Consigue retratos Fáciles e Impresionantes con este sencillo truco

Existe un truco muy simple con el que puedes hacer retratos fáciles y a la vez que tus fotografías parezcan profesionales aunque no seas un fotógrafo profesional especializado en el tema. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo 😛

Cuando compramos una cámara réflex por primera vez normalmente estamos empezando un laaaaargo y arduo camino de aprendizaje que llevará su tiempo, pero existen ciertos trucos fáciles de seguir y con los que podemos ir obteniendo sorprendentes resultados inmediatos, como el truco de hoy.

El ejercicio (hiperfácil) de hoy se llama «Profundidad de Campo». No quiero entrar en detalles técnicos sino que simplemente te voy a dar los pasos exactos que has de seguir para conseguir este efecto sin perder de vista nuestra meta principal: retratos fáciles. El objetivo es conseguir un retrato (o foto de un motivo cualquiera, también vale) en el que el sujeto salga enfocado, muy muy nítido, mientras que el fondo esté desenfocado.

Esta técnica es muy frecuente entre fotógrafos profesionales cuando realizan retratos o fotografías en las que se quiera realzar el valor de un objeto. El hecho de tener al sujeto MUY enfocado y el fondo detrás de él muy desenfocado hace que la mirada del espectador se dirija directamente al sujeto, otorgándole toda la atención y protagonismo.

6 pasos para conseguir retratos fáciles e impresionantes

Modos/Dial Cámara Réflex
Modos/Dial Cámara Réflex
  1. ¿Sabes manejar el modo de Prioridad de Apertura? Si es así, ve al paso 2, de lo contrario sigue leyendo.
    • Para controlar el modo Prioridad de Apertura: simplemente en el dial de modos de tu cámara escoge el modo siguiente:
      • Si tienes Nikon escoge el modo «A».
      • Si tienes Canon escoge el modo «Av».
      • Para Sony sería el modo «A».
      • Las cámaras Pentax lo tienen como «Av».
  2. Una vez tengas el modo correcto seleccionado gira el dial de control (El dial de control es otro botón, ¿no sabes dónde está? Muy fácil, haz clic en la marca de tu cámara y te lo enseñaré ahora mismo: Nikon; Canon; Sony y Pentax).
    • Si en el paso 1 has seleccionado correctamente el modo A (o Av), ahora a medida que vayas girando el dial de control verás un número cambiar en la pantalla de tu cámara, con el símbolo f/ . ¿Me sigues? Bien, ese valor por favor redúcelo al máximo. Se te quedará sobre f/5.6, tal vez f/3,5 ó por ahí, lo importante es que gires el dial de control hasta que el valor f/ no pueda bajar más.
  3. Ahora sube la distancia focal de tu objetivo al máximo. Si tienes un objetivo 18-55mm ponlo en 55, si es de 55-200mm elige 200.
  4. Enfoca a un amigo, a tu esposa, a tu sobrino o la abuela, pídele que esboce una pequeña sonrisa y… dispara.
  5. Este paso es el más importante: APLICA ESTE TUTORIAL. Sí, así es, no sirve de nada que hayas leído hasta aquí si al final no lo aplicas. Ya has visto lo fácil que es, así que por favor, no lo dejes enfriar. Practica ahora mismo.
    • Recuerda que sólo cuando practicamos algo es cuando se nos queda bien grabado.
  6. Disfruta.

Evidentemente lograr muy buenos retratos fáciles requiere que cuidemos varios aspectos que a buen seguro te explicaré en futuras ocasiones, pero el de hoy ha sido un truco ameno y fácil de conseguir que te he querido contar rápidamente.

Espero que lo disfrutes. Además, si acabas de adquirir tu primera cámara réflex entonces ¡enhorabuena! Esta habrá sido una de tus primeras incursiones en el modo manual, el cual te iré explicando en próximos artículos y gracias al cual irás logrando auténticas virguerías.

Lo dicho, disfruta del tutorial. Ah, y como siempre, si conoces a alguien con cámara réflex a quien esto le pueda resultar útil, te suplico se lo recomiendes 😉

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato