

2. Leer un libro de fotografía

Elige uno que te apetezca, no solo para aprender, sino para disfrutar leyendo, para llenarte de inspiración, para deleitarte con sus imágenes. Uno que estés deseando que acabe la jornada para hundirte en sus páginas. Ya sabrás (si no te lo cuento) que en el blog solemos hacer recomendaciones literarias. Echa un vistazo, seguro que encuentras uno a tu medida.

Puede que lo tuyo no sea leer, también hay fotolibros, que apenas tienen letras pero están repletos de fotografías maravillosas.

Si tuviera que decirte alguno, aunque son específicos en cuanto a temática, lo tengo claro, los más inspiradores que me he leído este año. Se trata de Inspiración+naturaleza de Marina Cano y Paisajes Naturales de Portfolio Natural.  Y es que, en ambos casos, aunque no son las disciplinas que suelo practicar, me han resultado muy motivadores y con comentarios, consejos, reflexiones e inspiraciones que sirven para la fotografía en general. Ambos han sido para mí un chute de energía fotográfica, una gran dosis de inspiración.

fotografía cámara encima de libros
Disfruta de un buen libro

3. Probar una disciplina diferente

Nos cuesta salir de nuestra zona de confort, es así. Y quedarte en ella no está mal si estás feliz, si has encontrado todo lo que necesitas en la vida, si por tus venas corre purpurina de lo happy-flower que estás, pero esto no suele ser lo habitual, ¿verdad?. Además, quedarnos mucho tiempo en el mismo sitio, por mucho que nos guste, puede acabar llevándonos al aburrimiento.

Otra razón por la que salir de esta zona de confort fotográfica es que, sobre todo al principio, cuando estás aprendiendo, no sabes qué es lo que te gusta realmente. No tienes ni idea de cuál es tu disciplina ideal, la que sacará lo mejor de ti.

Puede que empieces haciendo retratos y te guste, y te sientas bien con ello, pero igual te da por probar, por ejemplo, la fotografía macro y entonces te des cuenta de que has encontrado al amor de tu vida (fotográficamente hablando, por supuesto 😉 ). Por eso te recomiendo que eches un vistazo a estas 22 disciplinas fotográficas y que te decidas al menos por una, la que más te atraiga, sin miedo, que verás que para todas tenemos ayuda en el blog. Una vez que elijas una, dedícate un tiempo a probarla, experimentar con ella y ver qué tal congeniáis. Y quien dice una dice varias, depende del tiempo y las ganas que tengas.

Ahora bien, si ves que no disfrutas, que no es lo tuyo, prueba otra cosa, no alargues la agonía ¡que se trata de disfrutar!

4. Cambiar de focal

Y al hilo de salir de tu zona de confort, te pregunto… ¿qué focal sueles utilizar? ¿Siempre usas el mismo objetivo? ¿Tienes otra posibilidad?

Nos solemos acostumbrar a una focal, la que mejor se adapta a las fotos que hacemos, con la que más cómodos nos sentimos, etc. Hoy te propongo, fíjate que tienes todo un año por delante, a que un día, al menos un día, salgas sin esa focal. Que lleves una completamente diferente (si te es posible, claro). Descubrirás otra forma de hacer fotos.

Distancia focal
Atrévete con una focal diferente.

5. Superarte con una fotografía que te cueste

Todos hemos tenido alguna vez esa fotografía que se nos resiste, el efecto sedoso, el barrido, la clave baja, un retrato robado, aves… Cada uno tendrá una espinita clavada diferente. Este año te puedes proponer el retomar ese ejercicio. Si ha pasado un tiempo, seguro que la práctica y lo que hayas aprendido en este periodo te servirán para ver una mejoría y comprobar que al final todo es cuestión de ensayar.

Después compara los resultados para que veas que realmente es así. Si no se te viene a la mente ninguna fotografía que quieras superar, simplemente realiza el ejercicio de la comparación. Busca algunas de tus primeras fotos y compáralas con tus fotos de ahora. Observa las diferencias, puedes incluso preguntar a algún amigo (si entiende del tema mejor y que te dé su opinión sobre una y otra, si ve diferencias, etc. ). Esto también servirá para ver cómo vas evolucionando. Será una inyección de motivación.

Ejercicio de fotografía
Supérate a ti mismo.

6. Darte un capricho fotográfico

¿Y por qué no? A veces nos cuesta darnos caprichos. Se los damos todos a nuestros hijos, nuestras parejas y, en muchos casos, nos olvidamos de nosotros mismos. Si tu mayor afición es la fotografía, por qué no hacerte un regalito. Si te lo haces tú seguro que aciertas. Además, hay opciones para todos los presupuestos, mira:

Y si quieres accesorios para un tipo de fotografía o un tipo de fotógrafo en concreto, seguro que aquí los encuentras.

7. Autorretratarte

Sí, sí, has leído bien. Será un ejercicio fotográfico pero también personal. Para conocerte mejor, porque no vale con un vulgar selfie en el espejo del baño, no. Se trata de un autorretrato en condiciones, con tu cámara, planificado, en un entorno que hable de ti. Para hacerlo bien, te recomiendo que te leas este artículo. Si no tienes trípode no lo pongas como excusa, es la opción ideal, pero también puedes recurrir al ingenio y utilizar cualquier superficie firme, el suelo, una mesa, una silla, etc… Lo único que necesitas es a ti y a tu cámara.

Ejercicio autorretrato
Autorretrato de Carolina Tarré

8. Imprimir tu foto preferida

Si te dijera que imprimieses las fotos del último año probablemente te parecería más una tarea engorrosa que algo que tengas realmente ganas de hacer o que te motive de verdad.

Por eso te voy a proponer un ejercicio más sencillo pero efectivo. Imprime tu foto favorita del último año, o de las últimas que hayas hecho que no tengas impresa, por ejemplo. Y envíala a imprimir a un tamaño grande, más allá del 10×15 o del 13×18 que son los más típicos. El tamaño y el formato lo decides tú, porque igual tienes el sitio ideal para colgarla en tu casa, o la persona a la que regalársela. Ideas tienes un montón aquí.

Este ejercicio te ayudará porque tendrás que decidir qué foto imprimir, lo cual eso ya es un ejercicio de observación y aprendizaje y te servirá a la hora de ver tu foto impresa, cómo quedan los colores, la exposición, etc. Por eso te recomiendo que la lleves a un sitio de confianza y mejor si te la imprimen en papel profesional.

9. Visitar una exposición de fotografía

Sé que algunos lo tenéis complicado porque en el sitio donde vivís no suele haber exposiciones de fotografía. Sin embargo, estamos hablando del plazo de un año entero. Si haces una escapada puedes planificarla teniendo en cuenta esta opción, en tus vacaciones, a alguna ciudad cercana, aprovechar la visita que hagas a unos amigos o familiares, etc. Al menos inténtalo, la diferencia entre ver una exposición virtual como puede ser en Flickr, Instagram, 500px, etc., y contemplar una exposición física es abismal. Nada tiene que ver una experiencia con la otra. Al menos una vez en tu vida tienes que disfrutarlo.

Una vez allí, observa las fotos de forma individual y en conjunto. Las fotografías de una exposición están cuidadosamente seleccionadas, la disposición no es casual, la relación entre ellas, el formato, etc. Todo tiene una intención, estética y de mensaje. Dedícate un rato a observar estos detalles y a reflexionar sobre ellos. Sin duda es un gran ejercicio del que puedes aprender y disfrutar muchísimo.

Ejercicio
Visita una exposición de fotografía

10. Ponerte al día con los imprescindibles

Lo sé, como dicen en mi tierra, esto es barrer para casa. Pero es que no sé si sabes que este verano, para celebrar el día Mundial de la Fotografía, compartimos un artículo que recogía todos los artículos imprescindibles de Blog del Fotógrafo. 

No te voy a pedir que los leas todos, que abras uno a uno y los vayas leyendo. No, no se trata de eso, sino de que lo tengas presente, de que le eches un vistazo y abras aquellos que realmente te interesen. Si estás empezando ahora en esto de la fotografía y andas buscando la luz (y no precisamente la del sol), has de saber que sí que te convendría ir leyéndolos poco a poco. Se trata de una forma de acceder al contenido básico de forma ordenada y con un sentido lógico.

Si ya presumes de algo de veteranía en este mundillo, te recomiendo que lo coloques en un lugar al que puedas acceder rápidamente, para cuando tengas una duda, poder recurrir a él. De momento echa un vistazo rápido, así podrás saber mejor para qué te puede servir.

11. Realizar un viaje o una escapada fotográfica

Sé que este no es un ejercicio que esté al alcance de todos. Pegarte una escapada fotográfica de esas que quitan el sentío, como dicen en mi tierra (otra vez mi tierra, me temo que hoy estoy nostálgica), no está al alcance de todos los bolsillos. Pero si lo está, propóntelo como tus vacaciones de este año. Ahora tienes tiempo de planificar tu viaje.

Ahora bien, si eres un común mortal como una servidora que lleva años ahorrando para igual, en otra vida ;P, poder hacer un viaje de estos, no te frustres. Estoy convencida de que a muy pocos kilómetros de tu casa hay lugares impresionantes esperándote. Como anécdota te contaré que leyendo este libro que reseñé (y del que te he hablado antes) me quedé maravillada con una fotografía. Mi sorpresa fue mayúscula cuando descubrí en el pie de página que estaba tomada en mi ciudad, en la que me vio nacer. Aquella a la que mis ojos están tan acostumbrados que no me parece nada fotografiable. Corrijo, no me parecía 😉 .

Está claro que a veces hay que cambiar la mirada, ver con otros ojos, recuperar la ingenuidad, como si fuera un lugar nuevo. Si no puedes hacer la escapada fuera, hazla dentro. En lugar de cargar con equipaje, descarga prejuicios de tu mochila ;).

Mi consejo es que vayas donde vayas, te acompañes de personas que compartan la misma afición que tú. O al menos, que tengan la paciencia de esperar lo que sea necesario para que tú hagas una foto. Recuerda que es una escapada fotográfica. Que se trata de disfrutar pero también de que puedas disfrutar de tu cámara como desees. Mejor escapar sin nadie más o muy cerquita de casa, que irte a la otra punta del mundo con alguien que se desespera cada vez que te paras a hacer una foto.

viajar
¡Escápate!

Pues hasta aquí mi propuesta. Creo que es una lista muy asequible y realista. Aunque eso es algo que tendrás que decidir tú, si quieres eliminar o añadir algún ejercicio, personalizártela. Yo por lo pronto me la he puesto en mi despacho. Porque me he propuesto llevarla a cabo. Y si no me crees…

lista de ejercicios
Mi lista

Efectivamente, me he saltado el número 10 pero ese artículo lo redacté yo, pasé muchas horas (y con mucho gusto) seleccionando los artículos imprescindibles, así que tarea más que cumplida ;).

Si te ha gustado este artículo o conoces a alguien a quien le pueda interesar, por favor, no te olvides de compartirlo en tu red social favorita. Disfrutemos todos de lo que más nos gusta.

¡Feliz fotografía! ¡Feliz 2019!

Contents Manager & Support
  1. Hola Caro. Muchas gracias por el artículo. Admiro a quienes tienen una pasión, y son capaces de transmitirla.
    De la lista, los ejercicios que más me atraen son el 9, el 10 y el11.
    Saludos desde Argentina.
    Guillermo.

  2. Buenos consejos, yo he aplicado algunos y ha dado buenos frutos. Otro ejercicio opcional para realizar de vez en cuando es estar al tanto de instagram, con el tiempo se ve cierta tendencia en esta red y se empieza a copiar tal o cual estilo y al ver que tiene tanta acogida se cae en eso, pero lo mejor es retarse a ir contra la tendencia para poder explorar otros alcances que uno tiene pues estamos sumergidos en millones de imágenes en las redes y ahí está el reto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *