El contraste es un recurso compositivo como pocos. Te sirve para potenciar tanto tus imágenes en color como tus imágenes en blanco y negro.

Es un componente esencial que te ayudará a explicar una historia, a destacar a tu protagonista, a guiar la mirada y transmitir una sensación. Es, en definitiva, un elemento de una riqueza visual muy completo en fotografía.

Cuando pensamos en contraste, a menudo pensamos en esas imágenes con unos negros y blancos muy puros y cierto, lo es. Pero también hay muchísimas otras formas de contrastar tu imagen.

Vamos a verlas rápidamente:

Tipos de contraste

Estos son algunos de los tipos más utilizados.

  • Forma: cuando tenemos formas muy diferenciadas la una de la otra, o cuando tenemos un patrón rítmico y lo rompemos con un elemento totalmente diferente (como por ejemplo una forma redonda en medio de unas líneas verticales), estamos trabajando el contraste por forma.
  • Luminosidad: la diferencia entre luces y sombras es uno de los tipos de contraste más conocidos y utilizados. La luz ayuda de forma mágica a crear una atmósfera y un ambiente únicos en la imagen.
  • Color: los colores complementarios son los que se sitúan de forma opuesta en el círculo cromático y los que más contrastan.
círculo cromático
  • Escala: el tamaño de los elementos de la fotografía también puede proporcionarte una buena opción para crear contraste entre grande y pequeño.
  • Significado: la vejez y la niñez, el rico y el pobre, la alegría y la tristeza… todos esos significados opuestos en una imagen crean un contraste de significado.
  • Textura: las texturas también podemos utilizarlas para contrastar la imagen. Una rugosa y una lisa, como por ejemplo un tronco retorcido en medio de la arena fina de una playa, pueden ayudarte a central el interés allá donde más destaque la textura.

Aquí tienes un completísimo artículo sobre el contraste fotográfico que te recomiendo que leas para acabar de ver todas las posibilidades del contraste fotográfico.

Galería

Dicho esto, he seleccionado algunas imágenes de contraste para que veas lo que puede dar de sí el jugar con este recurso en las imágenes.

Antes de continuar, una cosa rápida que te podría interesar: acabamos de lanzar FOTOGRAFÍA SIN SALIR DE CASA, un nuevo formato digital con el que ponemos a tu disposición 101 ejercicios de fotografía que podrás practicar desde la comodidad de tu casa. Ahora que estamos de confinamientos y con esta situación un poco rara, quizás quieras echarle un vistazo (disponible aquí).

Dicho esto, volvemos al asunto...

Verás fotografías totalmente diferentes que han utilizado algún tipo de contraste en sus composiciones. Algunas con contraste de color como rosa y verde o amarillo y azul, otras por escala, otras por la diferencia entre las luces y las sombras, otras por forma, e incluso verás algunas que es posible conseguir contraste con el movimiento.

Espero que las disfrutes, pero sobre todo que te inspiren alguna gran fotografía. Clica para agrandar y disfrutar de la experiencia a lo grande 😉 .

Espero que reboses inspiración al terminar de leer este artículo, porque de eso se trata 😉 . Como espero haberte demostrado a través de las imágenes el contraste fotográfico da para mucho y sirve como una herramienta muy útil para cualquier tipo de fotógrafo y de fotografía.

Tanto para los que veis el mundo en color, como los que lo percibís en blanco y negro, para los que alucináis con líneas, como para los que veis texturas en todas partes. Para fotografía publicitaria, nocturna o para retrato. Vale para todo.

Así que procura tenerlo siempre en cuenta a la hora de componer tus imágenes 🙂 .

Ojalá este artículo-galería te haya resultado útil e inspirador. Si es así, trata de inspirar a más gente compartiéndolo en alguna de tus redes sociales favoritas ( o en todas 😉 ).

Muchas gracias por estar siempre aquí. Nos leemos.