Fotografías cortesía de: Travis Isaacs,Moyan Brenn,amanda tipton,Foto,Rafael Acorsi, Bajo Licencia de Creative Commons.

12 Maneras Efectivas de Encontrar Inspiración Fotográfica

La falta de inspiración es uno de los peores enemigos de cualquier fotógrafo, porque suele ser el paso previo al abandono de la cámara en algún rincón. Es como el escritor que se estanca horas y horas ante una página en blanco, como el pintor atascado ante un lienzo en blanco o el escultor ante una masa informe a la que no sabe cómo darle forma. La frustración que nos origina la falta de inspiración a cualquiera al que le guste expresarse de forma más o menos artística, es un peligroso pez que se muerde la cola. La falta de inspiración nos lleva finalmente al abandono, y el abandono hace que la inspiración se estanque de forma indefinida. Porque aunque no te lo parezca, la inspiración se alimenta y si no le das algo de comer, muere de inanición 😉

Ahora bien, se dice rápido, es como cuando estás triste y te dicen que te alegres, como si no tuvieras ganas de estar alegre, ¿verdad? Sólo que a veces no es tan fácil como pronunciar unas palabras mágicas, a veces se requiere algo de acción para cambiar el momento presente. Con la inspiración ocurre lo mismo, hay que trabajarla, cuidarla, e ir a buscarla cuando decide ausentarse. Puede que estés en este frustrante momento, que lo hayas vivido, o que tengas la suerte de que (aún) no te haya tocado pasar por ello. Sea como fuere, te recomiendo que le eches un vistazo a las siguientes maneras de encontrar inspiración que voy a proponerte. Puede que algún día (u hoy mismo) puedas echar mano a alguna de ellas y te ayude a salir del terrible, improductivo, pozo sin musas que es la falta de inspiración 🙂

1- Visita exposiciones fotográficas

¿Te parece aburrido? ¿Crees que no inspira? Busca algún fotógrafo que te guste, o una temática que te fascine, haz un acontecimiento de ello, disfruta de la exposición, deja que la magia de las imágenes que estás viendo te cautive. Coge ideas, modifica, mejora, copia, abre bien la mente, respira hondo, y absorbe todo lo que puedas de las imágenes de ese alguien que, cuando las hizo, iba sobrado de inspiración. Créeme, funciona. Y cuanto más te sumerges, cuantas más exposiciones ves, más funciona. Es como leer y escribir, puedes aprender toda la gramática del mundo año tras año, pero como de verdad se aprende un idioma es cuando estás expuesto a él constantemente, cuando lo oyes, lo lees y lo escribes. Lo llaman inmersión lingüística. Yo lo aplico a la fotografía y lo llamo inmersión fotográfica 😉

7088251661_3d6b561c73_k
Visita exposiciones y empápate de inspiración

2- Películas y/o documentales relacionados con la fotografía

Si te gusta la fotografía, me imagino que no debes andar muy lejos de su primo-hermano: el cine. Y suele haber pocas cosas que superen aunar dos hobbies en uno de forma tan cómoda: sofá, palomitas, e inspiración pura a través de tu televisor…

¿Que qué puede aportarte ver documentales de otros fotógrafos/as? Te diré lo que me aporta a mí. Me enseña a ver que mis referentes son humanos. Me enseña a ver que para llegar donde llegaron tuvieron que caerse unas cuantas veces y trabajar muy, muy duro. Me enseña ver cómo tuvieron que superar sus miedos, cómo lucharon (y luchan) contra la adversidad, e incluso contra la falta de inspiración 😉 Me enseña o me inspira ver cómo hablan de sí mismos, cómo piensan, cómo hablan de su obra. Y todo eso sin moverme del sofá 😉

Aquí te dejo una pequeña lista de documentales que pueden ayudarte a buscar algo de inspiración:

  • La sal de la tierra (Sobre Sebastião Salgado)
  • Finding Vivian Maier
  • An American Journey: In Robert Frank’s Footsteps
  • Frame by Frame
  • The Bang Bang Club (o Fotógrafos de la muerte en su traducción)
  • War Photographer (Sobre James Nachtwey)
  • Guest of Cindy Sherman

3- Conferencias fotográficas

Otra forma de acercarse a la inspiración a través de las vivencias y experiencia de otros fotógrafos es apuntarte a alguna charla o conferencia. Allí no sólo escucharás pasivamente, si no que, en la mayoría de ellas, incluso podrás preguntar o charlar con el /la conferenciante y, al igual que en los documentales, te darás cuenta, aún más si cabe, de que ellos son tan humanos como tú o como yo, de que se sintieron tan perdidos en muchas ocasiones como lo puedes estar tú, y de que perseguir un sueño con pasión, finalmente compensa. Hace ya algún tiempo de la última conferencia a la que tuve la suerte de asistir, nada menos que a escuchar a una de mis fotógrafas contemporáneas favoritas: Cristina García Rodero. A pesar de que hace algún tiempo de eso, muchas de sus palabras aún resuenan en mi cabeza, muchas de sus experiencias y muchas de sus explicaciones y vivencias ahora también forman parte de mí 🙂 .

4- Comparte tu afición con alguien

La fotografía es muy solitaria, y los fotógrafos, aunque puede que tolerados por nuestros seres queridos, somos unos incomprendidos 😉 Ponte aquí, ponte allá, déjame hacerle una foto a ese pétalo de allí, espera, he visto una lata de refresco que refleja el cielo, una canica que me hace de ojo de pez. Un momento por aquí, un momento por allá. Nos toleran, sí, pero sólo eso 🙂 Y como sabemos que somos unos pesados, muchas veces dejamos de hacer muchas fotografías, o las hacemos corriendo, o nos dedicamos en cuerpo y alma, hasta que empezamos a oír un suspiro por aquí o un bufido por allá…

¿Te suena? Tener alguien con quien compartir de vez en cuando tu afición vale su precio en oro 😉 Puedes apuntarte a alguna salida fotográfica, a alguna asociación fotográfica, o algún curso presencial. En estos ambientes podrás conocer gente que comparte tu afición con la misma pasión que tú, compartir experiencia, ideas e inspiración a altas dosis 😉

14098924401_248a8e54b6_b
Búscate un/a compañero/a de aventuras

5- Inicia un proyecto fotográfico

No sé si te habrás fijado en que la mayoría de fotógrafos profesionales, no se limitan a hacer fotografías al azar. La mayoría tienen uno o varios proyectos sobre los que trabajan y que son el eje principal de su producción fotográfica, al margen de las fotos que puedan hacer de forma más casual o diaria. Trabajar en un proyecto, te permite profundizar en la técnica, en la composición y en la forma de narrar la historia, y es una forma estupenda de aprender y ser perseverante. Así que busca un tema que te interese y al que tengas fácil acceso y busca la mejor forma de retratarlo para darlo a conocer al mundo. Aunque muchas veces lo que vemos a diario nos parece anodino o poco interesante, piensa que gracias a Internet, tus imágenes las verán en todo el mundo, y lo que para ti puede ser algo anodino, para una persona de la otra parte del mundo puede ser fascinante.

6- Redes sociales

Es un arma de doble filo pero, nos guste más o menos, es difícil querer dedicarse a la fotografía y no trabajar alguna de estas vías. Instagram, Flickr, 500px, Pinterest, etcétera, son algunos portales donde puedes darte de alta para compartir tus imágenes, recibir opiniones, comentarios, intercambiar experiencias con otros usuarios, etcétera. Lo mejor de las redes sociales fotográficas en general, es que son libres, tienes fotógrafos «buenos» y «no tan buenos», conocidos o desconocidos, y todos trabajan sin censura publicando sus imágenes de forma desinteresada para que los demás usuarios puedan inspirarse y echarles un vistazo. Igual que tú, aunque a veces no lo pienses, puedes inspirar a muchísimas otras personas con tu trabajo. Por todo ello, Internet es un lugar donde, si sabes cazarla, la inspiración se respira en el ambiente 🙂

7- Viaja siempre que puedas

Hay pocas cosas tan inspiradoras como cambiar el paisaje que vemos a través del objetivo. Nuevos paisajes, colores, situaciones y luces, son una de las mejores formas de que la inspiración vuelva a fluir a borbotones 😉 No hace falta que te vayas a la otra punta del mundo a hacer fotos (aunque cuanto más distinto el paisaje y el entorno, más inspirador nos suele parecer) con que hagas pequeñas salidas cercanas a tu casa, incluso simplemente cambiando de barrio o de pueblo, puedes tener paisajes y puntos de vista completamente diferentes.

5825413134_ba0b2179e5_b
Viaja siempre que puedas

8- Búscate una musa

¿Tienes hijos? ¿Mascota? ¿Pareja-abuela-padre que se dejan fotografiar? Pues ya tienes tus musas. En mi caso tengo la suerte de poder volcar la creatividad en mis hijas. Ellas me obligan a sacar constantemente la cámara a pasear, incluso en periodos en los que, si no fuera por ellas, reconozco que la cámara iría algo falta de alimento 😉

4251034640_abb8a766de_b
Busca tus propias musas

9- Analiza tu trabajo…

Recuerdo la ilusión que me hacía ir a buscar un carrete revelado que quizá había estado esperando por más de una semana. Recuerdo la emoción al abrir el sobre, recuerdo mirar las fotos con atención, con cara de aprobación en algunas, con desaprobación en otras. Ahora parte de esa magia se ha perdido. Hacemos la foto y en décimas de segundo aparece en nuestras pantallas, por lo que podemos repetirla si no nos ha gustado o reajustar los diferentes ajustes si hemos fallado en algo, por no hablar de los programas de edición que nos permiten solucionar muchos de estos errores o por lo menos mejorarlos. Así que cuando la imagen llega a la pantalla es común que, en vez de ponernos a analizar las imágenes, corramos a solucionar esos pequeños o grandes errores que cometimos al tomar la foto. Mi consejo es que antes de hacerlo, mires críticamente tu imagen y veas dónde has fallado o cómo podría ser mejor. Antes de recortarla aquí o allá, sé sincero contigo mismo y analiza tu trabajo de forma crítica. Es la única forma de aprender, de mejorar, y consecuentemente, de evolucionar. Y el aprendizaje y la mejora, son una de las mejores formas de motivar la inspiración que puedes encontar.

10- …y el de los demás

El ojo se entrena como cualquier otro músculo. Cuanto más fotos veas, cuanto más analices el trabajo de otros fotógrafos, más aprenderás, más ideas harás tuyas, en definitiva, más rico será tu bagaje fotográfico y más armas tendrás para combatir y enfrentarte a cualquier situación fotográfica.

11- Selecciona tus imágenes y cuélgalas

Haz una selección de tus mejores imágenes, cuélgalas y cuando sientas que te falta la inspiración, párate delante de ellas, admíralas y recuerda porqué haces lo que haces y porqué lo haces como lo haces 😉

2815819786_93f51e56bd_b
Haz una selección de tus imágenes y cuélgalas

12- Perservera

La fotografía es como cualquier afición, cuanto más te dedicas a ella, más aprendes, cuanto más aprendes, más te motivas, cuanto más te motivas, más inspirado estás y más fotos haces. Es una cadena positiva sin fin 😉 Eso sí, si en algún punto de la cadena te pierdes, no desesperes, nos ocurre a todos en un momento u otro de nuestras vidas 😉 Si necesitas reengancharte, sólo tienes que volver al punto 1 de este artículo e ir descendiendo hasta que encuentres el sistema o el consejo que te funcione mejor, con los matices que mejor se adapten a ti y a tu forma de hacer las cosas.

Eso es todo, espero, como siempre, que te haya resultado útil, si es así, compártelo con algún amigo necesitado de un empujón inspiracional. Gracias y hasta la próxima 🙂

  1. ¡Qué bonito artículo y que preciosas palabras! Estoy estudiando un grado superior de imagen y al leer esto me han entrado muchas ganas de hacer más fotos. Aún soy principiante y la mayoría de veces no encuentro inspiración, y me queda mucho camino, pero gracias al Blog aprendo algo cada día. ¡Hacéis un excelente trabajo, gracias, de verdad!

  2. A mi mis fotos colgadas me funcionan un montón, lo malo es que es en la pared de mi oficina y muchas veces me quitan las ganas de trabajar para salir a tomar fotos, pero es mi oasis del tedio. Las salidas fotográficas son buenas en especial cuando te acompaña alguien con la misma afición. Yo el jueves santo salí de noche con una amiga, se dio de un momento a otro, no tomé tantas fotos, pero tuve resultados que me gustaron como ésta. Anduvimos dando vuelta cerca de las 3 de la mañana del viernes.

    1. Karla, muy linda tu foto. Quizas yo hubiera intentado que el árbol ocupara menos espacio del encuadre ya que me quedé con ganas de ver algo más del puente y las líneas que dibuja en el encuadre. Saludos.

      1. Quise rehacer la foto el viernes en la noche con tus consejos, pero cuando llegamos al lugar habían tres hombres y bueno con mi amiga no nos atrevimos a salir del auto, así que fuimos a otro lado a hacer fotos.

  3. Hola, tengo una duda, aunque no tiene mucho que ver con el artículo. Tengo 16 años y ya hace tiempo que quiero una cámara réflex, me encanta fotografiarlo todo, pero no se que hacer, me he informado mucho sobre el tema y finalmente estoy decidiendo si me voy a comprar una cámara réflex, una evil o una go pro.
    Realmente querría una cámara réflex (nikon d3300 o canon 1200d) pero tengo miedo de no poder llevarla a todas partes y que se quede en mi armario de decoración (porque por muy barata que me compré la cámara 300€ es mucho dinero si no la voy a usar tanto como quiero), también he pensado comprar la evil, pero las evil que he mirado con mi presupuesto no tiene las características que me gustarían y la go pro (hero 4 silver) me gusta porque podría llevarla a todas partes pero a mi me encanta imprimir y con solo 12 MP creo que me quedaría corta y también me gustaría aprender modos manuales que te dan mas libertad a la hora de fotografiar. En resumen: quiero una cámara que tenga bastantes megapíxeles pero con un presupuesto máximo de 500€, con buen iso para hacer fotos nocturnas, y que sea cómoda para llevar.
    Con todo esto me gustaría que me aconsejarais, que tipo de cámara elegir. Gracias de antemano 😁 y gracias por hacer este Blog tan maravilloso 😇

    1. Laura, creo que lo que necesitas es una cámara evil o sin espejo ya que, si bien no son tan pequeñas como uno pudiera querer, si son bastante más cómodas de transportar que las réflex. Te recomiendo todas las cámaras de siguiente artículo, cámara evil, y no te preocupes ya que 12 megapíxeles sin más que suficientes para imprimir en muy buenos tamaños (una hoja A3 sin perder calidad alguna). Aquí te dejo una tabla de tamaños de impresión. Saludos.

    2. Laura, no dejes de ver la cámara que uso, es una Canon g1x: sensor grande, más pequeña que una evil, más barata, dale una ojeada.

  4. Con todo respecto y humildad, porque no me considero ni siquiera un fotógrafo aficionado, agregaría un décimo tercer punto: el pensar que nací con un tercer ojo -el del artista- y que con eso basta. Pienso que, como todo en la vida, requiere un esfuerzo de aprendizaje y perseverancia. La fotografía, al ser un arte y una técnica no se salva de un proceso de aprendizaje. Que bien por los que nacieron con ese tercer ojo pero no basta, ya que si tienes ese don se puede llegar a la «casi perfección», sin embargo, los que no lo tenemos nos queda un esfuerzo mayor y podemos equipararnos a la «casi perfección». Gracias por el artículo me ha motivado mucho, ya que he pasado por esos momentos difíciles en que no miro nada a mi alrededor, a pesar de que todo está presente en mis ojos y no lo he mirado. Gracias.

  5. ¡Un artículo interesante! Yo hace unos días estuve observando por la web fotos que me inspiren para un trabajo de donde estudio, sobre texturas, es que se me complica un poco y no encuentro la motivación. Estos consejitos me van a ayudar un poco mas en la búsqueda de un lindo trabajo. ¡Gracias!

  6. ¡Muchas gracias por el artículo, me encantó! Justo lo que buscaba. Hace un tiempo que sigo el Blog y me puedo declarar a duras penas principiante, me falta mucho por aprender y sobre todo empaparme de mi gran pasión. Decidí comenzar por los documentales que uno por noche es más fácil echarles un ojo y vaya que inspiran. Muero de ganas por salir y comenzar a ver el mundo con otros ojos.
    ¡Saludos!

    1. Monse, muchas gracias por tus palabras y que bueno que te encuentres en búsqueda de la inspiración porque es como dicen, cuando la inspiración ataca cuando uno está trabajando. Saludos.

    1. El problema es cuando la motivación para hacer fotos depende de otras personas que también lo acompañen a uno cuando la realidad es que al fotografía uno está solo con su cámara y su mente. Es cierto que es más seguro y divertido salir con conocidos y sin contar las posibilidades de aprender a ver lo que otros ven con su ojo fotográfico. En fin, un equilibrio 🙂 Saludos.

  7. Hola, me parecen super interesantes cada uno de los artículos que nos comparten, siempre me ha gustado la fotografía, he tenido cámara desde los 13 años pero jamas me había interesado tanto como ahora, sus consejos son muy buenos, saludos 🙂

  8. ¡Maravilloso artículo! Sinceramente me ha puesto a pensar, puesto que últimamente me he sentido sin inspiración y por ende sin ánimos de salir a fotografiar, a mi me encanta la fotografía callejera y nocturna, es mi pasión, mi mayor inspiración es la señorita Maier sin duda alguna, pero como bien sabrán, a pocos les gusta que le roben retratos, más de una vez me ha arrojado malas miradas y me hace sentir desanimado, pero después de este artículo ya se que debo hacerle caso a ese dicho que dice «just go shoot» gracias por haberlo publicado, me sirvió bastante 🙂

    1. ¡Muchas gracias a ti Gabriel! No tengas vergüenza ni miedo de fotografiar, lo que no se arregla con una sonrisa se arregla con una pedido de disculpas. El respeto ante todo. Saludos.

  9. ¡Muchas gracias por todo lo que acá está recomendado! Sin duda es un empuje para los que recién estamos interesándonos por esta hermosa afición o profesión para muchos. Yo empecé a hacer fotos para embarazadas, mirando ideas pero sin duda me queda mucho por aprender. Quizás empecé de atrás para adelante y debí primero leer y leer, pero nunca es tarde ¿verdad?

    1. Karina, uno no comienza de atrás para adelante o de adelante para atrás, simplemente comienza y va viendo por donde los caminos de la fotografía lo van llevando. Ahora bien, siempre recomiendo estudiar, practicar y reflexionar toma a toma para poder crecer como fotógrafos 🙂 ¡A practicar! Saludos.

  10. He intentado hacer el pago de un libro digital y no me lo permite la página. Siempre dice que hay errores pero lo reviso y todo está bien. ¿Me pueden orientar si hay algo que deba hacer para lograrlo? Estoy solicitándolo de una ciudad de México.

  11. ¡Hola! Para empezar felicitaros por el Blog. Me estoy iniciando en esto de la fotografía y me encanta lo bien que explicáis cada tema. Me he apoderado de la Sony A6000 de mi padre y quiero ver si la completo con algún objetivo mejor que el que lleva. Lo que pasa que después de empollarme todo lo que explicáis sobre objetivos, tengo un poco de lío con las distancias focales. Imagino que toda la información se basa en sensores de full frame. Por eso supongo que si con mi cámara quiero conseguir los mismos resultados que vosotros con el rey de los objetivos, debería buscar un objetivo de 30 o 35 mm. El problema está en el gran angular, ya que a mi lo que más me gusta son los paisajes, habláis de distancias focales entre 12 y 20 mm que para el sensor de mi cámara sería por debajo de 10 mm y 16 ya sería mucho. ¿Estoy en lo cierto?
    PD, perdón por preguntar esto aquí pero es que otros temas están cerrados.

  12. Tengo mi cámara Nikon Coolpix P520 pero si se presenta la oportunidad de pasar a un réflex ¿cuál me aconseja? Creo continuar con la linea Nikon. Muchas gracias.

  13. Muy buenas palabras. Al principio cuesta el tema de la inspiración. Tengo 2 hijos y de vez en cuando salimos a pasear y con nosotros sale la camara. Por suerte les gusta las fotos y posan para mi. Muy buena la página. Saludos a todos.

  14. Es un artículo estupendo. Me encuentro en esta situación desesperante de falta de inspiración. Estaba revisando las fotografías que he hecho durante el verano, con la horrible sensación de que nada realmente bueno me encontraría. He hecho rutas cerca de casa pero también he viajado a otros países y los resultados -fotográficamente hablando- no son para nada lo que venía siendo tiempo atrás. También es verdad que el ritmo de estas salidas ha sido ajetreado y me he sentido agobiada por tener que pararme a encontrar el ángulo clave. Esta falta de inspiración la achaco a que me mudé a un país lluvioso que no me deja salir tan a menudo, y que ya no trabajo de fotógrafa como anteriormente si he hecho. Seguiré cada uno de estos consejos y esperaré a ver resultados. Millones de gracias.

  15. Gracias, lograste hacer que brotaran mil ideas en mi cabeza. Reconozco que mi pasión estaba por el suelo pero después de leer tu artículo vi inspiración en cosas muy básicas y simples por desgracia no tenía mi cámara a mano pero basto la de mi teléfono para no quedar con la sensación de perder ese momento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *