Mirar a un punto de luz antes del disparo
Fotografías cortesía de: Marc Becher, Brad Hammonds, Bergadder, Juan Gonzalez, Leo Hidalgo bajo licencia Creative Commons.

Trucos Para Evitar el Efecto «Ojos Rojos» en Tus Próximos Retratos

¿Te aburre que tus retratos nocturnos resulten como sacados de la película de Crespúsculo? Si tus modelos no pertenecen a los Cullen, no tienes por qué capturar sus ojos de color de rojo. Sí, ya lo sé, no lo haces a posta… lo hace la cámara solita y luego te toca con algún editor retocarlo para que los ojos parezcan los de una persona normal y no los de alguien poseído por Lucifer o cualquier otra criatura sobrenatural. Bien, si quieres ahorrarte ese tedioso trabajo, que además ofrece resultados algo antinaturales, quédate por aquí que te voy a contar unos sencillos trucos para evitar los ojos rojos en las fotos en el momento del disparo. Verás qué sencillos son.

¿Por qué aparecen los ojos rojos en las fotografías?

Entender por qué ocurre este fenómeno te ayudará a evitarlo y puede que hasta encuentres tus propios trucos. Los ojos rojos aparecen principalmente en las cámaras compactas en las que el flash está muy cerca del objetivo. Al disparar, cuando hay muy poca luz ambiente, las pupilas están dilatadas para recibir más luz, lo que ocurre es que también reciben la luz del flash y esta luz se refleja en el fondo del ojo (plagado de vasos sanguíneos, de ahí su color). También ocurre cuando disparas con una réflex con el flash incorporado por el mismo motivo. Una vez que sabes por qué sucede, te voy a contar cómo evitarlo.

Modo reducción de ojos rojos

Puede que tu cámara cuente con esta opción de reducción de ojos rojos que funciona emitiendo unos destellos previos al disparo para que las pupilas se cierren. Lo que ocurre es que este sistema no garantiza que no salgan los ojos rojos por lo que te recomiendo que utilices otros medios para no tener que recurrir finalmente al retoque en editores.

Evitar los ojos rojos con cámaras compactas

En este tipo de cámaras, no se puede alejar el flash de la cámara y por tanto tampoco del objetivo, así que puedes utilizar los siguientes trucos:

1. Intenta que tu modelo se coloque en el lugar donde sus ojos puedan recibir más luz ambiente para que las pupilas no se abran tanto. Es decir, que se coloque en el lugar más iluminado de la estancia. Esto no siempre es posible, por eso necesitamos recurrir a otras estrategias.

Poneos en las zonas más iluminadas
Poneos en las zonas más iluminadas

2. Si son varias personas las que van a ser retratadas, procura que interaccionen entre ellas para que no miren directamente a la cámara. Así también obtendrás una instantánea más natural y espontánea. Igualmente, si sólo es una persona puedes pedirle que gire su rostro hacia un lado y no mire directamente a la cámara. Si esto tampoco es posible, porque desesan un retrato de frente y mirando a la cámara, o lo deseas tú, por los motivos que sean, hay más formas de lograrlo.

Interaccionar con otras personas y no con la cámara
Interaccionar con otras personas y no con la cámara
Mirar hacia otro lado
Mirar hacia otro lado

3. Pide a tu modelo o modelos que miren durante unos segundos a un punto de luz, luego contáis hasta cuatro, mirada a cámara y ¡dispara! Esto es una manera de que las pupilas se cierren antes de que dispares el flash.

Mirar a un punto de luz antes del disparo
Mirar a un punto de luz antes del disparo

4. Otro truco casero es colocar una pequeña cartulina blanca bajo el flash formando un ángulo de unos 45º para que la luz de éste rebote hacia arriba y no dé directamente en los ojos de las personas retratadas.

Evitar los ojos rojos con cámaras réflex y flash externo.

En estos casos es mucho más fácil. El flash y el objetivo están más alejados e incluso independientes uno del otro y puedes lograr de forma más sencilla que la luz no llegue directamente a los ojos.

El flash externo facilita el trabajo ;)
El flash externo facilita el trabajo 😉

En el caso de que el flash esté acoplado, no tienes más que dirigirlo hacia el techo para que la luz rebote y sea más difusa. De este modo evitas seguro los ojos rojos.

Con los flash de mano solo tienes que dirigir la luz hacia un lado en lugar de directamente a la cara.

¿Has visto qué fácil es? Pues entonces… ¿a qué esperas para practicar? Ah, claro, a que se haga de noche… vale, entonces te doy permiso 😉 Mientras, si te ha parecido interesante esta información, podrías compartirla para que tus contactos de Facebook, Google + o Twitter también puedan acceder a ella y cuando te hagan una foto en vuestra próxima fiesta no parezcas la prima hermana o el cuñado de Eduard Cullen (por muy de moda que estén 😉 ). ¡Gracias y hasta la próxima!

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

  1. ¡Gran artículo! Una pregunta, ¿podrían hacer un artículo donde expliquen los distintos bokeh que existen? Lo que pasa es que hace unos días escuché el termino swirly bokeh que producen las lente anamorphicas y quería saber si existe algo más allá de eso, muchas gracias! 😀

  2. Vuelvo con una pregunta que no es del hilo de los ojos rojos, pero que la hago aquí por que en el tema de fotografía nocturna no pude. Antes que nada quería felicitaros por el excelente Blog que me esta ayudando mucho en mi aprendizaje. Esta es la pregunta: cuando hago fotos nocturnas y hay iluminación artificial, si no quiero que se queme la zona de las luces de los focos, el resto me sale súper subexpuesto, y si expongo mejor las otras zonas las luces de las farolas se queman. ¿Hay alguna forma de evitarlo sin hacer hdr?, obviamente es un problema de rango dinámico, pero, ¿se podría minimizar el problema con algunos ajustes de la cámara?.

    1. José, yo utilizo una técnica que se llama “apantallar” (o por lo menos yo la conozco con dicho nombre) que consiste en cubrir el objetivo por algunos segundos de la toma en las áreas de éste por donde ingresará la luz de la fuente cualquiera sea (foco, reflector, brillo, etc), de modo de evitar que la luz ingrese en “demasía” y así evitar que las luces queden completamente sobre expuestas. Unos segundos antes de que termine la toma (larga exposición) dejo de cubrirlo de modo de dejar que ingrese la luz pero en menor medida. Con un poco de práctica encontraras dicho truco muy útil 🙂

  3. Hola, vuelvo nuevamente jaja, disculpen, quería hacer una consulta. Hace poco en un mercadillo compré una cámara, una Canon EOS 3. Aparentemente es analógica pero a la vez digital, no sé mucho sobre esta cámara pero la compré porque realmente me la regalaron por un par de euros, y luce impecable por todos lados, quería saber si alguien tiene conocimiento sobre esta cámara, tengo entendido que toma 7fps por segundo y tiene 45 puntos de enfoque, pero funciona con película, por esa razón no sé si estoy frente a una cámara análoga o digital, o es algún híbrido. Muchas gracias 😀

    1. Daniel, no es un híbrido, es una cámara réflex no digital semi profesional lanzada al mercado por Canon a finales de los 90, es decir, analógica y funciona con película. es una cámara excelente por lo que, si yo fuera tu, ya mismo le pondría una película y saldría a hacer fotos con ella 🙂

  4. ¡Excelente! ¡Gente, son de lo mejor! Sigo diariamente el Blog y leo y releo artículos aprendiendo de este maravilloso mundo que es la fotografía. ¿Podría pedirles un favor? Podrían incluir, al igual que han hechos en mucho otros artículos, un pequeño diagrama de cómo ubicar la cartulina blanca bajo el flash. La idea se entiende perfectamente, pero nunca está de más algo visual como para entender el concepto cabalmente. Les agradezco y sigan así. ¡Saludos desde Argentina!
    PD: Por cierto, en espera del libro de los 100 ejercicios.

    1. Facundo, he apuntado tu sugerencia para un artículo futuro pero, te cuento que dicha cartulina se utiliza para rebotar la luz y que esta no solo llegue más difusa, sino también para que no impacte directamente sobre los ojos produciendo brillos indeseados y «ojos rojos» en tus modelos. te recomiendo que le eches un vistazo a los siguientes artículos: https://goo.gl/TV5fWN y a https://goo.gl/sscsTm. Saludos.

  5. En realidad, la mejor forma de evitar los ojos rojos en no usar el flash (y mucho menos si es el que viene integrado en el cuerpo de la cámara). También evitarás que la piel de tu(s) sujeto(s) salga excesivamente blanquecina.

  6. ¡Qué buen artículo! A practicar esta noche en una Canon S51S mientras puedo hacerme a mi réflex. ¡Muchas gracias Blog del Fotógrafo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *