Fotografías de Robert Doisneau.

Robert Doisneau: La belleza de lo Cotidiano

Robert Doisneau se definió a sí mismo como un cazador clandestino de lo efímero, y con esa esencia es con la que su obra se ha transmitido a través de los años. No en vano es uno de los mejores y más reconocidos fotógrafos del s. XX.

Un fotógrafo con una visión única de su entorno cotidiano, del que era capaz de capturar la parte más humana a través de imágenes espontáneas, llenas de humor, ternura y compasión.

Si bien no solo trabajó como fotógrafo de calle, esta fue, sin duda, su mejor escenario.

No tomo fotos de la vida como es, sino de cómo me gustaría que fuera la vida.

Robert Doisneau

Biografía de Robert Doisneau

Robert Doisneau fue un fotógrafo francés nacido en 1912 en Gentilly, Francia. Recibió formación como litógrafo y tipógrafo en París, pero mostró interés por la fotografía desde joven, arte que aprendió de forma autodidacta hasta que conoció al artista André Vigneau quien lo introdujo en el mundo de la fotografía de forma más profesional.

Durante la década de 1930, trabajó como fotógrafo industrial y de publicidad para la empresa Renault, pero pronto fue despedido por sus ausencias recurrentes, que él mismo achacaba a la falta de motivación que le producían este tipo de imágenes.

Donde sí encontró motivación fue en la calle, en las personas y en su vida cotidiana o en sus emociones. En esta época empezó a desarrollar su estilo personal, documentando su entorno de forma humanista, donde las personas y las emociones eran el eje de la imagen.

robert doisneau retrato

Durante la Segunda Guerra Mundial se unió a la Resistencia francesa. En calidad de fotógrafo, documentó la resistencia, la ocupación y la posterior liberación de Francia.

Después de la guerra, retomó su carrera como fotógrafo, fue contratado por la Agencia Adep donde trabajó junto a Cartier Bresson o Robert Capa retratando el ambiente de París tras la Guerra. Más tarde comenzó a trabajar para la agencia Rapho donde desarrolló toda su carrera profesional como fotógrafo, su faceta más humanista y su estilo personal.

Fue durante este tiempo cuando realizó un trabajo para la revista Life, que le encargó retratar el amor en las calles de París. Así tomó una de sus fotografías más famosas, «El Beso», tomada en 1950, que se convirtió en un ícono de la ciudad de París y en una de las fotografías más famosas e icónicas del s. XX.

Trabajó para Vogue, Life , Fortune, y muchísimos otros medios, incluso fue director de fotografía de algunas películas como Disparad al pianista, El silencio es oro, París 1900 o Un domingo en el campo. Aunque la mayoría de su trabajo fue en blanco y negro, también experimentó con el color, y fue recogido en uno de sus libros.

Doisneau continuó trabajando como fotógrafo hasta su muerte en 1994.

Premios de Robert Doisneau

A lo largo de su extensa carrera, Doisneau obtuvo diferentes premios entre los que destacan:

robert doisneau retrato
  • Premio Kodak, 1947.
  • Premio Niepce, 1956.
  • Gran Premio Nacional de Fotografía en Francia, 1983.
  • Gran Premio de la Fotografía de la Ciudad de París, 1983.

Características de la obra de Robert Doisneau

Robert Doisneau fue ante todo un fotógrafo de calle, un fotógrafo documental de la vida cotidiana que le rodeaba. Mucho de su trabajo se centró en los suburbios de París, donde creció y se crió. Retrató gente de a pie, realizando actividades cotidianas alrededor de la ciudad, amigos, familia y vecinos.

Doisneau era un trabajador incansable. Muchas veces sin éxito, se pasó horas y horas en la calle, en los mercados, en los bares, buscando la parte más humana de la sociedad. Su obra está llena de humor y de humanidad, es alegre, espontánea y llena de vida.

Su atención a la composición es una de sus señas. A menudo, Doisneau buscaba un escenario que le llamaba la atención y esperaba pacientemente delante del mismo hasta que la imagen que buscaba aparecía ante su obturador. Frecuentemente también utilizada perspectivas inusuales y atrevidas.

Dominaba en extremo la fotografía analógica, la iluminación y poseía un ojo único para capturar la belleza de lo cotidiano.

¿Qué es la fotografía humanista?

A menudo se habla de Doisneau como fotógrafo humanista, pero ¿qué es exactamente la fotografía humanista?

La fotografía humanista es un estilo fotográfico que surgió en Europa después de la Segunda Guerra Mundial, y se centró en la captura de la condición humana y las experiencias cotidianas. La fotografía humanista se caracteriza por una preocupación por la vida humana y el sentido de comunidad, y se enfoca en capturar las emociones y las relaciones entre las personas.

En general, la fotografía humanista se enfoca en la vida en la calle y en la documentación de la vida cotidiana. Los fotógrafos humanistas se esfuerzan por presentar a sus sujetos de manera honesta y directa, sin pretensiones o artificios. La fotografía humanista a menudo destaca la belleza y la dignidad de las personas en situaciones ordinarias, y se enfoca en la conexión humana y la empatía.

Galería de imágenes

Aquí puedes ver una pequeña galería con algunas de las fotos de Robert Doisneau más representativas:

Robert Doisneau y el beso del Hotel de Ville

Mención a parte recibe la fotografía «El beso», sin duda la más famosa de este prolífico fotógrafo. Si bien sigue la estética del resto de sus imágenes y transmite esa espontaneidad que caracteriza su obra, en este caso este beso es parte de una serie de fotografías preparadas con actores para realizar un encargo para la revista Life cuyo tema era el amor en las calles de París.

A pesar de la gran trascendencia de esta imagen, una de las más conocidas y reproducidas del mundo, al principio pasó totalmente desapercibida. No fue hasta años más tarde cuando adquirió notoriedad, ya que representaba el momento de euforia de posguerra, el amor y la ciudad de París con la misma intensidad.

el beso doisneau

¿Que te has quedado con ganas de más imágenes? Pues ponte cómodo y sigue maravillándote con el trabajo de este autor inmortal:

Robert Doisneau, a través de la lente

Si dispones de acceso a la plataforma Filmin, en ella podrás encontrar un interesantísimo documental sobre Robert Doisneau. «A través de la lente» (Through the lens) donde se recorre su trabajo y trayectoria artística de la mano de su nieta.

Podrás verlo en acción, lo conocerás de mano de sus amigos, conocidos y familia, y te dará una visión global de la personalidad y de la forma de ver el mundo de este gran fotógrafo.

portada documental doisneau

Aquí puedes ver el tráiler del documental.

Libros de Robert Doisneau

Si buscas ampliar tu biblioteca fotográfica con uno de los mejores artistas del s. XX, aquí tienes algunas de las publicaciones que se han centrado en diferentes etapas, desde las más conocidas como las imágenes de las calles de París, a otras como sus trabajos profesionales para Vogue, etc.

The best of Doisneau: Paris (En inglés). Cuenta con 194 páginas con un recorrido por sus imágenes de la ciudad de París, donde más trabajó. Puedes comprarlo por 15,72 €

Robert Doisneau: (En inglés, italiano y francés). Cuenta con 176 páginas con un recorrido por toda su obra. Puedes conseguirlo por 28,00 €

Robert Doisneau: The Vogue Years (En inglés). Cuenta con 360 páginas con un recorrido por todo su trabajo en Vogue, revista para la que trabajó de 1949 a 1965. Puedes comprarlo por 70,88 €

Robert Doisneau: Pescador de imágenes. 128 páginas que hacen un recorrido por toda su obra. Consíguelo por 8,45 €

Robert Doisneau: Portraits of the artists. En este libro de 192 páginas se recogen sus retratos a diferentes artistas famosos de la talla de Picasso. Puedes comprarlo por 49,95 €

Robert Doisneau: La transhumance. En 1958 Doisneau se une a los pastores en los caminos de la trashumancia y documenta con imágenes y un cuaderno cuyo contenido se publica inédito en esta obra.

Está disponible por 30,70 €

Palm Springs: Robert Doisneau. En este libro se recogen los trabajos en color de un viaje que realizó a los EEUU en los años 60. Puedes comprarlo por 30,39 €

Robert Doisneau, el cazador clandestino de lo efímero; el fotógrafo de calle que retrató la vida cotidiana de las personas en París y sus suburbios; nos ha dejado un legado lleno de humanidad, optimista, alegre, espontáneo y lleno de vida, muy necesario en estos tiempos que corren 😉 .

Espero que hayas disfrutado de este artículo dedicado a uno de los mejores fotógrafos de la historia de la fotografía, que te haya contagiado su alegría y su fe en la humanidad, así como la importancia de encontrar la belleza en lo cotidiano.

Si te ha gustado, te animo a que lo compartas con el mayor número de personas posible, que este gran autor no caiga nunca en el olvido 🙂 . Muchas gracias por leer hasta aquí y hasta el próximo artículo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *