Fotografías cortesía de: Pelayo González bajo licencia Creative Commons.

Consejos (Que Nadie te Contará) Para Unas Excelentes Fotografías de Danza

Este es un artículo de autor invitado Pelayo González, quien te trae una serie de consejos sobre fotografía de danza, extraídos de su propia experiencia fotografiando a bailarines.

Seguramente habrás notado que, recientemente, parece que el tema de la fotografía de danza se ha puesto de moda. Especialmente en lo que a ballet clásico se refiere. No hay más que mirar en los portales fotográficos tipos 500px, o Flickr, lanzar una búsqueda cualquiera y mirar en los resultados. Buscamos desnudos y de los 100 primeros resultados, 30 son bailarinas de ballet que sólo llevan puestas las puntas. Buscamos clave baja y tenemos un montón de fotos tirando a oscuras con una bailarina como protagonista.

fotografía desnudo artístico bailarina
Ksenia Abbazova

Me encanta. Tengo que reconocer que me alegra mucho que la gente, los fotógrafos, o los aficionados a la fotografía, o quien sea, haya descubierto las posibilidades estéticas que tiene este tipo de fotografía. Yo ya llevo unos cuantos años dedicando la mayor parte de mi trabajo a la fotografía de danza, en su mayoría con bailarines y bailarinas de ballet, y tengo que decir que me sorprende que nadie se haya dado cuenta antes.

fotografía de una bailarina
Iratxe Beorlegui

Los tres aspectos principales

En cualquier caso, y desde mi experiencia, la idea de este post es darte algunos consejos para que, en el caso de que estés a punto de realizar tu primera sesión de fotos con un bailarín o bailarina, o estés pensando en hacer alguna, todo vaya lo mejor posible.

Para mí, hay tres cosas que son fundamentales a la hora de hacer una sesión de fotos, independientemente del tipo de sesión que sea: sentido común, respeto y educación. Estamos trabajando con otra persona que, o bien nos ha contratado y nos va a pagar por nuestro trabajo, o bien está colaborando con nosotros, cediéndonos su tiempo y su imagen.

fotografía de una bailarina en vertical
Nuria Varela

Consejos para realizar la sesión de danza

Así que, apoyándonos en estas tres cosas del punto anterior, vamos a ver cómo sacar el máximo partido a la sesión.

1. Claridad y sinceridad

Deja claro lo que buscas en esa sesión y sé honesto con lo que ofreces. Y averigua qué espera de la sesión la persona con la que vas a trabajar. Es la mejor manera de que no haya malos entendidos. Sé humilde, pero tampoco te pases con la modestia.

2. Keep it simple

Vamos, que no te compliques la vida. Doy por hecho que no has trabajado antes con bailarines, así que busca un entorno (o un esquema de iluminación, si estás en el estudio) con el que te encuentres cómodo y por el que no te tengas que preocupar mucho. Así podrás centrarte en aprender de la persona con la que estás trabajando y absorber todo lo que te pueda aportar. Esto te permitirá mejorar mucho de cara a sesiones posteriores.

3. Repite la foto

Repite la foto las veces que sea necesario hasta que AMBOS estéis contentos con ella. A veces, sobre todo al principio, toca repetir las fotos muchas veces. Es normal, no te desesperes. Pero es importante que ambos estéis satisfechos con ella. Como decíamos antes, suponiendo que es una colaboración, esta persona te está dedicando su tiempo y su imagen y no sería justo que no se llevara, al menos, alguna foto decente. Ten en cuenta que para una bailarina de ballet, que tu subas una foto en la que ella no está subida correctamente a la punta, es como si alguien sube un retrato que tú has hecho que no está enfocado.

4. Aprende la técnica

Aprende la técnica de lo que estás fotografiando. Doy por hecho también que no eres técnicamente experto o experta en el tipo de danza que estés fotografiando, así que cuando a tu modelo no le guste una foto, averigua por qué. Pregúntale qué es lo que no está bien; o cuando las tengas delante en el PC, compara la que ha dado por buena con el resto y descubre qué está mal en ellas. Saber qué es lo que buscas hará que tengas que repetir las fotos muchas menos veces.

5. Divertíos

Intenta que la sesión sea divertida. No hace falta convertirse en un payaso con cámara, pero sí que te puedo asegurar que la experiencia me ha demostrado que los resultados son mejores cuando hay buen rollo en la sesión. Cuanto más divertido es el shooting, más relajado está todo el mundo y más cómodo se trabaja.

6. Elección de las fotos

Elegid las fotos entre los dos. Como decía antes, es importante que los dos estéis de acuerdo en qué fotos vais a publicar. Lo que puedes hacer es, en un primer paso, descartar todas las fotos que no estén correctas desde el punto de vista fotográfico (desenfocadas, movidas, ojos cerrados, etc.) y que ,de las que queden, elija el bailarín o la bailarina cuáles son las que están bien desde su punto de vista. Con el tiempo irás siendo capaz de descartar en la primera pasada fotos que están mal en lo que a danza se refiere. E incluso de ofrecerle una selección que directamente le encante.

7. Disfruta

Disfruta, disfruta y disfruta. Si se cumple todo lo anterior, la sesión debería ir sobre ruedas, así que diviértete mucho en tus primeras experiencias con la fotografía de danza.

fotografía de una bailarina con vestido
Alba Egido

Adaptarse es la cuestión

Ah, por cierto, si ya llevas unas cuantas sesiones de danza, pero ves que siempre te cuesta acertar con las primeras fotos cuando trabajas con un bailarín por primera vez, no te preocupes, es normal. Cada uno tiene una forma de moverse diferente, diferente potencia, diferente velocidad… Lleva un ratito adaptarse.

Como puedes ver, los consejos que te puedo dar no son muy diferentes de los que te daría para casi cualquier tipo de fotografía. Lo realmente importante aquí es aprender y entender qué es lo que estás fotografiando. ¿Te imaginas que alguien quisiera hacer fotos de fútbol y no supiera que lo importante es meter goles? ¿Que se limitase a hacer fotos del saque de centro? Pues esto es lo mismo. Cuanto más entiendas lo que tienes delante, mejor podrás plasmarlo.

fotografía bailarina desnuda
Samantha Vottari

Espero que con estos consejos te animes a probar la fotografía de danza, nunca se sabe qué es lo que te puede enganchar. Y si no te gusta, no pasa nada, sigue probando más cosas. Lo bueno es que todo lo que aprendas aquí, podrás aplicarlo en otros tipos de fotografía.

A mí me cambió la forma de ver la fotografía.

Este es un artículo de Pelayo González, fotógrafo profesional de danza que también realiza reportajes de familia y books para diversos artistas. Puedes seguir su trabajo en su página web, su Instagram, en su canal de Youtube o en Facebook.

Si tú también quieres participar como autor invitado, pincha aquí.

¿Te ha gustado el artículo? Dale las gracias a Pelayo por sus consejos compartiendo el artículo en tu red social favorita para que otros puedan disfrutar de su fantástico trabajo y de su experiencia. Gracias y hasta la próxima.

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

  1. Lo primero daros las gracias por este gran artículo. Hace tiempo que buscaba información sobre el tema, pero mi problema, supongo que el de todos los padres, es que quieres inmortalizar la actuación de tus hijos y claro no se puede repetir, estás lejos en las gradas, la luz sube y baja y además no te lo quieres perder. Yo he optado por dejar una videocámara grabando y luego jugar con la cámara de fotos pero con tantos cambios no se que sería lo recomendable para configurar la cámara. Mil gracias de antemano.

  2. Fotografiar la escena es muy diferente de fotografiar un curso, una sesión en estudio o una sesión en exteriores. Primero que nada, olvídate del automático cuando estés en escena porque la cámara tiende a exponer para el fondo, oscuro, y quema la bailarina, que suele estar iluminada muy por encima de lo que te parece. Intenta exponer las primeras fotos con la cámara en puntual midiendo sobre la bailarina y de ahí saca tus propias conclusiones, en diez segundos, porque hay que seguir fotografiando. Consejos: tira de sensibilidades altas, empieza por unos 500 y ve subiendo. Para que la figura quede quieta tienes que tirar con velocidades por encima de 320, aún así los pies aparecerán movidos en las piruetas y los gran battemen (o como quiera que se escriba).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *