Barrido de RROMER

Consejos Prácticos Para Iniciarte en los «Barridos de Movimiento»

Puede que te estés preguntando: ¿y eso qué es? No, no se trata de buscar la escoba y realizar un barrido mientras haces el baile de San Vito. Aunque se llame barrido, no, no es con la escoba. Y, una vez aclarado esto, volverás a preguntar: ¿entonces qué es? Pues es seguir con tu cámara un objeto o sujeto en movimiento para conseguir una foto en la que el fondo salga movido mientras que el objeto o la persona que se mueve aparezca nítida. Casi con toda seguridad que lo has entendido pero, como una imagen vale más que mil palabras, aquí tienes un ejemplo:

Barrido de RROMER
Barrido de RROMER

¿A que mola? ¿A que ahora quieres lograr una imagen parecida a esta? Pues estás en el sitio adecuado. El artículo de hoy trata de explicar cómo conseguirlo. Eso sí, te lo advierto, no es una tarea fácil, requiere de mucha práctica (y paciencia). Y no te digo esto para desanimarte, todo lo contrario, te lo digo para que te lances sabiendo que es un reto, porque nos gustan los retos, nos motivan, nos ayudan a aprender y a crecer, ¿verdad? Bien, pues dicho esto, toma papel y lápiz (o lo que es lo mismo, presta atención 😉 ) que vamos a proceder a la explicación de la forma más sencilla posible. Mi reto es lograr que cuando termines de leer esto te lances a la calle a realizar un barrido o persigas a tu mascota por la casa, porque has de saber que ¡no necesitas un coche fórmula uno para hacer un barrido! 😉

¿A qué le puedes hacer un barrido?

A cualquier elemento que se mueva. Desde una moto hasta un gato, pasando por un columpio o una pelota de tenis, bueno, un caracol se mueve y no te va a servir mucho de ayuda, jeje. Una tortuga tampoco, así que mejor especifico y te digo que puedes hacerlo con algo que se mueva más o menos rápido.

Has de tener en cuenta que cuantos menos elementos móviles tenga, conseguirás un resultado más nítido. No significa que sea más o menos correcto, eso dependerá del resultado que quieras obtener. Si incluyes, por ejemplo, a personas, al utilizar velocidades lentas, capturarás también su movimiento, lo cual no significa que la imagen no valga. Te pongo dos ejemplos para que veas la diferencia y compruebes que ambas situaciones pueden ofrecer resultados interesantes. Como consejo te diré que intentes huir de los coches porque es el recurso más utilizado, y tú quieres hacer fotos diferentes, ¿verdad? Eso sí, te pueden servir para practicar, para eso son muy socorridos 😉 .

Masa uniforme
Masa uniforme
Elemento con partes móviles
Elemento con partes móviles

También debes tener en cuenta que el movimiento ha de ser lo más rectilíneo y homogéneo posible. Un gatito dando saltos o una bici haciendo «eses» ¡te pueden dar más de un dolor de cabeza!

Fondo

El tipo de fondo que debes buscar dependerá también del efecto que desees conseguir, cuanto más liso sea el fondo, menos estelas lograrás en el barrido, y cuantos más elementos, pues más estelas. El artista eres tú, yo te muestro las opciones, tú eliges los colores de la paleta 😉 . Al igual que antes, como mejor se ve es con un ejemplo. Sí, otra vez utilizo un coche, pero es que en la web ¡es lo que más predomina!, por eso te animaba antes a poner un toque de originalidad 😉

Fondo practicamente liso
Fondo practicamente liso
Fondo con más elementos
Fondo con más elementos

¿Dónde colocarte?

Donde no te atropellen 😉 . Bromas a parte, tendrás que colocarte en un lugar en el que puedas seguir el movimiento del elemento en paralelo. Imagina un reguero de migas de pan en el suelo, piensa en el movimiento que haces con la escoba, bien pues algo similar ocurre aquí, las migas serían el camino que recorre tu objeto o sujeto a retratar y la escoba serías tú con tu cámara (pero sin llegar a tocar, jeje). Para que lo entiendas mejor te he hecho un pequeño esquema. Espero que la imagen te ayude a aclarar mis palabras.

Colocación para el barrido
Colocación para el barrido

Esto es muy importante, porque si no sigues el objeto con tu cámara al son de su movimiento, no estaríamos hablando de barrido, por mucho que logres una foto con el fondo desenfocado 😉 .

Material

Necesitarás una cámara que te permita realizar ajustes manuales. Con una compacta te será mucho más complicado, la única manera sería lograr que el obturador esté abierto más tiempo, compensando la exposición o disparando en un lugar oscuro. De este modo la cámara, de forma automática entiende que debe exponer más tiempo para captar más luz.

Lo ideal para realizar un barrido es con un teleobjetivo, lo cual no significa que no lo puedas realizar con otro tipo de lente, sino que éste te facilitará las cosas.

Un trípode te ayudará, no es imprescindible pero te puede echar una mano a la hora de seguir a tu elemento móvil y te dará estabilidad. Tendrás que bloquear el movimiento vertical y dejar libre el horizontal (a no ser que juegues a ser Newton y pretendas fotografiar la Ley de la gravedad, en ese caso tendrás que hacerlo al revés 😉 ).

Velocidad de obturación

No se te vaya a ocurrir realizar esta técnica en automático porque difícilmente conseguirás un resultado que merezca la pena. Utiliza el modo manual o el modo prioridad a la velocidad. Establece una velocidad media entre 1/20 y 1/60. Con velocidades muy rápidas sólo conseguirías congelar toda la escena y si usas velocidades muy lentas, lograrás lo contrario, todo saldrá en movimiento. De todos modos esto es muy arbitrario. Dependerá de tu cámara, de dónde te coloques, de la luz que haya… Estos son unos parámetros para comenzar a practicar y, a partir de ahí, reajustar en función de las condiciones que tengas y el resultado que esperes. Ten en cuenta que cuanto más rápido se mueva, podrás utilizar velocidades más rápidas y cuanto más lento vaya, más lenta habrá de ser la velocidad de obturación en tu cámara. Y piensa también que cuanto más tiempo de exposición, más complicado será lograr que tu protagonista quede nítido. Pero ya sabes, ¡todo es cuestión de práctica!

Barrido de Pascal Polosek
Barrido de Pascal Polosek

Iluminación

Vas a trabajar con velocidades lentas, lo que significa que el diafragma estará más tiempo abierto y captará más luz. Esto se traduce en que si es un día muy soleado, lo más probable es que tu imagen resulte sobreexpuesta, es decir, quemada o con demasiada luz. Esto lo puedes arreglar de dos formas, la primera utilizando una profundidad de campo grande (número «f» de tu cámara). El fondo te saldrá menos desenfocado, pero en un barrido no es algo grave. La otra opción es que si puedes elegir cuándo, aprovecha un día nublado o evita las horas centrales del día, donde el sol pega con más fuerza. También puedes hacerlas de noche, aquí tienes un buen ejemplo de ello:

Barrido nocturno
Barrido nocturno

¿Y ahora qué?

Estarás pensando que te he contado un montón de cosas y aún no te he dicho cómo hacer la foto realmente, ¿verdad? Pues tienes razón, ya sabes el previo, cuándo, dónde y los ajustes, ahora debes saber que cuando tengas identificado tu elemento móvil, tienes que enfocarlo, disparar y seguir con tu cámara la trayectoria del movimiento, no debes parar hasta que no tengas la seguridad de que el diafragma de tu cámara está cerrado, que será cuando escuches el segundo clic 😉 .

Consejos extra

Sé que ya es bastante con concentrar tu atención en hacer el barrido y hacerlo bien o lo mejor posible, pero si además consigues hacer una buena composición, tu imagen ganará y mucho. No es necesario que coloques tu objeto en el centro de la imagen, pues lo más probable es que pierda interés. Acuérdate, por ejemplo, de las leyes de los tres tercios y de la mirada. Puedes repasarlas aquí.

Cuida la composición en tu barrido
Cuida la composición en tu barrido

Analiza en casa los datos Exif, esto es una palabreja fea, lo sé, pero no es más que los parámetros con los que se ha disparado la foto, así podrás tener una orientación para la próxima vez que salgas a buscar barridos. Observa tanto los datos de los que te han dado malos resultados como los que te han ayudado a lograr tu imagen deseada, así sabrás por dónde comenzar la próxima ocasión.

Prueba tanto con el modo de prioridad a la velocidad como con el manual. Aprenderás antes y lograrás mejores resultados haciendo pruebas y comprobando cómo trabajas tú mejor.

Para hacer el barrido es importante que adoptes una posición cómoda, que te permita moverte libremente en la misma dirección del objeto o sujeto y con la misma rapidez.

No te olvides de la creatividad, ya hemos comentado que hay muchos barridos iguales, de hecho las galerías están inundadas de barridos de coches, intenta ser original y busca motivos menos vistos, a tu alrededor hay un montón de cosas que se mueven, busca fondos interesantes, cambia la perspectiva…

Cambia la perspectiva
Cambia la perspectiva

También puedes transmitir sensaciones, mira en la siguiente imagen cómo se potencia la sensación de velocidad con una pequeña inclinación de la cámara. Parece que el señor va cuesta abajo, lo que nos da la impresión de que va más rápido aún, ¿no crees?

Sensación de velocidad
Sensación de velocidad

Y el último consejo y más importante, en mi opinión, es que no tires la toalla a la primera, ni a la segunda vez… Tendrás que disparar muchas, muchas veces, cada vez te saldrá mejor y con la práctica aprenderás a encontrar los mejores motivos, los mejores fondos, saber qué imagen puedes obtener y ajustar los parámetros sin necesidad de disparar treinta veces 😉 . La fotografía, como otras disciplinas es así, debes practicar mucho para dominarla, a veces no es tarea fácil, pero cuando lo consigues es taaaaan gratificante, te sientes taaaaan bien que todo esfuerzo habrá merecido la pena.

 Si te ha gustado te pido que lo compartas en Facebook, Twitter o Google +, yo te lo agradeceré y seguro que también alegras a alguien con estos nuevos consejos. Mil gracias y ¡hasta la próxima!