Fotografías cortesía de: Devin Smith, Roberto Borello,Michelle Robinson,Michael Summers, bajo licencia de Creative Commons.

13 Ejercicios Para Vencer el Miedo a la «Fotografía Urbana»

Conozco a pocos aficionados a la fotografía que no se hayan interesado en algún momento por la fotografía urbana o Street Photography. Pero a la hora de la verdad, lo cierto es que conseguir esas imágenes de interesantes desconocidos en la calle, nos da cierto reparo. Salimos entusiastas, cámara en mano, llenos de energía, positivismo y seguridad deseando conseguir unas cuantas imágenes memorables, pero lo cierto es que a medida que pasan los minutos nos vamos desinflando hasta ser sólo una sombra de la persona segura que fuimos instantes antes… ¿Te suena? Pues como todo, es cuestión de empeño aderezados con unos cuantos trucos que pueden serte de utilidad 🙂 .

1. Escoge y estudia el lugar previamente

Para empezar a perder el miedo, suele ser una buena opción escoger lugares con gran afluencia de gente. Allí te será más fácil confundirte con un turista y hacerte el despistado fundiéndote con la multitud. Prueba en los lugares turísticos de tu entorno, salidas de metro o tren, esquinas de calles comerciales, etcétera. Una vez te sientas seguro, puedes progresivamente buscar lugares más interesantes y solitarios.

2. Aprende a conocer los modos semimanuales de tu cámara

No te limites a fotografiar en automático, ya que así será la cámara quién tome las decisiones y no tú. Si quieres que realmente la fotografía sea tuya, con todas sus virtudes y defectos, lo mejor es que practiques con la prioridad a la apertura o a la velocidad dependiendo de los resultados que quieras obtener. Si es una escena con una luz constante, puedes atreverte también en manual. No tienes nada que perder y mucho que ganar 😉

3. Trabaja con focales medias (50mm) o inferiores

Si te provoca tremendo pavor tener que acercarte tanto a las personas, prueba a empezar con focales más largas y cada incursión que hagas oblígate a bajarla un poco. Seguro que tienes algún zoom que te permite variar la focal. Haz algo así:

  • Día 1: Muero de vergüenza. Focal 100mm.
  • Día 2: He visto que hay luz al final del túnel, ayer hice unas cuantas fotos y no me pasó nada desagradable, al contrario. Focal 80mm.
  • Día 3: Poco a poco parece que voy cogiendo confianza, me siento seguro y con ganas de más. Focal 70mm.
  • Día 4: Esto es lo mío, parece que le voy cogiendo el tranquillo. Focal 50mm.
  • Día 5: Bueno, no hay quien me pare soy un auténtico Doisneau. Focal 35mm.
7811215458_7177d7d0df_o
Trabaja con focales medias o inferiores (50mm a 35mm) 

4. Haz un intensivo sobre discreción

Una de las cosas que peor llevamos y que más nos aterra, es enfrentarnos a malas miradas, malas palabras, tener que dar explicaciones o vernos expuestos en público. Aunque ese es nuestro principal miedo, lo cierto es que este tipo de situaciones ocurren menos veces de lo que esperas. Aún así, si prefieres evitarlas a toda costa, lo mejor es que aprendas a ser discreto.

  • El equipo: Cuanto más discreto mejor. Nada de trípode, flash, reflectores, focos, etcétera. Llévate sólo lo imprescindible.
  • Tú: Intenta no tener pinta de fotógrafo del National Geographic en la sabana ;-).
  • Aprende a disparar desde la cintura. Además de ser discreto te dará puntos de vista interesantes.
  • Practica con tu cara de póker.
  • Evita el contacto visual. Todos nos damos cuenta si alguien nos mira insistentemente.
  • Haz ver que fotografías otra cosa…
  • O que toqueteas la configuración de tu cámara.
  • Y sobretodo no te pongas nervioso, eso es lo más indiscreto que puedes hacer 😉

5. Haz un intensivo sobre empatía y buenas maneras

Si quieres convencer a alguien de que realmente no haces nada malo, lo primero es convencerte a ti mismo. No pongas cara de culpable, no haces nada malo. Si transmites eso, las personas se sentirán mucho más cómodas contigo alrededor.

  • Sonríe: Funciona mejor de lo que te imaginarías y muchas veces te “salva” de tener que dar explicaciones.
  • Llévate un discurso preparado y memorizado por si alguien te pide explicaciones. Por qué haces lo que haces, para qué lo haces, si vas a publicarlo en algún sitio, si es un trabajo de la escuela, etcétera.
  • educado y respetuoso SIEMPRE.
  • empático. No le hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti.
  • Si alguien te pide que borres su imagen, hazlo. Aunque puedes intentar enseñarle la imagen y ofrecerte a enviársela por e-mail para que vea que no hay nada malo en ella y así te ahorras tener que borrarla. Suele funcionar.
  • Si no funciona, bórrala. No te “pelees” por una foto, si no tenía que ser, ya será otra 😉

6. Pide permiso

Si realmente estás incómodo por lo que los demás puedan decirte o pensar de ti, prueba a empezar pidiendo permiso a alguien que haya captado tu atención. Dile por qué quieres su foto: Porque te gusta su peinado, porque haces un trabajo sobre barbas, lo que te parezca. Una vez veas que la gente está más dispuesta de lo que parece a que la fotografíes, lánzate a hacerlo sin permiso, así las fotografías serán espontáneas y naturales, que es lo que buscamos en la fotografía urbana.

7. Empieza con personas “fotografiables”

Es decir, artistas callejeros, bailarines, acróbatas… Todo aquél que trabaje en la calle suele estar acostumbrado a que le tomen alguna que otra fotografía. Son un buen motivo para empezar y desempolvar tu cámara sin sentirte tan cohibido. Una vez lo tengas dominado, busca sujetos “más” interesantes y espontáneos.

13454328845_1e42c6819d_o
Personas «acostumbradas» a ser fotografiadas son más fáciles para empezar.

8. No te olvides del blanco y negro

Le va como anillo al dedo a la fotografía callejera. Aunque por supuesto va a gustos, porque depende de qué imágenes se sostienen o no  en blanco y negro. Aprender a verlo es cuestión de práctica, así que si te gusta el monocromo, ya tienes por dónde empezar 🙂

9. Ponle un título a tu obra

Es más fácil encontrar algo cuando sabes lo que quieres. Por ejemplo, te interesan las actividades de los ancianos en la calle. Ese es tu tema. O te fascinan los dependientes de los puestos callejeros. Otro tema. O lo que más te fascina es la cara de la gente que espera a que el semáforo cambie a verde. Otro tema… Esto te ayudará a centrarte y obtener más y mejores resultados y no sentirte tan perdido en la marabunta de posibles imágenes que ofrece la fotografía urbana.

10. Aprende a añadir interés a tus imágenes

Al principio nos parece que todo es interesante y susceptible de acabar siendo una gran fotografía. Con el tiempo te volverás más crítico y exigente y verás que, por desgracia, no es tan sencillo. Muchas veces no es sólo la persona que fotografías lo suficientemente “interesante” (visualmente hablando) si no que necesitas aprender a buscar contextos fotogénicos, por contraste (viejo y nuevo, alto y bajo…), por temática, formales, etcétera.

In the stacks
Añade interés a tus fotografías urbanas

11. Estudia a los viejos maestros y a los nuevos

Empápate de su estilo, de su buen hacer, decide qué quieres hacer y por qué, cuál es el estilo que “va contigo” y poco a poco empezarás a encontrar tu estilo propio, tu forma de hacer las cosas.

12. Sobre la legalidad

Si la Fotografía urbana es lo tuyo, antes de salir a fotografiar como un loco, averigua qué puedes hacer y qué no en tu propio país. Aún más si vas a países desconocidos. Asegúrate de haber entendido bien qué puedes fotografiar y qué no para evitarte males mayores, o por lo menos para ir prevenido de las consecuencias de tu comportamiento.

13. Practica

Sólo con práctica aprenderás a encontrar motivos interesantes, a ser rápido y discreto, a perseguir la imagen en vez de conformarte con lo que tienes delante. Sólo con práctica ganarás confianza, fluidez, aprenderás a discernir una fotografía interesante de una plana y aburrida y mejorarás la composición. Cuanto más practiques, más colmarás ese ojo fotográfico tuyo, tan ávido de aprender.

Y ya sabes, si te ha gustado, te ha sido útil y crees que alguien más puede estar interesado en este artículo, por favor, compártelo en tu red social favorita. (O en las todas a la vez) Facebook, Google+ y Twitter. ¡Muchas Gracias! 🙂

eBook Fotógrafo Viajero

Contents Manager & SM
  1. Buenos consejos. A mi que la street photo quiera quedarse con el titular de fotografía urbana me parece abusivo. La ciudad cada día más es territorio de cambios y añoranza y al tiempo de nuevos espacios globalizados, es por ello un gran escenario donde caben todos los conceptos, los puntos de vista, los cromatismos propios de la fotografía. La foto de instantes, centrada en personajes y signos diversos de la ciudad, sea como imagen unitaria o formando series me gusta, y sigo los trabajos de excelentes compañeros con interés, pero también me interesa la fotografía realizada en entornos urbanos (ver trabajos de Basilico, ver Stephren Shore, ver Guido Guidi) con la inclusión de personas o buscando elocuentes vacíos, pero también hay otro tipo de conceptos orientado al entorno urbano alejadas de la street photography o fotografía de calle.

  2. Gracias, no dejo de leerlos y gracias a ustedes le he tomado mucho entusiasmo a la fotografía, estoy aprendiendo muchas cosas, sus artículos son muy didácticos y de un lenguaje muy asequible. El día de ayer vi en película la vida de Vivían Meier, una fotógrafa urbana cuya obra se da a conocer después de muerta, se las recomiendo, les gustará mucho.

    Saludos

  3. Hola soy nueva en la fotografía con réflex, de hecho acaban de regalarme mi nikon, hasta ahora sólo tenía mi móvil y me encanta la fotografía urbana! Son unos trucos muy buenos yo lo que si tengo es que no saco a ningún niňo! Gracias por tu blog me va ha venir de maravilla para saber por donde empezar con mi nikon!

  4. Excelente artículo, como siempre gracias.

    Siempre me he preguntado, si un fotógrafo logra una foto urbana de alguna persona desconocida, y luego resulta que esa foto llega a una galería, revista o incluso llega a lucrarse con ella (pongamos que gana concursos, etc) debido a lo buena que pueda llegar a ser y un día de estos la persona fotografiada se encuentra por ahí y decide demandar al fotógrafo por derechos de imagen…. ¿hay alguna manera de prevenir esto? ¿Sabéis si ocurre?

    Es una curiosidad, gracias por vuestro blog, soy lector asiduo del mismo y de los libros que publicáis.

  5. Otros trucos interesantes para este tipo de fotografía si todavía tienes reparo a fotografiar extraños son:
    – Hacer fotos de siluetas. Como la cara del o los sujetos no tiene que salir, no hay problema de timidez fotográfica.
    – Hacer fotos de otras partes del cuerpo que no sean la cara, como por ejemplo piernas en un paso de cebra o las manos.
    – Jugar con los espacios negativos y usar a las personas sólo para establecer una escala.

    1. Tal cual dices Laurent, aunque no es que la cara no deba salir sino que no debe ser fácilmente reconocible la identidad de la persona si la fotografía va a ser publicada :). Saludos y muchas gracias por tus valiosos aportes artículo a artículo, es un placer leerlos 🙂

  6. No queda claro si puedo fotografiar personas o no, por ejemplo, aquí en España sin su autorización. ¿puedo colgar o incluso vender fotos de con esas personas sin su autorización puesto que estamos en un espacio público?

    1. Víctor, para saber con certeza (o con una aproximación a ella) que puedes o no hacer, te recomiendo que leas el siguiente artículo: https://goo.gl/dUkDDa! De todos modos te comento que no puedes utilizar ninguna fotografía donde salga reconocible una persona sin su expresa autorización por escrito consagrada en un contrato de cesión de derechos de imagen. Ahora bien, si no publicas las fotografías, no tendrás problemas. 🙂 Saludos!

  7. A mí todavía me sigue dando mucha vergüenza fotografiar a gente desconocida, sobre todo en mi ciudad, lo que hago es usar 150-200 mm y se me quita «tó», pero debería empezar ya a «desmelenarme» un poco al llevar más de 2 años enganchado a esta afición, fenomenal este consejo, por cierto.

  8. Desde Guatemala, soy nada más un seguidor de ustedes.
    Ya hace algún tiempo vengo leyendo todos sus consejos y en realidad han alimentado mi interés por la fotografía. (Ya leí horas y horas 🙂 )
    Actualmente me acabo de hacer con mi primera cámara, una coolpix l330 y, aunque es una compacta, cada vez que la pongo en mis manos siento tener un gran mundo en ellas :).
    Seguiré por acá siempre.

    Un saludo.

    1. Tony, es tal cual tu lo has definido, «tienes todo un mundo en tus manos», el mundo de la fotografía en donde tu eres el artífice de todo 🙂 Me ha encantado tu comentario y me acordaré de ti cada vez que sienta la misma sensación, ahora ya se como llamarla! Saludos

      1. Gracias por responder, y seguiré pendiente de tan magnífica página que me anima cada vez que leo sus lineas. Deseo éxitos para todos los de Blog Del Fotografo desde Chapinlandia.
        🙂

  9. Gracias por estos buenos consejos: haces que parezca fácil, y lo es. Este fin de semana participé a un Streetwalk, una quedada para hacer fotos en la calle Fuencarral, aunque cada uno por su lado. El tema: escaparates. Luego nos vimos para enseñarnos las fotos tomando unas cañas. Al final cada uno subimos 3 fotos a la página del grupo. Fue estimulante para la creatividad y muy interesante ver la gran variedad de puntos de vista para un mismo tema. Ahí se ve que la inteligencia colectiva es más que la suma de todas las inteligencias individuales!

  10. Yo he tratado de fotografiar a la gente de por donde vivo y de ciudades a las que voy de viaje, pero siempre me pasa que me ven y se tapan la cara o se voltean, la solución: un buen telefoto!

    1. Leo yo lo que hago cuando quiero tomarle una fotografía a alguien es recorrer toda la escena como si estuviera fotografiándola por completo y cuando paso por «sobre» mi protagonista, le tomo la foto pero luego sigo recorriendo la escena de modo de que no se sienta invadido en su privacidad o crea que le estas tomando las fotos directamente y solo a el.

  11. Excelente artículo, hace que hasta uno se interese por hacer algo que no suele hacer: yo pasé de la fotografía de eventos a la naturalista y paisajista rural, sin embargo suelo cargar una cámara por si me topo con algo en el camino y sí, en algunas veces suelen ser personas. No creo que llegue a hacer esto de tiempo completo pero respeto y admiro a quienes sí lo hacen.

  12. Hola Mario, es primera vez que me comunico contigo a pesar que ya tengo algún tiempito en tu Blog. Me trajiste recuerdos cuando en mi país uno podía hacer fotografías urbanas y hasta habían turistas. Lamentablemente en la Venezuela de hoy en día más que fotografía urbana esto parece fotografías de deportes extremos u fotografías en el Kilimanjaro en medio de una familia de leones hambrientos. Si no es la delincuencia que te limpia de tus equipos son los partidarios del régimen dictatorial que padecemos que te acusan de «Espía del Imperio» o «Asalariado de la CIA» y te despojan de tu cámara para hacerla añicos contra el asfalto. Si quieres ser fotógrafo de guerra te invito a visitarnos. Me comprometo a guiarte en medio de esta fauna salvaje. ¡¡¡Abrazos!!!

  13. Otro Consejo.

    Silenciar totalmente la Cámara, sobre todo el pitido del enfoque si usas enfoque automático.

    Muy buenos los datos.

    Saludos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *