Edward Weston y La Belleza de lo Cotidiano

En el artículo de hoy vamos a adentrarnos en la obra de Edward Weston, el fotógrafo que nos enseñó a capturar y admirar la belleza de lo cotidiano y cómo engrandecer los pequeños objetos gracias a nuestra cámara.

Weston es uno de los fotógrafos más influyentes del s. XX y nos dejó algunas de las imágenes más simples y bellas que hayamos podido ver.

Edward Weston: Biografía

Edward Henry Weston nació el 24 de marzo de 1886 en Highland Park, Illinois; aunque fue en Chicago donde pasó la mayor parte de su infancia y asistió a la Oakland Grammar School.

Comenzó a fotografiar con dieciséis años después de que su padre le regalara una cámara. Sus primeras fotografías fueron de los parques de Chicago y la granja de su tía.

Edward Weston joven

Primeros trabajos de Edward Weston

En 1906, se publicó su primera fotografía en Camera and Darkroom, tras lo cual se mudó a California y después de un breve periodo como topógrafo, comenzó a trabajar como fotógrafo itinerante.

Iba de puerta en puerta fotografiando niños, mascotas y funerales. Fue al darse cuenta de la necesidad de una formación formal, cuando en 1908 Weston regresó al este y asistió a la Facultad de Fotografía en Effingham, Illinois, para terminar en seis meses el curso de doce y regresar de nuevo a California.

En Los Ángeles, trabajó como retocador en el George Steckel Portrait Studio.

En 1909, se incorporó al estudio de retratos Louis A. Mojoiner como fotógrafo y demostrando habilidades sobresalientes con la iluminación y la pose. El mismo año se casó con su primera esposa, Flora Chandler, con quien tuvo cuatro hijos: Edward Chandler (1910), Theodore Brett (1911), Laurence Neil (1916) y Cole (1919).

Estudio Tropico

Dos años más tarde, en 1911, abrió su propio estudio de retratos en Tropico, California. Esta sería su base de operaciones durante las próximas dos décadas. Conoció el éxito trabajando en un estilo pictórico de enfoque suave; por el que recibió numerosos reconocimientos.

La reputación internacional, sin embargo, llegó de la mano de sus retratos en clave alta y estudios de danza moderna. Su trabajo fue publicado en revistas como American Photography, Photo Era y Photo Miniature. En las que también fue autor de muchos artículos.

En 1912, conoció a la fotógrafa Margrethe Mather en su estudio Tropico, quien se convirtió en su asistente de estudio y modelo más frecuente de la siguiente década. Ella tuvo una influencia muy fuerte en Weston, quien más tarde diría de ella que fue “la primera mujer importante en mi vida”.

Edward comenzó a escribir sus «Diarios» en 1915 donde hizo una crónica de su vida y desarrollo fotográfico hasta la década de 1930.

Fueron las fotos que tomó en 1922 en su visita a la planta siderúrgica ARMCO en Middletown, Ohio, las que marcaron un punto de inflexión en su carrera. Durante este período, Weston renunció a su estilo pictorialista con un nuevo énfasis en la forma abstracta y una resolución más nítida de los detalles. Las fotografías industriales eran verdaderas imágenes directas: sin pretensiones y fieles a la realidad.

Weston escribió más tarde:

«La cámara debe usarse para registrar la vida, para representar la sustancia misma y la quintaesencia del motivo en sí, ya sea acero pulido o carne palpitante».

Edward Weston

Weston también viajó a la ciudad de Nueva York ese mismo año, donde conoció a Alfred Stieglitz, Paul Strand, Charles Sheeler y Georgia O’Keeffe.

Edward Weston en México

Fue en 1923 cuando se mudó a la Ciudad de México y abrió un estudio fotográfico con su aprendiz (y amante) Tina Modotti. Muchos retratos y desnudos importantes fueron tomados durante su estancia en este país. También fue aquí donde artistas famosos como Diego Rivera, David Siqueiros y José Orozco, aclamaron al fotógrafo como el maestro del arte del siglo XX.

Tras su regreso a California, en 1926, Weston comenzó el trabajo por el que es más (y merecidamente) conocido: formas naturales, primeros planos, desnudos y paisajes.

Entre 1927 y 1930, realizó una serie de primeros planos monumentales de conchas marinas, pimientos y coles partidas en dos, resaltando las ricas texturas de sus formas escultóricas.

Se mudó a Carmel, California, en 1929 donde tomó la primera de muchas fotografías de rocas y árboles en Point Lobos.

Grupo f/64

En 1932 fundó el Grupo f/64 junto a Ansel Adams, Willard Van Dyke, Imogen Cunningham y Sonya Noskowiak.

Eligieron este término porque solían ajustar sus ópticas a esa máxima apertura con el fin de asegurar una nitidez extrema de la imagen tanto en primer plano como en la distancia.

Edward Weston Desnudos

Cuatro años después, inició la serie de desnudos y dunas de arena en Oceano, California, considerada a menudo de sus mejores trabajos.

Weston se convirtió en el primer fotógrafo en recibir una beca Guggenheim para trabajos experimentales en 1936. Después de ello, pasó los siguientes dos años tomando fotografías en el oeste y suroeste de los Estados Unidos con su asistente y futura esposa Charis Wilson. Algunas de estas fotografías fueron las que ilustraron en 1941 la nueva edición de «Hojas de Hierba» de Walt Whitman.

Última etapa

En 1946, el Museo de Arte Moderno de Nueva York presentó una gran retrospectiva de 300 grabados del trabajo de Weston. Fue ese mismo año cuando comenzó a experimentar síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Pero durante una década, en la que se encontró progresivamente más enfermo, estuvo supervisando la impresión de sus trabajos por parte de sus hijos, Brett y Cole. Su última foto la tomó en 1948, de Point Lobos.

En 1952 se publicó su Portafolio del 50 Aniversario con fotografías impresas por su hijo Brett.

Edward Weston falleció el 1 de enero de 1958 en su casa, Wildcat Hill, en Carmel, California. Sus cenizas fueron esparcidas en el Océano Pacífico en Point Lobos, el lugar en el que tomó su última fotografía.

Tina Modotti y Edward Weston

Las mujeres de Weston

La vida amorosa de Edward Weston podría dar para escribir una novela, aunque hemos optado por incluir una biografía menos literaria y más curricular, que al final es lo que nos interesa.

Sin embargo, no podemos obviar que estas mujeres tuvieron una fuerte influencia en el trabajo de Weston, tanto delante como detrás de la cámara, por lo que no sería justo hacer una mención a Tina Modotti, Margrethe Mather, Anita Brenner, Bertha Wardell o Sonya Noskowiak.

Estilo de Edward Weston

El estilo y obra fotográfica de Edward Weston se caracterizan por su enfoque en la forma y la textura.

Weston trabajó principalmente con fotografía en blanco y negro y se enfocó en la naturaleza muerta, los paisajes y los retratos.

Una de las características más notables de su trabajo es la atención al detalle en la composición y la selección de sujetos. A menudo fotografiaba objetos cotidianos, como conchas, verduras y frutas, pero los presentaba en una manera que les daba una presencia escultural y abstracta.

Mención especial requiere su famoso Pimiento Nº 30, el culmen de su serie de pimientos, con el que logró, a través de un fondo cónico, el resultado que buscaba y del que se enamoró a primera vista por cómo la luz envolvía el pimiento y la sensación de tridimensionalidad que le aportaba.

pimiento 30 de weston

En este vídeo puedes escuchar un análisis sobre esta fotografía y su relevancia:

Weston era conocido por su uso de la luz y la sombra para crear una sensación de profundidad y textura en sus imágenes. Además, sus retratos a menudo mostraban a sus sujetos con una honestidad cruda y sin adornos, lo que daba como resultado imágenes poderosas y evocadoras.

Sus desnudos también tienen una relevancia especial, considerados algunas de las imágenes más icónicas de la fotografía modernista. Weston se centró en la forma humana y la utilizó como un medio para explorar las cualidades formales de la fotografía.

Estos desnudos son famosos por su simplicidad y elegancia, con el acento en la belleza natural del cuerpo humano. Weston a menudo fotografiaba a sus modelos en poses estáticas y frontales, con un énfasis en la simetría y la armonía.

Además, al igual que hizo con sus pimientos y otros objetos cotidianos, utilizaba la luz y la sombra para resaltar las formas y los contornos del cuerpo humano, creando una extraordinaria sensación de profundidad y textura en sus imágenes.

edward weston desnudos

Su uso de la luz natural y el contraste le permitió crear imágenes que eran atemporales y clásicas.

Aunque en su momento fueron considerados controvertidos, hoy en día son reconocidos como ejemplos de la fotografía artística y han influido en generaciones posteriores de fotógrafos.

En general, el trabajo de Edward Weston ha sido altamente influyente en la fotografía modernista y su enfoque en la forma y la textura continúa inspirando a los fotógrafos de hoy en día.

Edward Weston: Obra

Veamos fotos de Edward Weston para entender lo que te acabo de contar en el apartado anterior:

Citas de Edward Weston

Las frases de los grandes fotógrafos nos ayudan muchas veces a entender su obra, a ponernos en su piel y comprender el por qué de sus imágenes o de su estilo. Estas son algunas de las frases más célebres de Weston:

A través del ojo fotográfico se puede ver el mundo bajo una nueva luz; un mundo en su mayor parte inexplorado y desconocido; un mundo que aguarda ser descubierto y revelado.

La naturaleza no debe plasmarse desde un punto de vista teñido de problemas psicológicos o sentimentales.

Disfruto más con las cosas ya compuestas que descubro en la naturaleza que con mis más bellas composiciones. Después de todo, seleccionar es otra forma de componer.

Ahora, para consultar las reglas de la composición antes de tomar una foto es un poco como la consulta a la ley de la gravedad antes de ir a dar un paseo. Tales reglas y leyes se deducen del hecho consumado, sino que son el producto de la reflexión.

Edward Weston

Libros de Edward Weston

Te dejo con algunas recomendaciones de libros de Edward Weston para que puedas conocer más a fondo su trabajo y disfrutar de su obra.

portada libro edward weston los primeros años

Edward Weston: The Early Years Los primeros años de Edward Weston sumergido en el movimiento pictorialista. Edición en inglés de 2018 con tapa dura y 208 páginas. Puedes conseguirlo por 45,50 €

desnudo portada libro weston

Edward Weston: Del desnudo al paisaje, una amplia retrospectiva. Publicado para acompañar una exposición en Módena que celebra la extraordinaria obra de Weston con más de 120 impresiones fotográficas originales. 152 páginas de edición en inglés. Disponible por 37,70 €.

portada libro edward weston

Edward Weston: 125 fotografías con 125 extractos escritos de los diarios de Weston que relatan su vida y sus viajes. Edición en inglés. 262 páginas encuadernadas en tela de lino. Puedes conseguirlo por 31,12 €

portada libro dinastía weston

Weston: Edward, Brett, Cole, Cara A Dynasty of Photographers Si sientes curiosidad por conocer el trabajo de la dinastía Weston, la mitad de los trabajos de este libro son de Edward, el resto de los demás Weston fotógrafos, sus dos hijos y su nieta. 128 páginas en inglés que puedes adquirir por 42,40 €

Espero que hayas disfrutado del artículo o que al menos te lleves una buena dosis de inspiración de uno de los más grandes e influyentes fotógrafos de la historia.

Puedes conocer más autores en el blog, como Lee Friedlander, Helmut Newton o Bill Brandt.

Si te ha gustado no dejes de compartirlo. ¡Gracias y hasta la próxima!