Fotografía de portada cortesía de: Yoss Cinematic bajo licencia Creative Commons.

#Fotoreto38: Encuadre natural

Te traigo un nuevo tema para que vayas a por tu cámara y practiques tu afición favorita: la fotografía.

Nuestro Fotoreto tiene como objetivo animarte a practicar fotografía, provocarte cada semana para que pases un rato con tu cámara y dejes volar tu creatividad a la vez que practicas y aprendes.

Cómo funciona Fotoreto

El concepto de Fotoreto es muy sencillo: cada viernes te propondré un nuevo tema fotográfico. Algunas veces te mostraré alguna foto de ejemplo para inspirarte, otras veces simplemente te daré alguna pista o truquito que podrás aplicar a la hora de realizar el Fotoreto.

Cada vez tendrás 7 días para participar en el Fotoreto de la semana en cuestión, hasta el jueves siguiente. Súbela a tu red social favorita (Instagram o Facebook) sin olvidar el hashtag o la etiqueta correspondiente al Fotoreto en cuestión junto con la mención a @blogfotografo. Esta semana será #Fotoreto38

Cada semana seleccionaremos una fotografía ganadora. El autor de la foto se llevará un libro de nuestra biblioteca de libros digitales de BdF.

Cuando participas en el Fotoreto, entendemos que permites a Blog del Fotógrafo publicar tu fotografía. En ningún caso nos cedes tus derechos de autor. El autor de la fotografía y quien mantiene la exclusividad de los derechos de autor sigues siendo tú.

Tema de la semana: Encuadre natural (14/02/20 – 20/02/20)

Seguimos con la composición como tema, en esta ocasión, se trata del encuadre natural. Es decir, todo aquello que forma parte de la escena y que sirve para ponerle un marco a tu protagonista de forma que la mirada vaya directamente a él. No importa si tu centro de interés es un animal, como el del ejemplo, una persona, una planta o cualquier objeto inanimado.

Importa que tengas un centro de interés, que mimes la iluminación y que busques elementos presentes para encuadrarlo de forma natural con la idea de crear una composición atractiva y centrar la atención donde tú quieres. Ventanas, puertas, dibujos de fachadas, líneas, árboles, sombras, cualquier elemento que forme parte de la escena, y que te sirva para encuadrar a tu sujeto principal, es válido.

La idea es hacer un ejercicio de observación y composición. ¡Vamos, tienes un mundo de posibilidades fotográficas esperándote!

Perro asomado a la ventanilla de un coche

Envía tu mejor foto y no olvides añadir el hashtag #fotoreto38 y la mención @blogfotografo. Uno de nuestros ebooks puede ser tuyo, ¡¿a qué estás esperando?!

Actualización

Creo que no hace falta decir lo difícil que habéis puesto la selección esta semana. Felicidades y enhorabuena a todos por participar. El mejor premio es encontrar cada semana la mejor versión de ti mismo a la hora de hacer fotos.

La fotografía de esta semana pertenece a Wilmer Vladez (@wmr.valdez) y se titula «Una coexistencia milenaria”.

Fotografía ganadora del fotoreto38
«Una coexistencia milenaria” (Wilmer Valdez)

Esta es una gran fotografía por muchos aspectos. Dejando un lado la técnica en cuanto a enfoque, exposición y demás, que es evidente el dominio, vamos a centrarnos en la composición y en el alma de esta captura.

Lo primero que llama la atención es la perspectiva. Ha utilizado los bordes de la colmena para realizar el encuadre natural, sin embargo, no lo ha hecho desde el punto de vista más esperado, sino desde un arriesgado ángulo. Y cuando digo arriesgado, lo digo en todos los sentidos. En el metafórico, que es lo que le hace ganar casi todos los puntos, y en el físico, meter la cámara ahí dentro no ha debido ser moco de pavo. Y tampoco es que sean las mejores condiciones para el equipo, pero… quien no arriesga, no gana 😉 .

Por otro lado, el destello del sol le da un punto de cercanía y calidez y el humo le aporta una gran dosis de realidad. Que haya nubes en el cielo no creo que sea casual, de lo contrario quedaría un espacio anodino. Esta textura casi parece fundirse con el humo equilibrando la composición.

Si hablamos del apicultor, Wilmer ha sabido capturar una expresión auténtica, una que mezcla concentración y placer. Porque para ser apicultor, creo que debe gustarte mucho, disfrutar con cada gesto, y el gran mérito de esta foto es que él ha sabido captarlo, recogerlo en un instante gráfico. Me gusta la luz, la posición de la mano, el contraste del azul y amarillo, el ritmo que crean tanto las abejas como el panal, y la historia que cuenta. No hay nada en esta foto que no me guste.

Pero hay algo más, sus protagonistas, las abejas. Quiero aprovechar esta foto para hacer una reflexión. Necesitamos a las abejas y a todos los polinizadores para asegurar nuestra supervivencia, igual que necesitamos a la imaginación para que la fotografía sobreviva tal y como la entendemos ahora. Si dejamos a las máquinas hacer nuestro trabajo; si confiamos más en los píxeles que en nuestra creatividad, en la tecnología que en nuestra capacidad para narrar historias o transmitir emociones; habremos cometido un error y dejaremos que la fotografía deje de existir como lo que ha sido hasta ahora, arte.

Felicidades Wilmer por esta gran historia gráfica.

No dejes de visitar su maravillosa galería. Y mañana nuevo Fotoreto, no podía ser otro tema, ¿te lo vas a perder? 😉

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *