Fotografía de Jeroen L. bajo licencia Creative Commons

Fotógrafo Aficionado vs. Fotógrafo Profesional

¿Quieres ser un PROFESIONAL de la fotografía?

¿Por qué?

¿Te has parado alguna vez para pensar en el significado de ser un profesional de la fotografía? Muchas veces confundimos términos y conceptos. Hoy me gustaría tener una pequeña charla distendida (os invito a que participéis a través de los comentarios, como de costumbre) sobre este tema. A ver si pensamos igual.

Muchas veces el uso de la palabra «aficionado» sufre unos matices completamente equivocados. Muchas veces usamos la palabra «aficionado» como para referirnos a cosas caseras de muy bajo nivel, que carecen de calidad alguna. Frases como «Sólo son una pandilla de aficionados» o «No eres más que un pobre aficionado» nos suenan como algo negativo. Y lo son.

Pero en la fotografía el tema es un poco distinto.

En fotografía existen 3 tipos de perfiles:

  • El ocasional
  • El aficionado
  • El profesional

Fotógrafo ocasional:

Es el típico que no tiene ni idea de fotografía pero además no está dispuesto ni siquiera a molestarse por aprender conceptos, técnicas. Ni siquiera necesita una cámara réflex. Con la cámara compacta le basta, que además la usa a lo mejor sólo una o dos veces al año para disparar fotos de fiesta, cumpleaños, y poco más.

Fotógrafo aficionado:

Generalmente tiene una cámara réflex. No tiene por qué ser una cámara muy cara ni muy elaborada. Es más, en ocasiones es posible encontrarnos con este perfil con sencillamente una cámara compacta. El caso es que el fotógrafo aficionado tiene una sensibilidad a la fotografía, a la luz, a las escenas. Va aprendiendo cosas gradualmente. Le atraen las cámaras réflex pero debido a que tan sólo es una afición y no le trae ningún beneficio económico pues no puede invertir mucho en equipos de fotografía muy costosos. Eso sí, siente una gran satisfacción cuando realiza una fotografía digna de elogio.
Le gusta la fotografía pero sólo como «afición». A lo sumo podría intentar participar en un concurso de fotografía y tal vez ganar una pequeña cuantía de dinero pero él realmente no se dedica a ganarse el suelo mensual con su cámara.

Fotógrafo profesional:

Generalmente le gusta la fotografía, o por lo menos le gustaba en algún momento de su vida. Su mayor razón detrás de tener una cámara réflex es poder ganar un sueldo. O sea que trabaja en la fotografía, tiene un estudio o al menos alquila uno, está especializado bien en fotografía de retratos y modelos, bien de bodas y comuniones, bien en fotografía documental y periodística. Maneja equipos muy costosos porque su profesión se lo pide y porque se lo puede permitir.

Como veis son 3 perfiles totalmente distintos y por lo tanto cada perfil tiene un cámara apropiada. A menos que seas rico y te sobre el dinero ¿para qué quieres una cámara réflex Nikon D3x de 25 megapíxeles y 6.000 euros (precio real, no es broma)? Oigo muchas veces a gente diciendo «Es que me quiero comprar una cámara profesional…» y pienso «¿para qué?». Si el amor que te une a la fotografía es pura afición ¿de qué te van a servir 20 megapíxeles de resolución, un ISO de 24.000 y un teleobjetivo de 600mm?
¿Vosotros qué pensáis? Me gustaría leer vuestras opiniones abajo please.

Feliz fotografía.

eBook Fotografía sin salir de casa