Accesorios de Fotografía
Accesorios de Fotografía

Cómo «Acertar» en la Compra de Accesorios Para Tu Cámara de Fotos Réflex

Al poco tiempo de adquirir una cámara de fotos réflex te acabas dando cuenta de que la cámara, por muy buena que sea, se te queda corta. Necesitas dónde apoyarla, algo en lo que transportarla, que si una tarjeta de memoria, que si una batería extra para esas largas excursiones, un flash por aquí, un filtro por allá. Uno se puede llegar a sentir realmente agobiado con tanto accesorio y, a veces, tan poca información.

  • ¿Qué compras primero: flash, batería extra, mochila, trípode? ¿o todos a la vez?
  • ¿y si no compras ninguno?
  • ¿Qué marca habría que comprar?
  • ¿Por dónde empezar?

En el artículo de hoy vengo a echarte una mano. No te voy a indicar qué accesorios comprar y cuáles dejar de comprar, pero sí me gustaría compartir contigo algunos consejos que creo que te ayudarán a salir de esta encrucijada.

Cómo saber qué accesorios te hacen falta

Accesorios
Accesorios

La norma general por la que te tienes que guiar a la hora de considerar la compra de un nuevo accesorio para tu cámara réflex es muy sencilla. La pregunta ¿esto me hace falta? debería ayudarte a racionalizar un poco ese impulso consumista que todos tenemos a la hora de ver artículos de fotografía en un escaparate o en una web. No deberías comprar accesorios que no fueras a necesitar. Punto.

No me lo digas, ya lo sé, la pregunta siguiente sería «¿cómo sé qué accesorios me harán falta?». Fácil: observando tus fotografías. Déjame explicarlo: jamás compres un accesorio por recomendación de un amigo veterano en la afición, jamás compres un accesorios porque venga incluido por defecto en el paquete. Debes experimentar la fotografía «al desnudo», y con al desnudo no me refiero a fotografiar a modelos ligeras de ropa, sino a practicar y vivir una fotografía en que sólo estéis tú y la cámara.

Sin intermediarios.

Sin complementos.

Sin conservantes ni colorantes.

Fotografiar sin recurrir al uso de accesorios te permitirá empezar desde cero, que es como hay que empezar, te ayudará a entender el porqué de las cosas, aprenderás de la mejor forma posible. Conocerás de primera mano las dificultades que presenta fotografiar en ciertas situaciones complicadas, a partir de ahí averiguarás los accesorios que te hacen falta y sabrás exactamente la utilidad de cada uno.

Una vez los hayas adquirido los valorarás mucho.

El timo del Kit Todo-En-Uno: Que no te vendan gato por liebre

Esto es una opinión ¿de acuerdo? No todo el mundo estará de acuerdo conmigo, pero desde mi humilde experiencia, la peor compra que puedes hacer en materia de accesorios para una cámara réflex es comprar un kit de estos 2-en-1 o 3-en-1 o como diablos se llame. Consiste en que el distribuidor o tienda empaquete en una sola caja, junto con la cámara de fotos, una serie de accesorios. Así cuando tú vas a comprar la cámara te encuentras con dos opciones: o comprar la cámara sola (junto con el objetivo tal vez), o comprarla junto con una serie de accesorios que vienen de serie: los más frecuentes suelen ser bolsa de transporte, tarjeta de memoria, a lo mejor un trípode…

Muchos de mis lectores han hecho compras así, y no tiene nada de malo, el tema es que… para comprar un accesorio es mucho mejor comprarlo por separado. Más caro resultará, desde luego, pero es que los accesorios que te vienen ya pre-empaquetados en la oferta Kit todo en uno no suelen tener la mejor calidad que digamos.

He aquí dos razones principales por las que desaconsejo comprar accesorios en el momento de la compra inicial de una cámara réflex:

  • No sabes, todavía, qué accesorios te harán falta. Además, si es tu primera cámara réflex, puede que ni siquiera sepas cómo usar la propia cámara, ¿cómo vas a saber los accesorios que te hacen falta?
  • Así como en cámaras réflex pienso que puedes adquirir una muy buena cámara incluso a precios ridículamente bajos (aquí algunos ejemplos), en cuestión de accesorios la cosa suele ser un poco al revés. No quiere decir eso que los mejores accesorios sean los más caros, pero es cierto que un trípode muy muy barato normalmente te ofrecerá un rendimiento mediocre. A la hora de comprar accesorios no hace falta que vayas por los más caros, pero sí intenta evitar los más baratos. ¿Qué ocurre? Que los accesorios que vienen incluidos en una caja Kit normalmente suelen ser de los más baratos que hay, generalmente con calidades que dejan mucho que desear.

Repito que es una opinión personal y subjetiva mía, me puedo equivocar, pero en mi caso los mejores accesorios los adquirí escogiéndolos intencionadamente, buscando la marca, configuración u opciones que a mí me interesaban, no abriendo una caja para ver qué juguetes «sorpresa» encontraba dentro 😉

Un accesorio para cada fotógrafo

Otro de los motivos por los cuales recomiendo evitar la compra de accesorios de entrada es que, cuando empiezas en fotografía réflex y eres nuevo en el mundillo, normalmente no sabes qué tipo de fotografía vas a hacer con más frecuencia. Que toda la vida te haya gustado contemplar fotografías de paisajes es una cosa, y otra bien distinta es coger la cámara y experimentar con ella, durante un tiempo, hasta encontrar tu propia temática favorita y tu propio estilo personal. Sólo entonces sabrás qué tipo de fotógrafo eres y, por consiguiente, qué tipo de accesorios requires.

El tipo de fotografía que vas a realizar con más frecuencia determinará el juego de accesorios que necesitas:

Dime qué fotógrafo eres y te diré qué accesorio necesitas
Dime qué fotógrafo eres y te diré qué accesorio necesitas
  • Si eres de paisajes o fotografía urbana, necesitas sin duda una buena mochila para acarrear todo el equipo. Unos filtros como por ejemplo el filtro polarizador realzarán el color del cielo azul en contraste con las nubes blancas. En cambio un flash no es lo más imprescindible en tu caso porque poco uso le vas a dar en fotografía de paisajes.
  • Si disfrutas retratando el paso del tiempo con la técnica de la larga exposición, no te quedará más remedio que hacerte con un trípode robusto. Si vives en una zona muy expuesta a las corrientes de viento, haz que el trípode sea lo más estable posible. También una batería extra no te vendría mal. La larga exposición agota la batería en cuestión de minutos.
  • Si eres de hacer viajes o excursiones muy largas, además de la mochila también necesitarás unas cuantas tarjetas de memoria para ir cambiándolas según se vayan llenando.
  • Si te gusta hacer retratos no podrás vivir sin un buen flash. Y no, no tiene nada que ver con la noche. Precisamente de noche es cuando menos lo usarás probablemente. Digo que necesitarás flash sobre todo para los retratos diurnos en los que un poco de luz de flash viene bien para rellenar la cara del sujeto con un poco de luz. Un reflector tampoco sería mala idea para hacer retratos, sobre todo en exteriores, o también en interiores cuando hay una ventana o fuente de luz cerca.

Aquí te dejo referencias a artículos especializados que hemos publicado aquí en el blog, dedicados a los principales accesorios que podrían interesarte:

El listado de accesorios existentes en el mercado es infinito. Puedes buscar inspiración en la sección de accesorios de Amazon donde encontrarás toda índole de accesorio, generalmente a precios muy asequibles.

Esto es todo por hoy. Espero haberte ayudado a encontrar un poco de orden en este caótico mundo de los accesorios. Recuerda, no hagas compras compulsivas, compra las cosas sólo cuando sientas una verdadera necesidad de utilizarlas.

Gracias por leer este artículo. Si lo has disfrutado o lo has encontrado útil, dale una recomendación por favor en Facebook, Twitter o Google+ . Gracias de antemano.

eBook Fotografía sin salir de casa