No es la cámara, es el fotógrafo.
Fotografías cortesía de Martin Gommel, (otra, y otra), Evan, Adam Hinett, Pim Geerts, Kris Keslak Makena Zayle Gadient y John Hope bajo licencia Creative Commons

5 Lecciones Fotográficas de Oro, Válidas Para Todos los Tiempos

Las cámaras de fotos jamás han dejado de evolucionar. Las aplicaciones para edición y postprocesado tampoco lo han hecho. La técnica también evoluciona, cada día sale un nuevo fotógrafo con una nueva forma de captar fotos. Uno se siente afortunado de pertenecer al siglo en el que estamos y poder contar con estos avances. Sin embargo, en fotografía, existe una serie de principios inalterables, duraderos, eternamente válidos, aplicables en todo momento y lugar, y que tienen una (gran) influencia directa en nuestros resultados fotográficos.

En el artículo de hoy me gustaría compartir contigo 5 pequeñas lecciones que, el día que compré mi primera cámara de fotos desconocía por completo. Son lecciones que, créeme, te valdrán para siempre. Tu cámara de fotos pasará a ser obsoleta dentro de nada, no importa, quiero que estos 5 conceptos clave persistan en tu retina fotográfica. Te ayudarán a salir de más de un apuro, te permitirán crear grandes fotografías.

Lección 1: No es la cámara. Es el objetivo.

La visión que retratas del mundo que te rodea no es fruto de la cámara, sino del objetivo. Hay una enorme variedad de lentes en el mercado, cada una te permitirá fotografiar el mundo de un modo diferente. La cámara, por muy buena que sea, es un sensor y un procesador de imagen, una especie de traductor que captura la imagen «visualizada» en primer lugar por el objetivo. La cámara es el cerebro, la lente viene a ser el ojo. La «percepción» sucede a la altura del objetivo. Es ahí donde se decide la mayor parte del éxito de una fotografía.

Si quieres tomar una buena fotografía no puedes desestimar el papel de la óptica de tu cámara. Infórmate del tipo de objetivo más indicado para el tipo de fotos que quieres tomar, entérate de las propiedades de los objetivos, en qué difieren, cómo modifican el resultado fotográfico en función del diafragma o de la distancia focal.

En Blog del Fotógrafo tienes toda una sección repleta de artículos donde te intentamos echar una mano a la hora de decidir el objetivo más indicado para tu próxima gran fotografía. En mi caso el Rey de los Objetivos, ese adorable 50mm f/1.4 me ha cambiado la vida por completo.

No es la cámara, es el objetivo.
No es la cámara, es el objetivo.

Lección 2: No es la cámara. Es el fotógrafo.

Eres el centro de la fotografía. Incluso cuando no apareces en ella. Adquirir una buena cámara de fotos te ayudará a tomar buenas fotos de manera más fácil, sin duda, pero el cerebro detrás de la fotografía eres tú. Eres el guionista, el autor intelectual. La cámara, mera ejecutora, es incapaz de tomar decisiones más allá de algunos pocos ajustes de exposición. El que siente la foto y la pre-visualiza antes siquiera de que ésta exista eres tú. Eres el que la encuadra. Tú la compones. El trabajo del fotógrafo consiste en orquestar toda una serie de instrumentos, poner en práctica principios y reglas, aportar un punto humano, y regalarle al mundo una visión única de aquello que está siendo fotografiado.

Si no dominas la fotografía, la cámara no lo hará por ti.

No es la cámara, es el fotógrafo.
No es la cámara, es el fotógrafo.

Lección 3: La luz es el 50% del éxito.

Si no hay buena luz, por muchas artimañas que utilices nunca conseguirás el resultado óptimo. Una buena fotografía requiere de una buena ración de luz. Localiza un bonito paisaje cerca de donde vives y tómale un par de fotos, una al mediodía y otra hacia el atardecer. Verás que no tienen nada que ver una foto con la otra.

El éxito de tus fotos depende en gran medida de la luz. En dos sentidos:

  1. Tienes que disponer de una cantidad suficiente de luz. Hay varias formas de conseguirlo, invirtiendo en un buen objetivo de amplia apertura como el Rey de los Objetivos que comentaba antes, o ajustando la cámara para fotografiar a velocidades lentas que te permitan capturar suficiente luz, entre otros modos.
  2. Además de disponer de la cantidad de luz suficiente, tienes que saber manipularla y trabajarla. La luz es la masa, tú eres el chef 😉 ¿Recuerdas la lección 2?
La luz es el 50%
La luz es el 50%

Lección 4: La historia es lo primero.

La fotografía, por muy bonita que sea, es un instrumento de comunicación, similar a las palabras, canciones, películas o cuadro pintura. Necesitas disponer de una buena cámara de fotos, montarle el objetivo adecuado, contar con una buena luz y además saber conducirla a tu antojo para obtener la estética que quieres, pero todo esto se vuelve inútil si careces de una historia que contar. Tu historia puede ser un mensaje, una escueta idea, una emoción, un cosquilleo mental. No sé. Algo. Cuando me muestres tu fotografía, yo como espectador debo experimentar algo en mi cerebro. Si me monitorizasen (uugghhh, ¡qué palabra!) la actividad cerebral con un cacharro de esos, deberían ver mucha actividad. Esa es la historia 😉 Ya me entiendes, como espectador quiero que me provoques, quiero me cambies el pensamiento y la emoción en alguna medida, no dejes que mire tu foto y piense «Foto bien enfocada, luz correcta, bueno ¡¿y qué?!».

La historia le da sentido y razón de ser a tu foto. La historia es el alma de tu fotografía. La historia es el principio de tu foto, y el fin que quieres transmitir al espectador.

El fin o la meta de tu foto no debería ser «Demostrar lo buen fotógrafo que soy. ¡Como fotógrafo la verdad es que soy la caña! Soy increíble.».

Cada vez que quieras trabajar una foto, planéate qué es aquello que quieres transmitir con ella. Si en alguna ocasión no te queda muy claro si tu fotografía va a tener un mensaje o no, un truco o método que puedes utilizar es dejar la cámara de lado por un momento y pensar en el contenido de tu foto en términos verbales, en palabras. Si puedes transmitir el contenido de tu fotografía en palabras, en una o dos frases, entonces enhorabuena, tu foto tiene algo que comunicar. Obviamente, esa frase o dos no pueden ser una descripción física o visual de la imagen.

Algunos ejemplos para ilustrar lo que digo. ¿Sientes algo al ver estas fotografías? Clica en ellas y míralas agrandadas. Contémplalas y dime si sientes algo, si te encuentras «transportado» por un momento al lugar de la foto, si notas una pequeña emoción en el cerebro.

Si te interesa este tema, estate atento, estoy trabajando en un artículo en el que te propondré, próximamente, ejemplos prácticos para mejorar el contenido emocional y narrativo de tus fotos 😉

Lección 5: Haz una foto única. Irrepetible. Y hazlo siempre.

Un pequeño secreto que hace que muchas fotos nos dejen sin aliento reside en lo poco corrientes que son. Tu fotografía tiene que tener carácter, personalidad. La puedes hacer única ya no sólo con la historia o emoción que evoca (lección anterior), sino con cualquier otro medio que tengas a tu alcance, estético, con la luz, la composición, la técnica. Por Dios, evita tomar fotos que acaben siendo «una simple foto más». Cada vez que lleves el dedo al disparador de tu cámara, piensa, por un segundo, cómo vas a hacer de ella una foto única. Tienes infinidad de recursos a tu alcance. No me importa que quieras, en un principio, imitar una bonita fotos que hayas visto por ahí, o reproducir el trabajo de un gran fotógrafo, a efectos de aprendizaje te vendrá genial, pero haz un aporte que cambie ese resultado final, dale una vuelta de tuerca, esa sutil firma tuya que hará que tu foto sea única.

Recordamos las fotos que son diferentes. Son las que nos marcan. Haz que la tuya sea una de ellas.

Haz fotos únicas. Diferentes.
Haz fotos únicas. Diferentes.

Conclusión

Te acabo de presentar 5 elementos que marcarán la tendencia de la fotografía en el año 2037, y en el siguiente, y en todos los años venideros. Es como ver el futuro 😉 pero es así. Son lecciones que no encuentras habitualmente en un manual de fotografía, pero son válidas para todos los tiempos y tipos de fotografía que quieras tomar. Recuerda, sigue y aplica estos 5 consejos, te sacarán de más de un apuro. Te abrirán nuevas puertas cuando te encuentres estancado, para cuando pienses que una foto tuya no da ya más de sí, cuando te encuentres dando vueltas en un círculo cerrado piensa si necesitas fotografiar tu mundo con otro objetivo, cierra los ojos y pronuncia verbalmente el mensaje, historia o emoción de tu fotografía, para así comprobar que tenga contenido.

Rodéate de un buen objetivo y de mucha luz. No fotografíes colores ni composiciones, ni objetos, ni tan siquiera hagas retratos de sujetos guapos.

Fotografía historias y momentos.

Disfruta, artista.

  1. ¡Buen artículo!. Deberíamos tenerlo en el techo de la habitación y leerlo cada día antes de empezar a disparar con la cámara. Sobre todo en esos días en los que uno está falto de inspiración o quiere hacer las cosas de otra manera. Gracias Mario por estas píldoras de conocimiento y experiencia.

  2. La verdad Mario, usted ha sido mi maestro y guía en estos últimos 4 años desde que sigo sus enseñanzas. No hay mejor Blog ni maestro que usted. Gracias por poner empeño y mucho amor a esta pasión que nos une. Excelente aporte a la fotografía de manera sencilla y lo mas importante: gratis, lo cual lo hace admirable (su demostración y amor por este arte). Un fuerte abrazo de los libertadores. Venezuela.

  3. Hola, soy nueva en esto de la fotografía y me he encontrado con este Blog y me gusta muchísimo. Yo no tengo una cámara réflex, tengo una Nikon Coolpix P530, como sabrá no es de objetivos intercambiables, aunque si tiene modos manuales. Quiero aprender como maximizar el uso de esta cámara antes de considerar comprar otra. ¿Cómo puedo mejorar mis fotos aun sin poder cambiar de objetivo? Espero puedan ayudarme. Gracias.

    1. Alex, no solo son buenas las fotos que se realizan con cámaras réflex, de hecho, mis mejores fotos las he tomado con cámaras compactas cuando solo disparaba por instinto. Lo importante son las fotos que tu ves, y como te las ingenias para retratarlas en una foto y cualquier cámara que te permita lograrlo será la ideal para ti. Bienvenida al Blog y que bueno que encuentres útil nuestro trabajo. Saludos.

  4. Nunca, jamás se deberían dar sentencias de ninguna clase ni en fotografía ni en ninguna forma de arte. El objetivo no es nada. Esta afirmación es como insinuar que no se puede pintar sin un pincel de calidad. Motivos para fotografiar y procesos a seguir, tantos como fotógrafos. Historias y momentos y texturas y luz y formas y color y falta de color y, di un motivo que no justifique una fotografía. No existe. Y esto nos lo ha enseñado la historia del arte. ¿Bueno? ¿Malo? Maaaaaal!! En arte esto no existe. Y esto si que es importante de aprender desde el principio.

    1. Pedro, antes que nada muchas gracias por comentar. Tienes toda la razón, pero a lo que apunta Mario (y continuaré con tu analogía) es que si quieres dibujar líneas finas, necesitarás un pincel adecuado para tal fin, y si quieres dar una base de un color a tu bastidor, necesitarás de una herramienta adecuada para hacerlo del mejor modo posible. No usarás un mismo pincel para todo, sino que irás eligiendo el más adecuado para cada situacion. Con los objetivos pasa lo mismo y a eso apunta el artículo. 🙂

      1. Este es un error muy extendido y que puede llevar a pensar, sobre todo a los amigos que están empezando que el equipo del que dispongas puede limitarte. Ejercicio fundamental 1: coge la mejor cámara de la que puedas disponer, busca tu localización preferida y dispara lo mejor que puedas. Deja pasar un mes, rescata del cajón tu primer móvil con cámara de 27 px, vuelve al mismo sitio y dispara lo mejor que puedas. Compara las dos series y no te tires de un puente al ver que son idénticas (sobre todo si te acabas de comprar alguna joya) porque es normal. Este ejercicio lo hice yo ya hace bastantes años de forma involuntaria una vez que me prestaron una Canon que valía tanto dinero que su propietario vino conmigo a «supervisar» el uso que hacia de ella =:o(.
        Ejercicio 2: analizar la calidad técnica de las fotografías de Frances Benjamin Johnston (1864-1952), por poner un ejemplo. Que nadie pierda los nervios al pensar en la calidad de las ópticas de esa época y lo «fino que le salia el trazo» (y todo lo demás…). Por favor, que no se moleste nadie que no es mi intención. He tenido la suerte de conocer a grandes fotógrafos y esta forma de enfocar nuestra pasión siempre ha sido constante y estoy convencido que a mi me ha empujado en la dirección correcta y me ha ahorrado frustraciones innecesarias. Investigad libremente y disfrutad!!

        1. Pedro, pensamos de un modo muy similar y podrás validarlo leyendo los artículos del Blog en donde constantemente remarcamos que «no es la flecha, sino el indio que la dispara». Ahora bien, si concuerdo contigo que las máximas pueden no tener el efecto deseado en aquellos que recién comienzan, pero la intención de dicha «máxima» es el de, presentada la dicótoma entre invertir en objetivos o en cámaras (día a día contesto muchísimos mensajes con esta duda) nuestra posición respecto a dicha dicotmía puntual se inclina hacia los objetivos. El planteo que tu remarcas lo considero como una «macro» cuestión que marca que (como lo marcamos artículo a artículo), lo que verdaderamente importa es el fotógrafo al punto que mi cierre de cabecera es «lo verdaderamente importante, esta detrás del a cámara».

          Nuevamente te remarco que creo que estamos en la misma vereda y si no fuer así, celebro que podamos charlar de un tema tan interesante y rico 🙂 Gracias por desatar el debate! 🙂

  5. ¡Saludos Mario y felicidades por otro artículo inspirador!. Imagino que para quienes comenzamos en este maravilloso mundo, el tema técnico es perfectible con la práctica y lo realmente complejo es el poder transmitir mensajes. ¡Estaremos esperando ese nuevo artículo!

  6. No puedo estar más de acuerdo con la última frase de esta entrada: «Fotografía historias y momentos.» Fotos bonitas las puede hacer casi cualquiera, pero contar historias, seguir un hilo argumental, no es fácil y no está al alcance de cualquiera. Ahí radica lo difícil de la fotografía y donde uno puede encontrar más satisfacción personal. Saludos.

  7. Este artículo tiene 4 lecciones fotográficas y no 5. Decir que del objetivo depende la fotografía me parece cuanto menos subjetivo y, desde mi punto de vista, no del todo cierto. En una disciplina tan artística como la fotografía, el tema del equipo es bastante relativo. Todo depende de la disciplina a la que te quieras dedicar. Pero afirmar con rotundidad que el objetivo es esencial (y encima ponerlo en primer lugar) y calificarlo de «regla de oro» es una temeridad.

    1. Laurent, es cierto que puede sonar un poco temerario pero hay que tomar las cosas como de quien vienen y, en este caso, desde el Blog siempre pregonamos porque lo más importante es el fotógrafo y que el resto son herramientas. Ahora bien, planteada la dicotomía entre cámara y objetivo, nuestra elección es el objetivo. Obviamente que es discutible, pero tal como respondí anteriormente, intentamos hacer énfasis en nuestra postura ante cientos de consultas del tipo «¿Invierto en una cámara costosa o invierto más dinero en objetivos?». Saludos y gracias por participar con aportes de tanta calidad siempre.

  8. Indudablemente este artículo es excelente y merece todo nuestro reconocimiento. Dando por hecho, y por ende dejando fuera de toda polémica por demasiado obvio, que un mismo fotógrafo haciendo idéntica fotografía obtendrá mejores resultados con mejor equipamiento (aunque dudo que en la misma proporción que la diferencias de costos entre uno y otro), quizás gran parte de los pequeños «desacuerdos» aquí desatados se resolverían cambiando simplemente el título de la Lección 2 por: «No es el objetivo. Es el fotógrafo».
    Por si hiciera falta explicar estas dos verdades que para nada se invalidan mutuamente: dando por cierto que el objetivo es más importante que la cámara, en definitiva el fotógrafo es más importante que el objetivo. Saludos desde Argentina.

  9. Mario, te sigo hace unos meses y la verdad estoy encantado de la forma tan sencilla que nos explicas este mundo tan «complicado» de la fotografía. Tengo una duda que me corroe hace tiempo, ¿en modo totalmente automático tanto apertura y obturación, la ISO es aconsejable ponerla en automática?

    1. Juan José, lo ideal es no utilizar nada en automático en tu cámara y tomar tu el control de las tomas. siguiendo dicha recomendación, cuantos menos automatismos utilices, mejor 🙂

  10. ¡Saludos desde España! sigo vuestro Blog y me encanta. Estoy tomando datos para comprar un equipo de fotos y empezar en este mundo de la fotografía. Un saludo y ánimo por tu Blog.

  11. Soy un apasionado de la fotografía y lo poco que aprendí fue por que me gusta la fotografía. Soy de esos que revelaban rollos de blanco y negro para luego copiar en papel y cada vez que aparecía la imagen era algo maravilloso, recuerdo que cuando me trajeron una cámara digital no quería aceptar sacar fotos con ella pero bueno, hoy tengo una Nikon 3100. Me gustan las fotos blanco y negro todas con mi Pentak K100 y copiadas por mi en mi pequeño laboratorio con mi ampliadora Durst DA90. Bueno gracias y muy buena esta la página de fotografías.

  12. Hay que tener la cabeza muy bien «amueblada» en plena era del consumismo en la que nos encontramos, para pararse a pensar, reflexionar y asimilar estas 5 lecciones. En lo personal, me quedo con la 4, que para los que nos dedicamos mayoritariamente a fotografiar personas, esta lección es la base en la que apoyar el resto.

  13. ¡Qué sentimiento! se me pone la piel de gallina! Yo quiero eso que transmitan mis fotos. Me encantó el artículo. La verdad es que cada uno cuenta su historia algunos mejor que otros pero el hecho de que podamos hacerlo y ademas disfrutar haciéndolo. Eso es lo que debemos apreciar, ademas de que contemos con personas como ustedes que nos guían nos dan consejos, a nosotros los primerizos, los incautos, para que podamos mejorar y cada vez seguir mejorando mas viendo que, (cliché) nuestra imaginación es el techo que limita esas impresionantes imágenes que quedan para la posteridad, nuestra, de nuestros allegados o del mundo! nuevamente muchas gracias… Ariel del sur argentino!

  14. Hola Mario, gracias por compartir tus conocimientos y darnos tantos consejos. Soy nuevo en este Blog y quiero aprender bien este arte. Me gustó lo de retratar historias. Gracias.

    1. Vane, claro que puedo pero antes debemos ponernos de acuerdo en los términos ¿A que le llamas dualidad fotográfica? Yo entiendo por dualidad a aquellas fotos que, mediante retoque en el ordenador, dividen el encuadre mostrando de una misma escena dos situaciones diferentes como por ejemplo, un paisaje mitad de día y mitad de noche ¿Es correcto?

      1. Hola gracias por responder, quiero mostrar la dualidad de un lugar mediante fotografías, las cosas buenas y malas, las feas y las bonitas del mismo lugar.

        1. Vanessa, no termino de entender tu problemática ya que me suena más a que necesitas hacer un reportaje fotográfico mediante varias fotografías o unir todas las fotos en una misma. ¿Puedes explicarte mejor?

    1. Vane, entonces te recomiendo que no dejes de leer los siguientes artículos:

      FOTOGRAFÍA NARRATIVA: LA GUÍA COMPLETA PARA CONTAR HISTORIAS MEDIANTE UNA FOTOGRAFÍA
      APRENDE A CONTAR HISTORIAS PERSONALES MEDIANTE LA FOTOGRAFÍA DE RETRATO
      CÓMO DAR TUS PINITOS EN EL ARTE DE LA FOTOGRAFÍA DOCUMENTAL

      Te recomiendo que intentes buscar trabajos de colegas que hayan hecho el mismo tipo de trabajos para calentar el ojo pero no te cierres a sus trabajos y formas de ver la realidad sino que intenta darle tu toque especial 🙂 Saludos.

  15. Hola Iaio, cada vez que les leo les encuentro razón. Soy un convencido que la pólvora ya se invento y que mejor que seguir los consejos ya probados de la mano de expertos. Sin embargo por más que me repiten que en la buena foto participa la luz, el fotógrafo, el lente, o la cámara en las prioridades que Ustedes quieran, encuentro que una buena cámara, con un sensor más potente y una lente con gran apertura, tienen bastante mas posibilidades que un disparo con elementos más modestos. Reconozco eso si, que se puede presentar alguna toma afortunada en el momento preciso y que puede superar la mejor tecnología en equipos. Mis felicitaciones por el Blog. Saludos desde Chile.

    1. ¡Mauro, estamos muy de acuerdo! El problema se plantea al momento de dar los primeros pasos en donde la cámara es realmente secundaria. Ahora bien, cuando el nivel de exigencia es máximo, no se puede dejar nada librado al azar pero es muy raro que ello ocurra entre aficionados 🙂 Saludos.

  16. Genial artículo Mario, llevo un tiempo siguiendo tu Blog y es muy interesante. Soy operador de cámara de tv y cine y aficionado en el campo de la fotografía. Tú Blog me ayuda mucho a aclarar y a tener en cuenta ciertas cosas que con el día a día se olvidan también para ayudar a colegas que están empezando. Hoy me decidí a escribirte. ¡Enhorabuena!

  17. ¿Todos tendremos esa pizca de arte que se necesita o lo podemos desarrollar o es solo para algunos?
    Me encantó la nota, sin dudas hay que aplicarlo a cada foto. Saludos.

    1. Leonardo, nadie nace sabiendo y creo que todo se puede aprender pero claro que pareciera que algunas personas traen algo «en los genes». Yo creo que todo se puede entrenar y dependerá de las ganas y la pasión que le ponga uno en pos de perfeccionarse. Saludos.

  18. No se porque este artículo generó polémica, para mi está muy claro, será porque he leido muchos de los articulos de este Blog y se como piensan y sí voy a tratar de tener estos consejos presente. Saludos a todos y gracias.

  19. Hace mucho que leo tu Blog y ahora que pude comprar la cámara Nikon D5500 leo y guardo tus consejos que siempre consulto y en estos 3 meses que la tengo fui siguiendo tus consejos que me ayudaron un montón, para la fotografía es una pasion. Gracias por tu blog y tus enseñanzas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *