Manos que pintan, crean música o trabajan. Manos que escriben, saludan, se tienden o protegen, manos que hablan, protestan o callan, manos que besan o te alejan… Un retrato de manos puede contarte más sobre una persona que una imagen de su cuerpo entero. Las manos con sus arrugas, sus cicatrices, sus poses, sus adornos son todo un mundo con una explosiva carga de información y de emociones. Tal vez la persona calle, pero sus manos nos dirán qué siente, qué necesita e incluso cuánto ha sufrido. Una mano puede hacer hablar a un mudo, escuchar a un sordo o hacer callar a toda una clase con un simple gesto, invitarnos a acercarnos o «mandarnos muy lejos». Después del rostro, me atrevo a afirmar que esta parte del cuerpo es la más comunica y la más llamativa a la hora de fotografiar, tanto por su belleza como por su simbología y expresividad.

Si estás de acuerdo con todo lo que acabo de decirte y te atrae este tema, sigue leyendo, este post es para ti.

Simbología de las manos

Símbolo "OK"
Símbolo «OK»

Las manos tienen una fuerte simbología en muchas religiones, corrientes o creencias paganas. Pero lo más extendido es su significado en el lenguaje no verbal y además lo que más nos puede interesar en este artículo. Aquí os dejo algunos de los significados más conocidos:

  • Este símbolo, universal, puede tener varios significados, aunque el más conocido es «ok», para indicar que todo está correcto, en algunos países puede referirse a la homosexualidad o a algo nulo.
  • El signo «V», con la palma hacia afuera significa victoria, mientras que con la palma hacia adentro es un gesto obsceno.
  • Palmas hacia arriba y abiertas: honestidad, sinceridad. Palmas hacia abajo: posición dominante y, a veces, poca honestidad.
  • La mano tapando la boca sugiere mentira o falta de sinceridad.
  • Morderse las uñas o repicar los dedos contra la mesa demuestra inseguridad e intranquilidad.
  • Las yemas de los dedos de ambas manos juntas, demuestran un alto grado de confianza en uno mismo y seguridad, cuando se opina sobre algo hacia arriba y cuando se escucha, hacia abajo.
  • Mano cerrada apuntando con el dedo: suele indicar una posición dominante y algo agresiva.
  • Manos cruzadas detrás de la espalda delantan una gran seguridad en uno mismo y una posición dominante. Mientras que si lo que cogemos son las muñecas estaremos delatando inseguridad e intranquilidad.
  • Cruzar los brazos dejando pulgares fuera o meter las manos en los bolsillos con ellos fuera, también significa dominio y poder, puesto que los pulgares representan la fuerza de carácter.
  • En un apretón de manos:  las manos verticales señalan igualdad. Una por encima, significa dominio, control, y debajo, sumisión, recato.
  • Los brazos cruzados se entienden como una actitud defensiva.

A continuación te daré algunos consejos para fotografiar no sólo las manos, sino lo que quieren contarnos. Además, te traigo un montón de ejemplos y fotografías inspiradoras de esta parte del cuerpo que tanto nos gusta.

Juega con la luz

Puedes conseguir principalmente dos efectos sólo con el manejo de la luz. Por un lado, si las manos son la parte de la foto en la que recae la luz, potenciarás su protagonismo y despertará aún más el interés del espectador. Por otro lado, puedes utilizar luz blanda o luz dura según lo que quieras transmitir. Una luz blanda te ayudará a comunicar estados de ánimos más suaves, ternura, inocencia, amor… mientras que una luz dura aportará mayor dramatismo.

Luz blanda
Luz blanda
Luz dura. En este ejemplo también puedes observar cómo la luz concentra todo el protagonismo en las manos.
Luz dura. En este ejemplo también puedes observar cómo la luz concentra todo el protagonismo en las manos.

Utiliza una profundidad de campo bien pequeña

Trabaja con una apertura de diafragma amplia de modo que al desenfocar el fondo elimines otras distracciones y la atención se concentre sólo en lo que las manos nos quieren contar o en el efecto que quieres crear.

En este caso el autor ha destacado la mano sobre el sujeto jugando con la profundidad de campo.
En este caso el autor ha destacado la mano sobre el sujeto jugando con la profundidad de campo.

Incluye las manos en tus retratos

Los retratos ganan fuerza y comunican mucho más si aparecen las manos, ellas pueden transmitir reflexión, timidez, aburrimiento, vergüenza, tristeza, alegría… La misma expresión de cara, con un gesto de manos dirá mucho más.

Observa estos dos ejemplos. En la primera imagen, apenas se ve el rostro del hombre, sin embargo sus manos nos transmiten todo lo que siente en un retrato mucho más original.

Tristeza, desolación... es lo que transmiten las manos cubriendo el rostro de este hombre.
Tristeza, desolación… es lo que transmiten las manos cubriendo el rostro de este hombre.

En esta segunda fotografía, la mano que oculta parte del rostro de la niña, no hace sino destacar su mirada y su expresión. Seguramente, sin esa mano, el retrato habría resultado algo insulso.

Observa cómo la mano hace destacar la mirada.
Observa cómo la mano hace destacar la mirada.

Cuenta historias con las manos

Intenta contar alguna historia a través de un gesto de la mano, crear intriga. Observa esta fotografía, ¿no te preguntas qué estará mirando? ¿Qué hay al otro lado de la ventana? ¿Qué siente ahora mismo la dueña de esa mano curiosa?

Capta momentos que puedan contar una historia.
Capta momentos que puedan contar una historia.

Transmite sensaciones

Ya hemos comentado que podemos transmitir sentimientos, pero… ¿has pensado que también puedes trasmitir sensaciones? El tacto de una piel suave, de algo rugoso o esponjoso, la sensación de ligereza o pesadez…

Sensaciones
Sensaciones
Sensaciones
Sensaciones

Manos cuidadas

No es lo mismo que quieras contar la experiencia de unas manos trabajadoras del campo, con sus durezas y la suciedad propia del trabajo, que fotografies la mano de una madre (o de un padre) acariciando la de su bebé, o unas manos que te ofrecen flores o simplemente te hacen un gesto, o incluso si es para un encargo profesional en el que te piden unas manos bonitas, en estos casos, procura que las manos, y sus uñas, estén cuidadas, limpias e hidratadas, de lo contrario te pueden estropear una bella imagen.

Para terminar, te doy algunas ideas para que te lo tomes como un juego, son pequeños retos que te ayudarán a practicar con la fotografía de manos y así aprender que, por su puesto, es nuestro principal objetivo 😉 . En cada uno de los retos te pongo un ejemplo para que termines de inspirarte y no olvides que, en cualquier caso, las manos retratadas deben expresar y comunicar algo.

1. Fotografiar manos de distintas edades: puedes hacer una serie de manos masculinas y otra serie de manos femeninas, desde un bebé hasta un anciano.

Fotografía una serie de manos de distintas generaciones. Desde un bebé...
Fotografía una serie de manos de distintas generaciones. Desde un bebé…
...hasta las de un abuelo.
…hasta las de un abuelo.

2. Manos creativas: en este caso te propongo una serie de manos creando, es decir, dibujando, pintando, tocando un instrumento, esculpiendo, trabajando el barro…

Manos creativas
Manos creativas

3. Manos cocineras: en plena faena de cocina, amasando, cortando… cualquier acción que te parezca llamativa. Aquí puedes jugar mucho con la luz o con los colores.

Ruben Villagra, Manos cocineras
Ruben Villagra, Manos cocineras

4. Retratos con manos: ya hemos hablado que las manos en un retrato aportan información y fuerza. Practica este truco con alguien de tu entorno.

Retrato con manos
Retrato con manos

5. Manos en contacto: de dos amantes, de una madre y un hijo, dos niños hermanos… manos que muestren afecto, confianza o que transmitan cualquier otro sentimiento al estar en contacto.

Manos en contacto
Manos en contacto

6. Fotografiar manos que cuenten algo de la personalidad o de la cultura del sujeto.

Manos que nos cuentan de dónde vienen.
Manos que nos cuentan de dónde vienen.

7. Échale imaginación y crea tus propios retos. Prueba a fotografiar las manos desde distintos ángulos y en distintas posturas para conseguir la pose más llamativa y recuerda que normalmente el dorso suele se más atractivo que las palmas.

Aquí te dejo algunos ejemplos variados:

¡Ey!, antes de salir corriendo a fotografiar las manos que se te pongan por delante, que estoy segura que es lo que ahora mismo deseas, dale a me gusta o comparte, otros te lo agradecerán 😉 . ¡Gracias!

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato