🥳 Estrenamos nuevo logo, pero seguimos siendo tu Blog del Fotógrafo de siempre.

3 Accesorios (Imprescindibles) Que Todo Fotógrafo Aficionado Debería Tener

La semana pasada te propuse un interesante ejercicio consistente en vivir un día, fotográficamente hablando, sin accesorios. Mi intención no es que prescindas del uso de los accesorios fotográficos, sino que aprendas a poder vivir sin ellos en un momento determinado. No se trata de abandonarlos de por vida, todo lo contrario. Para muestra, hoy te traigo 3 accesorios que no deberían faltar en la mochila de todo fotógrafo aficionado. De mi arsenal de accesorios si tuviera que quedarme sólo con 3 elementos, serían estos sin duda.

Como entenderás esto es un artículo subjetivo y algo personal, otros fotógrafos te recomendarán otros accesorios, y todas las recomendaciones son respetables, pero después de tantos años con la cámara acompañándome a todas partes, después de muchas fotos, algunas fracasadas y otras acertadas, hoy te presento los 3 accesorios que más me han ayudado a mejorar mis fotografías y me han influido más positivamente, tanto en mis hábitos como fotógrafo como en mis resultados fotográficos.

Accesorio imprescindible 1: Filtro

Desde el día en que descubrí las bondades de los filtros, me hice con unos cuantos, los tengo acoplados a mis objetivos y no los he vuelto a quitar prácticamente nunca. Me arrepiento del tiempo que tuve un equipo réflex sin filtros.

En mi caso utilizo en especial el filtro polarizador, además de la protección que brinda al objetivo (de polvo y arañazos), lo uso principalmente para contrastar el cielo y las nubes a la hora de fotografiar paisajes. Con él se consigue un nivel de contraste y saturación muy difíciles de imitar en programas de edición y posprocesado como Photoshop.

El otro filtro que utilizo es un Ultravioleta (UV), conocido también como filtro Sky. Éste es el que llevo cuando quiero obtener una fotografía totalmente neutra, sin efecto alguno. Los filtros UV principalmente sirven para proteger el objetivo de polvo y demás factores que lo pueden deteriorar, sin modificar la luz visible al ojo humano.

Si estás pensando en hacerte con un filtro para tu objetivo, tienes que tener en cuenta el diámetro de tu objetivo. El mismo filtro sirve para cualquier objetivo, independientemente de la marca del objetivo, siempre y cuando sean del mismo diámetro. ¿Cómo averiguas el diámetro de tu objetivo? Mirándolo 😉 En el mismo objetivo suele venir escrito el diámetro de éste, representado con el símbolo Ø.

En este ejemplo, buscaríamos un filtro de 77mm de diámetro, ya que lo pone claramente en el borde del objetivo como puedes ver. Cuidado, en el tuyo este dato podría aparecer en otro lado, en el costado, o en la parte trasera, pero generalmente aparece con ese símbolo que ves.

Diámetro de objetivo, en este caso el diámetro es de 77mm.

Accesorio imprescindible 2: Trípode

TrípodeDa mucha rabia cuando tienes que borrar la que para ti iba a ser la mejor foto de la sesión o excursión por estar demasiado subexpuesta o demasiado borrosa. La mayoría de los casos te acabas resignando y borrando la foto. En ocasiones lo podrás remediar en el ordenador mediante el posprocesado, pero el resultado queda como una chapuza.

El trípode es tu mejor protección contra las fotos borrosas u oscuras. Con él no hay una sola situación que se te resista. El hecho de poder estabilizar la cámara encima de un buen trípode te permite disparar en modo manual o semimanual, y jugar con velocidades de obturación muy lentas. El resultado es una fotografía nítida, limpia, estable, y llena de luz.

2 cosas a tener en cuenta a la hora de comprar un trípode:

    1. Escoge uno de tamaño mediano. Evita los que son demasiado pequeños. Te prometen movilidad y facilidad de transporte pero en el fondo a la mínima que sople un poco de viento se te mueve el trípode y al final acaba no sirviendo de mucho. Por no hablar de su poca resistencia y de lo poco que te va a durar. También debes evitar los que son gigantes porque te costará transportarlo y la mayoría de las veces lo dejarás en casa por simple pereza. Aquí, el punto ideal es dar con un trípode de tamaño mediano, lo suficientemente grande y robusto como para cumplir su misión de «estabilizar» una cámara réflex con objetivo acoplado, pero que sea a la par fácil de llevar a cuestas y transportar de un lado a otro.
  1. Si puedes, escoge siempre un trípode de cabezal de bola. Estos son muy fáciles de mover, girar y manipular.

Mis trípodes favoritos:

  • VANGUARD Alta Pro 263AGH: Robusto y estable, con rótula de bola y empuñadura única. Una maravilla.
  • K&F Concept TC2534: Trípode muy estable y con rótula de bola también. Puede convertirse en monopie.
  • Manfrotto MKBFRA4-BH: Es difícil dar con un trípode muy económico y a la vez con sistema de rótula de bola, pero aquí tienes uno. Completo.

Accesorio imprescindible 3: Mochila

Mochila-FotoAl principio puse flash, es de los primeros accesorios en que pensamos normalmente, pero no me atrevo a llamarlo «imprescindible». Lo es sólo en ciertas situaciones. Una mochila es sin embargo algo esencial en la vida de cualquier equipo fotográfico, sea de fotógrafo profesional o aficionado. Una mochila te acompañará en todas tus excursiones y salidas fotográficas, protegerá tu equipo todo el tiempo,  incluso cuando éste esté en reposo, y lo más importante, si escoges una buena mochila, ésta te permitirá tomar mejores fotografías. ¿Qué? Sí, como lo lees. Disparas mejores fotos cuando llevas a cuestas una buena mochila, cómoda y ergonómica de cara a los hombros y la espalda, accesible, fácil de abrir, y ligera.

En el pasado tuve la ocasión de probar y utilizar durante un tiempo mochilas que eran un auténtico armatoste, no voy a citar la marca por deferencia y por no generar mal rollo, pero sólo la mochila pesaba más que la cámara y objetivo combinados. Además, el diseño era ridículo, pues tenía demasiada profundidad hasta el punto de que cuando te la ponías a la espalda casi te caías hacia atrás, imagínate caminar así. ¿Esto qué es? ¡¿Se supone que tengo que pensar y crear fotografía así..?!

Si te interesa adquirir una buena mochila para tu cámara réflex  échale un vistazo a este artículo dedicado. Si no dispones de tiempo y quieres una recomendación rápida, yo utilizo la Lowepro Hatchback BP 150 AW II (tamaño perfecto, tienes la de 16L pero es demasiado pequeña para mi gusto). La tienes en Amazon en 2 colores para elegir.

Próximos pasos

Ya está bien de tanta lectura. Lees BdF porque te gusta tomar fotos ¿verdad? Pues vamos a hacer foto.

Si dispones de alguno de estos accesorios, o de todos, necesito que en los próximos días te propongas el reto de tomar tu mejor fotografía, jamás hecha por ti hasta la fecha, y que en ello uses directa o indirectamente alguno de estos accesorios. Plántate en la calle más céntrica de tu ciudad, de noche, monta tu trípode y deja que la luz fluya por el objetivo de tu cámara. Coloca ese filtro polarizador en tu objetivo y sal a retratar algún paisaje de naturaleza que tengas cerca. Prepara tu mochila y sal de excursión fotográfica, con la firme determinación de no volver a casa si no es con un buen puñado que fotografías que quitan el aliento.

Si no dispones de ninguno de estos accesorios, ahí arriba te he ido dejando algunas recomendaciones. Tu próximo paso es fichar uno de estos accesorios y añadirlo a tu equipo con el fin de poder salir pronto a disfrutar haciendo lo que más te gusta, fotografiar.

Gracias, como siempre, por aguantar el tostón de leerme.

Feliz fotografía.