¿Sabías que existe una opción para aumentar considerablemente la distancia focal de tu objetivo sin hipotecarte de por vida? Amante de las distancias focales largas, voy a contarte la solución que estabas esperando, se trata del teleconvertidor. Un accesorio que se acopla entre la cámara y el objetivo y que hace magia. Sí, sí magia, multiplica la focal de tu objetivo, por ejemplo, puede lograr que un 300 mm se convierta en un 600 mm. Te pica la curiosidad, ¿cierto? Se abren nuevas posibilidades ante tus ojos, ¿a que sí? Pues por eso te lo cuento ;). Vamos a verlo con detalle.

¿Qué es un teleconvertidor?

Aunque ya te lo he adelantado, el teleconvertidor es un dispositivo cilíndrico formado por varias lentes que se coloca entre la cámara y el objetivo para aumentar el rango focal, o lo que es lo mismo, acercarte más a la escena. Si aún te pierdes cuando hablamos de focales o distancia focal, antes de seguir no te queda más remedio que leer este artículo. Ahora ya podemos continuar ;). El teleconvertidor también se conoce como duplicador, multiplicador de focal, ampliador, teleplus… y su misión es multiplicar la distancia focal de tu objetivo. Los hay de varias potencias, normalmente suelen ser de 1.4x, 2x, es decir, multiplican la distancia focal de tu objetivo por ese número. Si tienes, por ejemplo, un 200mm y acoplas un teleconvertidor de 1.4x, se convertirá en un 280mm, en un 400mm si es un 2x.

Ventajas

Entre las principales ventajas encontramos, además de aumentar la focal, hacerlo a un precio mucho más bajo. Sale más económico comprar un objetivo de menor distancia focal y un duplicador que uno con la distancia focal a la que puedes llegar con este conjunto. Por otro lado, también se formará un conjunto de menor peso. Los teleobjetivos pueden llegar a pesar mucho, la opción de los duplicadores es mucho más ligera. La distancia mínima de enfoque se mantiene lo cual es una ventaja enorme, muy especialmente en fotografía macro, que más adelante te contaré más en detalle respecto al macro y el teleconvertidor.

Inconvenientes

Existe la magia pero no los milagros ;). Así que algún inconveniente tendría que haber… Vamos a verlos:

El primer inconveniente es la pérdida de luminosidad. Al colocar un teleconvertidor pierdes un paso de luz (si es un 1.4x) o dos pasos (con un 2x). Esto significa que, si estás utilizando, por ejemplo, un objetivo con máxima apertura f/5.6 te quedarás con una apertura máxima de f/8 o de f/11 según uses un 1.4x o un 2x.

Otro inconveniente es la pérdida de nitidez y la disminución de contraste. Ten en cuenta que estás poniendo unos cristales delante de tu objetivo. Una lente que ha sido construida para un uso algo más genérico que tu objetivo, al final eso se nota y resulta mucho más notable en largas distancias. En macro es menos visible. Tal vez esto no sea un factor importante para ti y prefieres llegar más lejos aunque se te quede calidad en el camino. Para eso están las múltiples posibilidades que se nos ofrecen ;). Y si estás pensando que te puede servir igual el aumento ampliando o recortando la foto, ya te aviso que no. Puede que pierdas calidad con el duplicador, pero nunca llegará a los niveles de hacer una ampliación de recorte en el editor ;).

Consideraciones

Es importante, a la hora de buscar un teleconvertidor, que mires bien si es o no compatible con el objetivo al que lo quieres acoplar. Ten también en cuenta el hecho de que, a veces, los duplicadores no son capaces de optimizar el motor de enfoque del objetivo. Infórmate bien de ambos aspectos antes de comprar uno. Que sean de la misma marca no garantiza que te funcione el motor de enfoque.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tema calidad. Estás poniendo algo delante de tu objetivo, así que si se trata de un objetivo de gran calidad, en el que te has gastado una pasta para tener la mejor calidad, procura que el duplicador que te compres esté a la altura ;).

También has de saber que algunos fabricantes diseñan sus convertidores para una óptica concreta para minimizar la merma de calidad.

Teleconvertidores y objetivos macro

Lo primero que uno puede pensar es en ¡qué guay! Puedo tener un super teleobjetivo para fotografiar fauna, aves o jugar a ser paparazzi. Ahora bien, no podemos olvidar la opción de teleconvertidores en la fotografía macro. ¿Por qué? Porque sin cambiar la distancia mínima de enfoque, como te he comentado antes, aumenta la magnificación del motivo. Es decir, puede llegar a duplicar el tamaño de éste. Otro aspecto a tener en cuenta es que la pérdida de calidad en estos casos es mucho menos visible que con distancias largas. Además, ofrecen mejor calidad que los anillos de inversión.

Por otro lado, si los comparas con los tubos de extensión, con estos se pierde menos calidad que con los teleconvertidores, sin embargo, te tienes que acercar más al bicho y no siempre es posible o recomendable ;). Estos dos accesorios se podría decir que son más bien compatibles que comparables.

Macro con teleconvertidor

Duplicadores digitales

Hasta ahora te he hablado de duplicadores ópticos, pero existen también teleconvertidores digitales, especialmente para cámaras bridge y compactas. Sin embargo, tengo que avisarte que lo que hacen es como una ampliación en el editor a través del recorte. Imagina que con tu teléfono móvil haces zoom, es lo mismo que si amplias una foto. Va perdiendo calidad conforme aumentas esta. Para eso no necesitas duplicador ;). Puestos a poner uno, que sea óptico.

Marcas

Si bien las grandes marcas como Canon o Nikon tienen sus propios teleconvertidores, existen otras marcas como Kenko, Yonguno o Sigma que también fabrican teleconvertidores compatibles. No tienen la misma calidad pero muchas veces el bolsillo es el que manda… Tenlas en cuenta a la hora de hacer tu compra. En Amazon puedes encontrar de distintas marcas y precios.

Aquí te dejo con algunos ejemplos, pero recuerda, asegúrate de que compras uno compatible con el objetivo al que lo vayas a acoplar.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te haya sido de utilidad y hayas descubierto nuevas posibilidades fotográficas. Si ha sido así, no olvides compartirlo en tu red social favorita para que otros también las descubran. Gracias y hasta pronto.

eBook Modo Manual

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.