Cómo Fotografiar una Gota de Agua Sin Morirse de Desesperación

Todos hemos admirado alguna vez alguna foto de gota de agua. El agua puede ser un bello objeto de fotografía. Su brillo, su transparencia y las impredecibles formas que adquiere cuando rebota lo convierten en el objeto de deseo de muchos, profesionales y aficionados por igual.

¿Te gustaría poder capturar una gota de agua en su momento de máximo esplendor y libertad? Hoy te voy a explicar en 8 sencillos pasos cómo puedes fotografiar una gota de agua sin morirte de desesperación.

¿Por qué es tan difícil capturar una gota de agua?

Aterrizaje de una Gota de Agua
Aterrizaje de una Gota de Agua

No te escondo que fotografiar una gota de agua (haciéndolo bien) no es moco de pavo, puede ser uno de los trabajos fotográficos más difíciles, especialmente para alguien que esté empezando aún en la fotografía. El agua es transparente, y a tu cámara le cuesta enfocar cosas transparentes o que no tengan color (¿has intentado alguna vez enfocar a través del cristal de una ventana?).
Por otro lado nada se mueve más rápido ni más salvaje que el agua. Es imprevisible y su movimiento es muy rápido cual presa huyendo de su capturador.
Si quieres capturar una gota de agua sólo hay una forma: ser tú aun más rápido. ¿Quieres saber cómo? Vamos a ello.

Material necesario

Para capturar el rebote de una gota de agua vamos a necesitar el siguiente material:

  • Como es obvio, cámara de fotos réflex.
  • Una fuente de intensa luz: ventana en un día bien soleado, flash externo, softbox, o cualquier fuente de luz potente.
  • Cartulina que nos servirá de fondo.
  • Un vaso lleno de agua. A rebosar.
  • Algún objeto del cual el agua goteará dentro del vaso: puede ser una botella de agua con un pequeño agujero, un paño muy húmedo, o cualquier cosa que nos sirva para retener el agua y dejarlo gotear lentamente.
  • Trípode

Fotografiar una gota de agua en 8 pasos

Paso 1: Lo primero es configurar nuestro pequeño e improvisado estudio. Colocaremos la cartulina de fondo y delante de ella pondremos nuestro vaso de cristal lleno de agua hasta rebosar.
Consejo: Para no terminar con toda la escena encharcada de agua te recomiendo que pongas el vaso a su vez dentro de algún cuenco o recipiente ancho. De este modo las salpicaduras del agua no alcanzarán la mesa o el suelo.

Paso 2: Puedes producir el continuo goteo del agua de varias maneras: botella agujereada, paño mojado, etc. De hecho, te recomiendo que experimentes cualquier método que te venga en mente. En mi caso me funciona bien el método del paño empapado de agua. Esto lo tendrás que sujetar de alguna manera, así que o le pides a algún amigo que te lo sujete, o te buscas alguna forma de mantenerlo bien sujeto de forma que gotee justo encima del vaso de agua. Y ahora viene la parte importante, la configuración de la cámara.

Paso 3: Si tienes disparador remoto selecciona en tu cámara el modo de disparador remoto (si no lo tienes no hay problema, salta al paso 4), porque así se obtiene más precisión y la cámara tiembla menos.

Paso 4: Fuerza el flash o prepara tu flash externo o fuente de luz para tener la escena bien iluminada en el momento del disparo.

Paso 5: Monta la cámara encima de un trípode. Nos será útil para el paso 6.

Malenfoque
Malenfoque

Paso 6: Ahora haz una pruebas enfocando directamente el punto donde cae la gota de agua. Aunque la cámara tiene enfoque automático, te ruego no lo utilices. ¡¡No, caca!! Con el modo autoenfoque es muy fácil que tu cámara se equivoque y enfoque erróneamente el borde del vaso, el fondo, o cualquier otro elemento indeseado. Si lo quieres hacer bien tienes que enfocar tú mismo manualmente, tomar la medida del enfoque y dejarlo ahí. Recuerda, el punto de enfoque se pierde si la cámara se mueve de lugar, así que para no perder ese cálculo de enfoque la cámara tiene que mantenerse exactamente en el mismo punto todo el tiempo. Por eso te pedí en el paso anterior que sacaras tu trípode. (A la derecha te adjunto una foto que hice malenfocada a posta para que veas un ejemplo con malos resultados. Click para agrandar).

Paso 7: A continuación selecciona el modo Manual (en la mayoría de las cámaras réflex tiene símbolo «M») y ajusta la velocidad de disparo a 1/1000 y el diafgrama a f/8.
Truco: La velocidad de disparo tiene que ser elevada para así «congelar» el rebote del agua, sin embargo no hay una velocidad predeterminada y exacta, tienes que probar. Se supone que utilizas flash exterior o luz potente así que puedes experimentar con velocidades muy elevadas. Pero experimenta todo el tiempo.

Paso 8: Dispara. Dispara y dispara. Intenta capturar el encuentro de la gota de agua con el vaso. Verás que te cuesta al principio, pero después de unas cuantas fotos empezarás a sincronizar tu disparo cada vez mejor. Es muy importante sincronizar el disparo con el momento del rebote de la gota.

A continuación te añado una serie de consejos y trucos que te ayudarán a conseguir resultados impactantes:

  • La cartulina de fondo puede ser blanca, pero si puedes usar una de color, mejor, preferiblemente azul o amarilla, aunque cualquier color dará buenos resultados.
  • Si las fotos te salen oscuras prueba bajar la velocidad de disparo. Por ejemplo si a 1/1000 sale oscura, prueba con 1/600, y así poco a poco hasta que encuentres el punto justo. Cuidado, si bajas la velocidad demasiado al final no podrás congelar la gota.
  • Si en vez de agua te atreves con otro líquido de color, por ejemplo leche, obtendrás resultados espectaculares. El color impacta, pero procura que el fondo sea de distinto color.
  • Si dispones de un lente Macro úsalo. Triunfarás.
  • No dispares desde muy arriba. Prueba perspectivas laterales, centradas. Y sobre todo no te limites, dispara en horizontal y vertical.
  • No descuides el tema del enfoque. Es muy frustrante creer tenerlo bien enfocado y una vez en el ordenador descubrir que las fotos salieron desenfocadas.
Saplicaduras
Saplicaduras

Como ves, conseguir una buena foto de gota de agua puede parecer algo difícil pero te aseguro que en cuanto te lo plantees en serio y dispongas de los preparativos tal como te describo arriba obtendrás magníficos resultados. Lo más importante es tomarte todo el tiempo que te haga falta. Sin prisa. Si tienes preguntas déjalas abajo en los comentarios, y si animas y consigues alguna foto de gota de agua súbela al muro de nuestra página de Facebook.

Como siempre, si te ha gustado este artículo te agradecería un voto o recomendación.