Fotografías cortesía de Nikon

Nikon D500, Una Cámara Para Aprovechar al Máximo

Aunque nos cueste un poco admitirlo, todos somos un poco esclavos del marketing, todos (o la mayoría), somos un poco nikonistas o canonistas, un poquito, o por lo menos lo hemos sido alguna vez. Algunos de vosotros seguro que lo sois muchísimo, no en vano, son dos grandes marcas de cámaras que llevan muchísimo tiempo innovando y apostando por la calidad de sus productos para los fotógrafos. Lo cierto es que la dura competencia entre ellas y la puesta al día de muchas otras grandes marcas ha forzado, en este caso a Nikon, a no bajar la guardia y ofrecer la innovación y la máxima calidad posible en cada uno de sus modelos.

La Nikon D500 no es una excepción a esa búsqueda competitiva de calidad. Ya te lo adelanto. Es una señora cámara, muy, muy señora, que fácilmente se va a convertir en un oscuro objeto de deseo 😉 Ahora bien, también te lo adelanto, “No dan duros a cuatro pesetas” que se decía por aquí, o lo que es lo mismo, bueno y caro, suelen ir de la mano, así que, si la quieres, tendrás que rascarte el bolsillo. Veamos sus principales características.

A quién va dirigida

La Nikon D500 es una cámara APS-C con prestaciones profesionales. Si eres un aficionado avanzado con ganas de comerte el mundo y eres capaz de aprovechar su increíble potencial, esta es una cámara que te va a encantar: Robusta, bien construida, de una gran calidad de imagen, con una sensibilidad asombrosa, un enfoque muy preciso, una calidad de vídeo magnífica… Una auténtica virguería que, de momento, parece no decepcionar a los que han tenido la suerte de hacerse con una de ellas 😉 No hay más que echarle un vistazo a algunos de los comentarios en Amazon.

Características generales

De esta magnífica cámara APS-C de gama alta, destacan particularmente su avanzado sistema de enfoque de alta precisión (153 puntos de enfoque) que permite una excelente calidad del mismo en las situaciones más precarias de luz, tanto en manual como en automático, su rango de ISO, extremadamente elevado y de muy buena calidad, la calidad de sus vídeos (4K), y la calidad de resolución de su pantalla táctil y abatible.

  • Sensor de imagen: DX, CMOS, 23,5 mm x 15,7 mm.
  • Píxeles efectivos: 20,9 millones.
  • Velocidad de obturación: De 1/8000 de s a 30 s, en pasos de 1/3, 1/2 o 1 EV; opciones Bulb, Time y X250.
  • Sensibilidad ISO: De 100 a ISO 51200 en pasos de 1/3, 1/2 o 1 EV.
  • Puntos de enfoque: 153 puntos de enfoque, de los cuales 55 o 15 están disponibles para seleccionar.
  • Pantalla: LCD TFT abatible vertical y sensible al tacto, de 2.359.000 puntos, un ángulo de visión de 170°, una cobertura del encuadre del 100 % aprox. y control manual de brillo de la pantalla.
  • Temperatura: De 0 °C a 40 °C.
  • Vídeo – Tamaño de fotograma (píxeles) y ratio de fotogramas 3840 x 2160 (4K UHD de alta definición).
  • Peso: 760 g (el cuerpo de la cámara).
  • Velocidad de avance de fotogramas de hasta 10 fps

1559_D500_lcd

Ventajas

Ya hemos comentado anteriormente las principales ventajas de esta cámara, veámoslas de nuevo:

  • El sistema de enfoque de 153 puntos es uno de sus principales puntos fuertes. Es rápido, preciso y de muchísima calidad, tanto en automático (incluso siguiendo a sujetos en movimiento) como en manual. Este sistema de enfoque de altísima calidad, permite buenos resultados incluso en situaciones de poca luz.
  • La sensibilidad del sensor, también es uno de los aspectos más destacados de esta cámara. Promete (y parece que también cumple 😉 ) buenos resultados en un rango de 100 a 51.200 ISO. Casi nada.
  • Vídeos de altísima calidad.
  • Un visor muy bien construido.
  • Pantalla abatible táctil y de alta resolución.
  • Diseño robusto, cómodo y bien acabado.

1559_D500_back

Inconvenientes          

  • El único que he podido encontrar habla sobre el sistema de conectividad que funciona por Bluetooth a través de una aplicación SnapBridge que permite controlar la cámara desde el mismo Smartphone, así como la transmisión de datos a este. El sistema es muy interesante, porque además consume menos batería que el sistema WI-FI, pero no es todo lo rápido que se desearía.

Precio

Quien avisa no es traidor, ya te comenté al principio del artículo que estamos hablando de una cámara profesional, y las cámaras profesionales son caras. Si puedes rascarte el bolsillo y vas a saber sacarle el máximo rendimiento, la tienes en Amazon por unos 2.090,00 € sólo el cuerpo. Ah, un apunte, que sea cara, no implica que no valga cada euro 😉

1559_D500_left2

Galería

Resumiendo

La Nikon D500 es una gran cámara pero eso no implica, ni mucho menos, que sea tu gran cámara. Ya lo hemos repetido algunas veces en el blog. Lo más caro no es necesariamente lo mejor para ti. Lo mejor para ti es tener una cámara a tu altura, sea cuál sea. Si estás empezando, olvídate de ella. Aquí te recomendamos muy buenas cámaras para iniciarte en este maravilloso mundo de la fotografía. ¿Quieres mi consejo personal? No pienses que comprándote una cámara profesional harás mejores fotos, probablemente las harás peor, porque no entenderás nada de las millones de prestaciones que tiene, te pesará más, las fotos te ocuparán una barbaridad, y un largo etcétera de peros. Invertir en algo así es algo arriesgado, porque muchas veces cuando conseguimos estar a “la altura” de semejantes trastos, éstos ya están algo obsoletos. A mi modo de ver, si quieres invertir, hazlo en objetivos 😉 y si quieres disfrutar, olvídate de modelos, números y marcas y sal a fotografiar con lo que tengas. La cámara es lo de menos. De verdad 🙂

Eso es todo, espero que hayas disfrutado de este artículo. Si conoces a alguien candidato a hacerlo también, por favor, compártelo en tu red social favorita. Muchas gracias y hasta la próxima.