Fotografía cortesía de slimmer_jimmer bajo licencia Creative Commons

Qué es un Filtro Polarizador y Para Qué Sirve

La utilidad de los filtros polarizadores sólo la conoce quien tiene uno. Es imposible conocer su utilidad y no querer hacerse con uno o dos.
Si tu equipo fotográfico todavía no cuenta con uno de estos filtros, necesitas leer el artículo de hoy. En él te daré algún ejemplo de la utilidad de estos pequeños chismes.

¿Qué es un filtro polarizador y para qué sirve?

Es eso, justamente: un filtro. Se coloca en el extremo del objetivo (intermediando entre la escena que vamos a fotografiar y el cristal del objetivo), y sirve principalmente para 2 cosas:

  • Reducir los reflejos en algunas superficies metálicas, de cristal o de agua.
  • Realza el azul del cielo en contraste con el blanco de las nubes.
  • Puede tener más situaciones de utilidad pero principalmente se usa para las dos situaciones anteriores.

Ejemplos de fotos hechas con y sin filtro polarizador

Aquí te dejo un par de ejemplos para ilustrar el poder de los filtros polarizadores.

En la siguiente imagen, utilizando un filtro polarizador nos deshacemos del molesto reflejo del sol sobre el coche:

Coche con y sin filtro polarizador
Coche con y sin filtro polarizador

Otro ejemplo de uso muy frecuente de estos filtros es el cielo, que sale mejorado y con un color azul mucho más intenso:

Cielo con y sin filtro polarizador
Cielo con y sin filtro polarizador

Filtro polarizador: tipos, marcas y calidades

Hay dos tipos de filtros polarizadores: los circulares y los cuadrados (llamados también lineales). Lo más común, práctico y fácil de encontrar son los filtros circulares. Se acoplan al objetivo mediante una rosca y no estorban en absoluto. Incluso cuando estamos en modo autoenfoque el filtro sigue el movimiento de la parte del objetivo encargada del autoenfoque.
Los lineales presentan la desventaja de que muchas veces se mueven (¿se caen?) con el movimiento del autoenfoque.

Filtros polarizadores los hay de todas las marcas y calidades, lo notarás en la amplia gama de precios 😉 Aunque tampoco hay que irse hasta uno de 150 euros. Un polarizador de la marca HOYA de 52mm de diámetro te podría costar unos 20 euros de media y puedes esperar de él muy buenos resultados.
Ah, muy importante. Fíjate en el diámetro de tu objetivo antes de irte a comprar uno de estos filtros. De lo contrario podría quedarle demasiado grande/pequeño al objetivo.

Esto todo por hoy. Ya sabes, si te quieres tomar la fotografía de exteriores en serio, no te puede seguir faltando un buen filtro de estos.

P.D.: Existen otros tipos de filtros, como el de densidad neutra, protectores, o de colores. En el siguiente artículo hablo más extensamente de todos los tipos de filtros que hay.

eBook Fotógrafo Viajero