Puede que no tengas ni idea de lo que es un grip si te lo digo así, de golpe y fuera de contexto. Pero seguro que has visto alguna vez una cámara con aires de cámara profesional incluso sin serlo, más grande que el resto, aparentemente más robusta y pesada.

Lo que probablemente lleva encima esa cámara es un grip (agarre, empuñadura en inglés), que no es más que una empuñadura con baterías extra para que jamás te quedes tirado en medio de la nada sin posibilidad de hacer fotos.

Solo con esto, ya deberías firmar tu próxima compra de un grip para tu réflex 😉 pero espera, que aún hay más, vamos a verlo.

¿Qué es un grip?

Un grip es, como ya te he avanzado, una empuñadura que se acopla a tu cámara por la parte inferior y que contiene, por norma general, espacio para dos baterías (aunque algunos modelos incluyen también la opción de añadirle pilas AA).

El grip no sólo te proporciona el doble de duración de la batería, sino que además integra algunas funciones para poder trabajar desde la misma base de la empuñadura o grip: botón de enfoque y disparador, diales para control de velocidad y exposición, bloqueo de enfoque y exposición, etcétera.

Ventajas de un grip

Cuando hablamos de las ventajas de utilizar un grip, no sólo hablamos de la más obvia y de su principal razón de ser que es la carga de baterías extra, hay muchos más motivos por los que hacerte con uno:

  • Mejora la superficie de agarre de la cámara: para muchos fotógrafos, la falta de agarre de las cámaras es un auténtico problema, y convierte la tarea de hacer fotos en algo mucho menos placentero. Para todos aquellos que tengan las manos grandes o cuerpos demasiado pequeños o con mal agarre, un grip puede cambiar su forma de hacer fotos a algo infinitamente mejor.
  • Mejora el trabajo en formato vertical: cuando hablamos de composición, siempre te recomendamos que no dejes de lado las composiciones en formato vertical, porque te abre un mundo entero de posibilidades. (Yo te confieso que personalmente me encanta; lo utilizo un montón 😉 ).

Si eres tan amante como yo de este formato, ya te habrás dado cuenta de que las cámaras están pensadas para trabajar siempre en horizontal. Pues bien, gracias al grip y sus funciones integradas (disparador, etcétera) convertirás tu cámara en una pensada para trabajar en vertical. Verás cómo te es muchísimo más cómo hacerlo con las funciones del grip.

  • Mejora la estabilidad de la cámara al trabajar con objetivos de focales largas: muchas cámaras quedan descompensadas por la diferencia de peso entre el objetivo y el cuerpo de la cámara. El grip ayuda a aumentar la estabilidad y el equilibrio entre ambos.
  • Ideal para trabajar las exposiciones largas: si te gusta la fotografía de larga exposición, ya sabrás que gasta muchísima batería. Por ello es indispensable llevar más de una batería a tus salidas y, a poder ser, bien cargadas.

El grip no sólo te permite ese extra indispensable sino que además, en caso de que te quedaras sin batería en medio de una larga exposición, la cámara no se apagaría sino que cambiaría automáticamente de batería.

  • Algunos modelos permiten añadir pilas AA además de las baterías: Si bien tu labor como fotógrafo/a es prepararte bien antes de salir de casa (eso incluye llevar las baterías cargadas a tope), no siempre lo hacemos 😉 o nos encontramos en situaciones en las que, por lo que sea, nos quedamos sin batería (largas exposiciones, entornos muy fríos, disparo en ráfaga, o simplemente días muy largos y muchas fotos).

Es posible que con las dos baterías del grip tengas más que suficiente. No obstante, algunos modelos incluyen una opción que puede ser interesante como es la posibilidad de añadir pilas AA.

Esto te permitiría comprar pilas en casi cualquier lugar del planeta y que tu cámara siguiera funcionando sin tener que esperar a cargar la batería.

 

  • Botones y funciones extra en el grip que te permiten una mayor versatilidad a la hora de encuadrar y componer tus fotografías.

No es para ti si…

Si te has comprado la cámara más ligera del mercado porque no puedes soportar cargar con peso, si lo que buscas es ligereza y pequeño tamaño, si lo tuyo son las incursiones cortas, te gusta llevar la cámara en el bolsillo, es posible que un grip no sea el accesorio más indicado para ti.

Es para ti si…

Si te gustan los cuerpos sólidos, con buen agarre, si te gusta salir a hacer largas incursiones con tu cámara, las largas exposiciones y la fotografía nocturna, si el formato vertical ocupa más de la mitad de tus fotografías o si simplemente crees que deberías darle una oportunidad… Te recomiendo de verdad que te hagas con un grip, te aseguro que hará tu vida, mucho más fácil :-).

Dónde comprar

Son fáciles de encontrar en tiendas de fotografía especializadas u online en Amazon. Solo asegúrate bien de que el modelo de tu cámara y el grip son compatibles.

¿Qué te parece? ¿Te habías planteado alguna vez añadir un grip a tus accesorios fotográficos? Es posible que te pareciera un accesorio solo reservado a fotógrafos o fotógrafas de guerra, de moda profesional, o algo por el estilo.

Pero nada más lejos de la realidad, los grip pueden hacerte la vida fotográfica mucho más fácil, más segura y, aunque no te lo parezca, hacer que tengas aun más ganas de salir a fotografiar el mundo. Porque al final, de eso se trata, ¿no? 🙂

Espero que este artículo te haya sido útil para acercarte a este accesorio fotográfico. Si es así, por favor compártelo en redes para conseguir que llegue al mayor número de personas posibles. Muchas gracias y hasta la próxima.

eBook 365 Consejos de Fotografía

6 Respuestas

  1. Jesus

    Tengo una sony a5100, y no encuentro ningún lugar donde vendan un grip para mi cámara, he buscado por muchos portales de ventas pero creo que mi cámara no es compatible con ningún grip, ya que para la a6000 en adelante sí encontré muchas opciones. ¿Saben si existe para mi cámara algún grip?

    Responder
  2. jorge

    Buen articulo Alexa, gracias por enseñarnos componentes , como el grip, ese gran desconocido para muchos aficionados y las grandes utilidades que tiene, un saludo.

    Responder
  3. Ieltxu

    Describe perfectamente el motivo por el que me compré un Grip. Solo os falta hablar del precio.

    En Amazon, y depende el modelo de la cámara, se pueden encontrar desde 35€

    Responder
  4. Julián Aude Santacruz

    Faltó decir que con el grip aumenta la intensidad de corriente circulando por la cámara con lo que todos los componentes electrónicos funcionan mejor y más rápido: AF, disparo en ráfaga, lectura y escritura de archivos (buffer), entre otras cosas. Por eso que algunas cámaras tienen velocidad de ráfaga superior con empuñadura 😉

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.