distintos tipos de objetivos puestos en fila
Fotografías cortesía de Andy Chilton, Casey Horner, Tracey Hocking, Lucas Favre, Ivandrei Pretorius bajo licencia Creative Commons.

Tus Mejores Fotografías Las Harás Con Uno De Estos Objetivos

En muchas ocasiones ha surgido el debate sobre si es el fotógrafo o la cámara quien hace la fotografía. A menudo en los artículos hablamos de las mejores cámaras o los mejores objetivos, pero eso no significa que el fotógrafo no tenga nada de responsabilidad en la imagen que captura. Yo asemejo esto a lo del dinero y la felicidad, el dinero no da la felicidad, ¿verdad? ¡Pero ayuda! Eso no lo vamos a negar… 😉 Pues con la fotografía pasa parecido, el equipo no hace grande una foto, ¡¡pero ayuda!! Y es que existen distintos tipos de objetivos y cada uno está pensado para un tipo de foto.

Por eso hoy te traigo un artículo mostrándote los distintos tipos de objetivos que marcarán una diferencia en tus fotografías. Con un equipo normalito puedes capturar una imagen muy bella, que transmita emociones o conmueva, sin embargo, hay objetivos que aportan un valor añadido. Son una herramienta que puedes utilizar para ampliar tu creatividad o incluso darle un toque más profesional a tus imágenes. Y si dispones de esa herramienta… ¿por qué no conocer sus ventajas y aprovecharlas? Sigue leyendo y descubrirás ¡todo lo que los distintos tipos de objetivos pueden ofrecerte!

Nota de Mario: Canon y Nikon no son las mejores cámaras de fotos, ni mucho menos. Hay cámaras buenas de estas dos marcas como las hay de Pentax, Sony, Olympus, o cualquier otra marca. En este artículo referenciamos algunos objetivos, incluyendo un enlace mayoritariamente a los objetivos de Nikon y Canon. El único motivo es porque son las marcas más populares y por las que la mayoría de lectores pregunta. Enlazar todo este listado de objetivos para todas las marcas sería una locura. Si la tuya no es ni Canon ni Nikon, por favor entra a Amazon y busca un objetivo similar. Lo tiene que haber. Gracias.

5 Tipos de objetivos para lograr fotos impresionantes

Te presentamos 5 tipos de objetivos que marcarán una gran diferencia entre las fotos que consigues ahora con el objetivo del kit y tus próximas fotografías que te sorprenderán hasta a ti.

Teleobjetivo, el espía

Es un «espía» porque donde el 18-55mm se queda corto, el 55-200mm alcanza sin problema sujetos bastante lejanos sin tener que acercarte a ellos. Es el objetivo ideal para hacer fotografías casuales a gente espontáneamente por la calle (robados que se llaman), si tienes alma de paparazzi, este es tu objetivo. O si la timidez te impide acercarte. También es muy útil si gustas de la fotografía de animales salvajes, aves, pájaros, etc.

Lechuza entre flores amarillas captada con teleobjetivo
Fotografía realizada con teleobjetivo (200mm)

Aquí lo importante es hacerse con uno que tenga una buena apertura máxima, aunque con un f/4 ya empezaría a ser suficiente. A mayor apertura, mayor luz entra, más rápido puede ser el disparo y más nítida es la imagen 😉 Si vas a invertir en un teleobjetivo, no pierdas tu dinero en uno cuya apertura sea superior a f/5 porque la mayoría de las fotos te saldrán borrosas. Recuerda, un f/4 por lo menos, y si puede ser menos, mejor. Recuerda también que, en el caso de los teleobjetivos, cuesta muy caro dar con objetivos que tengan aperturas muy grandes. De hecho no sé si hay algún teleobjetivo cuya apertura sea f/1.4 por ejemplo. Si lo hubiera, tendría que costar un ojo de la cara. Así que, con que esté en los f/4 yo creo que estaría genial.

Otras ventajas que ofrecen este tipo de objetivos, es que permiten un enfoque selectivo, o sea, destacar al sujeto sobre el fondo y elimina la sensación de perspectiva, es decir, compactan los distintos planos (esto último puede ser una desventaja si buscas lo contrario, ¡ten cuidado! 😉 ).

A continuación te indico algunos teleobjetivos similares y su precio aproximado:

Más teleobjetivos recomendados en este artículo.

Objetivos Gran Angular

¿Qué sería de la fotografía sin los paisajes, verdad? Muchos nos hemos enamorado de la fotografía por culpa de (o gracias a) paisajes que siempre habíamos querido retratar.

Faro con cielo estrellado fotografiado con un gran angular
Paisaje con angular (15mm)

Los objetivos gran angular son la herramienta perfecta para este tipo de fotografías, pues tienen la ventaja de abarcar un ángulo mayor que el de la visión humana. Son ideales para capturar imágenes panorámicas o grandes objetos o lugares desde distancias cortas.

Los objetivos de gran angular suelen tener entre los 12 y los 20mm de distancia focal. Esto es subjetivo, seguro que hay alguno me dirá que me estoy dejando fuera a los de 10mm por ejemplo, y puede ser cierto, pero es verdad que si bajamos a distancias focales inferiores ya entramos en un tipo de objetivos donde la imagen resulta demasiado distorsionada, y serían prácticamente objetivos «ojo de pez», que para el caso no vienen. Y es que con estos objetivos puedes exagerar las perspectivas y distorsionar las líneas.

Se utilizan también mucho en interiores, por ejemplo para celebraciones en una iglesia o para resaltar las características arquitectónicas de un edificio y, como ya hemos dicho, son los ideales para la fotografía de paisajes, pues su profundidad de campo es mucho mayor y pueden capturar detalles a una distancia considerable. Si te apasiona la fotografía de paisajes, ¡este es tu objetivo!

Para que puedas hacerte una idea de precios, aquí tienes algunos angulares de distintas marcas:

Ojo de Pez

De todos los tipos de objetivos, este es probablemente el menos versátil. Esta lente circular con un ángulo extremadamente grande sirve para dejar volar la imaginación. Crea un efecto similar a una imagen reflejada en una esfera y te permite capturar todo lo que necesitas aunque tus ojos no puedan percibirlo. También se utiliza en el interior de iglesias para poder incluir toda la escena: protagonistas, invitados, techo, suelo… ¡todo! Es como el gran angular, pero más exagerado y distorsionado.

Ejemplo de fotografía hecha con ojo de pez
Ejemplo de fotografía hecha con ojo de pez

El inconveniente es que es un poco caro y su efecto es tan específico que no es recomendable como primera opción a la hora de hacerte con un primer objetivo extra. Para que te hagas una idea, estos son algunos precios aproximados:

Antes de continuar, una cosa rápida que te podría interesar: acabamos de lanzar FOTOGRAFÍA SIN SALIR DE CASA, un nuevo formato digital con el que ponemos a tu disposición 101 ejercicios de fotografía que podrás practicar desde la comodidad de tu casa. Ahora que estamos de confinamientos y con esta situación un poco rara, quizás quieras echarle un vistazo (disponible aquí).

Dicho esto, volvemos al asunto...

Estos objetivos no suelen ser muy baratos, por suerte hay marcas alternativas que fabrican para cámaras Nikon, Canon, Sony, etc. Ejemplos: Walimex Pro 8mm f/3.5 para Canon, o el Walimex Pro 8mm f/3.5 para Nikon.

Objetivos Macro

Si alguna vez has intentado enfocar a distancias muy cortas con un objetivo 18-55mm normal te habrás dado cuenta de la enorme limitación que estos objetivos estándar tienen. Normalmente por debajo de los 50cm no puedes enfocar.

flor captada con un objetivo macro
Ejemplo de resultados de un objetivo Macro

Para eso se han inventado los distintos tipos de objetivos, para este caso en concreto, los objetivos macro. Se caracterizan principalmente por la capacidad de enfocar a distancias muy cortas. Su distancia focal suele ser normalmente de 50 hasta 200mm. Es el objetivo ideal para fotografiar flores, insectos, o detalles minúsculos de cualquier objeto. Si te gusta el mundo Macro léete esto.

Como te decía, estas lentes son utilizadas sobre todo en la captura de flores e insectos por su cualidad para fotografiar a distancias muy cortas y aumentar considerablemente el tamaño del objeto de nuestro interés. Imprescindibles en la fotografía científica, gracias a estas lentes has podido ver insectos a un tamaño que probablemente te hayan asustado, o no, pero que seguro que no te han dejado indiferente, ¿verdad? Incluso habrás podido ver detalles que al natural son difícilmente apreciables al ojo humano.

Por sus máximas aperturas y su calidad de imagen, son también una buena opción para los retratos. Pero no queda ahí la cosa, los objetivos macro se pueden utilizar para fotografía de producto, gastronomía, fotografía abstracta, etc.

¿Quieres saber su precio aproximado? Hay gran variedad de tipos y precios, aquí te dejo unos ejemplos:

50 mm f/1.4

Ya hemos hablado en más de una ocasión de esta lente tan versátil sin la que Mario no puede vivir y a la que llama El Rey de los Objetivos. De hecho, esto es lo que dice él de este objetivo:

«Si tuviera que pasar el resto de mi vida con un solo objetivo, sería sin duda éste. Su distancia focal de 50mm es sencillamente perfecta. Constituye el punto perfecto entre un gran ángulo de visión y un teleobjetivo. Por otra parte, la terriblemente generosa apertura del diafragma de este objetivo lo hace extremadamente luminoso. Facilita muchísimo el tomar fotos en situaciones de escasa luz, por no hablar del juego de profundidad de campo que permite».

Y es que entre sus ventajas encontramos que al ser una focal fija, rinde mucho mejor, pero lo que hace tremendamente útil a esta lente es su gran apertura de diafragma, que como él bien dice, te permite capturar la luz de una forma extraordinaria y, además, jugar con la profundidad de campo para conseguir destacar el objeto de interés o sólo una parte enfocándolo en extremo mientras que desenfoca el resto.

Retrato con un objetivo 50mm a f/1.4

En este retrato de arriba podemos ver cómo se desenfoca el fondo y el bello bokeh logrado. Para retratos es excelente, y para la fotografía de bebés es casi imprescindible, pero no sólo te servirá en estos casos, como ya he dicho, es tan versátil que servirá en multitud de ocasiones y tipo de fotografías.

¿Te ha entrado el gusanillo y quieres saber el precio aproximado? No te preocupes, en este caso no iba a ser menos, aquí lo tienes:

Consejo: Si estás empezando y además tu presupuesto es muy justo, prueba con el 50 mm f/1.8 que podrás encontrar por un precio mucho más asequible y que ofrece excelentes resultados (para Nikon lo tienes por 209,00 € euros y para Canon por 126,00 € euros.

Puede que te hayas mareado un poco con las letras y números que aparecen en cada nombre de objetivo, si es así, no dejes de leer este artículo en el que te contamos todo lo que necesitas saber antes de comprar un objetivo. Sus nombres ya no serán jeroglíficos para ti.

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, me haces muy feliz, y si lo compartes… ¡más feliz aún! 😉

eBook Fotografía sin salir de casa