Humo, por Juan Miguel Rogado
Fotografías cortesía de Juan Manuel Rogado, Harle, rexboggs5, y thegift73,  bajo licencia Creative Commons

Guía Detallada: Cómo Hacer Fotografía De Humo

¿Siempre has querido hacer una fotografía como esta, pero pensabas que era extremadamente difícil? Pues lamento decirte que estabas en un error… 😉 En este tutorial te explico los pasos para que puedas hacer la prueba en tu casa y veas que no es tan complicado. Sólo hace falta un poco de paciencia, tiempo y algunos materiales. ¿Te animas?

Humo, por Juan Miguel Rogado
Humo, por Juan Miguel Rogado

Materiales

  • Trípode.
  • Tela negra. Que sea mate, sin brillos, para que no refleje la luz del flash.
  • Palitos de incienso (podrían ser también cigarros, pero son menos saludables y huelen peor…). Puedes sujetarlos con un recipiente de arena o similar o un portainciensos.
  • Flash externo.

Cómo preparar tu «mini estudio» casero

Coloca la tela negra como fondo y frente a ella el trípode con tu cámara, a ser posible, con un objetivo macro. Si no tienes un macro, prueba con el que tengas, también se puede conseguir.

El flash tienes que colocarlo a un lado, formando 90º con la cámara, para que no ilumine el fondo, además, será mucho mejor, para evitar que refleje sobre la tela, colocar la cartulina negra entre la tela y el flash externo.

Entre el fondo y la cámara, obvio, coloca tu fuente de humo.

Por si no me he explicado bien, aquí tienes un esquema para que lo veas mejor:

Posición de los materiales para una fotografía de humo óptima
Posición de los materiales para una fotografía de humo óptima

Aspectos técnicos

Lo ideal es un enfoque manual, por eso te aconsejo que utilices el trípode. El trípode está fijo y, si no mueves la varita, el enfoque servirá para los distintos disparos. Si prefieres el enfoque automático, un truco es acercar un objeto a la línea del humo y enfocar, así te será más fácil. (Ojo, ¡retira el objeto antes de disparar! 😉 )

Y un consejo: si usas un disparador remoto, evitarás cualquier movimiento de la cámara.

Debes poner el ISO lo más bajo posible y el modo en prioridad de apertura. Lo ideal es entre (f/8 y f/11), pero haz varias pruebas para comprobar si la exposición es adecuada o no y reajusta los parámetros hasta que consigas el efecto deseado. Si te fijas en el histograma, en estos casos la imagen debe quedar en la zona de los negros (la parte izquierda). Y ten cuidado con no quemar el humo para que no pierda volumen.

Evita que haya corrientes en la habitación, de lo contrario será muy complicado controlar el enfoque. Si el patrón de humo es muy estático o lineal, mejor agita tu mano cerca para removerlo o sopla sobre él.

Una vez que consigas ajustar los parámetros podrás darle vidilla al humo y disparar todas las veces que quieras para capturar infinitas formas, ninguna imagen será igual que la anterior. Eso sí, cuidado no vaya a ser que acabes hipnotizado por el baile del humo… 😉

Procesado de la imagen

¿Que quieres ser más creativo y lograr una imagen parecida a esta?

Humo invertido de Harle
Humo invertido de Harle

No te asustes, no tienes que cambiar la tela ni oscurecer el humo, es mucho más fácil, sólo necesitas procesar la imagen con el editor de imágenes.

Ve a Imagen>Ajustes>Invertir

Pasos para invertir
Pasos para invertir

Conseguirás un resultado similar a este, con el humo de un tono rojizo o marrón.

Resultado al invertir
Resultado al invertir

Ahora ve a Capa>Nueva Capa de Ajuste>Mapa de degradado y selecciona «Negro, Blanco» en el editor de degradado. De este modo obtendrás la imagen como la de arriba de Harle, con el humo negro.

Pero puedes seguir siendo más creativo y colorear el humo. Haz clic en el control del color negro de la parte inferior izquierda de la escala de degradado y elige un morado (o el que prefieras) para cambiar el color.

Pasos para dar color al humo
Pasos para dar color al humo

A partir de aquí, deja volar tu imaginación y colorea el humo como desees. Puedes usar una capa sólida o degradado seleccionando el modo de fusión Color o Tono. También puedes pintar con pinceles de colores sobre el humo trabajando en una capa en modo Color. ¡Pero ya tienes tu humo! ¿Quieres enseñárnoslo?

Ya sabes que la teoría se olvida, pero la práctica no, así que espero que si no hoy, en los próximos días, desenfundes tu cámara y enciendas un incienso. Ya has visto que no parece tan difícil, ¿verdad?

Si te ha parecido útil este tutorial, te invito a compartirlo, pues puede que a alguno de tus contactos también le sirva. Un millón de gracias por leer hasta aquí y ¡hasta la próxima!