Fotografías cortesía de: Weston MacKinnon bajo Licencia de Creative Commons.

Flash para Pentax: 5 recomendaciones para iluminar tus fotografías

Si eres usuario de cámaras Pentax y quieres lanzarte al mundo de la luz artificial a través del flash externo, quédate porque te voy a dar unas cuantas buenas opciones para adentrarte en este mundo.

Antes de empezar, unos apuntes sobre qué vas a necesitar tener en cuenta a la hora de escoger un flash:

  • Número de guía: es la potencia del flash; su alcance. Cuanto mayor es el número guía, más potencia tiene el flash.
  • Cabezal móvil: es la forma en la que gira el cabezal, que te permitirá rebotarlo en diferentes ángulos.
  • Cabezal zoom: te permite adaptar el ángulo de destello en función de la distancia focal con la que estés trabajando.
  • Velocidad de reciclaje: es el tiempo que tarda el flash en recargar su potencia.
  • Velocidad máxima de sincronización: es la velocidad de sincronización del flash con respecto a la cámara.
  • Sistema TTL y/o manual: para entendernos, el primero sería el modo «automático» del flash, y otro el manual. En el primer caso, el exposímetro de la cámara realiza la medición y le comunica al flash la potencia de luz necesaria para que la fotografía resultante esté “correctamente expuesta”.
  • Precio: Establece un presupuesto máximo y no te muevas de él, si no te irás liando hasta el infinito 😉

Léete nuestra guía completa sobre todo lo que necesitas para escoger un flash para asegurarte de que eliges el que más se adapta a tus necesidades 🙂 Y dicho esto, te dejo con una selección de flashes para cámaras Pentax.

1. Neewer TT560

El flash Neewer TT560 es un flash sencillo ideal para iniciarte en el mundo del flash externo. Cuenta con un cabezal abatible tanto en sentido vertical como rotatorio en sentido horizontal. Cuenta con un número de guía 38 (GN38), una velocidad de reciclaje que ronda los 3″ y es muy ligero (286g).

Carece de pantalla trasera y no dispone sistema TTL, funciona a pilas, no tiene función zoom, y no funciona como maestro, pero por el precio que tiene y lo sencillo que es de utilizar, vale la pena echarle un vistazo. Puedes conseguirlo por solo 41,99 €.

2. Godox TT600

El Godox TT600 es un flash súper potente, con un número de guía de nada menos que 60 (GN60), cabezal rotatorio tanto vertical como horizontalmente, que además puede funcionar como esclavo y como maestro. También dispone de pantalla LCD, un zoom con una cobertura de 20-200 mm, y proporciona una velocidad de reciclaje de unos 2,6″.

No dispone de sistema TTL, pero sí de modo manual y multi (para fotografía estroboscópica), tiene un peso de 400g y no sincroniza a alta velocidad. Puedes conseguirlo por unos 66,00 €.

3. Yongnuo YN585EX

El Yongnuo YN585EX es un flash externo con una relación calidad precio buenísima. Cuenta con cabezal rotatorio con zoom, pantalla, sistema TTL y manual, sincronización de la cortina trasera, reducción de ojos rojos y un impresionante número de guía de 58 (GN58). Funciona a pilas.

Puedes encontrarlo en Amazon por unos 105,99 €.

4. Metz 52 AF-1

El Metz 52 AF-1 es un flash de gama media-alta con un número de guía 52 (GN52), un cabezal zoom con un rango de 24-105 mm, rotatorio en vertical y horizontal, funciona en TTL y en manual y como maestro y esclavo.

Dispone de una velocidad de reciclaje de alrededor de 3″, tiene una pantalla táctil iluminada, sincronización a alta velocidad, pesa unos 346g y funciona a pilas. Puedes encontrarlo por 249,90 €.

5. Pentax AF540 FGZ II

flash, pentax, flash externo

El flash externo Pentax AF 540 FGZ II es un modelo muy completo y compacto, con un número de guía de 54, cabezal con zoom y cabezal rotatorio tanto en vertical como en horizontal.

Además, incorpora el modo multi para fotografía estroboscópica, pantalla LCD, funciona como maestro y esclavo por infrarrojos, posee buenos acabados y robustez en su construcción; y sincroniza a alta velocidad, entre otras características.

Este flash externo puedes encontrarlo por unos 430,99 €.

Hasta aquí esta selección de flashes para cámaras Pentax. Espero que te allane un poco el camino en la ardua decisión que es siempre tener que comprar material fotográfico.

Recuerda siempre que el mejor flash es aquel adaptado a tus necesidades. De nada vale gastarse 500 Euros en un flash que no vas a utilizar más que en contadas ocasiones, o que va a resultar demasiado complicado para el uso que realmente piensas darle.

Igual que con unos zapatos, si te queda grande, mal, si te va pequeño, pues también mal 😉 Busca siempre el flash que se ajuste a tus necesidades de uso y seguro que acertarás.

Y con este consejo (que puedes aplicar a cualquier tipo de accesorio fotográfico o cámara que quieras comprar), te dejo, no sin antes pedirte que lo compartas con quien creas que pueda disfrutar de este artículo. Ah, y si tienes una Pentax y un flash favorito que no está en este listado, no dudes en compartirlo con nosotros en comentarios.

Gracias, nos leemos en el siguiente artículo 🙂 .

Las MasterClass de Mario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *