Fotografías cortesía de Sony y Alexa de Blois bajo licencia Creative Commons.

Sony A7C: la full frame para viajar y llevar siempre contigo

¿Te imaginas una cámara de formato completo en un cuerpo muy compacto, con un diseño chulísimo y un rendimiento increíble? Casi cualquiera la querría, ¿verdad? Pues existe, es la Sony A7C y hoy vengo a hablarte de ella y veremos si es tan maravillosa como parece y si es tu candidata a compañera ideal. No te agobies, que si no es la EVIL que buscas, seguro que en este listado con las mejores mirrorless la encuentras.

Pero primero vamos a conocerla.

Vista de sony A7c en plata con objetivo de serie

La Sony A7C es ideal para…

Es una cámara ideal para usuarios avanzados, que valoren una cámara exigente a nivel de prestaciones y calidad, pero que necesiten un cuerpo muy pequeño y ligero, para que pueda acompañarles en sus salidas, viajes, fotografía de calle, etc. Tiene muy buenas prestaciones tanto para vídeo como para fotografía, por lo que también es ideal para youtubers y otros creadores de contenido profesional.

Características principales

La Sony A7C es una cámara de sensor completo (Full Frame) en un cuerpo muy compacto (la C de su nombre ya se refiere a ello: Compact) a la vez que robusto y sellado. Está disponible en negro o en negro y plata (para los amantes del vintage y del diseño).

Estas son sus características principales:

  • Sensor de fotograma completo de 35 mm (35,6 x 23,8 mm) (CMOS Exmor R)
  • 24 megapíxeles
  • ISO 100-51.200 
  • Velocidad de obturación: 1/8000s a 30 s (obturador electrónico)
  • 10 fps
  • Montura Tipo E
  • 693 puntos de enfoque
  • Enfoque automático híbrido rápido (enfoque automático con detección de fases/enfoque automático con detección de contraste)
  • Vídeo: 4K a 30p, Full HD hasta 120fps
  • Pantalla táctil y articulada
  • Toma de micrófono y auriculares
  • Posibilidad de grabar vídeos en vertical y sin límite de tiempo
  • Conectividad: Bluetooth + NFC
  • Duración batería: 680 disparos aprox. (visor)/740 disparos aprox. (monitor LCD) 
  • Peso: aprox. 424 g (solo el cuerpo)
  • Dimensiones: 124 x 71 x 60 mm
Vista frontal de Sony A7C con pantalla abatida

Puedes ver todas las especificaciones completas aquí.

Lo mejor de la Sony A7C

Yo que como equipo tengo una pesada réflex Full Frame de Nikon, la verdad es que de entrada lo que más me ha llamado la atención es lo ligera que es esta cámara de Sony, que con el objetivo 28-60mm montado, pesa solo unos 500g. Teniendo en cuenta que hablamos de una Full Frame, me parece espectacular.

Por otro lado, llama la atención su tamaño. Me ha parecido súper compacta, pero a la vez tiene un buen agarre, sobre todo con el objetivo que viene en el kit (que es el que he probado). En definitiva, el conjunto es muy ergonómico y comodísimo.

Otra clara ventaja de esta Full Frame es su cuerpo sellado, que aunado a su compacto tamaño y a su peso, la convierten en una cámara que te anima a llevártela a todas partes, sin sufrir por las condiciones meteorológicas u otros imprevistos como arena, etc.

Si estás familiarizado con la familia Sony, en cuanto a tamaño es muy parecida a la A6600 (APS-C):

Además, la Sony A7C cuenta con pantalla abatible y táctil, algo que cada vez es más demandado por los fotógrafos y que no siempre es fácil encontrar en una Full Frame. En este caso, rota en un ángulo de 270º, lo que te permite girarla en prácticamente todos los ángulos, además puedes verte mientras te grabas. Si lo tuyo es el vlogging , esta cámara puede ser una opción interesante.

Por otro lado, destaca su sistema de enfoque, que me ha parecido realmente impresionante (¡693 puntos de enfoque!). La capacidad de seguir sujetos en movimiento y la rapidez y precisión de su enfoque, es sin duda uno de sus puntos fuertes. Si a ello le sumas el estabilizador de 5 ejes incorporado en el cuerpo, que permite obtener imágenes muy nítidas incluso en situaciones de poca luz, sus 10fps, o sus niveles máximos de ISO (100-51.000), se me ocurren pocas situaciones en las que esta cámara no daría la talla.

En cuanto al vídeo, tiene entrada para micrófono y auriculares, grabación en 4k, un botón directo en el panel superior del cuerpo que permite un acceso inmediato, detecta las imágenes grabadas en vertical sin necesidad de editarlas para corregirlo.

También destaca en el vídeo la posibilidad de grabar sin límite de tiempo, la duración de la batería, y el poder controlar los parámetros mediante el teléfono móvil, por lo que puedes verte, filmarte, cambiar los parámetros… todo a la vez y desde el Smartphone ;).

Aquí puedes ver unas cuantas fotos de esta belleza 😉 :

Inconvenientes de la Sony A7C

Ya sabes, no existe la cámara perfecta, existe la cámara ideal para cada uno y depende mucho de la forma de trabajar de cada fotógrafo o del equipo al que estamos acostumbrados.

Estos son los inconvenientes que para mí tiene la Sony A7C:

El visor lateral es algo pequeño. Para el que esté acostumbrado a trabajar encuadrando directamente desde la pantalla, o para el que venga de una cámara parecida o compacta, esto no supondrá ningún problema pero yo que vengo de una réflex con visor óptico en el centro, se me hace algo incómodo encuadrar así. Cuestión de gustos.

La pantalla es táctil pero solo para el enfoque. No se pueden modificar los menús directamente desde la pantalla ni ningún otro parámetro.

Los menús no son demasiado intuitivos. Teniendo en cuenta que no vengo del mundo Sony, la verdad es que me ha costado un rato coger cierta soltura a la hora de navegar por los menús. Siendo una cámara tan completa, tiene muchísimas opciones de configuración y a veces puede ser algo liosa de utilizar. Habría que empollarse bien el manual de instrucciones 😉 .

Otras cosas que por mi forma de trabajar he echado en falta, es una rueda frontal en la parte delantera, un joystick para el enfoque y quizá alguien eche de menos algún botón configurable más.

Por último hay que tener en cuenta que solo cuenta con una ranura para tarjetas de memoria. Por el precio que tiene, algunos la echarán bastante de menos.

Seguramente alguno de estos inconvenientes se han sacrificado con el fin de conseguir un diseño muy compacto, así que tendrás que decidir si puedes vivir sin ello o no 😉 .

Vista trasera cámara Sony A7C

¿Cuánto cuesta la Sony A7C?

Ahora mismo la puedes encontrar en Amazon solo el cuerpo en Negro por 2.022,69 € y en plata por 1.800,99 €. Si la quieres con el objetivo (compacto) Sony FE 28-60 mm F4-5.6, la encuentras por 2.295,49 €, en negro y por 2.152,31 €, en plata.

¿Vale la pena comprar el FE 28-60 mm F4-5,6 que venden en kit?

El FE 28-60 mm F4-5,6 es un objetivo ultra compacto y realmente ligero. En ese sentido me impresionó bastante, no pesa nada y no ocupa nada, realmente te invita a querer llevarlo siempre encima.

Tiene un rango focal bastante versátil, aunque quizá tener algo más de Angular lo hubiera hecho más interesante.

Respecto a la luminosidad, no es excesivamente luminoso (f/4-5.6) yo que tengo dos ópticas fijas f/1.4, lo he notado bastante, aunque tengo que decir que con la ISO que tiene y con el estabilizador del cuerpo, no tienes ningún problema.

Dicho esto, personalmente creo que, en general, (si puedes) es mucho más recomendable regalarle a tu cámara una buena óptica acorde al cuerpo que estás comprando. Esto te lo diré con cualquier objetivo en kit que te compres 😆.

No obstante, si hacerte con una óptica más luminosa no entra en tu presupuesto, por la relación calidad-precio-tamaño que tiene el 28-60mm puede ser una buena idea empezar con él. No creo que te arrepientas de tenerlo 😉 .

Fotografías tomadas con la Sony A7C

Al final una cámara se resume en el tipo de fotos que es capaz de hacer. Seguro que quieres ver algunos ejemplos, aquí van los publicados por la marca. En este enlace los tienes con posibilidad de ampliar para ver con mucho detalle.

Yo te dejo mi humilde aportación de algunos (gustosos) paseos que he dado con ella 🙂 .

Y aquí tienes fotos de su propia web:

Presentación en vídeo de la Sony A7C

A continuación, te dejo con el vídeo con el que Sony presenta este modelo:

Resumiendo, tener una cámara Full Frame, sellada, con pantalla abatible, buen rango dinámico, un sistema de enfoque espectacular, o una nitidez impresionante, en este tamaño, no es ninguna broma 🙂

Así que si buscas una cámara para viajar, vlogging, fotografía de familia, de calle y de aventuras en general, y tienes unos buenos ahorros, creo que puedes pensar en ella sin equivocarte. Yo personalmente la he disfrutado mucho, es como llevar una cámara compacta colgada al cuello, con la potencia de una Full Frame.

Si te ha encantado esta cámara pero no te llega el presupuesto, puedes mirar la Sony Alpha 6600, que no es Full Frame, pero por lo demás… es parecida.

¿Te ha parecido útil la reseña? Si es así, compártela, por favor. Y recuerda que puedes dejar abajo ⬇️⬇️⬇️ tus comentarios o dudas. ¡Hasta pronto!

Sony Alpha 7 C - Cámara Evil de fotograma Completo con Objetivo Zoom Sony FE 28-60 mm F4-5.6 (compacta, Ligera, Enfoque automático a Tiempo Real, 24.2 MP, Sistema de estabilización de 5 Ejes) - Plata
De
Precio: 2.152,31 €
(A partir del: 2021/10/22 5:23 pm - Detalles
×
Los precios de los productos y la disponibilidad están basados en la fecha y hora indicadas y están sujetos a cambios. Cualquier información de precio y disponibilidad que se muestre en https://www.amazon.es/ en el momento de la compra se aplicará a la compra de este producto.
)
Ahorras: 247,69 € (10%)
9 nuevos desde 2.151,34 €5 De 2ª mano desde 1.963,42 €
(* = Enlace de afiliado / Fuente de la imagen: Programa de afiliados de Amazon)

eBook Fotógrafo Viajero

  1. Hola muy buenos días, excelente tu trabajo y muy completo. Te quería preguntar yo tengo una Sony B700,para mí parecer con lo que haz escrito son muy parecidas, ¿tu las comprarías?
    Gracias. Francisco.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *