Hoy te hablaré de algo de lo que normalmente nadie habla o poca gente tiene en cuenta. Se trata del ojo dominante, que suele ser con el que miras por el visor para tomar tus fotografías. ¿Podrías decirme ahora mismo, sin pensar mucho, con qué ojo es con el que miras tú? Seguramente tendrás que pensarlo un poco porque es algo de lo que no solemos ser conscientes. Sin embargo, puede resultar un tema que afecte a nuestra ergonomía y comodidad a la hora de disparar. ¿Quieres quedarte a descubrirlo?

¿Qué es el ojo dominante?

Lo primero es situarnos. ¿Qué significa ojo dominante? El ojo dominante es el que mayor agudeza visual tiene y, además, controla la profundidad. El otro se encargará de la visión periférica y espacial. La suma de ambas informaciones es la que nos permite una visión tridimensional.

Conocer cuál es tu ojo dominante también te puede ayudar en otros momentos o situaciones, por ejemplo, a la hora de mirar por un microscopio, jugar a los bolos, realizar tiro con arco, etc.

¿Cómo afecta en fotografía?

Si tu ojo dominante es el derecho, a la hora de mirar por el visor con él puede que no notes nada raro. Sin embargo, si es el izquierdo, encontrarás momentos en los que tu nariz te estorbará, por ejemplo, al utilizar los botones o ruedas traseras de la cámara. Yo muchas veces me planteaba por qué cuando veía a otras personas tomando fotos me parecía todo tan fácil y al disparar yo parecía un poco pato, era un poco antiestético e incómodo. Y parecía que me escondía detrás de la cámara.

Cuando te escondes tras la cámara y no es por timidez

Luego descubrí esto del ojo dominante y me sentí menos torpe, había una explicación y eso me tranquilizó. A la vez que me ayudó. También dependerá del tipo de cámara que uses, de dónde se encuentren los controles manuales, etc. Hablo desde mi experiencia ;).

Y es que sin quererlo, como nadie te dice por qué ojo has de mirar (esto tampoco suele venir en el manual de instrucciones 😉 ), tu ojo dominante se suele apropiar del visor, aunque no siempre. A veces de primeras y otras poco a poco. Y ocurre de forma inconsciente. Seguro que ni te acuerdas de cómo empezaste a mirar por ese ojo, ¿cierto?

Comprueba cuál es tu ojo dominante

¿Quieres saber cuál es tu ojo dominante? Hay varias formas, te cuento dos:

  1. Localiza un objeto que se encuentre a unos dos metros. Señálalo con tu dedo índice. Ahora cierra un ojo y mira si el dedo sigue señalando el objeto o está desplazado. Después guiña el otro ojo. El ojo que tienes abierto cuando tu dedo está señalando aún el objeto es el dominante.
  2. Este no es apto para quieres no pueden guiñar los dos ojos (como una servidora que sólo sabe guiñar el derecho). Estira tus brazos y forma un triángulo con los pulgares e índice de ambas manos. Encuadra un motivo a través de ese triángulo que esté al menos a dos metros. Primero guiña un ojo. Luego el otro. El ojo que tienes abierto mientras el motivo sigue encuadrado será el dominante.

Puedes repetir el ejercicio cuantas veces quieras, verás como siempre ocurre lo mismo ;).

¿Zurdos o diestros?

Aunque puedas pensarlo, nada tiene que ver si eres zurdo de mano para que tu ojo dominante sea el derecho o el izquierdo. Yo misma soy diestra y, sin embargo, mi ojo dominante es el izquierdo. A veces coincide y a veces no. Las probabilidades son altas, 50 % ;).

Solución

Si no te causa ningún problema o inconveniente y siendo el izquierdo o el derecho tu ojo dominante disparas cómodamente, pues no tienes que solucionar nada. Pero si te pasa como a mí que me peleaba con la nariz y botones hay una solución fácil, fácil: mirar con el derecho manteniendo los dos ojos abiertos. El derecho mira por el visor, el izquierdo abierto controla toda la escena. Sí, requiere un poco de entrenamiento, pero cuando le pilles el truquillo comprobarás las ventajas y muy probablemente ya no quieras volver a disparar con el izquierdo ;).

Una solución es mirar con el derecho manteniendo el izquierdo abierto

También hay quien usa un grip o empuñadura para una mayor comodidad o quien encuentra su cámara ideal, con los botones justo donde los necesita. Al final lo más importante es que encuentres tu forma más cómoda de disparar. Puede parecer una tontería pero no lo es. La comodidad a la hora de hacer fotos resulta un factor decisivo. Si te distraen pequeños detalles que no deberían ser relevantes te puedes despistar del objetivo principal, la foto, una buena composición, enfocar bien y captar el momento justo. Por eso es importante que encuentres tu comodidad y que nada te distraiga a la hora de capturar fotografías.

Grip o empuñadura

Si te ha parecido útil o crees que conoces a alguien a quien le pueda interesar esta información, por favor, compártela en tus redes sociales favoritas, seguro que alguien te lo agradece.

¡Gracias y hasta la próxima!

11 Respuestas

  1. Florence

    Yo también soy diestra y mi ojo dominante es el izquierdo. Me pasa lo mismo a la hora de disparar (donde colocar la nariz, tocar botones, jaja) 😉

    Responder
  2. Fernando

    ¿No te has planteado que puedas ser zurda contrariada? Es decir, que naciste zurda y por la razón que sea (generalmente por los padres, por maestras/os que no quieren complicarse la vida enseñando a zurdos o incluso por imitación a otros niños), aprendiste a manejarte con tu lazo derecho del cuerpo. Esta explicación es más habitual que la de que tienes un ojo dominante que contraría a una lateralidad definida. Yo, por ejemplo soy ambidiestro. Zurdo de nacimiento y diestro de aprendizaje tras un accidente de pequeño, pero mi ojo dominante es el izquierdo y, por cierto, nunca me ha causado problemas con la cámara, a pesar de cogerla de una forma muy diferente a cuantos me rodean.

    Responder
    • Martín

      Aquí presente un zurdo de nacimiento y sin embargo, mi ojo dominante es el derecho , y por lo menos en mi vida nunca ha habido complicación alguna con mi aprendizaje y me pude desarrollar como zurdo muy felizmente, por lo que creo que si es posible ser zurdo o diestro y tener el ojo dominante opuesto a eso.

      Responder
  3. konfo

    ¡Qué fuerte! Toda la vida disparando con el derecho y mi dominante es el izquierdo. Instintivamente si que muchas veces disparo con los dos ojos abiertos.

    Muy bueno el artículo, gracias.

    Responder
  4. Laura

    Increíble articulo. Hace un año me dijo una amiga que como es que miraba el visor con el ojo izquierdo en vez de con el derecho, se le hacía raro y curiosamente no me había dado cuenta de que hacía tal cosa, no era consciente de que era mi ojo dominante ni tampoco notaba que veía mejor por él, era más cuestión de ergonomía, de comodidad, me salía natural. Acabo de hacer tu prueba y efectivamente mi ojo dominante es el izquierdo jajaj
    ¡¡Gracias por vuestros artículos!!

    Responder
  5. Hugo

    Buenísimo!!! Soy diestro y mi ojo dominante es el izquierdo. De manera inconsciente he usado el ojo izquierdo desde hace añares y sin saber por qué; ahora lo sé, je

    Responder
  6. Rebeca

    Resulta que con el derecho obtengo un pequeño desplazamiento, pero con el izquierdo tengo un desplazamiento mayor… Ya supongo lo mío es por la necesidad de lentes. 😛

    Responder
  7. Naye

    Wow! me gusto el artículo.
    También, como varios soy diestra y siempre he observado con el ojo izquierdo.
    Una ocasión intente hacer fotografías con el ojo derecho y me quede sorprendida, eran muy diferentes a como las visualizaba en mi mente, así que cambie de ojo (a mi ojo dominante) y las fotos salieron como las imaginé.
    Mi explicación iba en relación de que cada hemisferio percibe su propia realidad, y creo que va relacionado con el tema, pero me gusto más la definición de ojo dominante.

    Responder
  8. Olivia Dufort

    ¡Buenísimo! Yo soy zurda de toda la vida y mi ojo dominante es el derecho. De hecho siempre he pensando que los zurdos tenemos ventajas, ya que la mayoría sabemos usar las dos manos perfectamente.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.